The Death Mage Who Doesn’t Want a Fourth Time (NL)

Volumen 1

Capítulo 4: El Pueblo de los Ghouls

Parte 5

 

 

Zadiris y Vandalieu avanzaban entre la maleza del nido demoníaco. Vandalieu, esperó que Zadiris se calmara mientras se encargaba de recoger los equipos de los aventureros, después de eso acompañó a Zadiris al interior del nido demoníaco.

“Lo siento, ya no estamos tan lejos de la aldea”.




Vandalieu tenía en mente acompañar a Zadiris para que pudiera regresar a salvo.

La razón por la que su aldea se encontraba en medio del nido demoníaco era porque ella era de una raza a la que comúnmente llamaban demonios.

“Los demonios somos muy resistentes al dolor, pero ese objeto mágico fue realmente capaz de causarle una agonía infernal a mi cuerpo. Y aquellos humanos querían convertirme en una esclava. Los humanos son realmente seres terribles”.

Sí, Zadiris era un verdadero demonio.

Vandalieu había pensado que pertenecía a alguna otra raza nativa de este mundo, pero nunca pensó que sería un demonio.




Sin embargo, Vandalieu que iba sentado en los muslos de Zadiris, sentía que la imagen que tenía en su cabeza de un demonio era muy diferente del aspecto de Zadiris, algo que lo hacía sentirse muy incómodo.

“¿Los Ghoul no son no-muertos?”

En primer lugar, la imagen de los Ghouls que Vandalieu tenía en su mente pertenecía a un tipo de no-muertos, eran monstruos que eran más fuertes que los zombis y que en especial, les gustaba comer carne muerta. Otros de sus rasgos característicos eran sus garras venenosas y sus grandes colmillos.

Sin embargo, Zadiris le transmitía la calidez que no había sentido desde que su mamá, Darcia, fue asesinada, y de ella también podía sentir la vitalidad con su habilidad [Detectar Vida] que todo organismo vivo debería emitir. Puede que Zadiris no fuera humana, pero definitivamente era un organismo vivo.

“…Chico, entre las personas comunes, se dice que los Ghouls son una especie de zombis de alto nivel, similar a los vampiros…”

Sam le dijo a Vandalieu que los Ghouls del mundo Lambda eran tratados como una especie menor de vampiros. Podían vivir mucho tiempo y dejar descendencia. Pero eran demonios muy crueles que atacaban a las personas, también poseían una alta resistencia al dolor, y podían secretar una sustancia venenosa de las garras de sus manos y pies.

También se decía que su raza podía originarse de la transformación de cadáveres humanos frescos mediante un ritual maligno que ellos mismos podían realizar.

Sin embargo, Zadiris le dijo que la realidad era muy diferente.

Parece que los Ghouls eran en realidad una especie inferior de vampiros, o más bien seres similares pero a la vez diferentes de los vampiros. Y no tenían nada que ver con los zombis.

“Escuché cuando me contaron nuestra historia, que el ancestro de los Ghouls era el hermano gemelo del vampiro ancestral. Fue un demonio que también era hijo de la Diosa Vida”.

“Pero en los mitos que me contó mi madre no hablaba de ningún demonio.”




“Bueno, yo tampoco estoy segura, porque nuestra historia la aprendí de los primeros ancianos”.

En los mitos que Vandalieu había escuchado de Darcia, Vida había creado a las Lamias, Scyllas, Arpías, Arachnes, Centauros, entre otros, pero nunca hubo algo relacionado de que verdaderos demonios salieran de sus mezclas.

Sin embargo, Darcia tampoco lo podría saber todo, y es posible que el contenido dentro de los mitos cambiara de región en región. Tendría que preguntarle sobre esta historia cuando Darcia volviera a despertar.

Pero al menos los Ghouls de la aldea a la que pertenecía Zadiris, parecían convencidos de la misma historia que ella le contó. Dicho esto, Vandalieu podía concluir que tampoco serían amistosos con los humanos. Nadie querría llevarse bien con personas que tratarían de matarte por catalogarte como una especie de demonio.

De hecho, Zadiris también había logrado hacer que varios aventureros retrocedieran cuando era más joven y venían tras ella, pero muchos de sus amigos fueron asesinados por esos aventureros.

“Pero en verdad no esperaba que intentaran convertirme en una esclava y venderme. Si hubieran planeado matarme hubiese pensado que sería inevitable porque había sido derrotada”.

Para Zadiris, parecía haber sido todo un gran shock el saber que también podría ser objetivo del libido humano. Sin embargo, ella nunca hubiera podido saber esto antes, ya que este tipo de cosas tendía a suceder en el inframundo de la sociedad.

Era natural que los humanos idearan una forma para comprar y vender a las mujeres de las razas que consideraban inferiores como esclavas, porque aunque algunos demonios tenían colores de piel y formas un poco diferentes, sus aspectos en sí no diferían mucho del de los humanos.

“No parece que su comportamiento sea nada diferente al de los Orcos, donde cualquier mujer perteneciente a su raza puede ser vendida como una esclava, ¿No te parece?”

Cuando Vandalieu escuchó su pregunta, él miró a Zadiris y sacudió la cabeza diciendo.

“Yo creo que eres un encanto”.




Aunque él había mirado bien a Zadiris después de que escuchó que era una Ghoul, ella de verdad se veía bonita a los ojos de Vandalieu.

Él creía que esos ojos amarillos y piel marrón grisácea eran exóticos, y sus colmillos que parecían dientes dobles se veían lindos. Sus labios brillantes y la curva de sus mejillas le daban un aspecto muy juvenil, si él hubiera sido un chico mayor y normal, no sería sorprendente que se hubiera enamorado de ella a primera vista.

Por un lado, Vandalieu no pudo evitar sentir un sentimiento de pérdida, y por el otro, él ahora entendía bien por qué Zadiris tenía un gran valor como esclava.

“Creo que ese ataque no estaba dirigido para atrapar a cualquier mujer de tu aldea, en realidad pienso que tenían sus ojos puestos en ti desde un principio. Será mejor que tengas mucho cuidado a partir de ahora… ¿Qué pasa?”

“No, no es nada”.

Zadiris sintió un extraño palpitar en su pecho cuando escuchó las palabras de Vandalieu, justo cuando le dijo que era un encanto en el verdadero sentido de la palabra.

(Espera, espera, espera, espera, aunque me ha salvado la vida, ¿Qué me está pasando con este niño que todavía es un bebé?)

Y aunque se dijo eso en su mente el palpitar en su pecho no se detenía.

(Vaya, qué niño más extraño. Puede controlar no-muertos, y utilizar magia desconocida. También me provoca un sentimiento raro cuando me mira… ¿Es esta la mirada fascinante de un Vampiro?)

Es bueno que Zadiris tuviera un conocimiento medio decente sobre lo que era un dhampiro, porque de esa manera podía malinterpretar un poco los sentimientos que le provocaba Vandalieu.

“Eso es verdad, debemos tener más cuidado de ahora en adelante. También tengo que advertírselos a las mujeres del pueblo. El hecho de que me hayan perseguido como su objetivo no significa que la próxima vez no coloquen sus ojos en las jóvenes”.

La razón por la que Vandalieu había sentido una débil vitalidad proviniendo de Zadiris cuando utilizó [Detectar Vida], no se debió a la puñalada, sino a su vejez.

“…Hmm creo que los aventureros son incapaces de reconocer la edad real de un Ghoul”.

Cuando Vandalieu le dijo a Zadiris, que tenía una piel suave y sin arrugas coma la de una adolescente, ella sonrió irónicamente.

“Hmm, si vives un tiempo entre los Ghouls entenderás que nos volvemos menos sensibles a ese tipo de cosas. En nuestra aldea las mujeres Ghouls nos congelamos en nuestro aspecto físico cuando tenemos a nuestro primer hijo, sin embargo, todos los demás en la aldea se mantienen conscientes de la edad de las mujeres. ¿Hmm? ¿Qué tienes, pequeño niño? ¿Tienes sueño?”

“No…”

Vandalieu suspiró después de escuchar sus palabras, porque se había decepcionado.

“¿De verdad? Entonces quiero que me hagas una promesa, mientras te quedes en el pueblo, no le digas a nadie que grité y lloré como una niña pequeña… Usted también debe hacerla, Señor Sam”.

“Está bien, no me importa”.

“…Yo sigo todo lo que diga el chico, señorita…”

“Bien, se los agradezco de nuevo. Parece que hemos llegado a las cercanías de la aldea mientras hablábamos”.

Aunque habían estado charlando tranquilamente durante el camino, lo que Vandalieu y su grupo habían estado atravesando durante ese tiempo era el interior de un nido demoníaco. Había una gran cantidad de monstruos y demonios habitándolo, su número era incomparable respecto a los que habitaban en bosques y zonas silvestres ordinarias. Pero debido a la presencia del hombre y los lobos óseos protegiendo el perímetro en torno a Sam, solamente unos pocos goblins locos se habían atrevido a atacarlos.

Cuando Zadiris le recomendó a Vandalieu que utilizara su habilidad [Detectar Vida] él pudo percibir más de una docena de señales vitales de tamaños humanos o ligeramente más grandes, a unos cincuenta metros por delante de ellos.




Sin embargo, como la habilidad [Sentido del Peligro: Muerte] no se había activado, parecía que los demonios por delante no estaban sedientos de sangre y únicamente planeaban emboscarlos.

“…¿Chico?…”

“Por ahora, sigamos adelante”.

Debido a que se encontraban en medio de un bosque, tener al pájaro óseo explorando desde el cielo no resultó muy efectivo, así que mientras mantenía su atención en lo que los esperaba por delante, se presentaron los demonios que se ocultaban por detrás de los árboles y arbustos.

El demonio que apareció tenía más o menos la misma figura de una persona, pero la complexión de cinco. Sin embargo, su cabeza era la de un león. Era de verdad una cabeza de león, con colmillos afilados y una melena abundante, su presencia era como si el orgulloso rey de las bestias ahora mostrara toda su ferocidad.

Desde el cuello hacia abajo, tenía la piel marrón grisácea y tenía brazos tan largos que parecían poder tocar el suelo mientras estaba de pie, algo que a Vandalieu le llamó mucho la atención era el hecho de que su cuerpo estaba cubierto por músculos que se veían fuertes y flexibles, dignos de un depredador carnívoro, algo que tampoco se debía dejar pasar por alto.

Los demonios con aspectos humanoides eran muy diferentes de los goblins que Vandalieu y su grupo habían estado derrotando.




Sin embargo, y por alguna razón, esos demonios no estaban rebosantes de intención asesina, sino de perplejidad y confusión.

“¡Oh, vinieron tantos, muchas gracias por venir a recibirnos!”

Y entonces como si no hubiera visto sus expresiones, Zadiris se levantó con Vandalieu en sus brazos.

“Gran anciana Zadiris, me enteré de tu situación gracias a Birde y las demás y vine corriendo a ayudarte, pero… ¿Por qué estás regresando acompañada de no-muertos?”

El demonio estaba hablando en un tono que parecía una mezcla de gruñidos y una actitud gruñona, pero con una gran destreza desde su boca de león. Sam tuvo que explicarle en susurros como era posible que eso sucediera, entonces vio a Vandalieu completamente perplejo.

“…Chico, ese es un Ghoul macho… He oído que los hombres y mujeres de su raza son muy diferentes. Pero también es la primera vez que veo uno…”

Incluso si pertenecían a la misma raza, Zadiris se veía como un humano excepto por el color de su piel y sus colmillos, mientras que el hombre tenía una apariencia no humana sin importar como lo miraras. Los Ghouls parecían ser una raza con una biología muy única.

“Ah, fui salvada de una peligrosa emboscada de aventureros por este niño. Los no-muertos son sus subordinados”.

“¡¿Ese niño pequeño es un aventurero?!”

“¡¿Y es seguido por no-muertos?!”

Cuando escucharon las palabras de Zadiris, todos los hombres Ghouls las consideraron increíbles. Bueno, al menos Vandalieu pensó que no las podrían creer de inmediato.

Luego, desde las profundidades del bosque, una enorme sombra demoníaca se reveló, era dos veces más grande que los hombres que se habían mostrado, y su altura debería haber alcanzado los dos metros.




Estaba vestido con una armadura de cuero hecha de pieles de monstruos, y en su melena portaba un ornamento elaborado de brillantes plumas de aves.

En su espalda llevaba una enorme hacha de batalla con la que incluso podía cortar a un gran oso pardo a la mitad. Vandalieu pensó que tal vez este Ghoul era el que lideraba al grupo.

“Vigaro, ¿Incluso usted ha venido mi señor? ¿Cuántas veces te he tenido que decir que el jefe nunca debe abandonar la aldea bajo ninguna circunstancia?” 

“Pero usted sigue siendo la jefe, Zadiris. Si el jefe de la aldea se encuentra en peligro, es natural que yo, el jefe de los guerreros, me movilice”.

“Nada de eso, tú ahora eres el verdadero jefe de la aldea. Tienes que aprender a dirigir la aldea sin depender de mí”.

“¿Aprender? ¿Dirigir la aldea? ¿De qué demonios estás hablando? ¿Te golpeaste la cabeza cuando te atacaron los aventureros o algo así?”

“……Es inútil. Pequeño bastardo, tienes que reconsiderar trabajar más con tu cabeza durante un tiempo”.

“¿Reconsiderar? Tengo que decirle que yo he estado trabajando con mi cabeza. Hace diez años, incluso derribé a un orco al pegarle con ella”. (SrSupra: Jajajajajaja, no mames jajajajajajajaja xD)

Zadiris tuvo que suspirar profundamentecuando vio a Vigaro presumir con tanta confianza. Su aliento cayó en el cuello de Vandalieu y le hizo cosquillas. Pero aun así, ese Ghoul llamado Vigaro era un verdadero demonio, sus brazos eran increíblemente gruesos.

(¿Cómo hizo para tener tanto músculo? Me encantaría que me lo dijera.)

“Entonces, ¿Qué planeas hacer con ese niño?”

“Por supuesto que tengo la intención de traerlo conmigo al pueblo. Este niño ha sido tan generoso e incluso me dijo que proporcionaría la carne para la fiesta de esta noche. ¿Tienes algún problema con eso?”

“Gurr…”

Vigaro inclinó la cabeza contemplando las palabras de Zadiris. Por lo general se hubiera opuesto inmediatamente a la entrada de un extraño a la aldea, lo hubiera hecho incluso si le hubiera salvado la vida a uno de sus habitantes.

En primer lugar, los Ghouls vivían en ambientes rebosantes de poder mágico, donde cualquier criatura que ingresara en él que no fuera de su propia raza sería tratada como un enemigo natural o convertido en una presa. No era raro que los Ghouls se mataran entre sí cuando provenían de diferentes aldeas, dependiendo de la situación.

Por eso Zadiris y Vigaro eran muy exigentes con quienes podían entrar en la aldea, algo que no estaba mal para su supervivencia.

Vigaro ya se había dado cuenta de que Vandalieu era un dhampiro. Y también estaba muy interesado en la carne que les estaba ofreciendo. Sin embargo, a él le preocupaba más que fuera peligroso dar a conocer la ubicación de su aldea a un extraño. (SrSupra: Aaaa pero si usa el coco, tampoco es tan pendejo xD)

No podía percibir ninguna hostilidad o peligro proviniendo de Vandalieu, Vigaro también notó que los pequeños ojos que estaban mirando a Zadiris estaban inertes y sin brillo, iguales a los globos oculares que flotaban en su sopa de orco, pero… él sentía que algo era extraño.

En algún momento comenzó a querer verse reflejado en los ojos del pequeño niño. Y Vigaro se sintió extrañado cuando se dio cuenta de que se sentía así.

“Si no está bien, entonces podemos despedirnos aquí, ya que…”

Cuando Vigaro escuchó a Vandalieu, él y los otros hombres que lo acompañaron gimieron suavemente y sintieron una sensación apretada en sus pechos. Era culpa e impaciencia al saber que si no detenían a Vandalieu en ese instante se iría de allí.

“¡No! Espera, déjanos guiarte a nuestra aldea y darte la bienvenida a nuestro hogar”.

Vigaro gritó rápidamente su propuesta, y los hombres que lo acompañaban celebraron.

“Vandalieu eres nuestro invitado, y eres bienvenido. ¡¡Guurrrrrrrrrr!!”

Luego, mirando al cielo, Vigaro dejó salir un estremecedor rugido igual al de una bestia hambrienta. Zadiris al ver lo sorprendido que estaba Vandalieu de ver cómo vibraba el aire con su rugido le dijo:

“Le está diciendo a la gente de nuestra aldea que el anciano está a salvo, que los invitados están llegando, y que deben prepararse para un festín”.

Así, por primera vez en su vida, Vandalieu había sido acogido por una comunidad de forma amistosa.

 


Estado

Nombre: Zadiris.
Rango: 5
Raza: Ghoul Mago
Nivel: 100
Profesión: Ninguna.
Nivel de Trabajo: 100
Historial de Trabajo: Ninguno.
Edad: 290 años

Habilidades Pasivas

[Visión Nocturna]
[Tolerancia al Dolor: Nivel 3]
[Poder Monstruoso: Nivel 1]
[Secreción de Veneno Paralizante (Garras): Nivel 2]
[Aumento de Velocidad de Recuperación Mágica: Nivel 4]

Habilidades Activas

[Magia del Atributo Luz: Nivel 4]
[Magia del Atributo Viento: Nivel 2]
[Magia sin Atributos: Nivel 2]
[Control Mágico: Nivel 5]
[Alquimia: Nivel 2]




Condiciones Anormales de Estado:

[Envejecimiento]


 

 

NOVA: Revisado y corregido

4.8 4 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
5 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios