The Death Mage Who Doesn’t Want a Fourth Time (NL)

Volumen 1

Capítulo 3: Subiendo Niveles

Parte 4

 

 

Mi nombre solía ser Sam. Trabajaba para un noble como el cuidador de sus caballos y el cochero de su carruaje.

Los sirvientes de los nobles no estaban en mejores condiciones que los plebeyos (Bueno, en realidad yo también era un plebeyo). Sin embargo, se nos proporcionaba un uniforme adecuado para nuestras labores, y se nos daban las comidas diarias, ya que si no nos vestíamos de la manera adecuada como sirvientes el estatus de nuestro amo sería cuestionado.




En ese sentido, ciertamente fui bendecido.

En particular cuando conocí a mi esposa, quien trabajaba como una sirvienta en la mansión, mientras fuimos esposos tuvimos dos hermosas hijas.

Mi hija mayor, Saria, se había convertido en una dama elegante, y mi hija menor Rita, era una chica enérgica y brillante.

Mis dos hijas también habían servido a la misma familia noble como sirvientas, y fueron muy felices. Pero un invierno, mi esposa se contagió de una enfermedad y falleció a los pocos días. No hubo tiempo suficiente para que nos recuperáramos de esa tristeza, cuando el señor de la casa y nuestro amo, murió bajando las escaleras, y fue reemplazado.

El nuevo sucesor de la familia era un recién llegado que había tenido una disputa con el señor anterior, y al llegar, anunció que todos nosotros, los sirvientes, seríamos reemplazados, cuando eso ocurrió pensé en ganarme la vida como un cochero en una gran ciudad, y para ello había decidido aventurarme en una nueva tierra.




Mis hijas también pensaban que en una gran ciudad lograrían encontrar buenos pretendientes para casarse y buenos empleos.

Pero durante ese viaje fuimos emboscados por bandidos, mis hijas fueron profanadas delante de mí por esas bestias, y cuando se cansaron de ellas todos fuimos asesinados. Nuestros cuerpos fueron quemados y tirados lejos de su escondite, para evitar que atrajeran bestias y demonios. Lo que pasó debió haber sido muy doloroso y traumatizante para mis hijas, porque Saria y Rita seguían viéndose igual que cuando sus cuerpos fueron quemados.




Naturalmente, nos llenamos de rencor hacia los bandidos. Queríamos quedarnos alrededor de ellos hasta que presenciáramos su ruina con nuestros propios ojos. Si hubiera habido un punto demoníaco de convergencia mágica cerca de nosotros podríamos habernos convertido en espíritus malignos gracias a su poder mágico.

Pero sin su presencia sólo pudimos quedarnos a odiarlos sin poder hacer nada al respecto.

Eso hasta que nuestro actual amo, el joven amo Vandalieu y sus compañeros, atacaron el escondite de los bandidos y los asesinaron a todos.

Y ahora que nos hemos unido a su grupo de subordinados, nunca podré saber si esta es la llamada nueva segunda vida que viene después de la muerte.

Pero al mismo tiempo, no puedo dejar de estar sorprendido de que un mero cuidador de caballos y un cochero como yo esté en el interior de una mazmorra.

“…Joven amo, he oído que hay muchos monstruos y demonios en el interior de una mazmorra que son mucho más fuertes que los del exterior. Si siente que en algún momento está en peligro, por favor infórmeme de inmediato…”

Mi nuevo cuerpo ahora era la parte trasera del carruaje que los bandidos me habían quitado. Lo que hacía mi nuevo cuerpo especial era lo ancho y robusto que era y también su capacidad para ser tirado por tres caballos, sólo que no era necesaria la presencia de un cochero como tampoco la de los caballos.

Debido a que he poseído el carruaje podía moverlo directamente, podía moverlo en cualquier dirección con libertad, incluso podía retroceder, algo que no podían hacer los carruajes con caballos. Por lo tanto me era posible huir con mi joven maestro rápidamente y en cualquier momento.

“Entiendo. Por cierto, Sam, he estado pensando en esto durante un tiempo. ¿Puedes hacer algo con lo de ‘joven amo’?”

Mi joven amo Vandalieu me habló en un tono plano desde el interior del carruaje, pero ¿Qué quiso decir con lo de si ‘puedo hacer algo’?”

“…¿Quieres que este Sam le llame niño pequeño?…”

Seguramente esto debería ser lo más conveniente, ya que mi joven amo sólo tiene un año y tres meses.

“No, esa no era mi…”

“…Jajaja, mi pequeño Vandalieu no pudo evitar avergonzarse con el nuevo apodo. Después de todo, no hay muchos espíritus que entablen una conversación con él como lo has hecho tú, Sam…”




“…Oh, ya veo…”

La madre de mi joven amo, Lady Darcia, tenía razón, mi joven amo no había hablado con nadie más aparte de ella y de mí. No se trataba de una cuestión de afecto o cortesía; simplemente no había nadie con quien pudiera hablar.




El hombre y los monos óseos no estaban poseídos por los espíritus de personas, sino por espíritus de animales pequeños, por lo que no podían hablar con mi joven amo y sólo le transmitían sus emociones de manera áspera.

“¡Gyyyaaahhh!”

Por alguna razón, mi joven amo podía atraer a innumerables espíritus, al igual que atraía a mis hijas. Sin embargo, todos ellos sólo podían hablar cuando mi joven amo les hablaba, ninguno podía hablar por voluntad propia con él.

Cuando un ser vivo se transformaba en un espíritu era fácil para él ser controlado por sus emociones y si no se controlaba seguiría perdiendo el control y repitiendo los mismos errores una y otra vez. Mis hijas no eran una excepción a esto.

“¡Gyyeeehh!”

“…Pero como soy su cochero pensé que era natural que le hablara con respeto. Además… no creo que mis compañeros, que tienen más tiempo con usted, estén contentos si le hablo de otra manera, ¿Verdad?…”

Mis compañeros no-muertos podrían tener huesos humanos conformándolos, pero en realidad seguían poseídos por espíritus de animales pequeños. A veces, había podido ver como esos espíritus pequeños le pedían a mi joven amo que los acariciara.

“¡Kah, kahkah, kah, kahkah!”

Mi joven amo era un niño que podía ver espíritus, así que no parecía sentir ninguna molestia cuando interactuaba con ellos, pero en mi caso creo que es más un problema.

“…Bueno, como fui un hombre de mediana edad de unos cuarenta años, con poco cabello, creo que no me costaría mucho llamarlo ‘chico’…”

“Umm… Ciertamente. Entonces, es bueno que sea un niño”.

Mi joven amo parecía un poco insatisfecho, pero al final estuvo de acuerdo.




“¡Gugyeeehhh!”

Por cierto, esos gritos estridentes provenían de un ‘Soldado Goblin’ que estaba atropellando.

Los ‘Soldados Goblins’ eran monstruos de rango dos, monstruos que habían evolucionado a partir los goblins comunes, ellos poseían un poco más de inteligencia y habían aprendido a manejar armas.

Si bien algunos goblins de rango uno utilizaban palos de madera, no eran más que ramas caídas de algún árbol.

Si uno de esos débiles goblins tuviera la suerte de encontrar una espada o una lanzasólo sería capaz de empuñarla del mismo modo en que empuñaba y agitaba un palo de madera.

Un ‘Soldado Goblin’ era un goblin capaz de utilizar una espada como una espada, una lanza como una lanza y un palo como un palo. Sin embargo, sólo podía ser tan hábil como los aficionados y los encuentros uno a uno con ellos podían ser ganados por aventureros y soldados que hubiesen ganado más experiencia en armas y en el dominio de sus habilidades.

Sin embargo, estos ‘Soldados Goblins’ seguían viéndose casi idénticos que los goblins ordinarios, de hecho, los agricultores y cazadores que los enfrentaban descuidadamente resultaban heridos o con los ojos morados de vez en cuando.

Estos soldados goblins nunca serían una amenaza para el hombre, los monos, los lobos y el pájaro óseo que habían alcanzado el rango tres, y que se habían promocionado a ‘Soldado Esqueleto’, ‘Bestias de Huesos’ y ‘Ave Fantasmal’.

Cada vez que uno de ellos aparecía, su cabeza sería cercenada por una espada, arrancada por colmillos, y penetrada por plumas espirituales. Por lo que nunca dejarían de caer uno por uno.

De vez en cuando mis compañeros soltarían uno que aún respirara un poco delante de mis ruedas. Gracias a ellos, también podía ganar experiencia con la incursión.

“¡Gyeegyeegyeehhh!”




(Esta sensación de aplastar su carne, sus tripas, y sus huesos con mis ruedas. Qué sensación tan maravillosa.)

“…Me avergüenza un poco decirlo, pero creo que puedo volverme adicto a esto…”

“No quiero que hagas de esto un hábito, no quiero ver personas lastimadas. Oh, pero puedes atropellar a todos los bandidos que quieras”.

“…Muchas gracias…”

(Voy a ser capaz de atropellar bandidos con mis ruedas. Sólo imaginar esa escena hace que mi ser vibre.)

Se me olvidaba, la parte de atrás del carruaje está protegida por los monos y el oso óseo, ellos se han encargado de revisar si los monstruos que aplasté generaron piedras mágicas al morir. Escuché que uno de cada cinco goblins de rango dos puede generar una piedra mágica.

“…Pero chico, que ‘Soldados Goblins’ y ‘Arqueros Goblins’ aparezcan cuando aún estamos en el primer piso, puede significar que esta mazmorra es más peligrosa de lo que parece…”

En caso de que existan dudas, los ‘Arqueros Goblins’ eran monstruos que en lugar de aprender combate cuerpo a cuerpo aprendieron a manejar arcos y flechas, y al igual que un ‘Soldado Goblin’ eran monstruos de rango dos.

“Pero no me parecen peligrosos…”

“…Eso es lo que parece mi pequeño Vandalieu, ya que han sido tus no-muertos quienes han venido derrotándolos desde el principio, pero no es común que te encuentres a diez monstruos con sólo entrar en la mazmorra. Bueno, aunque esta es también la primera vez que me adentro en una mazmorra…”

Lady Darcia parecía haber sido una aventurera antes de que mi joven amo naciera, parecía que había estado más activa en solitario y no tenía una experiencia real en la exploración de una mazmorra.

“En cuanto al número de monstruos, creo que podría deberse a que los aventureros no han venido a conquistar desde hace un tiempo”.

“…¿Eso puede ser posible?…”

“…Sí, puede ser posible. Incluso los aventureros pueden ser reclutados como mercenarios durante una guerra, cuando responden a solicitudes de emergencia a gran escala, y los aventureros que no responden a esas solicitudes tienden a ser los más reacios a conquistar las mazmorras que no les traen buenas ganancias…”

“Bueno, si lo único que van a encontrar son goblins no valdría la pena que se tomaran la molestia. Las personas son criaturas que no se mueven sin obtener ganancias”.

“…Chico, eres bastante inteligente, no pareces un niño de un año, así que por favor ten cuidado mientras avanzamos…”

“…Eso es verdad, mi pequeño Vandalieu está lleno de palabras maduras. ¿Quién podría decir que no creció en su vida anterior y en la anterior a esa? Oh, parece que he llegado al límite de tiempo, así que cuídalo por mí, Sam. Buenas noches Vandalieu…”

“…Entendido, Lady Darcia…”

“Buenas noches mamá”.

 

 

NOVA: Revisado y corregido

5 3 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
4 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios