The Death Mage Who Doesn’t Want a Fourth Time (NL)

Volumen 1

Capítulo 4: El Pueblo de los Ghouls

Parte 1

 

 

Una semana después de que Vandalieu abandonara la mazmorra, Kash, el líder de los ‘Cazadores del Viento’ y sus compañeros, entraron en ella luego de que lograran ganar el derecho de explorarla por primera vez en la rama del Gremio de Aventureros de Theroux.

El honor y la promoción a un rango mayor como aventureros, no eran las únicas cosas por las que querían obtener el derecho de la primera exploración. El grupo de Kash había insistido hasta el final, pensando en los tesoros que podían obtener cada uno de los que conformaban el equipo de exploración.




El rango de los demonios que se engendraban en el interior en la mazmorra, la calidad y el valor de los objetos que se podían obtener ya estaban decididos por el nivel de riesgo de la mazmorra. Pero ese solamente era el caso para las mazmorras descubiertas y exploradas previamente, mazmorras en las que los aventureros entraban regularmente.

Si nadie entrara en una mazmorra y ningún monstruo en su interior fuera derrotado durante mucho tiempo, el número de monstruos que engendraría en su interior aumentaría constantemente, hasta el punto en que tendrían que matarse entre ellos mismos. El monstruo que ganara esa batalla mejoraría su nivel y en algunos casos podría subir de rango, y como consecuencia de ello el valor de todos los artículos disponibles en la mazmorra también aumentaría.

Cuando se trataba de una mazmorra recientemente descubierta y que nunca había sido explorada por nadie antes, la situación de los monstruos haría aún más primordial la exploración de la mazmorra. Por eso el derecho de la primera exploración representaba a la vez un alto riesgo como también una alta ganancia.

Con esto en mente, Kash y su grupo, preparaban su equipo y suministros para situaciones peligrosas, pensando en obtener una gran cosecha.

Sin embargo, cuando entraron se decepcionaron por lo que encontraron. La mayoría de los goblins que aparecieron en la primera planta de la mazmorra eran solo de rango uno, con algunos soldados y arqueros goblins revelándose ocasionalmente. La segunda planta, los hizo prender las linternas que habían estado trayendo a la vez que continuaban avanzando con precaución, y la tercera planta también les resultó muy fácil de explorar mientras le prestaran atención al barro.




“La mayoría de los monstruos que aparecen son de rango uno. Y aun cuando aparecen los de rango dos, sus números son muy pequeños”.

“¿No les parece que esta es una mazmorra de rango F, con un nivel de dificultad incluso más bajo que las otras mazmorras del mismo rango?”




Todas las mazmorras eran clasificadas por el Gremio de Aventureros dependiendo de sus niveles de dificultad. Y basándose en esas clasificaciones, el gremio les recomendaba a los aventureros del mismo rango de la mazmorra explorarlas en equipo.

Las mazmorras de rango F eran las que poseían la menor dificultad para ser conquistadas, y a menudo se utilizaban como campos de entrenamientos para aventureros principiantes.

Por lo que la cosecha que se podía obtener de este rango de mazmorras equivaldría a solo una pequeña cantidad de dinero a los ojos de aventureros de rango D, como Kash y su grupo.

“Pero, ¿Por qué las escaleras de esta mazmorra están en forma de pendiente? Subir y bajar ha sido hasta ahora lo más difícil que hemos hecho”.

“Pero sabes, eso hace que ejercitemos nuestras piernas y pies, ¿Cierto?”

Ese tipo de conversaciones distraídas solo las pudieron tener hasta la tercera planta de la mazmorra. Una vez que bajaron a la cuarta planta, el grupo de Kash tuvo que enfrentarse a duras batallas.

“¡Oooh, koh, koh!”

“¡Kyeeuuueeee!”

“¡¿Por qué demonios están saliendo tantos soldados zombis y espectros de rango 3 de repente?!”




“¡Kash! ¡Hay un arquero esqueleto apuntándote desde la parte de atrás!”

“¡¿Qué?! ¡También hay un golem de piedra!”

Hasta la tercera planta de la mazmorra, Vandalieu había derrotado a todos los monstruos que se había encontrado, por lo que el número de monstruos de rango dos en las primeras tres plantas terminó reduciéndose mucho. Sin embargo, desde la cuarta planta en adelante, no necesitó derrotar ni a un solo monstruo, por lo que seguían ahí con sus números completos.

Además, incluso el golem de piedra que Vandalieu había creado y dejado atrás para evitar la trampa del pozo, se integró al ataque del grupo de monstruos que habitaba en la mazmorra.




Todos los no-muertos atacaron sin pausa y con ferocidad a Kash y su equipo, ya que ninguno de ellos poseía la habilidad [Atracción del Atributo Muerte].

Kash y el resto de los integrantes de los ‘Cazadores del Viento’ ya habían tenido desde hacía mucho tiempo el objetivo de alcanzar el rango C, por lo que no solo se habían enfrentado a monstruos y demonios de rango tres, sino también a los de rango cuatro, y como grupo incluso habían derrotado a un rango cinco. Si incluso los asaltara un grupo de monstruos de rango tres cuyos números fueran el doble de su grupo, Kash y sus compañeros como veteranos, no tendrían problemas en lidiar con ellos. 




Sin embargo, a lo que no podían hacerle frente era a un asalto de monstruos de rango tres con números ilimitados.

“¡¡Maldición!! ¡Retrocedamos!”




Kash y sus compañeros decidieron retirarse ‘estratégicamente’ de la mazmorra, antes de que el daño que estaban recibiendo fuera demasiado grande, por lo que volvieron a Theroux y renunciando al monopolio de los logros que podrían haber ganado, ellos decidieron unir fuerzas con los grupos ‘Alas de Acero’ y ‘Estrellas Blancas’ para intentar explorar la mazmorra una vez más.

Con quince aventureros de rango D, pudieron cruzar la cuarta planta de la mazmorra con facilidad, y de alguna manera lograron también superar la quinta planta, pero todos enfrentaron una muy dura batalla cuando tuvieron que enfrentarse al jefe no-muerto de rango seis, ‘General de la Calavera Negra’ y a sus diez jefes menores de rango cuatro, ‘Armaduras Malditas’.

Al final, tuvieron que retirarse de la mazmorra otra vez, y entregarle su derecho a un grupo de aventureros de rango C, que el Gremio de Aventureros buscó para la exploración final, sin embargo, los integrantes de este grupo de aventureros de rango C también se decepcionaron cuando llegaron al final de la mazmorra.

“Escuché que nadie la había conquistado antes, así que tenía grandes esperanzas para la última planta. Quién diría que el final seria solo esto”.

Este nuevo grupo de aventureros derrotó con éxito al General de la Calavera Negra, pero no encontraron nada que fuera de valor a sus ojos en la sala del tesoro, desde su perspectiva lo que obtuvieron solo les daría una muy pequeña cantidad de dinero.

El arma y el escudo del General de la Calavera Negra también poseían poderes problemáticos, como la capacidad de absorber el poder mágico durante la lucha, pero sus esperanzas de obtenerlos también se desvanecieron, porque tan pronto como fue derrotado, se desmoronaron y no se pudieron recoger.

Aunque los monstruos no-muertos generaban piedras mágicas más fácilmente que otros monstruos, este grupo normalmente las obtenía de monstruos y demonios de rango cuatro o superior.

Juzgaron esta mazmorra como un lugar que estaba fuera de lo normal, llenos de decepción lo abandonaron, pero sus mentes nunca podrían imaginarse por un momento que un niño pequeño que ni siquiera era un aventurero, o que ni siquiera poseía una profesión de combate hubiera conquistado esa misma mazmorra antes que ellos.

Tiempo después, esta mazmorra fue clasificada como una mazmorra de rango E, basándose en que la razón por la que habían aparecido monstruos poderosos a partir de la cuarta planta, se debía a que la mazmorra no había sido visitada por aventureros en mucho tiempo.

A partir de ese momento, la mazmorra fue utilizada como un lugar de entrenamiento para aventureros principiantes.

 

 

NOVA: Revisado y corregido

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
3 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios