The Death Mage Who Doesn’t Want a Fourth Time (NL)

Volumen 1

Capítulo 4: El Pueblo de los Ghouls

Parte 7

 

 

“¡¡Salud!! ¡Por nuestra gran anciana y por nuestro benefactor!”

“¡Maldición! ¡Me encanta demasiado la carne que nuestro benefactor nos regaló!”

La aldea Ghoul se encontraba en lo más profundo del nido demoníaco y también estaba en medio de una gran celebración por el rescate de su gran anciana, Zadiris, esta aldea estaba custodiada y administrada por Vigaro, el jefe de sus guerreros y el próximo jefe de la aldea.

La aldea de los Ghouls era mucho más grande y más civilizada de lo que Vandalieu se había imaginado.

Los árboles de esta mágica tierra habían sido cortados en forma cuadrada y alineados con viviendas tipo pozo con techos elaborados de hojas de los mismos árboles, el lugar parecía más una parte del bosque que una aldea.

Vandalieu llegó a preguntarse si de verdad la humedad podía mantenerse a raya debido a la forma de las viviendas, pero este sitio no era el verdadero Amazonas o un sitio con un clima subtropical.

Luego, observó sus fuentes naturales de agua dulce que consistían en pozos profundos cavados, también observó campos de cultivos primitivos cuyas escalas eran las de un jardín de cocina. Además, había oído que la aldea incluso tenía una cervecería donde la savia obtenida de las plantas circundantes era fermentada para preparar licor, y también era el sitio donde procesaban todos los alimentos que obtenían de la caza.




La vida de los Ghouls era como las minorías étnicas que vivían internadas en los bosques, y que Vandalieu había visto en los programas de televisión en la Tierra. Como mínimo, podía concluir que esta comunidad era mucho más culta y productiva que la de los goblins, kobolds y otros demonios que dependían completamente de la caza y la recolección.

(Y creo que viven una vida mucho más humana que la que yo hubiera podido vivir en alguna de mis vidas anteriores.)

Vandalieu, que había estado confiando en la caza y la recolección, incluyendo los suministros saqueados de los bandidos, pensó que era una buena idea establecer este tipo de base estable en su vida, se había dado cuenta una vez más al observar la aldea de los Ghouls que un lugar estable era muy importante. Cuando una persona tenía suficiente comida, vestimentas y refugio, era cuando podía vivir como ser humano por primera vez.

Ahora los Ghouls se encontraban celebrando un gran banquete con la carne y el vino de los bandidos que Vandalieu les había dado, ya que eran cosas que al final no terminó necesitando tanto como esperaba.




El número de los presentes era de unos cien Ghouls. También se habían unido diez guerreros que habían pasado varios días cazando goblins, por lo que el número podía seguir aumentando un poco más. Vandalieu no estaba familiarizado con la ecología de los demonios, pero no le era difícil imaginar que esta debía ser una de las aldeas más grandes en el interior de este nido demoníaco.

Un punto importante estaba en que el líder de ese grupo de guerreros cazadores de goblins era la hija menor de Zadiris. Según escuchó, ella parecía haber sido bendecida con el talento de un guerrero en vez del talento mágico, aun cuando era una mujer.

Los Ghouls machos con cabezas de león y brazos más largos que sus piernas, y las mujeres Ghoul que, a excepción de sus pieles gris-marrón, no se diferenciaba mucho de las mujeres humanas, celebraban un banquete en honor a Vandalieu por ayudar a Zadiris y proporcionarles carne y vino, y además por darles un festín con su comida a toda la aldea. La escena fue suficiente para que Vandalieu pensara, ‘Hice algo bueno’.

Incluso cuando se acabó la carne, la impresión que tuvieron de él no cambió.

Después de todo, las comidas eran mejores cuando todos se reunían.

“Vandalieu, come tú también”.

Vigaro le ofreció un pincho de carne bien asada, pero Vandalieu lo rechazó negando con la cabeza.

“Me hace sentir un poco incómodo tener que comer carne humana”.

Sí, la carne que Vigaro y los demás estaban asando en sus brochetas e hirviendo en guisos con hierbas para comer pertenecía a los cinco aventureros que Vandalieu había asesinado cuando rescató a Zadiris. En otras palabras, era carne humana real.

Si bien el aspecto de los Ghouls era diferente de la imagen que Vandalieu había tenido de ellos, como la de no pertenecer a la raza de los no-muertos, su rasgo de comer carne humana sí era cierto.

“¿En serio? Pero creo que es mejor que las patas de ranas venenosas, ¿Hmm?”

Vigaro inclinó su cabeza mientras miraba las patas de rana venenosa que Vandalieu estaba comiendo, pero antes de que insistiera, Zadiris que estaba a su lado lo regañó.

“No seas tan insistente, Vandalieu es un dhampiro, puede beber su sangre pero no quiere comer su carne”.

“¿De verdad? Entonces, ¿Qué tal un trago?”

“¿Pero qué dices? Vandalieu sólo tiene un año. El licor sólo puede envenenarlo. ¡¿Acaso pretendes que se siente y aprenda habilidades de resistencia durante el banquete?!”

“¡¿Un año?! ¿De verdad? Creí que sólo era un tipo pequeño que en realidad era mucho mayor que yo”.

La sorpresa hizo que Vigaro abriera mucho los ojos, pero observando el comportamiento y las palabras de Vandalieu no era de extrañar que pareciera haber vivido mucho más tiempo del que aparentaba. De hecho, sería muy natural pensarlo.

“Bueno, es un niño que puede utilizar su magia para domar no muertos y derrotar a cinco aventureros. No es de extrañar que hayas creído que sea un adulto con sólo un cuerpo pequeño.”

“¿Verdad que sí? Entonces es un joven de sólo un año”.




““Pero no lo puedo entender””  

Zadiris y Vigaro negaron con sus cabezas mientras se quejaban alineando sus voces. Al mismo tiempo el propio Vandalieu pensaba, ‘Supongo que lo soy’, así que no le importó su confusión.

De hecho, excepto por su magia y los no-muertos que lo acompañaban, nadie que mirara al actual Vandalieu pensaría que es un ‘niño inocente’. Sus ojos no contenían emociones ni vitalidad, y una extraña presencia se emitía de él. Su cabello había crecido mucho y no estaba bien peinado, ya que Darcia había sido asesinada cuando sólo tenía seis meses, y lo que llevaba era más un conjunto de trapos que de ropa.

No importaba cuánto alguien tratara de verlo favorablemente, su aspecto coincidía más con el de un fantasma.

“Gran anciana, ¿También podemos saludar a nuestro benefactor?”

“Por favor, por favor.”

Sin embargo, la impresión que las mujeres Ghoul habían tenido de él no parecía ser la misma. Algunas mujeres Ghoul miraban a Vandalieu con sus ojos llenos de brillante interés.

Al ver sus miradas, Vandalieu parpadeó sus propios ojos. Estaba realmente sorprendido, ya que nunca había ganado la aceptación de nadie más que la de un espíritu en su vida.

“Estas son las chicas más jóvenes de nuestra aldea, y yo me he estado encargando de enseñarles algunas cosas”.

Las mujeres que Zadiris le había presentado ciertamente parecían ser jóvenes. La mayoría de ellas parecían tener alrededor de unos veinte años o estar en plena adolescencia. Sin embargo, Zadiris, que era llamada gran anciana por ellas, tenía un aspecto incluso más joven.

“¡Gracias por ayudar a la gran anciana Zadiris!”

“Es tan lindo, mira su cabello parece una melena”.

“Sus ojos son hermosos, cada uno tiene un color diferente”.

Pero mentalmentelas chicas parecían ser mucho más jóvenes que Zadiris. Tan pronto como se las presentó, levantaron a Vandalieu y comenzaron a luchar por él.

“Oigan, oigan, no pueden ser tan rudas con él”.

A Vandalieu lo habían agarrado por las piernas y lo levantaron al revés, lo que era un tratamiento bastante rudo para un niño de sólo un año. Sin embargo, gracias a que Vandalieu era un dhampiro ya poseía un cuerpo más resistente que el de un hombre adulto, así que le pareció bien.

Aunque a él le pareciera bien, sería normal que también se sintiera incómodo al ser tratado así. Pero Vandalieu, no se sintió en lo más mínimo ofendido por su ruda bienvenida.

(¿Eh? ¿Esto podría ser…? ¿Me he vuelto popular?)

Vandalieu nunca antes había coqueteado con el sexo opuesto en sus vidas anteriores. Pero en esta tercera vida, y por primera vez, sintió que había llegado su momento para ser popular. Los pensamientos de Vandalieu se habían detenido allí, por lo que estaba más que lejos de enojarse por la rudeza del tratamiento de las chicas.

Las mujeres Ghouls eran todas chicas hermosas y con muy buenos aspectos, y todas vestían de manera muy expuesta debido a que tenían su aldea en un nido demoníaco que era como una jungla. Incluso los hombres humanos asomarían sus narices ante la oportunidad de apoderarse a una de ellas.

El hecho de que también comieran carne humana era algo sobre lo que Vandalieu no tenía que preocuparse.

“Mi nombre es Vandalieu. Es un placer conocerlas”.

A Vandalieu no le importaban los otros pequeños detalles.

Cuando lo pensó bien, aquellos aventureros no estaban atacando e intentando violar a una niña humana a la que luego tratarían de vender como esclava. Ellos estaban atacando a Zadiris, alguien cuya raza era reconocida verdaderamente como un demonio.

Por supuesto, para la sociedad hubiera sido ilegal la trata de chicas humanas, pero con Zadiris hubieran recibido un cargo por ‘traer al pueblo un demonio que no domaron’, así que el propósito de la ley era prohibir la venta ilegal de chicas humanas, al igual que en la Tierra.

En el momento que Vandalieu atacó, esos aventureros sólo tenían en sus mentes que iban a violar a una hembra perteneciente a una raza demoniaca, no una humana. Por lo que eso no sería considerado un crimen ni nada parecido. ¿Qué nación del Imperio Armid aplicaría una ley que dijera ‘Prohibido violar y humillar a una hembra demonio’? Bueno, en realidad podrían hacerlo para prevenir la propagación de alguna enfermedad extraña.

Éticamente, las aventureras y recepcionistas de los gremios fruncirían el ceño y despreciarían a los aventureros masculinos capaces de hacer eso. Pero no dirían nada, ya que no iba en contra de las reglas. 

En primer lugar, los aventureros existían para deshacerse de los monstruos y demonios, y proteger a las personas. Y aunque los Ghouls tenían sus raíces en la Diosa Vida, fueron clasificados como demonios en el Imperio Armid y sus naciones vasallas.

Así que para la sociedad del Imperio Armid no había nada de ilegal en violar a un demonio hembra antes de matarla.

Por lo tanto, el acto de Vandalieu de asesinar a los aventureros, y después despojar sus cadáveres de sus equipos, sí sería considerado como un atroz ataque de un demonio.

Sin embargo, cuando Vandalieu lo pensó un poco más solo podía responder, ‘¿Y qué está si mal?’

Y eso era debido a que Vandalieu era un Dhampiro. Un ser que en el Imperio Armid y en sus naciones Vasallas se clasificaba como un ‘demonio’, algo que no estaba ni cerca de ser un humano.




En otras palabras, para la sociedad del Imperio él no era diferente de los Ghouls. Por lo que todos eran vistos como seres que sólo sabían cómo atacar y dañar a los humanos.

Entonces, ¿Qué tenía de malo atacar a un grupo de aventureros descuidados, matarlos, y saquear sus equipos y luego servirlos como carne en un banquete?

Para Vandalieu, esos aventureros no eran diferentes de los goblins o las cosas tóxicas. Así que, ¿Por qué tendría que preocuparse? Sus vidas no eran un asunto que le concerniera o le causara preocupación.

Si Vandalieu hubiese tenido la intención de quedarse dentro de la esfera de influencia del Imperio y tratar de proteger sus ‘derechos humanos’ como un dhampiro, entonces hubiera tenido que tener mucho cuidado. Pero como no tenía esa intención, ni siquiera se iba a lamentar por ellos, eso hubiese sido una molestia.

Vandalieu no pensaba así por el hecho de que los Ghouls lo hubiesen recibido tan acogedoramente, sino porque ellos habían sido más receptivos y amistosos que los humanos. Incluso pensó que si de haber sabido que los cadáveres de los aventureros los hacían así de felices, habría guardado todos los cadáveres de los bandidos. Al final pensó en hacerlo para una próxima ocasión.

Vandalieu pudo reflexionar en todo eso mientras lo mantenían en el aire.

“Ojalá mi hijo fuera tan fuerte como Vandalieu. Ya tiene treinta años y aún no está listo para dejar a sus padres”.

“Oye, ¿Puedes darle una palmadita a mi estómago? Quiero que el bebé que estoy esperando nazca tan fuerte como tú”.

“Hola, me llamo Birde. Si mi próximo hijo nace varón, ¿Puedo ponerle tu nombre?”

En un instante todo se fue cuesta abajo de un solo golpe. Aparentemente todas las chicas que le habían presentado ya eran madres, o lo serían pronto. Vandalieu no se había dado cuenta de eso, porque todos sus vientres continuaban planos.

No es que Vandalieu hubiera pensado en tener ese tipo de relaciones con ellas, no, tampoco es lo que estaba esperando. Después de todo, solamente tenía un año de edad, así que no había ninguna forma de que pudiera siquiera comenzar una relación de pareja. Sin embargo, podía sentir como su estado de ánimo se reducía impotentemente.

Al mismo tiempo, Vandalieu pensó, ‘¿Qué pasa conmigo que me decepciono por tal cosa?’ Se molestó tanto consigo mismo que incluso se olvidó del suceso donde derrotó a los aventureros.

“¡Ja! ¡Déjenlo, el niño ya debe sentirse cansado y decaído!”

Por su estado de ánimo, Vandalieu debía verse bastante decaído.

Los Ghoul eran demonios de al menos rango tres. Poseían una mayor inteligencia y habilidades sociales que otras razas de demonios como los goblins, orcos, kobolds y otros demonios subhumanos, y su aspecto difería enormemente según su género.




Todos por igual tenían ojos amarillos y la piel marrón grisácea, eran fuertes, secretaban veneno paralizante por sus garras, y preferían comer carne. Además, eran muy resistentes a los venenos y al dolor, y su vitalidad era muy vigorosa.

Los machos de la raza tenían una cabeza de león y eran excelentes como guerreros, especialmente su poder de combate y su veneno paralizante, que era mucho mayor que el de las hembras.

Por otro lado, las hembras de la raza generalmente tendían a poseer aspecto de mujeres hermosas, y aunque eran inferiores a los machos en sus capacidades físicas, muchas de ellas poseían excelentes aptitudes mágicas y a menudo podían utilizar magia básica con facilidad.

Sin embargo, eso no quería decir que no hubiera hembras con excelentes capacidades como guerreras y machos con excelentes aptitudes mágicas.

Los Ghouls también podían realizar rituales especiales donde transformaban cadáveres humanos en miembros de su raza.

La raza de los Ghouls incluso tenía especies de rango superior como el ‘Ghoul Guerrero’, el ‘Ghoul Berserker’, el ‘Ghoul Mago’, entre otros, y en el pasado se habían identificado y confirmado la existencia de especies aterradoras como ‘Ghouls Tiranos’ y el ‘Mago Ghoul Anciano’, que pertenecían un rango mucho mayor.




“…Esta es toda la información que conozco sobre estos demonios… ¿Planeas quedarte hasta la primavera en esta aldea de Ghouls?…”

“Sí mamá. Además, los Ghouls no son los no-muertos que yo me imaginaba, sino algún tipo de vampiros, que poseen un linaje proveniente de la Diosa Vida”.

Vandalieu le respondió a la expresión preocupada de Darcia con su habitual expresión en blanco.

“…Pero es por eso que estoy más preocupada. Si fueran no-muertos tus habilidades podrían hacerlos completamente amigables, ¿Pero y si no se comportan todo el tiempo así? ¿Qué pasa si la aldea llega a tener hambre y deciden comerse a mi pequeño Vandalieu?…”

Para Darcia, que acababa de despertarse y que no había visto a Zadiris y a los demás en persona, la preocupación que sentía era perfectamente legítima.

“Creo que todo estará bien. Tal vez. Al menos no he sentido en ningún momento una ‘Sensación de Muerte’, es igual a cuando me escabullí en Evbejia”.

Vandalieu no había sido ‘simplemente aceptado’ por los Ghouls cuando le mostraron su actitud amistosa, sino que lo habían aceptado completamente en su aldea.

De hecho, ni Darcia ni el propio Vandalieu se habían percatado de que su habilidad [Atracción del Atributo Muerte] funcionaba igual de bien con demonios como los Ghouls.

“Además, todavía necesito un lugar en donde esperar la primavera de forma segura. Y Zadiris y los demás de la aldea ya me dijeron que puedo quedarme todo el tiempo que quiera”.




Había sido el mismo Vandalieu el que se había acercado a los jefes de la aldea y les había preguntado si se podía quedar hasta la primavera, el hecho de que se quisiera quedar había sido algo ampliamente aceptado por los jefes de la aldea. Sus habilidades basadas en el encanto y la carne que había regalado le habían traído resultados geniales.

“Por otro lado, también quiero que Zadiris me enseñe muchas cosas antes de que llegue la primavera”.




“…¿No estaría bien que esperaras hasta llegar al Reino Orbaum?… No tienes que decidir ahora, ¿Verdad?…”

“De hecho sí, he descubierto que surgirá un problema cuando me den una tarjeta de identidad en el gremio”.

Vandalieu pasó su mirada por las cinco tarjetas del gremio que había colocado en la parte trasera del carruaje, ya que el espacio se había vuelto más amplio después de deshacerse del vino que había conseguido de los grupos de bandidos. Esas tarjetas pertenecían a los aventureros que había asesinado, en ellas estaban sus nombres y su identificación como aventureros de rango D.

Él claramente planeaba deshacerse de ellas luego, pero antes había escuchado información muy importante de los espíritus de los aventureros, así que necesitaba realizar una pequeña investigación antes de eliminarlas.

Las tarjetas del gremio tenían una función que le permitía mostrar su estado a otros. Esto era algo muy especial, ya que el estado de alguien no podía ser revisado a menos que se utilizaran objetos mágicos poderosos o magia muy especial.

Sin embargo, la primera vez que se elabora una tarjeta de identificación del gremio toda la información privada del estado será mostrada a los oficiales del gremio.

“Por eso, en el momento en que me convierta en un aventurero, mis habilidades y maldiciones serán expuestas”.

“…Hmm, parece una situación difícil, ¿No? Normalmente, alguien con habilidades desconocidas como las tuyas se pondría feliz por la recompensa que recibiría del gremio…”

El Gremio de Aventureros recompensaba a todos los aventureros que adquirieran y desarrollaran profesiones y habilidades desconocidas.

Las habilidades [Magia del Atributo Muerte] y [Atracción por el Atributo Muerte] ya podrían ser consideradas habilidades desconocidas.

Darcia ya había escuchado sobre esas dos habilidades cuando Vandalieu le contó sobre sus dos vidas anteriores. Para ser precisos, después de escuchar el cómo funcionaban esas habilidades por parte de su hijo, se dio cuenta de que eran habilidades sobre las que estaba escuchando por primera vez.

“…En el momento en que te inscribas en un gremio podrías convertirte en toda una celebridad, ¿No lo crees? El Gremio de Magos definitivamente te daría toda su atención. Además, estoy segura de que habría una gran conmoción cuando escucharan sobre tu maldición…”

“Puede ser, pero ahora no poseo las habilidades ni la fuerza para romper la maldición, así que primero necesito adquirir algunos conocimientos, más habilidades y una mayor fuerza antes de inscribirme en el gremio”.

En este mundo, Vandalieu no tenía padres vivos, por lo que necesitaba su propia garantía para vivir con una identidad en la sociedad, y para ello, necesitaba registrase en el gremio de alguna ciudad. Y debido a que cada gremio podía elaborar su propia tarjeta de identificación, no importaba que intentara, sus habilidades y las maldiciones que poseía serían expuestas.

Sin embargo, dado que los gremios son básicamente organizaciones que protegen la información de sus miembros, Vandalieu no sería detenido o secuestrado injustamente, sin importar cuánto interés despertaran sus habilidades y maldiciones desconocidas. Ya sea por los miembros del gremio o por sus propios administradores oficiales, nadie debería poder hacerle nada a Vandalieu por el simple hecho de poseer características desconocidas. ‘Supuestamente’.

Vandalieu entendía mejor que nadie que no todos en el mundo eran buenas personas que cumplían las reglas y mantenían una buena ética.

“…Supongo que no puedo evitarlo. Parece que esta tal Zadiris también puede utilizar magia y puede enseñarte muchas cosas. Incluso si no puedes aprender sus propios hechizos en sí, estoy segura de que podrás aplicar esos conocimientos con tu magia del atributo muerte…”

“Sí mamá”.

De esta forma, Vandalieu decidió quedarse a vivir un tiempo en la aldea de los Ghouls.

 




[¡¡Enhorabuena, la Habilidad [Atracción del Atributo Muerte] ha Subido al Nivel 3!!]

[¡¡Enhorabuena, has Aprendido la Habilidad [Fortalecimiento Familiar]!!]

 

 

NOVA: Revisado y corregido

5 2 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
3 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios