Kumo Desu Ga Nani Ka?

Volumen 9

Capítulo 3: La Llegada del Rufián

Parte 1

 

 

Llevamos varios días en la mansión del duque.

¿Que cómo ha ido hasta ahora? ¡Estupendamente bien!

Quiero decir, supongo que no es ninguna sorpresa. He estado viviendo en la carretera por una eternidad, y sólo nos hemos quedado o en campamentos o en posadas por un día o dos.

Obviamente eso no se va a comparar con una sofisticada mansión.

Así que permitidme describir mi elegante estilo de vida en la mansión del duque.

Primero, me levanto.

¿Cuándo? Bueno, eso varía.




Puedo dormir en una cama cómoda todo el tiempo que quiera, y también puedo quedarme despierta toda la noche si me apetece, así que obviamente mis horas de sueño están en todas partes.

¡No me puedes culpar por eso!

Luego, una vez me levanto, Riel y Fiel juegan a vestirme por un tiempo.

Es bastante irónico que un par de muñecas me usen para jugar a eso, ¿no?

No es que me importe.

Una vez que juegan con mi ropa y pelo, e incluso me maquillan y toda esa basura, es hora de desayunar.

El personal me hace el desayuno mientras Riel y Fiel se divierten con mi look del día.

Mi hora de despertar es bastante aleatoria, así que, por supuesto, la mayoría de los días tienen que hacerme el desayuno otra vez.

Claro, seguramente sea un inconveniente para los cocineros, pero considéralo un sacrificio necesario por el lujoso estilo de vida que tanto merezco.

Como el desayuno en mi habitación con Riel y Fiel.

Siendo la mansión de un duque y todo eso, la comida es deliciosa, por supuesto. Tal vez se nota que está un poco producida en serie, pero está bien.

No puedes esperar que los chefs preparen a todas horas del día sus mejores platos, ¿verdad?

Bueno, dejemos eso.

Estoy segura de que los chefs no están resentidos conmigo ni nada parecido.

Después de desayunar, es hora de trabajar. Por lo cual solo me refiero a producir hilo.

Esto es lo único que realmente me tomo en serio.

Para ser honesta, producir hilo es fácil en sí. Se me ha hecho algo tan natural que empiezo a preguntarme por qué no podía hacerlo antes de aquel incidente en las Montañas Místicas.

Además de eso, no requiere mucho esfuerzo. No me canso, sin importar la cantidad que cree, y no siento como que la energía en mi interior disminuya.

Así que el hecho en sí de producir hilo es fácil, y puedo hacer tanto como necesite.

Pero si solo me siento a hacer hilo sin más, no llegaré a ninguna parte.

Mi objetivo es recuperar al menos tanta fuerza como solía tener, quizás incluso más.

Cuando tenía habilidades, el simple hecho de usarlas frecuentemente aumentaba mi nivel de habilidad, pero eso ya no funciona así.

La práctica hace la perfección, así que no hay nada de malo en hacer esto, pero si quiero dominar el uso de mi poder, simplemente producir hilo no será suficiente.

La esperanza es que pueda usar esta sensación como punto de partida para descubrir como usar mis otros poderes, así que trato de concentrarme en eso mientras trabajo.

… Pero hasta ahora, eso no ha producido ningún resultado.

El hecho de que pueda producir hilo con tanta naturalidad en realidad hace más difícil identificar esa sensación. Como puedo producir hilo siempre que quiera, eso significa que en realidad puedo hacerlo sin pensar.

Es difícil ser consciente de cómo se siente al no ser consciente de hacer algo, ¿sabes?

Tal vez sea como cuando alguien que es un genio de manera natural trata de enseñar a alguien más y no entiende como su alumno no puede entender algo.

Así que estoy intentando cosas diferentes mientras produzco hilo, pero el único resultado es… más hilo.

Parece que pasará un tiempo antes de que puede reproducir ninguna de mis otras habilidades.

Pero de todas formas, Riel y Fier recogen el hilo que hago y lo convierten en prendas de ropa, hacen ovillos, envían todo al Señor Demonio, y así sucesivamente, así que por lo menos no es una total pérdida de tiempo.

Una vez que me entra hambre, paro de trabajar por un rato y tomo el almuerzo.

Todavía me parece un poco producido en masa, pero sí, ¡eso tampoco es para tanto!

En las raras ocasiones en que me las arreglo para comer a una hora decente, la diferencia en extravagancia es obvia.

¡Cuidan todos los detalles!

Es solo que yo soy demasiado descuidada con los horarios, ¡eso es todo!

¡Los chefs me están haciendo un favor al alimentarme de todas formas!

Sí, continuemos.

Una vez que he acabado de comer, tengo tiempo libre, el cual lo dedico de modo diferente dependiendo el día.

En otras palabras, hago lo que me da la gana.

Como leer libros en la biblioteca de la mansión, o tejer con el hilo que hice esa mañana, o hacer poses guais mientras trato de practicar magia.

¿Hmm? ¿Que qué fue eso último?

Da igual. Ni te preocupes por eso.

Definitivamente no recuerdo que Riel y Fiel se me quedaran mirando como si acabaran de ver algo realmente patético.




¿Vale? Vale.

Bueno, y el resto del día es tiempo libre hasta la cena.

Lo único con lo que debo tener cuidado es que si pido la cena a horas muy raras, como en mitad de la noche, la calidad de la comida se reduce enormemente.

Tiene sentido. Incluso los chefs en la mansión de un duque probablemente se retiren después de haber preparado la cena en el horario habitual.

Si pides comida después de eso, tiene sentido que tengas que apañártelas tú mismo.

Bueno, en realidad no tenemos permitido entrar en la cocina, así que una doncella tiene que hacerlo en su lugar, pero la doncella tampoco puede cocinar, así que siempre es pan, o cecina, o cosas del estilo.

En otras palabras, alimentos que no requieren ninguna preparación.

O sea, está bueno, ¿sabes?

Es la mansión de un duque, así que todo lo que tienen es bueno.

Pero si simplemente lo arrojas en un plato y ya… ¿Sabes a lo que me refiero?

Surrealista.

Es por eso que siempre trato de comer a la hora normal.

En cierto modo, esa es una misión incluso más importante que producir hilo.

De todos modos, después de cenar, me relajo un rato y me duermo.

Así es como paso la mayoría de mis días.




¿Hmm? ¿Que todo lo que hago es holgazanear, comer y dormir dices?

Bueno, supongo que se podría decir de esa manera.

Mi único deber es hacer hilo como me pidió el Señor Demonio, y eso ni siquiera es difícil.

Consigo vivir una vida perezosa todos los días.

¡¿No es este lugar el paraíso?!

5 17 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
16 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios