Kuitsume Youhei no Gensou Kitan (NL)

Volumen 1

Capítulo 6: Registrando las Instalaciones

Parte 4

 

 

“¡No te atrevas a menospreciarme!” Gritó Loren “¡Tan solo mira la diferencia entre nosotros!” 

Loren pensó que si no era capaz de vencerlo en un enfrentamiento directo de fuerza bruta tendría que usar una estrategia diferente para lograrlo.




Así que una vez que hubo reunido tantas fuerzas como pudo en sus piernas lanzó una patada hacia el estómago del Goblin oscurecido, quien sintió una fuerte sensación de ardor comparable a la sensación de ser golpeado con una barra de acero hirviendo.

La patada hizo temblar al Goblin ligeramente, provocando que retrocediera unos cuantos pasos.

A pesar de ello la sonrisa en el rostro del monstruo no desapareció. 

Él creía que el humano al cual ya había vencido en términos de fuerza solo estaba haciendo una última lucha desesperada por intentar sobrevivir y supuso que eventualmente lo vencería.

Sin embargo su rostro se tensó unos instantes después.




Loren cargó hacia delante dejando de lado su defensa para poder conseguir más fuerza y velocidad que en su golpe anterior, pero lamentablemente para él su ataque fue detenido una vez más por el Goblin, pero en esta ocasión tembló ligeramente tras el golpe.

El Goblin daba un paso hacia atrás al mismo tiempo que Loren daba uno hacia el frente mientras continuaban batallando.

El tercer golpe que lanzó Loren, que era incluso más rápido que el anterior, volvió a ser detenido por el garrote de su enemigo, el cual no pudo soportar la secuencia de ataques y terminó por partirse a la mitad. 

El Goblin oscurecido entró en pánico y comenzó a empujar a los Goblins regulares a su alrededor mientras huía para intentar ganar distancia de Loren, quien aumentó su velocidad para alcanzarlo.

Éste último no permitió que el monstruo se alejara demasiado de él y tras haberlo alcanzado blandió su espada por una cuarta ocasión barriendo a todos los Goblins regulares en el camino para posteriormente golpear el brazo izquierdo del Goblin oscuro. 

La gran espada cortó la piel, la carne y los huesos con bastante facilidad haciendo que la sangre negra comenzara a salpicar unos instantes después.

Él Goblin oscuro dejó escapar rugido lleno de dolor antes de continuar intentando escapar, pero terminó por ser derribado al ser tacleado por Loren.

Una vez que hubo perdido el equilibrio quedó completamente vulnerable ante el gran espadón que se balanceaba hacia él de derecha a izquierda. 

El siguiente golpe atravesó su antebrazo derecho pasando directamente a través de su cuerpo hasta el otro lado.

Con tal fuerza, la parte superior del cuerpo del Goblin giro en el aire mientras que el resto de lo que quedaba de él cayó de rodillas al mismo tiempo que la sangre salía violentamente de sus heridas.

Kuitsume Youhei no Gensou Kitan Volumen 1 Capitulo 6 Parte 4 Novela Ligera NL

 

El impulso de Loren no se detuvo allí.

Sus brazos continuaron acelerando conforme iba balanceando su espada hasta que llegó a un punto donde el aire a su alrededor empezó a retumbar.

Sin importarle hacia donde estaba apuntando o en qué posición atacará, continuó balanceando su arma a una velocidad increíble haciendo de sus ataques un torbellino letal. 

Todo lo que entraba en contacto con el viento producido por su ráfaga de ataques, era cortado, aplastado y descuartizado en el acto.

Su arrebato fue tan feroz, que incluso Ritz y Chuck dejaron de pelear y se retiraron a donde estaban Nim y Colts para resguardarse. 

No querían arriesgarse a quedar atrapados en medio de la tormenta de viento que estaba causando estragos en toda el área.

“¿Qué demonios le ha pasado… ?”

Chuck murmuró con una mirada estupefacta en su rostro.

Los ataques de Loren, que se habían vuelto tan unilaterales y feroces, asemejaban a un torbellino.

Aun cuando los Goblins intentaron luchar fueron destrozados en el acto convirtiéndose en simples trozos de carne dispersos por todos lados. 

Algunos de ellos intentaron huir, pero volvieron a ser empujados hacia atrás por los Goblins nuevos que iban entrando a la habitación ocasionando que todos fueran víctimas de la furiosa ventisca que se avecinó en su dirección.

También aparecieron algunos Goblins oscuros que intentaron enfrentarlo, sin embargo, éstos sólo pudieron defenderse de uno o dos ataques de Loren antes de seguir el mismo destino que los Goblins regulares.




“¿Acaso será el mercenario de quien se habla en los rumores?” preguntó Chuck “Se dice que existe una persona que es capaz de crear ondas de viento que desgarraban todo a su paso.”

“¿Estas hablando del mercenario << Viento Cortante >>? No hay forma de que sea él ¿Cierto? Después de todo ¿Por qué un mercenario con un título como ese se convertiría en un aventurero de rango cobre?”

“¡Venga hombre! ¿¡Cuántas personas crees que sean capaces de hacer algo como eso!?”

Nadie pudo responder ante el grito de Chuck.

Los rumores decían que el mercenario conocido como << Viento Cortante >>, que era conocido por poder combatir cara a cara contra el mercenario más fuerte, podía cambiar con facilidad el rumbo de una batalla con el simple hecho de participar en ella. 

A pesar de que no usaba magia como el <<Espadachín Ígneo>> o el <<Demonio de la Espada>>, se decía que su manejo de la espada era superior al de los anteriores y en medio de una batalla su existencia era equivalente a la de un Dios de la Muerte, por lo tanto, Ritz y su grupo no podían creer que alguien como él fuese un aventurero de rango bronce.

Sin embargo, ninguno de ellos pudo negar que independientemente de si era verdad o no, la sola presencia de Loren era suficiente para poder cambiar las tornas en una guerra perdida. 

“¿No creen que si sigue así seremos capaces de sobrevivir?”




“No es bueno ser demasiado optimista.”

Nim respondió con una voz tajante a Colts, que parecía sentirse aliviado.

“¿¡Estás diciendo que no deberíamos  tener esperanzas!?

“No, solo me refiero a que no deberíamos dejárselo todo a él, después de todo, debemos de conservar nuestro orgullo como aventureros de rango plata.”

“Bueno… puede que tengas razón.”

Chuck se rascó la cabeza de manera despreocupada ante las palabras de Nim.

La cazadora señaló a Loren, quien todavía estaba atacando a los Goblins sin detenerse antes de decir lo siguiente

“Además, las cosas están a punto de complicarse.”

“¿Huh? ¿A qué te refieres?”

Ritz y Chuck no pudieron comprender lo que ella estaba diciendo.

Nim pudo darse cuenta de lo que estaba pasando debido a sus excelentes sentidos.

“Ese espadón está por romperse.”

“¿¡Qué!?

Lo que ella acababa de decir era algo que Loren también sabía.

A pesar de que seguía rebanando Goblins unos tras otros, nunca dejó de sentir la sensación de desgaste en su arma y sabía que solo era cuestión de tiempo hasta que se rompiera por completo.

Por algún motivo en particular, desde que Loren formaba parte de su antiguo grupo de mercenarios, cuando éste recibía una herida grave o se emocionaba de más durante una pelea, se activaba un interruptor dentro de él que lo hacía mostrar una fuerza sobrehumana.

Aun cuando no era posible para él activarlo siempre que quisiera, había sido salvado por esa habilidad incontables veces en el pasado.

Por supuesto que también existía una desventaja, la cual sería que después de entrar en ese estado de combate quedaría totalmente agotado.

Lo que para Loren era una bendición en esos momentos para su arma fue una desgracia, ya que era probable que ésta terminara rompiéndose antes de que su usuario se agotara.

Él usaba la fuerza en sus brazos y la velocidad al balancearla para compensar el estado de deterioro de la hoja que parecía haber llegado a su límite.  

De pronto, cuando decapitó a un Goblins oscuro, sin saber cuántos de estos había cortado ya.

Mientras la cabeza de la criatura caía al suelo, la hoja del espadón se rompió mostrando una sección transversal dentada desde el centro del arma. 

“¡Maldición!” 

Loren maldijo en voz alta, sin darse cuenta de que el hecho de que la hoja se hubiese roto no significaba que no pudiese seguir peleando.

La gran espada era originalmente larga, por lo que le sería posible continuar luchando con lo que quedaba de ella. 

Sin embargo, debido a la reducción en su longitud la potencia del arma disminuyó al mismo tiempo que la velocidad aumentó. 

“¡Oye, su arma se ha roto! ¿¡Aun no terminas!?”

Tras ver que la mitad del espadón salió volando hacia la pared, Ritz le preguntó a Lapis como iba con lo que estaba haciendo.

Por un momento ella levantó la vista cuando escuchó el trozo de metal chocar contra el muro, pero inmediatamente volvió la vista al panel de control frente a ella. 

“¡Oye! ¿¡Cómo vas!?”

“Incluso si me presionan no seré capaz de hacerlo más rápido.”

“¡Lo sé, pero si no haces algo tu amigo estará en problemas!”

Ella sabía que la distancia del arma se había reducido así como el poder de la misma. 

Eso básicamente significaba que el número de Goblins que podían ser arrastrados por un solo golpe se reduciría y sin importar cuánto se estuviese esforzando Loren, no podría mantener el mismo ritmo por mucho tiempo. 

Debido a que no había ni una posibilidad de erradicar a todos los Goblins, el peso de lidiar con ellos recayó sobre Lapis. 

“¡Lo sé, lo sé! ¡Pero, sin importar cuantas veces escriba el comando de suspensión en las instalaciones, el panel de control no me deja activarlo!”

La voz de Lapis se hizo cada vez más fuerte conforme se iba elevando su irritación.

Ritz, que no pudo entender ni la mitad de lo que ella le acababa de decir, volvió a hablar, solo que en esta ocasión lo hizo con un tono más calmado.  

“¿Eso qué quiere decir?”

“¡El punto principal es que esta cosa que estoy operando no se detendrá por sí misma! ¡Si tan solo fuésemos capaces de destruirla, los comandos que introduje con anterioridad surtirían efecto y las ruinas así como los Goblins se detendrían!”

“Sí todo lo que tenemos que hacer es detenerlo ¿Por qué no simplemente lo destruimos?” 




“¡Puedes intentarlo si quieres!” agregó ella “¡Sí crees que eres capaz de destruir algo que ha estado funcionando por cientos de años en perfectas condiciones entonces hazlo!”

Tras escucharle hablar, Ritz le pidió a Lapis que retrocediera unos cuantos pasos y luego golpeó el tablero de mando con su espada.

Sin embargo, no pudo provocar ni una sola raya en la superficie. 

Además, su espada se rompió en el acto y salió volando en dirección contraria.  

“¿¡Por qué es tan resistente!?”

“¡No es el material, es la capa mágica que protege la superficie!” Dijo Lapis “¡No es algo que puede ser destruido por un ataque tan débil como ese, sí en verdad quieres destruirlo tendrás que utilizar una espada mágica!”

La conversación de sus compañeros llegó a Loren.

No entendió todos los detalles, pero supo que tenía que hacer algo respecto al panel de control.

Pero sí intentaba destruirlo con fuerza bruta estaba seguro que su ataque sería repelido al igual que el de Ritz por la barrera mágica.

Después de pensar por unos momentos, Loren encontró la manera de hacerlo. 

Ya sea que le funcionase o no, él tenía que hacer algo antes de que se quedase sin energía. 

“¡Lapis! ¡Aléjate de eso!”  

Loren advirtió a Lapis mientras giraba su espada en una especie de arco para separarse de los Goblins que tenía al lado.




Sin detenerse a comprobar si ella hizo caso a sus instrucciones, Loren metió su mano derecha a uno de sus bolsillos en la ropa y agarró el objeto que estaba buscando.

El artefacto que tomó de sus prendas era algo que se activaba con la mente pero solo para estar seguro de que se activaría, Loren gritó en voz alta al lanzarlo hacia el panel de control.

“¡Actívate!” 

El collar que fue arrojado empezó a emitir una tenue luz.

El colgante que había arrancado del cuello del Goblin Mago reaccionó a su voluntad y comenzó a demostrar sus capacidades de absorción.

“¿¡El collar de ˂˂Dispersión Mágica˃˃!?” 

Lapis se alejó apresuradamente del tablero tan pronto como vio lo que era.




Cuando el colgante aterrizó en el panel de control y expulsó todo el maná que había acumulado desde que el Goblin Mago lo usó por última vez, consiguió deshabilitar la barrera mágica.

“¡Venga, rómpete!”

Después de eso, Loren arrojó los restos de su espada hacia el dispositivo con todas sus fuerzas.




Su arma voló por la habitación hasta que finalmente consiguió estrellarse contra su objetivo. 

Aun si el collar contrarrestó la barrera del panel de control, el material con el que estaba construido el tablero seguía siendo bastante robusto, por lo que Loren no sabía si sería capaz de destruirlo.

Sin embargo, los restos de su espada fueron capaces de perforarlo.

“Ah, eso fue peligroso…”

El collar consiguió activarse desplegando el maná en su interior, pero tal parecía que la cantidad de energía acumulada dentro del artefacto no estaba completa, ya que Lapis no se vio afectada por su área de efecto.

Si Loren hubiese cometido un solo error de cálculos habría hecho que Lapis perdiera la capacidad de moverse nuevamente, por lo que ella quería reclamarle por sus acciones impulsivas, pero cuando estaba a punto de hacerlo Loren cayó al suelo inconsciente. 

“¿¡Qué estabas pensando!? ¡Loren! ¡¿Loren estás bien?!”




Ritz y compañía observaron a Lapis entrar en pánico al correr hacia Loren.

A su alrededor, los símbolos en las paredes desaparecieron gradualmente de todas las superficies y los Goblins que habían estado luchando ferozmente hasta entonces comenzaron a desplomarse uno por uno tal y como si las cuerdas de una marioneta hubiesen sido cortadas.

 

 

NOVA: Revisado y corregido

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios