Kuitsume Youhei no Gensou Kitan (NL)

Volumen 1

Capítulo 6: Registrando las Instalaciones

Parte 2

 

 

“La persona que administraba este lugar debió de haber sido alguien de buen corazón” dijo Lapis “Después de todo no dejó ningún acertijo extraño por resolver.”

Lapis dio su opinión sobre el gerente de ese lugar mientras seguían avanzando hacia la sala de control.




“Sí hubiese sido malvada probablemente habría puesto acertijos que nos harían querer arrancarnos la cabeza al intentar descifrarlos.” 

“¿Lo dices enserio?”

Loren no podía imaginar que tipos de acertijos provocarían tal reacción en las personas, pero escuchar a Lapis hablar le hizo preguntarse qué tipo de ruinas había explorado antes que esa para decir algo así.

Él quería preguntarle acerca de eso pero tenía la vaga sensación de que ella comenzaría a hablarle de historias aterradoras que en verdad no quería escuchar, así que decidió no hacerlo.

“Por cierto, eso también lo leí en un libro.”

“Claro que sí.”

Lapis, que parecía haber notado la duda en los ojos de Loren dijo eso para escudarse.




Por otra parte, Loren creía que era probable que ella ya hubiese explorado cientos de ruinas en el pasado.

“¡Realmente lo he leído en un libro!”

“De acuerdo, no te preocupes por eso y solo llévanos a la sala de control.” 

Fue Ritz el que respondió a Lapis.

A pesar de que había decidido permanecer con ellos, el hecho de que su equipo no estuviese en condiciones de pelear lo hizo sentirse ansioso de que fueran aparecer más Goblins oscuros.

“Demonios, esta misión es un asco.”

‘También conozco ese sentimiento.’ 

Loren pensó que era natural que Ritz se sintiera frustrado.

Aunque él no sabía cómo eran normalmente las misiones de exploración, pudo decir por su reacción que no era normal para ellos encontrarse en sitios tan peligrosos como en el que estaban en esos momentos.

Mientras Loren estaba pensando en lo desafortunado que fueron Ritz y su grupo al tomar esa misión, Lapis le habló en voz baja.

“Hemos estado vagando en estas ruinas ¿Recuerdas? Somos muchísimo más desafortunados de lo que ellos lo son.”

“¿Acaso puedes leer las mentes?”

“Es fácil saber en lo que estás pensando, será mejor que cuides tus expresiones ¿De acuerdo?”

Loren se tocó el rostro al escucharle.

Cuando él era un mercenario nunca tuvo la necesidad de ver la cara de las demás personas para intentar adivinar lo que estaban pensando.




Por ende, nadie nunca le había dicho algo similar.

Dado que Lapis parecía haber estado adivinando sus pensamientos en más de una ocasión desde que llegaron allí pensó que su expresión debería ser demasiado fácil de leer.

“Por cierto, si empezamos a comparar quién de nosotros fue el más desafortunado, sin lugar a dudas los ganadores serían las personas en el equipo de exploración contrario al de Ritz y compañía.”

“Ah, cierto, supongo que tienes razón.”

“Bueno, suficiente conversación por ahora, parece que hemos llegado.”

Lapis se detuvo frente a dos puertas enormes.

Mientras Loren se estaba preguntando cómo es que iban abrir una puerta sin cerradura ni pomo, Lapis se acercó a la puerta sosteniendo el manual en una de sus manos y con la otra trazo signos en la superficie de la entrada.

Después de eso el área trazada comenzó a brillar y la puerta doble se abrió hacia adentro sin hacer ruido.

“Muy impresionante.”

“No te apresures a elogiarme, que aún falta lo más difícil.”

Tras entrar llegaron a una habitación bastante espaciosa.

Alineadas con la entrada se encontraban algunas cajas apiladas con algunas palabras escritas en el idioma del Reino Antiguo grabadas en ellas.

Aparte de eso no había nada más en la sala más que un par de puertas colocadas en ambos extremos del lugar, las cuales hacían sentir a Loren inquieto. 

“Ese es el panel de control con el que se controlan estas ruinas.”

Lapis se acercó a una de las cajas y tocó la superficie con una se sus manos provocando que empezara a emitir una tenue luz.

De pronto aparecieron algunas letras y líneas en ella.

A pesar de que Loren notó el cambio, no supo qué es lo que estaba pasando.

“¿Estás segura de que puedes hacerlo?”

“Por supuesto, solo déjamelo a mí, puedo hacer algo como esto con bastante facili…”

Las palabras de Lapis se detuvieron antes de terminar lo que estaba diciendo.

Lo que le llamó la atención de Loren fue que cuando vio por debajo de la mano de Lapis se dio cuenta de que las letras en la caja comenzaron a brillar con una tonalidad rojiza.

“Eh ¿Qué está pasando?”

“¿Qué sucede?”

“Es extraño, por alguna razón no me deja entrar al sistema” añadió ella “Ni siquiera me deja iniciar el dispositivo de control para ingresar los comandos de apagado…”

Lapis intentó ingresar los códigos de nuevo con un rostro impaciente, pero cuando lo hizo las letras rojizas volvieron a aparecer en la superficie de la caja.

A pesar de que Loren no era capaz de leer lo que decían esos símbolos, supo de inmediato que la operación fue rechazada una vez más.

Lapis frunció el ceño al inclinar la cabeza mientras leía el libro entre sus manos, provocando ansiedad en Ritz y los demás.




“Es extraño, no he cometido ningún error.”

“Sí ese no es el problema ¿Qué crees que sea entonces?”

“Sí hubiese sido un error mío ya me hubiera dado cuenta… Me pregunto qué es lo que está pasando” agregó ella después de una pequeña pausa “¿Quizás el panel de control se averió con los años? De ser así, no creo que podamos hacer nada para arreglarlo.” 

Mientras Lapis decía tales palabras sus manos siguieron moviéndose en la superficie de la caja.

Volvió a fallar la operación y en esta ocasión toda la superficie se volvió de un rojo brillante con algún tipo de texto negro fluyendo en ella. 

Ritz y compañía retrocedieron involuntariamente ante el cambio repentino mientras que Loren se mantuvo observando a Lapis, quien tenía el rostro ligeramente sorprendido.

“Ya veo ¿No se supone que este es un laboratorio de investigaciones?”

“¿Qué hay con eso? De cualquier manera ¿Qué significan las palabras en esa caja?”

“Es un lugar donde debería de haber habido investigadores.”

“Bueno, eso sería obvio.”

“Dichas personas suelen estar registradas para poder usar adecuadamente todas las funciones ¿No es así?”

“No te estoy entendiendo ¿Qué es lo que quieres decir?”

Loren estaba un poco frustrado por no entender lo que Lapis estaba diciendo, pero ésta comenzó a deslizar su dedo sobre el panel una vez más sin prestarle atención.

Mientras tanto el número de letras y la velocidad con la que fluían en la superficie de la tabla de comandos comenzó a aumentar gradualmente hasta que toda la habitación se volvió de un color rojizo ominoso.

Asimismo todas las puertas en la habitación se abrieron de golpe.

“¡Ey! ¿Qué está pasando?”

Ritz preguntó con un tono preocupado a Lapis, quien respondió sin mirarlo. 

“Falle en la autenticación biométrica.”

“Bio… ¿Qué?”

“Este panel de control solo puede ser operado por las personas registradas en el sistema y como soy alguien que no cuenta con un registro el programa me expulsó.” 

“¿¡Qué has dicho!?”




Ritz y su grupo empezaron a comprender lo que estaba sucediendo al mismo tiempo que empezaban a desesperarse pensando en lo que pasaría a continuación.

“La unidad de control se bloqueó porque falle en ingresar en tres ocasiones, así que por el momento no puedo hacer nada para arreglarlo.”

“¿Qué significan las letras que aparecieron?”

Loren hizo una pregunta bastante obvia, esperando que no significase lo que estaba pensando.

A medida que pasaban los segundos se iba volviendo cada vez más pesimista debido a todas las experiencias negativas que había tenido hasta ese entonces.

“Tienen significados diferentes, las rojas eran una advertencia.”

“Entonces ¿Qué decían las negras?”

“En pocas palabras fuimos reconocidos como intrusos.”




Loren sonrió amargamente al escuchar el tono casual de Lapis mientras que el resto del grupo palideció, ya que todos ellos sabían que aunque ella lo había dicho con un rostro apacible la situación en la que estaban no debería de ser tomada a la ligera.

Lapis siguió trabajando sin dejar de moverse ni por un solo segundo.

“¿¡Qué carajos crees que sigues haciendo!?” Se quejó Ritz “¡Explícanos qué es lo que va a suceder!”

Ritz intentó agarrar a Lapis por la espalda pero fue detenido por Nim y Chuck.

Lo hicieron porque pensaban que no tenía ningún sentido que arremetiera en contra de Lapis.

“El mecanismo de defensa de este lugar se acaba de activar.”

“¿Puedes ser más específica? No entiendo nada de lo que estás diciendo.”

Loren pregunto. 

Después de que él pidiese una explicación, Lapis se detuvo un momento para poner en orden sus pensamientos y luego explicó la situación.

“Las ruinas nos han reconocido como invasores e intentarán eliminarnos usando a los Goblins.”

“¿Qué podemos hacer para evitarlo?”

“El sistema ya debe haber producido a un gran número de Goblins que deben de estar en camino hacia acá, por el momento solo manténganlos ocupados.” 

Los rostros de Ritz y su equipo palidecieron en el acto.

Tras escucharle hablar Loren agarró el mango de su gran espada y se preparó para la pelea.

Él sabía que sí los Goblins negros de antes apareciesen se convertiría en una pelea bastante dura, pero a pesar de eso seguía existiendo la posibilidad de que no fuesen a aparecer. 

En la habitación había tres entradas por las que fácilmente podrían entrar los enemigos, sin embargo, Loren supuso que no se generaría un número tan grande de ellos de una sola vez y llegó a la conclusión de que seguían teniendo una oportunidad de sobrevivir. 

“Tratare de ingresar al sistema y una vez que lo consiga, no importará cuantos Goblins haya, no podrán hacernos nada.”

“Entonces ¿Sólo tenemos que conseguirte algo de tiempo?”

“Por favor, estaré indefensa una vez que me ponga a intentarlo.”

“¿Cómo puedes estar tan segura de poder hacerlo?”

A pesar de que Rits se sentía desesperado por dentro, se dio cuenta de que la única oportunidad para salir vivo de ese lugar era peleando, sin embargo, no pudo evitar preguntarle a Lapis cuál era el motivo de su confianza con una mirada deprimida.

“¡Porque soy un sacerdote que sirve al Dios del Conocimiento!”

“Sabes que no puedes responder lo mismo en cada ocasión ¿verdad?” 

Loren se quejó ante las palabras que Lapis usaba convenientemente en cada ocasión que las necesitaba. 

Una parte de él estaba tratando de advertirle que no funcionaría todo el tiempo mientras que la otra intentaba salvar la reputación de los otros sacerdotes del Dios del Conocimiento, además de eso, tampoco quería que Ritz y los demás se hicieran ideas falsas.

“Técnicamente no les he mentido.”

“Supongo que no, pero… Olvídalo no importa, solo date prisa y termina con esto.”

Por mucho que Loren quisiera salvar la reputación de los otros sacerdotes que sirven al Dios del Conocimiento, sabía que tenía cosas más importantes en las que debía preocuparse, así que en lugar de ponerse a alegar se preparó para la batalla.

 

 

NOVA: Revisado y corregido

5 2 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios