The Death Mage Who Doesn’t Want a Fourth Time (NL)

Volumen 1

Capítulo 4: El Pueblo de los Ghouls

Parte 10

 

 

“Bien, primero, ¿Podrías hablarme sobre la magia y las habilidades que utilizas niño? Claro, que si no quieres decirme, tampoco me entrometeré”.

“No, confío en ti… Además, habrá otras cien personas que ya me conocerán en el futuro”.

Era importante que para que Zadiris le pudiera enseñar sobre magia conociera que tipo de magia y habilidades sabía utilizar Vandalieu. Además, de esa manera él podría recibir orientación y asesoramiento basado en los conocimientos y la experiencia de Zadiris.

Sin embargo, a cambio de su enseñanza, la información sobre la magia que utilizaba Vandalieu quedaría en manos de Zadiris. Si Vandalieu no hiciera eso ningún aventurero o demonio hablaría normalmente y a la ligera de sus habilidades y conocimientos con los demás. Porque demostrar alguna carencia en sus conocimientos sería lo mismo que exponer sus debilidades.

Pero por otro lado, aun cuando había cierta confianza, no era tan inusual el no compartir información. Incluso los aventureros mantenían en secreto la estructura de sus habilidades de sus compañeros de equipo, pero no se debía a que fuera una falta de conocimiento. Se debía a que nunca se sabía de dónde podría surgir un demonio.

Y en cuanto a la magia del atributo muerte de Vandalieu, todavía faltaban décadas para su desarrollo, un rasgo que no sería compartido con los cien reencarnados que vendrían de Origen.

Incluso si Rodkorte no les enseñó milagrosamente sobre su magia del atributo muerte, todavía quedarían todos los datos de investigación en el laboratorio donde Vandalieu había quedado atrapado, y sumado a eso, muchos de los objetos mágicos desarrollados y elaborados mediante el poder mágico del atributo muerte de Vandalieu habían sido ampliamente distribuidos en varias naciones de Origen. Pero en ese momento parecía que habían sido disfrazados, como si los hubieran creado a partir de su propia magia del atributo vida desarrollada en una dirección independiente en lugar de la magia del atributo muerte, pero Vandalieu sabía que la farsa habría sido expuesta hace mucho tiempo.




Por lo tantodespués de que Vandalieu muriera en Origen, era natural que el grupo de Amemiya Hiroto aprendiera mucho sobre el atributo muerte. Más bien, le hubiera resultado muy difícil permanecer inconsciente de ella.

“¿Cien personas? Está bien, pero niño en cuanto a tu magia…”

Hasta ese momento Zadiris había estado pensando que la magia que utilizaba Vandalieu era una magia especial del atributo Vida. Los hechizos del atributo vida y los no-muertos podían aparentar no tener una relación entre sí a primera vista, pero en Lambda los usuarios capaces de controlar e invocar no-muertos eran considerados magos del atributo vida.

A los ojos de los demás, el proceso de crear un no-muerto consistía en verter vitalidad en un cadáver y convertirlo en un ser viviente simulado capaz de moverse artificialmente. Por supuesto, todos esos no-muertos que eran creados así eran básicamente más débiles que los no-muertos que se engendraban en mazmorras o que se creaban naturalmente en los nidos demoníacos, cuyas condiciones de supervivencia eran mucho más irrazonables.

Pensando en que existiría una habilidad especial que lo ayudara con su problema de exposición, Vandalieu le contó a Zadiris sobre su magia del atributo muerte.

“¿Muer… Atributo Muerte? ¿Un nue… Un nuevo atributo? ¿Realmente existe tal cosa? Pero debe ser verdad. De hecho en ese momento estabas acompañado por no-muertos y pronunciabas hechizos que no sabía que existían”.

En Origen fue considerado el octavo atributo, Lambda no era Origen, y como acá existía el atributo ‘tiempo’, el atributo de Vandalieu sería considerado como el noveno atributo.

“¿De verdad te sorprende tanto?”

“¡Claro! ¡Cualquiera que supiera el valor de conocer magia de un nuevo atributo estaría más que interesado en ella!”

Para los demonios la magia era una fuerza con la que podían contar para poder vivir y para los fuertes era una ventaja meritocrática con la cual contar para ascender en su estatus.

Y al ser una magia desconocida nadie sabría cómo contrarrestarla. Y si continuara siendo un atributo desconocido, entonces los medios para asesinar en el primer intercambio durante un combate serían abundantes.

En Lambda, al igual que en Origen, toda la magia no se podía aprender si no se tenía aptitud. Lo mismo se aplicaba a los demonios, por lo que no todos los demonios que se enteraran de su atributo vendrían corriendo tras él, pero sí un gran demonio que perteneciera a la clase ‘Mago’ se fijara en él, no podría descartar la posibilidad de que ese demonio buscara la manera de quitarle su magia.

“Ya veo. ¿Fue por tu hechizo del atributo muerte que aquel mago aventurero no pudiera invocar ningún hechizo?”

Zadiris quedó involuntariamente aterrorizada al recordar la muerte del equipo de aventureros que la atacó, especialmente la de aquel mago. El terror que debió sentir aquel mago al ser despojado de todos sus poderes mágicos era algo difícil de imaginar. Eso sería como amputarle ambos brazos a un espadachín y pedirle que combatiera utilizando patadas.

Cuando Zadiris lo pensó, incluso sintió un poco de simpatía por ellos.

“Entonces, yo solo tengo aptitud para los atributos luz y viento por lo que no puedo enseñarte cómo utilizar el atributo muerte directamente, pero debería ser capaz de enseñarte algo con mis años de experiencia en aplicación de magia. De eso se trata la magia”.

 

“A simple vista, los atributos fuego y agua parecen tener características diametralmente opuestas. Sin embargo, la esencia del atributo fuego es manipular el calor, la esencia del agua es manipular el líquido presente en el aire y el frío”.

“Por lo tanto, los magos que alcanzan la maestría con el atributo fuego son libres de calentar y quemar, o incluso disipar el calor hasta congelar. Aquellos que alcanzan la maestría en el atributo agua pueden incluso manipular la lava líquida como si fuera una de sus extremidades”.

 

“Estas son cosas que aprendí de un libro que un anciano me mostró cuando era niña”.

Zadiris había obtenido ese conocimiento de los botines que había saqueado de unos aventureros. Para los demonios los libros no se podían adquirir de otra forma que quitárselos a los humanos o a otros demonios, así que eran objetos muy difíciles de conseguir.




“En otras palabras, para ganar un gran poder no tienes que basarte en el número de atributos para los que tienes aptitud, sino en lo bien que puedes mejorar tus habilidades. Obviamente, es más conveniente el poder emplear más de un atributo. Sin embargo, un hábil mago aventurero que puede utilizar múltiples atributos mágicos aún puede ser asesinado por un goblin mago que únicamente puede usar un único atributo”.

“Eso es algo muy motivador”.

A Vandalieu las enseñanzas de Zadiris le resultaban emocionantes y agradables y, sobre todo, lo hacían muy feliz. No eran para nada comparables a su vida en Origen donde fue degradado por los investigadores mientras le decían, ‘eres algo que solamente debe servir para la investigación del atributo muerte y como fuente de poder mágico’.

Sin embargo, debido a su problema con las expresiones, Vandalieu no mostraba ningún cambio en su rostro.




“La clave de todo está en la habilidad con la que controlas tu poder mágico. La cantidad de poder mágico está relacionada con la cantidad de tiempo que puedes dedicarle a tus prácticas. ¿Cuánto poder mágico posees niño? Tengo que saberlo para administrar bien tu tiempo de entrenamiento”.

“Ah, como unos cien millones”.

“Ya veo, cien millo-… ¡¿QUÉ?!”

Vandalieu pensó que la expresión sorprendida de Zadiris era linda y encajaba muy bien con su aspecto juvenil.

“Jaaa, ci-cien millones… ¿De verdad? Ni siquiera yo pude llegar a tener diez mil puntos, y eso que solamente eres un bebé… No, no es tan antinatural si considero que tu atributo es uno desconocido, ¿Cierto?”

Zadiris había quedado realmente perpleja al escuchar la increíble cantidad de poder mágico que poseía Vandalieu. Normalmentelo habría tomado como una mentira poco convincente de la que ni siquiera valdría la pena reírse, pero el niño frente a ella ni siquiera parecía lo suficientemente persuasivo como para inventar tal mentira.

Al menos eso es lo que Zadiris sintió.

Y de hecho, tampoco tendría ningún sentido que Vandalieu intentara engañarla con esa pésima mentira. Si hubiera sido porque quería quedar bien solamente habría dicho un número que sólo fuera un poco alto, pero cien millones es algo desproporcionado. De todos modos, Zadiris también pensó que aclararía todas sus dudas pronto, porque ella sería quien le ayudaría a desentrañar los misterios de su magia.

“…Bien, bien. Pronto veremos la cantidad total de poder mágico que de verdad posees niño”.

Zadiris se las arregló para tragarse la sorpresa. Vandalieu, por otra parte, pensó que ella finalmente se había convencido de que él de verdad poseía cien millones de puntos de poder mágico, eso a pesar de su extraño comportamiento.

(Cuando me adentre en la sociedad intentaré no decir que poseo tal cantidad de poder mágico. Aunque igualmente será revelada cuando me inscriba en el Gremio de Aventureros.)

“Ahora, ¿Qué tipos de habilidades tienes relacionadas con la magia?”

“Por el momento, tengo la habilidad [Encantamientos Cortos]. Ah, ¿La habilidad [Creación Alquímica de Golems] está relacionada con la magia?”

“…¡Niño, ¿Cuánto quieres acortar mi vida?! Por ahora, prefiero que me expliques como hiciste  para aprender [Encantamientos Cortos]. Nunca he escuchado a alguien hablar de la habilidad [Creación Alquímica de Golems]”.

[Encantamientos Cortos]. Esta habilidad parecía ser incluso más rara de lo que Darcia le había contado a Vandalieu, porque a pesar de que Zadiris casi había vivido trescientos años aún se había sorprendido mucho al escuchar que la había aprendido. La habilidad en sípodría ser aún más rara en este mundo de lo que Vandalieu pudo haberse imaginado.

Por otro lado, Vandalieu había escuchado que Zadiris había aprendido [Alquimia] por lo que pensó que sabría algo sobre [Creación Alquímica de Golems]. Después de todo, en las historias de fantasía que Vandalieu conocía de la Tierra, los golems eran creados mediante alquimia.

“Incluso si me pides que te haga un manual sobre [Encantamientos Cortos], la habilidad es algo que sólo consiste en ir por todos lados lanzando hechizos sin cantarlos, sencillo ¿Verdad?”

“Sólo un niño como tú sería capaz de hacer algo como eso, pero esta es la magia que debería poseer un demonio”.

Se necesitan docenas o cientos de veces más poder mágico para conjurar un hechizo normal sin cantarlo y que logre los mismos efectos que un hechizo cantado. En este mundo solo los magos expertos podrían lanzar un hechizo de este modo sólo una vez al día. En el caso de Vandalieu se debió a su increíble cantidad de poder mágico que pudo aprender la habilidad de una forma tan salvaje.

Normalmente los únicos seres que podían aprender [Encantamientos Cortos] eran los genios extraordinarios, magos muy hábiles que hubiesen aprendido múltiples profesiones relacionadas con la magiao demonios que hubiesen alcanzado el rango legendario.

“Creo que no hay necesidad de que siga intentando desentrañar los misterios de esa habilidad con este ritmo. Entonces, pareces que ya eres un experto en la magia sin atributos y el [Control Mágico], ¿Cierto?”

“¿Qué es la magia sin atributo?” (SrSupa: Jajajajajajajaja no mames jajajajajajajaja xD si es control mágico, ps no tiene porque solo gasta gasta y gasta xD y si es magia sin atributos, sólo hace lo que se le viene a la mente y punto jajajajaja xD)

“¡¿Cómo que no sabes nada sobre las bases de la magia?!”

Al final, Zadiris se había vuelto a sorprender aún más al escuchar las respuestas de Vandalieu.

La magia sin atributos era literalmente magia que utilizaba el poder mágico antes de que este cambiara a cualquier atributo. Dado que no tenía vinculación con ningún atributo cualquier persona con poder mágico podía utilizarla, esto hacía que fuera común que los magos aprendieran primero este tipo de magia para realizar su entrenamiento básico sobre su control del poder mágico.

Por otro lado, los efectos de la magia sin atributos eran muy débiles y simples en comparación con la magia de atributos, pero esto a su vez hacía que fuera muy fácil de utilizar, ya que su principal característica era su simplicidad.

“Incluso nosotros que vivimos en el interior de un nido demoníaco sabemos cómo utilizar ese tipo de magia”.

“Hmm, me he entrenado por mi cuenta”.




Algo importante que decidió omitir Vandalieu fue que en su vida anterior en Origen no escuchó sobre algo como ‘la magia sin atributos’.

O bien no existía realmente en ese mundo o los científicos de aquel instituto de investigación decidieron intencionalmente no enseñársela a Vandalieu… Aunque Vandalieu ya no tuviera una forma de comprobar eso ahora, estaba casi un noventa por ciento seguro de que era la última opción. Por ello Vandalieu se había hecho una nota mental para preguntarles a las personas que se reencarnarían en el futuro sobre este tema cuando tuvieran la oportunidad de hablar.

Por lo menos Vandalieu estaba seguro de que durante su vida en Origen los científicos no divulgaron ni una sola palabra sobre la magia sin atributos cerca de él o los espíritus se la hubiesen dicho. Los espíritus tal vez hubiesen sabido algo sobre la magia sin atributos, pero nunca hablarían por su propia cuenta, excepto por las preguntas que Vandalieu les hacía.

Si Vandalieu les hubiese suministrado poder mágico de forma constante, como hacía ahora con Darcia, habría podido evitar que las personalidades y memorias de los espíritus se derrumbaran, pero en esos momentos ya había sido despojado del control de su propio poder mágico.

Por supuesto, Darcia tenía conocimientos sobre la magia sin atributos. Cuando Vandalieu le preguntó sobre esa magia más tarde, ella le dijo que creyó que él ya la conocía sin necesidad de que ella misma se la enseñara.

“…Como mi pequeño Vandalieu ya era capaz de usar magia sin necesidad de aprender de otros pensé que no era necesario…”




Esa fue más o menos la respuesta que Vandalieu escuchó de Darcia.

“Bien, entonces empecemos por la magia sin atributos. A mí me tomó tres años adquirir la habilidad para su utilización, pero creo que a ti te tomaría un poco más de un año para lograr dominarla. También está la existencia de ese gran poder mágico en tu interior, con el cual podrás entrenar durante todo el día sin parar”.

 

 

NOVA: Revisado y corregido

4.3 3 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
3 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios