Kuitsume Youhei no Gensou Kitan (NL)

Volumen 1

Interludio: Las Memorias de Cierta Sacerdotisa, Parte 1

 

 

Mi nombre es Lapis y soy de la raza de los demonios. 

Probablemente estés pensando que ha sido muy extraño que me presente como un demonio, sin embargo, desde mi punto de vista sería natural presentarme ante otros como lo que realmente soy.

En cualquier caso, la razón por la que estoy escribiendo este soliloquio es porque fui expulsada de mi propio hogar por mis padres, los cuales usaron el pretexto de que tenía que explorar el mundo exterior para ganar experiencia. 

Los demonios vivimos dentro de una cuenca rodeada por montañas para evitar el contacto con otras especies y debido a eso cada vez que quisiéramos salir al exterior nos vemos obligados a ocultar nuestras habilidades para evitar incomodar a los humanos.

Eso es algo que a mi me resultaba imposible hacer, por lo que llegue a la conclusión de que me sería imposible vivir entre las personas de otras etnias. Pero un día mis padres consiguieron resolver mi problema de una manera bastante radical.

Ellos tomaron mis extremidades junto con mis ojos y los reemplazaron por unos artificiales mientras dormía.

Supongo que fue un poco imprudente de su parte hacerme eso, pero lo que realmente me molestó fue que las hayan escondido alrededor del mundo exterior y que después me pidieran que las buscara por mi cuenta.




Una vez que consiga recuperarlas me gustaría volver a mi casa solo para preguntarles en qué estaban pensando cuando robaron las extremidades de su hija dormida. 

Por cierto, mis piernas fueron retiradas por completo desde la base, lo que me hace pensar que mi padre no solamente se coló en mi dormitorio por la noche, sino que este incluso tocó mis muslos mientras dormía… Creo que en esta situación me es permitido golpearlo un poco.

Sea cual sea el caso, aun cuando fui echada de mi casa y me vi obligada a viajar por el mundo exterior, no tuve ningún sentimiento negativo en particular al respecto.

Cualquiera que esté leyendo esto podría pensar que soy un demonio con una edad ridículamente alta que aparenta ser una jovencita, pero lo cierto es que soy una joven de tan solo dieciocho años que cree que es bueno adquirir experiencia desde una edad temprana.

Para ser honesta, a pesar de que no fue particularmente doloroso ni desagradable me hubiese gustado que mis padres eligieran un método más normal para enviarme fuera.

Vivir entre los humanos no fue tan difícil como pensé en un principio.

Mis ojos morados, que eran mi rasgo más característico que demostraban que era un demonio, fueron intercambiados por unos artificiales y en cuanto a mi fuerza original, esta se vio mermada al haber sido despojada de mis extremidades, haciéndome ver como un humano común y corriente.  

Una de las cosas que más me preocupaba era el cómo se suponía que iba a conseguir comida para sobrevivir, pero una vez que tomé algunos objetos de valor de la casa de mis padres me las arreglé para vivir adecuadamente.

Sin embargo, el dinero que conseguí por esos objetos de valor no iba a ser suficiente para viajar por el mundo, así que tuve que trabajar para conseguir sustentarme.

***

 

Se suele decir que los de la raza demoníaca no tenemos creencias religiosas a diferencia de los humanos, sin embargo, eso sería una mentira ya que si bien es cierto que la mayoría de las personas de nuestra especie no creen en ningún dios, existían algunas tribus que eran muy devotas hacía ellos.

Se podría decir que yo soy una de ellos ya que creo en el Dios del Conocimiento, que es uno de los más populares entre los demonios.

Esa sería la razón principal por la que me convertí en una sacerdotisa.

Por cierto, en cuanto a cómo conseguí mi sacerdocio, solo entre a la aldea más cercana y toqué la puerta de la iglesia, después de eso pasé un examen y obtuve mi título.




Aun cuando estaba fingiendo ser una persona débil pase la prueba sin ningún problema.

Debido a que es un estatus bastante codiciado entre los humanos no había manera de que no me aprovechara de eso.

Pensé en trabajar en algún lugar para ganar conocimientos del mundo exterior, pero eso haría que fuese casi imposible viajar, lo que equivaldría a ir en contra de las instrucciones de mis padres.

Por esa razón decidí seguir el camino de una aventurera.

La mayoría de los sacerdotes se quedan trabajando en las iglesias y entre los que se decidían por conseguir otro trabajo, había muy pocos que elegían convertirse en aventureros, por lo tanto pensé que si me convertía en una sacerdotisa sería muy popular entre ellos.

Convertirme en aventurera fue igual de sencillo que cuando entre al monasterio.

Una vez que llegue al Gremio de Aventureros me recibió una empleada del lugar que me ayudó a registrar mis datos y una vez que había completado los procedimientos necesarios me entregaron mi título de aventurera.

***

 

Todo había estado bien hasta que me convertí en una aventurera y me topé con mi primer inconveniente. 

El cual sería que los aventureros no pueden trabajar solos.

Sería más correcto decir que no existe ni uno que pueda trabajar solo, por lo cual me vi obligada a unirme a un grupo para poder trabajar.

En realidad no debería de haber sido un gran problema para mí aceptar un trabajo de bajo nivel, pero si de pronto un sacerdote empezará a llevar a cabo misiones por su cuenta levantaría demasiadas sospechas.

No creo que solo con eso hubiesen sido capaces de averiguar que soy un demonio, pero aun así preferí ser cuidadosa y no atraer demasiado la atención de la gente.

Con esos pensamientos en mente decidí unirme a un equipo de aventureros novatos.

La razón por la que me uní a un grupo de baja categoría fue debido a que no quería esforzarme demasiado trabajando como aventurera.

Las comisiones eran moderadas y podía moverme libremente de lugar cada que quisiera, además de que también era capaz de conseguir una experiencia moderada.

En retrospectiva se podría decir que no tomé la mejor de las decisiones en esos momentos, pero como solo soy una jovencita de dieciocho años no había manera de que pudiera pensar razonablemente.

Aunque se que no tiene caso que me lamenté por ello, el grupo donde fui a parar fue uno de los peores en el que he estado en toda mi vida.

***

 

El equipo al que me uní constaba de un joven espadachín novato, una ladrona y una hechicera que, aparentemente, era considerada como un genio en su escuela y si bien es cierto que el grupo cumplía con todos los requisitos que tenía en mente, las acciones de sus miembros eran un completo desastre.

Esas personas actuaban sin pensar… Cortando a los enemigos sin tener en cuenta las consecuencias, caminando a través de terrenos peligrosos sin antes comprobarlos y desatando los hechizos cuando no eran necesarios.

He tratado de sugerirles en muchas ocasiones que deberíamos detenernos a pensar antes de actuar, sin embargo, las respuestas que obtuve por parte de ellos fueron desalentadoras: “Si el espadachín está ahí podremos manejarlo” “Siempre que estemos juntos podremos manejarlo.”




Otra de las razones por la que me desagradaban era porque todos los del equipo a excepción mía, parecían llevarse DEMASIADO bien entre sí mismos, ya sea que estuviésemos en la ciudad o en medio del campo estos mostraban su apego entre ellos sin dudarlo, haciendo que las paredes de la tienda o sus habitaciones se sacudieran todos los días.

Dentro de la ciudad no debería de haber ningún problema, pero cuando estábamos en medio de un trabajo preferiría que se concentrasen en vigilar la zona en lugar de satisfacer sus necesidades básicas.

Afortunadamente para mí, mis capacidades físicas y mentales como demonio eran muy superiores a la de los humanos y no había problema incluso si me quedaba despierta por un par de noches, no obstante, desde que ingrese a su equipo mi fatiga mental solo fue aumentando.

De alguna manera u otra creo que pude comprender el motivo por el que los humanos son tan abundantes en el mundo, también hubo un tiempo en el que estaba pensando en rendirme con ellos y continuar mi camino, pero cuando estaba por darme por vencida con ellos, él apareció. 

***

 

Sí tuviese que describir lo que pensé al verlo diría que parecía un firme trozo de acero.

Tenía un cuerpo bien entrenado e iba equipado con objetos que a simple vista demostraban que habían sido utilizados con regularidad.

Cuando me enteré de su antigua profesión como ex mercenario inmediatamente la imagen de un hombre rudo vino a mi mente, sin embargo, aun si este tenía una manera de hablar tosca pude sentir que tenía ciertos modales.

Además que por la forma en la que caminaba pude suponer que era alguien bastante habilidoso.




El único inconveniente con él sería que como ha vivido toda su vida como un mercenario, no tenía ningún tipo de experiencia como aventurero.




A pesar de que tenía las cualidades para ser alguien arrogante, se comportó amablemente en todo momento y en algunas ocasiones también bromeaba con nosotros.




Una vez que me hube encariñado con él pensé que no debería dejarlo marchar de mi lado, pero las cosas no fueron tan bien después de que aceptaramos nuestra primera misión.

Durante el trabajo que recibimos la mayor parte de los miembros de mi equipo fueron aniquilados por unos Goblins y yo misma quedé incapacitada por un ataque mágico.

En esos momentos me di por vencida y me hice a la idea de que me convertiría en una incubadora para los Goblins, pero gracias a él fui capaz de salir de allí con vida.

He escuchado historias sobre cómo los hombres y las mujeres desarrollan afecto entre sí en situaciones inusuales y a pesar de que creía que ese tipo de relaciones no suelen durar mucho, al no haber podido llegar a una mejor idea termine por revelarle que yo era un demonio para desarrollar un vínculo emocional.

Sí lo hubiese pensado detenidamente quizás no hubiese habido necesidad de divulgar mi más grande secreto, pero por suerte para mí a pesar de que se sorprendió un poco por el hecho de que yo fuera un demonio, no solo no se volvió adverso hacia mi persona sino que aun sabiendo lo que era volvió a salvarme de nuevo la vida.

A pesar de que creo que es ridículo que una simple misión para exterminar Goblins se haya convertido en una exploración de unas ruinas del Reino Antiguo, donde por cierto termine atrapada en medio de una horda enfurecida de Goblins, llegue a la conclusión de que pudo haber sido obra del destino.

***




 

Una vez llegados a este punto, no había manera de que pudiera dejarlo ir de mí lado. 

De una manera un tanto deplorable y algo ingrata para alguien que había salvado mi vida y castidad, conseguí que prometiera seguir trabajando conmigo.

A pesar de que no tengo intención de hacerlo sufrir, no puedo evitar preguntarme si seré capaz de darle el equivalente de lo que probablemente obtendré de él en el futuro.

Estoy segura de que con él a mi lado podré experimentar más cosas de las que mis padres esperaban de mí.

Espero no haber tomado la decisión equivocada al haberlo reclutado, sin embargo, eso es algo que solo podré saber en un futuro.

***

 

Bueno, supongo que eso es todo para estas memorias. 

No tengo planeado mostrarlas a un desconocido, pero puede que cuando vuelva a casa mi madre quiera leerlas.

No estoy segura si tendré el valor de mostrárselas a Loren… Aunque pienso que sería bueno poder disfrutar de una conversación con él sobre lo que pasó en aquel entonces… No, definitivamente no lo haré, no creo que mi diario sea algo interesante para leer… ¿o puede que sí?

Quizás es momento de que deje mi pluma antes de que empiece a escribir algo de lo que probablemente me avergonzaré en un futuro, después de todo, suelo imaginar cosas muy extrañas cuando estoy a punto de dormir.

 

 

– FIN DEL VOLUMEN 1 –

 

 

Kuitsume Youhei no Gensou Kitan Volumen 1 Interludio Novela Ligera NL

 

 

NOVA: Revisado y corregido

Renkami_mx: Hola a todos. Ha sido una larga travesía desde aquel fatídico día donde el Dragon Oscuro me maldijo con su poder, sin el cual me hubiese sido imposible traerles este primer volumen con la mejor calidad posible; por lo tanto, no se olviden de rendir tributo al dragon de la oscuridad apoyándonos con nuestras siguientes entregas y suscribiendose a NOVA para más contenido exclusivo.

5 5 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios