Kumo Desu Ga Nani Ka?

Volumen 9

Capítulo 1: La Llegada al Reino de los Demonios

 

 

El carro avanza arrastrado por dos wyrms de tierra.

Estamos en un camino de tierra lleno de baches, por lo que, por supuesto, rebotar dentro del carro hace que uno se sienta simplemente fatal.




El viaje es tan movido que si abrieras la boca, probablemente te morderías la lengua, así que ninguno de nosotros está hablando mucho. El único sondo es el golpeteo y traqueteo del carro.

¿Yo?

Soy una marea, ¿qué pasa?

Ya sabes, marea. Porque estoy súper marea-da.

Je-je-je. Un juego de palabras muy inteligente, si se me permite decir.




Típico de mí, ¿verdad? Soy un genio.

“Parece que vayas a morirte, Blanca. ¿Quieres tomar un descanso?”

El Señor Demonio dice algo. ¡Pero mira! Estoy tan bien que acabo de acuñar una nueva palabra. ¡Mua-ja-ja!

“…Um, ¿Blanca? ¿Hola? Oh-oh. Apenas está consciente.”

Hmpf. Estúpido Señor Demonio. ¿Qué sabrás tú?

¡Como si yo pudiera ser noqueada por un simple carro!

“Lady Ariel, alcanzaremos nuestra próxima parada planificada en breve. ¿Preferiría tomar un descanso antes de eso?”

La voz de Mera suena desde el asiento del cochero.

Parece que está sugiriendo que deberíamos aguantar hasta que lleguemos a nuestro próximo destino.

“Está bien. Entonces, sigamos el resto del camino mientras Blanca esté desmayada.”

“Muy bien. Continuaré.”

¡Venga ya! ¡Te lo he dicho, estoy completamente despierta!

El carro continúa rebotando todo el camino hasta nuestro destino: el primer pueblo que visitaríamos en el territorio demonio.

***

 

 

“Esto no es exactamente lo que me imaginaba.”

Cuando me despierto en la habitación de la posada, lo primero que escucho es la voz de Vampy quejándose.

Espera, ¡¿qué?! ¿Me he despertado? Quiero decir… por supuesto que lo estoy. He estado completamente consciente todo el tiempo.

No me he desmayado, ¿vale? Eso nunca ha pasado.

De todos modos, me pregunto qué es lo que no le gusta a Vampy de este lugar. Oh espera, está a punto de decírmelo tanto si pregunto como si no.

“Esto es demasiado normal”, dijo.

Miro alrededor de la habitación, evaluando la decoración. Un poco elegante, tal vez, pero por lo demás no es muy diferente de una posada normal humana.

¿Quizás sea diferente por el exterior? Echo un vistazo por la ventana al pueblo, pero tampoco hay nada en especial en la calle debajo de nosotros.

Hmm. Bueno, entonces creo que entiendo por lo que Vampy está decepcionada.

Las palabras tierra de los demonios te traen a la mente algo más siniestro, ¿no es así?

Ya sabes, como un lugar lúgubre que está constantemente nublado, y con los edificios cubiertos de hiedra como la casa de una bruja. También debería haber un montón de criaturas inhumanas por los alrededores para darle al lugar una verdadera sensación de caos.

Pero ¿qué tenemos en su lugar?

Un brillante, resplandeciente y sádico sol.

¡Maldito seas! ¡¿Tu miserable luz también llega a este lugar?! ¡Hazla descansar ya!

Ejem.

De todos modos, los edificios son normales, también. No están exactamente limpios, pero parecen estar bien mantenidos, por lo que no hay enredadera siniestras ni nada.

Y la gente de los alrededores son totalmente humanoides, no tienen ni cuernos ni alas.

El único punto clave que te recuerda que no estamos en la Tierra es los colores locos de su pelo. Parece un poco ridículo, pero también había algunas personas con colores de pelo locos en los territorios humanos, por lo que ni siquiera es algo exclusivo del reino de los demonios.

En otras palabras, a pesar de ser el hogar de los demonios, este lugar no es diferente a un pueblo humano normal.

Ni siquiera sabrías que estás en territorio de los demonios si no te lo dice alguien.

Quiero decir, supongo que algunos pueblos humanos tendrían diferencias locales, por lo que no es exactamente lo mismo, pero aun así.

Si tuviera que decirlo, las tierras de los demonios se parecen más al imperio en el territorio humano.

Aparte de todo eso de humanos contra demonios, el imperio y el reino de los demonios son básicamente vecino, por lo que tiene sentido que se parezcan el uno al otro.

Vale, vale. Eso tiene sentido.

… Bueno, estoy convencida, pero Vampy sigue pareciendo disgustada, así que imagino que no es lo suficientemente bueno para ella.

“¿Sorprendida? Los demonios en realidad no se ven muy diferentes a los humanos.”

Envuelto en el sofá, el Señor Demonio hace girar el vino en un vaso, vistiendo una engreída expresión de ¡Te pillé!

… ¿Así que se abstuvo de enseñarnos nada sobre los demonios solo por el simple hecho de sorprendernos?

Hemos ido aprendiendo fragmentos del lenguaje demonio en nuestro viaje hasta aquí, ya que sería difícil el vivir aquí si no pudiéramos hablarlo.

Pero ahora que lo pienso, en todas esas lecciones, había una clara falta de información concreta sobre la cultura demoniaca o su apariencia general. Ella se pasó literalmente años ocultándonos esa información a todos para esta pequeña broma.

Típico de la señora mayor. No vives durante un tiempo ridículamente largo sin acumular una estúpida cantidad de paciencia.

“Blanca, ¿por qué tengo la sensación de que estás pensando algo muy grosero sobre mí en este momento?”

Non, non, madame. Yo jamás haría tal cosa.




“¿Se ven iguales? Entonces, ¿qué diferencia hay entre humanos y demonios?”

Buena pregunta, Vampy.

“Oh, hay muchas diferencias. La más grande es su esperanza de vida. Los demonios viven mucho más tiempo que los humanos. Aunque no tanto como los elfos.”

Sólo escuchar la palabra elfo hace que Vampy frunza el ceño. Está empezando a desarrollar un odio visceral contra ellos, creo.

“Además, sus estadísticas mejoran mucho más rápido que las de los humanos. Si un humano y un demonio hicieran el mismo entrenamiento, el demonio normalmente tendría ventaja.”

Vampy, quien estaba escuchando con curiosidad, frunce el ceño ante eso. “Así que las diferencias están a favor de los demonios? ¿Eso no significa que los humanos no tienen posibilidad de derrotarlos, entonces?”

Los demonios tienen vidas más largas y mejores estadísticas. Solo eso podría indicar que los humanos no tienen ninguna posibilidad de ganar.

Pero por alguna razón, los humanos y los demonios llevan una larga historia de guerras de ida y de venida.

La explicación para esto resulta ser casi decepcionantemente simple.

“Los demonios tienen una población mucho más pequeña que los humanos.”

Entonces, aunque los demonios tienen ventaja en el uno contra uno, no pueden vencer a los humanos porque están muy superados en número.

Los demonios tienen calidad, los humanos tienen cantidad. Estas cosas se equilibran entre sí, por lo que la lucha nunca termina.

“Los demonios tienen vidas más largas pero una tasa de natalidad más baja. Ellos son superiores a los humanos es casi todo menos en eso, por lo que se podría decir que es su única debilidad.

Supongo que no importa cuán hábiles sean los individuos, eso solo puede llevarte hasta cierto punto. Si no pueden aumentar su población, estarán permanentemente faltos de mano de obra.

Los números son realmente importantes. Necesitas la suficiente gente si quieres hacer algo.

No se puede tener solo soldados que luchen en el frente. También necesitas gente en casa cultivando comida.

Ya sea que se trate de agricultura, cría de animales o caza, necesitas un sistema para alimentar a todos de una forma solvente antes de que puedas siquiera pensar en ir a la guerra.

Y justo ahora, los demonios están en medio de una grave crisis de población. Por lo que no están en condiciones de ir a la guerra con los humanos.

“No es que nada de eso sea mi problema,” murmuró el Señor Demonio, tragándose el resto de su vino. Luego, abruptamente, habla hacia la puerta. “Entra ya, ¿quieres?”

Yo soy la única sorprendida por su grito repentino. Todos los demás simplemente miran a la puerta con expresiones serenas.

Supongo que todos ellos pudieron sentir que había alguien tras la puerta.

¡Maldita sea! Este es el problema de las personas que tienen estadísticas altas y mogollón de habilidades.

¡No noté ninguna puñetera cosa!

Surrealista.

“… Discúlpeme.”

Después de ese momento, la puerta se abre desde el exterior, y un hombre entrado en años entra en la habitación.

Sus prendas no son muy llamativas, pero podrías decir de un vistazo que son de muy alta calidad.




Un par de personas que claramente son asistentes siguen al hombre al interior de la habitación.

Vales, este tipo es sin duda un pez gordo.

Y entonces ese pez gordo camina hacia el Señor Demonio y se arrodilla.




¡¿SE ARRODILLO?!

¡Este tío de aspecto superimportante se está arrodillando claramente!

¡Y también sus asistentes!

El hombre mayor y sus compañeros se están arrodillando frente a una chica que parece una menor de edad.

Cuando lo pones de esa forma, ¡esto es súper raro!

“Hemos esperado ansiosamente su regreso.”

“Ya, gracias.”

¡Qué informal!

¡Esa es una respuesta bastante despreocupada para la bienvenida de este pez gordo, Señor Demonio!

¿Ves? Él no reaccionó, pero algunos de sus asistentes se estremecieron. ¡Estás arruinando el ambiente por completo!

“Oh, te presentaré a todos. Chicos, este es Erguner, el señor a cargo de esta área del reino de los demonios. Como este trozo limita con las tierras humanas, básicamente es el gobernador de la frontera. Este tipo es una especie de veterano entre los demonios, un comandante hábil que nos ha estado defendiendo de las invasiones humanas durante años.”

Em, ¿Señor Demonio?

Sé que lo estás elogiando, pero es un poco raro explicarnos las cosas cuando si él ni siquiera estuviera aquí, ¿no crees?

Especialmente si te refieres a él como este tipo y todo eso.

Mira, uno de sus asistentes incluso está apretando el puño y temblando de la rabia.

“Muy bien, levántate y preséntate.”

“¡De inmediato, mi señor!”

El Señor Demonio ordena a Erguner distraídamente, pero él la obedece sin un atisbo de disgusto.

“Gracias por su generosa presentación. Me llamo Erguner Ricep. Es un placer conocerlos.”

Con esa corta introducción, Erguner se gira hacia nosotros y nos hace una rígida reverencia.

Vaya, se puede decir totalmente por sus rápidos movimientos que es un tipo militar.

Hace un poco que le quiera llamar “Coronel”, por lo que lo llamaré así de ahora en adelante.

“Coronel” suena como competente y confiable, ¿no crees? “Comandante” suena mas como un manipulador que actúa desde las sombras.

El Sr. Erguner no solo parece competente. También suena como si lo fuera.

No puedo imaginarme que pusieran a alguien incompetente a cargo de proteger la frontera que divide los reinos humano y demonio.

Y este hombre talentoso y de alto rango está arrodillándose frente al Señor Demonio.

Por otra parte, ella es el Señor Demonio, al fin y al cabo. Ella es el demonio más importante de todos, por lo que imagino que es natural que los demás demonios se arrodillen ante ella.

Pero aun así… ella es el Señor Demonio.

Realmente no parece que tenga ese papel, ¿no?

Y tampoco actúa en ese papel.

¿Eh? ¿Estás diciendo que es porque su personalidad ha sido influenciada masivamente por mi ex cerebro del cuerpo que se fusionó con ella?

No te ooooiiiigoooo.

“¿Y bien? ¿Qué es lo que quieres?”

“¡Mis disculpas! En el momento en que escuché que había vuelto a nuestra tierra, me apresuré para venir a darle la bienvenida. Le ruego perdón por entrometerme en su espacio personal, pero sentí que sería mucho más irrespetuoso no mostrar la cara como su fiel vasallo.”

El Coronel permanece en una rodilla mientras se dirige al Señor Demonio.

Espera, ¿qué? ¿Has hecho todo el camino hasta aquí solo para saludar a este bicho raro?

¿Significando eso que has abandonado tu puesto como guardián de la frontera?

¿Significa eso que el Señor Demonio es tan intimidante aquí que la gente siente que tiene que hacer todo lo posible por ella?

“Lo aprecio mucho. Siento que tuvieras que interrumpir tu trabajo solo por hacer eso.”

El Señor Demonio no parece disculparse en lo más mínimo mientras se reclina en el sofá.

Guau, incluso le está tendiendo su copa de vino a Mera para que la vuelva a llenar.

Venga, Mera. No le sigas la corriente.

“Bueno, como puedes ver, estoy en un descanso ahora mismo. Como ya me has dado la bienvenida, ya puedes volver a tu trabajo habitual. Nos quedaremos aquí por dos o tres días, luego nos dirigiremos a las tierras del interior. Quiero hablar contigo antes de entonces, así que haz algo de tiempo mañana por ejemplo, ¿vale?”

¿Así que se disculpa por haber interrumpido su trabajo, y luego le pide que le guarde algo de tiempo para ella mañana en el mismo discurso? Ella es un señor demonio, de acuerdo.

¡Madre mía, menudo un jefe egocéntrico!

No puede ser fácil liberar tu horario cuando tienes un puesto importante como el del dueño del territorio fronterizo.

“Entendido. ¿Nos vemos mañana después del almuerzo, quizás?”

¡¿Entonces tienes tiempo?!

Oh, espera. A juzgar por el modo en que es asistente del Coronel lo mira, probablemente no tenga tiempo en realidad.

Estoy segura de que el asistente está tratando desesperadamente de averiguar cómo arreglar el horario que el Señor Demonio acababa de arruinar.

“Sí, claro. Te veo entonces.”

El Señor Demonio confirma con indiferencia su reunión post almuerzo.




“Entonces me retiraré de inmediato. Por favor, descanse todo lo que desee.”

“Gracias. ¿Crees que podrías traerme más alcohol o aperitivos o algo así?”

“Haré los arreglos de inmediato. Si hay algo más que desee, por favor hable a los sirvientes que le asigné.”

EL Coronel responde al Señor Demonio sin el más mínimo cambio de expresión.

Vaya un subordinado modelo.

Hace una reverencia y abandona la habitación, seguido por sus asistentes.

Una vez que se ha ido, nadie habla durante un rato.

“… Así que eso es tener poder e influencia”, Murmura Vampy, en voz baja pero evidente.

Obviamente, está revaluando su valoración del Señor Demonio.

El Señor Demonio suelta una carcajada. “Y si añades riqueza a eso, ¡no hay prácticamente nada que no puedas hacer en este mundo! ¡Puedes perder el tiempo todo el día, y nadie te detendrá!”

Vampy entrecierra los ojos aún más.

¡Las acciones del Señor Demonio están cayendo en picado!

Por otro lado, Mera permanece completamente inexpresivo, vertiendo más vino en la copa del Señor Demonio.

Eh, Sr. Mera, ¿realmente deberías estar permitiéndole que beba de esa manera?

Supuse que este lugar era una posada cuando me desperté al principio, pero en realidad parece una habitación en el castillo del Coronel o algo así.

Los vinos que se sirven en lugares como estos no son una cosa barata, ¿sabes?

Por cómo se veían las cosas antes, parece que el coronel está tratando al Señor Demonio como un invitado de honor.

¿Qué pasa si este vino fuera tan caro que te pudieras comprar una mansión por el precio de una sola botella?

Bueno, supongo que no sé si el vino funciona del mismo modo en este mundo que en la tierra, así que no tengo ni idea si un vino tan caro siquiera existe aquí, pero aun así.

Ya sea caro o barato, el Señor Demonio normalmente bebe alcohol por un tubo, por lo que si bebe esa misma cantidad de este vino…

Glup. Aguanta, Coronel.

“Joven Señorita, Creo que Lady Ariel adoptó esa actitud por razones bien pensadas.”

Mientras yo estoy perdida en mis pensamientos sobre el precio del vino y el daño al bolsillo del Coronel, Mera habla como si no pudiera soportar ver y no decir nada.

Ya, me lo imaginaba.

Vampy es la única que no lo pilla. Ella pestañea de la sorpresa. “¿Qué? ¿En serio?”

Sus ojos pasan de mirar al Señor Demonio a simplemente parecer curiosa.

El Señor Demonio sonríe. “No sé si llegaría tan lejos. Es más un presentimiento que un plan cuidadosamente calculado, en realidad…”

Luego se calla.

Mientras inclino mi cabeza confundida por el silencio incómodo, alguien golpea la puerta.

El Señor Demonio permite que la persona entre, y resulta ser una sirvienta con un carrito de té. Silenciosa pero obstinada, coloca el vino y los aperitivos en la mesa y abandona la habitación con una pequeña reverencia.

Después de ese momento, el Señor Demonio vuelve a abrir la boca.

“¿Qué pensáis de esa persona?”

“No la llamaría hostil, pero no parecía tener una opinión muy buena de nosotros.”

Por supuesto, es Mera quien responde. Vampi ni siquiera entendió la pregunta, ¡y yo casi nunca hablo en voz alta!

¡El que Mera responda es lo mejor para todos!

¡Qué manera de leer el ambiente, Mera! ¡Mi hombre! ¡Mi sirviente ideal!

“Bueno, por supuesto”, murmuró Vampy. “¿De qué otra manera verías a alguien que aparece de la nada, forzando la entrada y exigiendo que le atiendan?”

Ya, supongo que eso es cierto. Aunque, ¿qué clase de horrible huésped haría eso?

Oh, espera, se refiere a nosotros.

Me preguntaba cómo llegamos al castillo de un pez gordo como el terrateniente de las tierras fronterizas. Nos abrimos paso a la fuerza, ¿eh?

Sí, supongo que eso parecería una enorme imposición a la gente que simplemente trabaja en el castillo.

“Está bien, está bien. Después de todo, somos huéspedes no deseados.”

Guau. ¿Decir eso ni siquiera te entristece?

“Pero eso normalmente no sería suficiente para hacer que alguien nos odie o que incluso quiera matarnos, ¿no?”

Con esas palabras del Señor Demonio, Vampy finalmente lo pilla. “¿Así que estás actuando grosera a propósito para descubrir quienes son tus enemigos?”

El Señor Demonio responde con una sonrisa.

Ocultar tu odio o tu hostilidad es una cosa, pero si alguien sigue haciendo todo lo posible para molestarte, es difícil evitar que esas opiniones se filtren.

Así que básicamente, el Señor Demonio estaba siendo escandalosamente grosero a propósito, con la esperanza de captar si alguien pudiera estar ocultando alguna hostilidad hacia ella.

Al menos, esa es la razón oficial.

“Sin duda había unos pocos que no estaban muy contentos de tenerme en la fiesta de bienvenida antes.”

Ya, como los que estaban apretando sus puños y temblando.

“¿Significa eso que no confías en Erguner, Señorita Ariel?” preguntó Vampy.

“Todavía no estoy segura. Intenté hacer que perdiera los estribos para ver si podía descubrirlo, pero un veterano como el no mostraría sus debilidades tan pronto. Incluso si nos les gusto a sus subordinados, eso no me dice nada sobre cómo se siente su jefe. Aunque considerando lo fácilmente que lo mostraron, eso es claramente un caso de supervisión negligente por su parte, como mínimo.”

La manera en la que está hablando el Señor Demonio, parece un poco como que no le acaba de gustar al Coronel, y ella ya lo sabe.

Hombre, ¿un demonio veterano?

Supongo que dado que los demonios viven más que los humanos, pueden llegar a ser bastante viejos. Donde hay longevidad, hay viejos zorros astutos.

Cualquiera que viva tanto tiempo acaba guardando rencores. ¿O solo estoy asumiendo cosas?

Bueno, de cualquier modo, probablemente no deberíamos bajar la guardia con este tipo.

Parece que el Señor Demonio se está encargando de asegurarse de que nadie más en el castillo pueda escuchar nuestras conversaciones.

Deja de hablar cada vez que alguien se acerca. Y es posible que esté tomando contramedidas que yo no haya ni siquiera notado. Probablemente haya usado un hechizo para asegurarse de que nuestras conversaciones no puedan escucharse desde fuera de la puerta.

“¡Así que sí, voy a hacer lo que quiera! ¡Sin remordimientos!”

Con eso, el Señor Demonio se bebe de un trago el resto del vino y toma los aperitivos.

“… ¿Estás segura de que ese no era tu objetivo número uno desde el principio?”

Vampy mira con recelo al Señor Demonio, quien la ignora y se recuesta en el sofá.

Esta vez, Mera no dice nada más.

Me pregunto si se habrá dado cuenta.

No creo que Vampy esté completamente equivocada en que ella quiera divertirse, pero esa no es su verdadera motivación en el fondo.

El Señor Demonio lo dijo: es un presentimiento, no algo bien planificado.

Si me preguntas, creo que el Señor Demonio no quiere acercar distancias con sus súbditos demoniacos más de lo necesario.

Algún día, pronto, el Señor Demonio deberá liderar a esos demonios a la guerra contra los humanos.

Y probablemente tendrá que enviarlos a la batalla casi como peones de sacrificio para poder lograr lo que ella quiere.

Después de todo, su objetivo requiere muchas bajas.

Por decirlo de otra manera, el Señor Demonio básicamente va a enviar a un mogollón de demonios a sus tumbas. Es por eso por lo que intenta ser no muy amigable con ellos.

Está actuando deliberadamente grosera hacia los demonios para que ellos no cometan el error de idolatrarla.

Para los demonios, el Señor Demonio es alguien a quien temer y odiar, alguien que los enviará a la muerte.

Al ponerse en esta posición, está tratando de soportar la carga del odio y el resentimiento de los demonios ella sola.

Y sobre todo, probablemente está usando el ser odiada por los demonios como un castigo para sí misma.

Todo esto son solo suposiciones mías, por supuesto. No puedo leer la mente del Señor Demonio. Pero no creo que me equivoque.

En serio. ¿Cuán bondadosa puede llegar a ser una persona?

Claro que eso no cambia el hecho de que vaya a enviar a los demonios a la muerte, por lo que no es exactamente una bondad incondicional, pero sigo pensando que ella es demasiado buena como para llamarse señor demonio.

No es que me queje, ya que su bondad me ha salvado en varias ocasiones.




Mientras estos pensamientos cruzan mi mente, casualmente me siento junto al Señor Demonio y me sirvo algunos aperitivos.

Je-je. ¡El concepto de “reprimirse” siempre ha sido ajeno a mí!

Si hay algo comestible frente a mí, ¡me lo comeré! ¡Ya me convierta eso en un invitado deseado o no!

Ooh, esta cecina tiene un sabor salado muy bueno. Ahora quiero un trago.

Deslizo mi mano hacia la botella que hay cerca, pero me atrapan antes de que pueda alcanzarla.

“¿Blanca? No puedes beber hasta que tengas veinte o más, ya lo sabes.”

El Señor Demonio sonríe mientras me regaña, sujetando mi brazo firmemente.

¡Grrr! Venga ya—¡un poquito no puede hacer daño!

Además, ¡es su culpa por hacerlo parecer delicioso en primer lugar!

Si alguien se toma una bebida frente a ti de esa manera, ¡por supuesto que quieres saber cómo sabe!

La edad mínima para beber puede que sea veinte en Japón, pero estamos en un mundo paralelo aquí, ¡así que deberíamos poder hacer una excepción!

“No es no. No siempre puedes conseguir lo que quieres.”

¡Tch! Guárdate tu sabiduría donde te quepa, gracias.

Sin duda la distraeré y beberé uno de estos días.

Mientras retiro mi mano de mala gana, Mera me ofrece un vaso de zumo sin alcohol. ¡El mejor sirviente del mundo!

“Merazophis, a mí también me gustaría un poco.”

Por supuesto, Vampy se pone celosa de inmediato.

Sep, las cosas han vuelto a la normalidad.

En realidad, es bastante tranquilizador.

Podría decir que estoy holgazaneando un poco, probablemente porque finalmente conseguimos nuestro objetivo de alcanzar las tierras de los demonios.

Estoy un poco tentada a simplemente pasar el rato bajo la protección del Señor Demonio y holgazanear para siempre.

Pero no creo que eso vaya a suceder.

Oh, solo espero que este ambiente tan pacífico dure un poco más.

¿Qué? ¿Qué no?

Ya veo.

Ay… Surrealista.

 

 

Kumo Desu ga Nani ka Volumen 9 Capítulo 1 Novela Ligera

ERGUNER RICEP: Ha estado al cargo de las fronteras del territorio demonio, conocido como el Dominio Ricep, por varias generaciones de señores demonio. Al mismo tiempo, también es comandante del Primer Ejército, el pilar de las defensas del territorio demoniaco. Maestro tanto de la espada como de la pluma, está por encima de la mayoría de los otros demonios y es lo suficientemente poderoso que podria haber sido proclamado como señor demonio de no haber sido por la tremenda fuerza de la natural conocida como Ariel. Está decidido a actuar para los intereses de la raza demoniaca por todos los medios que sean necesarios, incluyendo el tomar prestado poder de los elfos para la restauración de los demonios y parecer deferente hacia Ariel mientras investiga formas de superarla en secreto.

5 22 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
36 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios