The Death Mage Who Doesn’t Want a Fourth Time (NL)

Volumen 1

Capítulo 3: Subiendo Niveles

Parte 6

 

 

Cuando bajamos al quinto piso de la mazmorra descubrimos que también era una guarida de muertos vivientes.

“……¡Kuuooohhhhh!”




“Burrmooo…”

En realidad, sólo aparecieron no-muertos de rango cuatro en la cuarta planta, no-muertos incluso más poderosos que mis compañeros de rango tres.

Uno era un ‘Cráneo Rojo’, un guerrero esqueleto cuyo cuerpo entero estaba teñido de un color rojo sangre. Un orco zombi con una fuerza mayor a la que pudo tener en vida. Un Lich Menor, un zombi hechicero que podía utilizar hechizos que no pudo utilizar en vida.

El rencor habitaba en el interior de todos ellos, incluso las ‘Armaduras Vivientes’ comenzaron a moverse aunque nadie las llevara puestas.

“Koowooohh”

“Oh, muchas gracias. Disculpen la molestia”.

Pero al igual que en la cuarta planta los no-muertos de rango cuatro se pararon a los lados del camino inmóviles, dándole paso al chico.

“Oh, deténganse, hombre óseo, lobos óseos. Creo que hay una trampa en el suelo por delante de ustedes”.

El único obstáculo que encontramos fue esa trampa en el suelo. Sin embargo, eso también fue detectado por el chico con su habilidad [Sentido del Peligro: Muerte], con la cual pudo detectar su existencia.




“Puedo sentir la muerte cubriendo una gran parte del suelo, así que tal vez sea un gran pozo. Bueno, crearé un golem y cubriré toda esa parte del suelo, con eso estaremos bien”.

El chico convirtió una de las paredes en un golem y cubrió el suelo para inhabilitar la trampa. Sólo este chico podría inhabilitar una trampa de tal manera.

“Bien, sigamos adelante”.

En la quinta planta encontramos muchos más cofres del tesoro que en la cuarta planta y obtuvimos varios objetos mágicos.

Cuando llegamos al final encontramos una gran puerta por la cual entramos y dentro había un enorme monstruo esperándonos.

Era un ‘General Esqueleto’, cuyo cuerpo medía más de dos metros de altura, su cuerpo estaba cubierto por una armadura metálica, en una de sus manos sostenía una enorme hacha con la que podría cortar un buey por la mitad, y en la otra portaba un escudo que se asemejaba al exterior de una fuerte muralla. 

Pude sentir un escalofrío recorriéndome la columna vertebral, cuando ni siquiera debería tener una, pero creo que también se debió al enfrentar el aura de un no-muerto de rango superior.




Y alrededor de ese Esqueleto General habían diez Armaduras Vivientes de pie como caballeros siguiendo a su general.

Estaba seguro de que estos eran los llamados jefes de mazmorras.

Según Lady Darcia, que se había despertado para este momento, al final de una mazmorra siempre habría un jefe esperando.

Todos los jefes que aparecían en las plantas de la mazmorra eran difíciles de derrotar, pero los de la planta más baja, eran los más difíciles de enfrentar.

“Orrr, kohkoh, ooorr…”

“Muchas gracias por su cortesía. ¿Qué? ¿Puedes hacer eso por mí? Eso me sería de mucha ayuda, pero ¿Están bien con eso?”

Sin embargo, el jefe no-muerto se comportó como todos los otros no-muertos que habíamos encontrado, no sólo le cedió el paso al chico, sino que también le ofreció su hacha y su escudo, que se veían como increíbles objetos mágicos a simple vista.

“Es muy descortés de mi parte recibir también tu arma y escudo gratis, así que te daré esto a cambio”.

El chico sacó del carruaje un hacha de batalla y un gran escudo, y se los entregó al General Esqueleto. También sacó y le entregó todos los objetos que había obtenido de los bandidos, pero ninguno era igual a esos dos objetos mágicos. Sólo eran piezas de metal y otras cosas.

“Hmm, pero esto por sí solo no será suficiente para que te lo cambie…”

Cuando el chico dijo eso una gran cantidad de poder mágico brotó de su cuerpo. Hice todo lo posible para soportar su presencia y que mi conciencia no se rindiera a ella. En cambio, el pájaro óseo y mis otros compañeros cayeron al suelo postrados.




Frente a mis ojos, el poder mágico del chico se vertió en el hacha de batalla, el gran escudo, el General Esqueleto y las Armaduras vivientes.

“¡¡Ooooorr, kohkohkohkohko!!”

El cráneo blanco del general esqueleto parecía temblar de placer mientras se teñía de negro, y las armaduras vivientes también comenzaron a desprender una atmósfera maligna que antes no poseían.

“…Chico, parece que les mejoraste sus rangos… ¿Qué demonios les hiciste?…”

“Acabo de utilizar diez mil veces más poder mágico de lo habitual para fortalecerlos con [Incremento de Poder Asesino] y [Absorción de Energía]. ¿Por qué no hacerlo? Ellos ya son compatibles con mi magia del atributo muerte, que sólo funciona bien en no-muertos. Intentaré lo mismo con nuestro grupo más tarde”.

Si el chico pudiera promocionar a un no-muerto con sólo gastar cien mil puntos de su poder mágico, entonces, sería algo fabuloso para él que ya tiene más de 100 millones de puntos de poder mágico, algo que también significa que puede fortalecer fácilmente a sus subordinados.

“Crearé ‘Armaduras Vivientes’ la próxima vez que encuentre unas que se vean bien. Ya que mis no-muertos no pueden equiparse con armaduras”.

Como los cuerpos de los no-muertos eran sólo huesos, podían equiparse armaduras de cuero que poseían elasticidad en el material, pero no podían utilizar una armadura metálica. Esto se debió a que no tenían carne, por lo que si una armadura metálica excediera su tamaño cada vez que este se moviera la armadura se movería sin control sobre ellos, y se interpondría en su camino.

Por lo tanto, a excepción de los escudos, ninguno podía llevar ninguna armadura que fuera de metal.

Pero, como si estuviera dándole la contra a todo esto, el General Esqueleto portaba una armadura metálica completa.

Pero más importante para mí que averiguar el secreto detrás de su armadura, era el hecho de que el chico ya tenía planes de crear más no-muertos.

“…Chico, por favor dale la oportunidad a mis hijas primero. Si les das un cuerpo, creo que podrían volver a hablar como si estuvieran vivas…”

“…Saria y Rita habían sido sirvientas, así que no saben cómo utilizar armas, pero pueden realizar tareas domésticas y su cocina es buena, aunque no tan buena como sus verdaderas profesiones, mientras sean tareas simples ellas no tendrán ningún problema…”

El chico parpadeó sorprendido y guardó silencio durante un rato antes de responderme, ‘Está bien’.

“Sin embargo, tiene que ser una armadura bonita, por lo que creo que tendrás que esperar un tiempo. No puedo ir a una ciudad y comprar una armadura bonita, y los bandidos solo tienen una gran cantidad de armaduras de cuero”.

“Lo entiendo, gracias chico”.

No sé cuántos meses o años tendré que esperar, pero puede que haya un día en el futuro en el que mis dos hijas y yo podamos volver a hablar como antes, como padre e hijas. Esa esperanza era más que suficiente para mí.

Sin embargo, mi esperanza se cumpliría antes de lo que me imaginaba. Detrás de la sala en la que se quedaba el General Esqueleto se encontraba una sala de tesoros, con tantos tesoros en su interior como la cantidad que habíamos adquirido hasta ahora.

Entre todos esos tesoros se encontraban dos armaduras que el niño dijo que se veían bien.

“¡Oh, estos también son objetos mágicos!”

Eran armaduras metálicas con poderes mágicos. Sus diseños también parecían orientados a las mujeres, con elegantes curvas en toda la armadura que eran de naturaleza rugosa y la decoración era muy delicada.

No pude entender qué tipo de poderes mágicos contenían concretamente, ni cuánto rendimiento podrían ofrecer, pero sí entendí que eran armaduras hermosas.

“…¡Chico! Me gustaría pedirte que les permitas a mi dos hijas residir en esas armaduras, y las conviertas en ‘Armaduras Vivientes’…”

“…Sólo por si acaso, ¿De verdad te parece bien? Digo, ¿Estas armaduras? ¿Realmente te parece bien?”

Por alguna razón, el chico no parecía muy entusiasmado con la idea. Cuando le respondí, ‘Por supuesto’, miró las armaduras de nuevo, entrecerró los ojos y se puso a murmurar.

“No importa cuanta fantasía haya en este mundo, no esperaba encontrarme con armaduras que tuvieran las formas exactas de un maillot de pernera alta y un bikini”.

“…¿Maillot de pernera alta? ¿Bikini? ¿Es así como llaman a este tipo de armaduras en la Tierra?…”

“No. Así llamamos a los trajes de baño… En este mundo, ¿Acaso existen los trajes de baño? No importa, estás de acuerdo, ¿No? No debo vacilar tanto pensando en cosas innecesarias”.

Entonces, el chico puso a Saria en la armadura que describió como un ‘maillot de pernera alta’ y a Rita en la armadura que describió como un ‘bikini’, vertiendo su poder mágico en las armaduras y transformándolas en ‘Armaduras Vivientes’.

The Death Mage Who Doesn't Want a Fourth Time Volumen 1 Capítulo 3 Parte 6 Novela Ligera

 

Aunque el poder que utilizó el chico equivalió a diez veces el necesario para crear un Golem de Tierra, estaba agradecido de todo corazón de que mis hijas hubieran podido conseguir nuevos cuerpos de forma segura.

Después de eso, no encontramos escaleras detrás de la sala del tesoro, lo que significaba que la exploración había llegado a su fin.

Nuestra primera exploración de una mazmorra había terminado, por lo que regresamos utilizando el camino seguro que nos había indicado el General Esqueleto.

En el camino de regreso me dejaron atropellar a los goblins de segundo rango que nos atacaron, cumpliendo nuestro propósito inicial de elevar mi rango y fue un bonito evento el que pudiera promocionarme al rango tres, y convertirme en un ‘Carruaje Fantasmal’.

Digamos que la parte más difícil de toda esta mazmorra fue subir y bajar las escaleras. Ya que el chico había tenido que convertir las escaleras en un golem y transformarlas en una pendiente pronunciada. Por lo que tuve que bajar siendo frenado por el oso óseo o un mono óseo, y subir mientras era empujado.

Gracias a eso, adquirí la habilidad [Conducción por Caminos Escabrosos], algo que me pareció bueno. Me pregunto por qué las habilidades se aprenden después de haber superado los momentos en los que eran más necesarias.

 


Estado

Nombre: Sam
Rango: 3
Raza: Carruaje Fantasmal
Nivel: 3

Habilidades Pasivas

[Cuerpo Espiritual: Nivel 1 (¡NUEVA!)]
[Poder Monstruoso: Nivel 1 (¡NUEVA!)]
[Conducción por Camino Escabrosos: Nivel 1 (¡NUEVA!)]
[Resistencia a los Impactos: Nivel 1 (¡NUEVO!)]
[Conducción Precisa: Nivel 3]




Habilidades Activas

[Sigilo: Nivel 1 (¡NUEVA!)]
[Conducción de Alta Velocidad: Nivel 1 (¡NUEVA!)]
[Asalto: Nivel 1 (¡NUEVA!)


 

 

NOVA: Revisado y corregido

5 3 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
3 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios