Kumo Desu Ga Nani Ka?

Volumen 8

V2: Un Nuevo Némesis

 

 

Cuando abro los ojos, me encuentro mirando el techo de una carpa blanca.

Dado que está hecha por el hilo de la Señorita Ariel, es mucho más resistente e impermeable de lo que parece, lo suficiente como para ser cómodo incluso con este frío helado.

Es tan agradable que estoy tentada a acurrucarme en las mantas por un rato más.

Podría ser bueno dormir un poco más…

Rodando sobre mi costado, mis ojos caen en Merazophis, que yacía cerca.

Ahhh, se ve genial incluso aún desmayado por sus heridas.

Espera, ¡¿qué?!




Entonces recuerdo de repente todo lo que pasó antes de que perdiera la conciencia.

“¿Hmm? ¿Estás despierta?”

Miro arriba y me encuentro a la Señorita Ariel mirándome desde una silla a poca distancia.

“Sí. Buenos días.” Mi cerebro todavía está algo confuso mientras murmuro un saludo.

“Días.” Ariel enarcó una ceja. “¿Estás bien? Tal vez deberías dormir un poco más.”

Amable y perspicaz como siempre. Ella debe poder ver que no me he recuperado por completo aún.

“No, estoy bien.”

Sentada, contemplo mi entorno.

Merazophis está descansando a mi lado, y frente a él, Blanca está haciendo lo mismo.

Mirando a la esquina de la tienda, encuentro a Sael de cuclillas sumisamente.

Todos los que estábamos en el glaciar están aquí a salvo.

Doy un suspiro de alivio.

“Espera un segundo.”

Con eso, la Señorita Ariel me hace una taza de té caliente.

“Gracias.”

Salgo de entre las mantas y me siento en la silla frente a la Señorita Ariel.

“Parece que lo habéis pasado mal.”

“Un poco.”

Asiento mientras bebo el té.

Sin duda fue duro.

Fue un extraordinario golpe de suerte para todos nosotros el haber salido con vida.

“¿Te importaría contarme los detalles de lo que pasó? Tengo una idea aproximada por Blanca, pero, bueno, ya la conoces…”

Sé exactamente a qué se refiere.

Estoy segura de que Blanca trató de explicarlo, pero ella no es de la clase de personas que entra en detalles. Sin duda le daría respuestas de una palabra y la Señorita Ariel tuvo que averiguar el resto.

“Está bien.”

Le cuento a la Señorita Ariel toda la historia de lo que pasó después de que nos separáramos.

Como hicimos el iglú y esperamos en el interior.

Como aquel ogro del que habíamos oído tanto hablar nos atacó.

La batalla a vida o muerte que siguió a eso.

Y cómo Blanca llamó a ese ogro Sasajima.

“Hmmm. Así que ese ogro—o, espera, evolucionó a oni, ¿verdad? Bueno, eso no importa. ¿Realmente era ese Kyouya Sasajima?”

Sin saber cómo responder a la pregunta de la Señorita Ariel, me siento en silencio.

Finalmente, me decido a responder con sinceridad.

“… No lo sé.”

“¿No sabes?”

“No. En realidad no recuerdo la mayoría de las caras de mis antiguos compañeros de clase.”

Ninguno de los recuerdos de mi vida escolar es bueno.

En la escuela primaria fui acosada, y mientras que ese no fue el caso en la escuela secundaria, las personas rumoreaban sobre mí a diario.

No sería una exageración decir que mis padres eran mis únicos aliados.

Por lo que desde luego no recuerdo las caras de mis compañeros con mucha claridad.

De hecho, ni siquiera me acuerdo de sus nombres.

Por lo que realmente no tenía cara para ponerle al nombre de Kyouya Sasajima.

Como Blanca dijo ese nombre tras verle la cara, entonces quizás ese oni tenía los mismo rasgos que Kyouya Sasajima tenía en nuestro anterior mundo.

Al fin y al cabo, Blanca también tiene su antigua cara.

Pero no recuerdo a Kyouya Sasajima en primer lugar, por lo que cuando digo que no lo sé, digo la verdad.

De mala gana, y con un poco de quejas entre todo, le explico todo esto a la Señorita Ariel.

“Ahhh.” La Señorita Ariel mira hacia arriba, su expresión es ilegible. “Bueno, en ese caso… supongo que no puedo culparte por no recordarlo, ¿eh?”

“¡Ciertamente espero que no!”

Frunzo el ceño indagando en su respuesta evasiva.

“Vale, vale.” Ella levantó sus manos en señal de rendición. “Pero si realmente es Sasajima, ¿Qué deberíamos hacer? Tengo a Ael y a las demás buscándole ahora mismo.”

“¿A qué te refieres?”

No estoy segura de lo que la Señorita Ariel está preguntando exactamente.

“Quiero decir, puede que ya esté muerto. Pero si está vivo, ¿deberíamos matarlo o dejarlo vivir?”

Ah, ya veo.

Está siendo considerada porque él podría ser una reencarnación como yo.

En ese caso, creo que el curso de acción correcto es obvio.

“Mata a ese bastardo, por supuesto.”

“¡Pffffft!”

La Señorita Ariel suelta una carcajada.

“¡¿De qué te ríes?! ¡Grosera!”




“Perdón, perdón. Pero, eh, creo que ha sido algo así como culpa tuya, Sophia.”

“No es de muy buen gusto el pasarles la culpa a otros.”

“Cierto, cierto.”

La Señorita Ariel parece de alguna manera disgustada.

“¿Qué pasa? ¿Estabas esperando que dijera por favor no lo mates?”

“Hmm. Sí, supongo que sí.”

“Qué absurdo.”

“Absurdo, ¿eh…?

La Señorita Ariel mira hacia el cielo y suspira.

“Quiero decir, como naciste y creciste en Japón, ¿no te sentirías rara por, ya sabes, un asesinato? Especialmente cuando es un compañero japonés del que estamos hablando. Además, por lo que me dijisteis, este Sasajima ha perdido el control de sí mismo debido a la habilidad Ira, ¿cierto? No lo estaba haciendo por voluntad propia. ¿No deberías tener eso en cuenta?”

“Tenemos un término para eso en Japón, Señorita Ariel. Se llama homicidio involuntario. Y sigue siendo un crimen.”

La Señorita Ariel mira hacia arriba y vuelve a suspirar.

“Además, aunque nací y crecí en Japón en mi anterior vida, esta versión de mí ha nacido en Sariella y ha crecido en este mundo. Dejé mi ética japonesa atrás cuando mi ciudad natal fue destruida. Y nunca estuve tan apegada a mi vieja vida de todas formas. Entonces ¿por qué sentiría ninguna obligación hacia alguien cuyo rostro ni siquiera recuerdo?”

La Señorita Ariel… no ha dejado de suspirar desde que empecé a hablar.

“Aparte de eso, no sabemos si hubiera sido decente incluso si no hubiera estado fuera de control todo el rato. Incluso tenía ese repulsivo título de Devorador de Parientes y todo.”

“¡¿Eh?!”

Cuando vi ese título con mi Apreciación, no podía creer lo que veían mis ojos.

Solo hay una condición que pueda pensar con la que una persona podría ganar ese título, ¿no?

Nadie que hiciera tal cosa podría ser una persona decente.

Incluso aunque lo hiciera mientras estaba fuera de control, sigue siendo repulsivo.

“Así que eso es de lo que Nia estaba hablando. Qué cosa tan atroz…”




No sé sobre qué está murmurando la Señorita Ariel, así que simplemente la ignoro.

“¡Y lo que es más importante! ¡Ese maldito bastardo casi mata a Merazophis! ¡Esa es causa más que suficiente para matarlo!”

La Señorita Ariel se cubre la cara y gime.

“¿Cómo podría perdonarlo después de haber herido a Merazophis tan terriblemente? ¡Y Merazophis incluso se disculpó conmigo por su culpa! No quiero volver a ver a Merazophis con esa cara nunca más… Aunque estaba bastante atractivo a su manera. Em, o sea—! Posiblemente no podría permitir que ese bastardo viva cuando ha hecho tanto daño a Merazophis. Me gustaría desgarrarle extremidad por extremidad yo misma, de hecho. Oh, ya sé. Puedo hacerle lo que él le hizo a Merazophis. ¡Le cortaré los brazos, le patearé y me reiré de él mientras rueda por el suelo! Y después de eso—“

“Vale, para, para, para. Ya lo pillo”, interrumpió Ariel, exhausta. Entonces murmuró para sí misma, “Quizá no te criamos bien…”

Perdona, ¿qué fue eso? ¿Querrías decir eso en voz alta?

Mientras abro la boca para presionarla por ello, Ael y las otras chicas vienen a la tienda.

“Bienvenidas de nuevo. ¿Cómo ha ido?”

Ael simplemente niega con la cabeza en silencio.

“Ya veo. Nada bien, ¿eh?”

Ella no solo entendió eso por el gesto: Ariel está vinculada a las teratect marioneta por Control de Parientes, por lo que puede entenderlas bastante bien.

Deben haberle contado la situación de ese modo.

“Así que aparentemente el glaciar donde luchasteis se rompió por completo y luego se deslizó por la montaña como una avalancha. Dado que Sasajima debe haber sido atrapado en todo eso, será muy difícil el encontrarle.”

Ya veo.

Vaya, eso es una pena.

“Supongo que podría estar muerto, ¿eh?”

“No, está vivo.” Niego con la cabeza. “Mi nivel no ha subido.”

“Ah.”

Sigo en nivel 1.

En realidad, no he subido de nivel ni una vez desde que nací.

La razón para esto fue una explicación inusualmente larga de Blanca: “No debes subir de nivel hasta que maximices tus habilidades de mejora.”

Cuando las habilidades que mejoran tus estadísticas evolucionan, ellas aumentan exponencialmente cuánto aumentas esas estadísticas con cada nivel que subes.

Blanca dijo que una de esas habilidades, Skanda, era realmente útil.

Por lo que he estado esperando a subir de nivel hasta que mis habilidades alcanzaran un nivel avanzado.

Después de todo, aún puedes seguir aumentando tus estadísticas y habilidades sin subir de nivel.

Y mi nivel todavía no ha subido, ni siquiera ahora.

Si realmente hubiéramos vencido a un enemigo tan poderoso, seguramente mi nivel habría subido bastante.

Por lo que definitivamente sigue vivo, de eso no tengo duda.

“Je. Y si sigue vivo, entonces tendremos que rematarlo algún día.”

Nos volveremos a encontrar.

Simplemente lo sé.

“Vaya. Eso sí que es una sonrisa siniestra.”

La Señorita Ariel murmura algo en voz baja.

Ael mira hacia otro lado con indiferencia, Sael está temblando en la esquina, Riel inclina su cabeza con incertidumbre y Fiel tiene una mirada vacía de No sé que está pasando, pero guau.

Entonces mis ojos se dirigen a Blanca.




“… Ella me salvó de nuevo.”

“Oh sí. Ella puede hacer hilo otra vez, ¿eh? ¿Tal vez es como cuando la gente consigue fuerza sobrehumana en momentos de crisis?”

La Señorita Ariel no capta el sentido de mi comentario.

Realmente fue un milagro de que pudiera producir hilo en aquella situación, por lo que también creo que es asombroso.

Pero para mí, el punto más importante es que Blanca me salvó.

Otra vez.

Cuando estoy en problemas, Blanca siempre viene al rescate.

Hace dos años, cuando Blanca perdió todo su poder, tengo que admitir que estaba emocionada.




Egoístamente pensé que finalmente podría pagarle la deuda que le debía protegiéndola en su estado debilitado. Peor aún, estaba feliz de verla no todopoderosa de una vez por todas.

Desde mi perspectiva, Blanca era demasiado fuerte.

Ella podía hacer cualquier cosa y proteger a cualquiera.

Por lo que siempre estaba salvándome, y nunca podía devolvérselo.

Al mismo tiempo, sentía injusto que ella fuera tan fuerte.

Así que, cuando ella se debilitó, estaba feliz en secreto.

Terrible, ¿no?

Pero este incidente dejó una cosa clara: Blanca sigue siendo fuerte.

Incluso en su estado debilitado, todavía pudo rescatarme.

No se trata de su destreza física.

Blanca es fuerte de una manera distinta.

Y yo sigo débil, en cuerpo y mente.

“Quiero hacerme más fuerte…”

“yo creo que ya eres bastante fuerte, Sophia.”

“Para nada.”

Sigo siendo mucho más débil que los demás.

“¡Tengo que hacerme mucho más fuerte!”

No será fácil mejorar mi fuerza interior.

Mi terrible naturaleza se ha quedado conmigo desde mi vida anterior.

No he cambiado mucho.

Por supuesto, todavía no me he rendido. Debo mejorar, poquito a poco.

Pero llevará tiempo.

Mientras tanto, puedo fortalecer mi cuerpo.

Por lo menos, debo poder derrotar a ese horrible oni.

“¡Eso es! Voy a entrenar aún más duro empezando mañana. ¡Ya verás! ¡Ese bastardo no me vencerá la próxima vez!”

“Ohh, vaya. Tómatelo con calma, ¿de acuerdo?”

Aprieto mis puños con fuerza.

Riel y Fiel imitan mi gesto, mientras que Ael se aleja discretamente.

¿Sael?

Ella sigue temblando en la esquina.

“Aguanta, Merazophis, colega”, murmuró la Señorita Ariel.

Parece preocupada, ¡pero estará bien!

¡Merazophis ya ha hecho más que suficiente!

Es mi turno de hacerme más fuerte, y juro que lo haré.

Para que la próxima vez, sea yo quien pueda rescatar a Blanca.

Y para que cuando ese oni y yo nos volvamos a encontrar, yo no pierda.

4.8 19 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
19 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios