Kumo Desu Ga Nani Ka?

Volumen 8

Interludio 05: Las Notas de Buirimus el Invocador

Parte 1

 

 

Calendario Imperial 1379

Séptimo día del Mes de Abu.




 

Hoy llegué a la ubicación de mi nuevo puesto.

Parece que los planes para establecer un asentamiento al pie de las Montañas Místicas han ido avanzando poco a poco antes de mi llegada.

Me preocupada que tuviera que construir una aldea de la nada, pero encontramos una ya construida en la base de las Montañas Místicas.

La gente que vive allí son soldados que fueron enviado aquí debido a circunstancias particulares, como yo.




Todos ellos fueron apostados en este lugar por mal comportamiento, violación de las reglas militares, etc.

Incluso se le podría llamar colonia penitenciaria.

Estoy impresionado de que hayan podido construir una aldea en un lugar como este, con los monstruos de las Montañas Místicas apareciendo constantemente.
Pero ahí es donde realmente comienza el trabajo duro.

La misión que se me ha dado es conquistar las Montañas Místicas.

En otras palabras, quieren que viaje a través de esta cordillera plagada de monstruos y asegure una ruta hacia el reino de los demonios.

Ha habido otros intentos de cruzar las Montañas Místicas e invadir las tierras de los demonios, pero todas ellas han terminado en fracaso, gracias al frío extremo y la densa población de monstruos de las montañas.

En otras palabras, me han encomendado lo imposible.

Estoy seguro de que mis superiores tampoco esperan que tenga éxito.

Todo lo que ellos quieren es que muera como un perro en las Montañas Místicas.

O eso, o piensan que al menos puedo hacer una pequeña contribución al imperio reduciendo ligeramente el número de monstruos en las Montañas Místicas.

No tengo ninguna intención de morir, por supuesto.

Incluso si no puedo conquistar las montañas, si hago resultados de manera lenta pero segura, tal vez tarde o temprano me permitan regresar a la capital imperial.

La capital, donde mi querida esposa y mi hijo recién nacido me esperan.

No puedo morir antes de haber visto la cara de mi hijo.

No sé cuándo podré regresar, pero debo persistir hasta entonces.

***

 

 

Sexto día del Mes de Maya

 

Ha pasado algún tiempo desde mi llegada aquí.

Al principio, tuve que pasar todo mi tiempo con el mantenimiento de la aldea, pero gradualmente he alcanzado el punto donde también puedo dedicar algo de tiempo a explorar las Montañas Místicas.

Sin embargo, esa exploración avanza por el momento a un ritmo dolorosamente lento.

Por fin hemos reunido la suficiente equipo resistente al frío para nuestro grupo, pero se vuelve insignificante una vez nos adentramos en lo profundo de las montañas.

Incluso una excursión corta es extremadamente peligrosa con ese frío.

Además de eso, los monstruos que prosperan en estos climas a menudo nos atacan.

La mayoría de las veces apenas podemos hacer ningún progreso antes de que nos veamos obligados a regresar.

Y cuando logramos pasar hasta cierto punto, los goblins empieza a aparecer.

Sería imprudente intentar entablar combate con monstruos peligrosos como los goblins en estas condiciones, por lo que regresamos sin enfrentarnos a ellos cada vez que los vemos.

Como estamos priorizando la seguridad, no estamos obteniendo ningún resultado.

¿Cómo voy a recuperar el respeto de mis superiores a este ritmo?

Sigo asegurándome de ser paciente.

***

 

 

Calendario Imperial 1380

Vigésimo sexto día del Mes de Sata

 

Hoy, he recibido una carta de mi esposa.

Nuestra hija ha sido secuestrada.

Tan pronto como recibí esta carta, intenté salir hacia la capital, pero un asistente me detuvo.

Este pueblo es una colonia penitenciaria en todo menos en el nombre.

Si me voy sin permiso, seré tratado como desertor.

Aunque no podía soportar no actuar, mi frenético ayudante de algún modo logró persuadirme para que desistiera.

No obstante, me siento incómodo.

Envié cartas a cada uno de mis conocidos en la capital imperial, suplicando alguna forma de obtener permiso para regresar.

Seguro que ni las autoridades en la capital me lo denegarían cuando mi hija ha sido secuestrada.

Sin embargo, lo que más me preocupa es la seguridad de mi hija.

Esta aldea se encuentra a una distancia considerable de la capital imperial.

Como acabo de recibir la carta, eso significa que ya ha pasado bastante tiempo desde que secuestraron a mi hija.

¿Cómo le estará yendo?

Apenas puedo soportar poner la pluma en el papel sin saber lo que le podría estar pasando a mi hija mientras lo hago.

Oh, dioses.

Por favor, proteged a mi hija.

5 10 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
8 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios