Nidome no Yuusha (NL)

Volumen 1

Capítulo 5: El Sueño de Desesperación del Héroe

Parte 3

 

 

A partir de ahí, estuvimos un tiempo caminando por un pasillo recto y plano. Nuestros pasos eran lo único que resonaba en ese ambiente colmado de aire rancio. 

Luego, cuando llegamos a un callejón sin salida, empujé el techo desde el interior. Nostalgia, eso fue lo que sentí cuando volví a ver el lugar donde fui invocado por primera vez.

Publicidad M-AR

“¡¡Oh, héroe, estás a salvo!!”

Buscando el origen de esa voz, la figura de la princesa Alesia se asomó frente a mis ojos, sonriendo como una flor, al igual que lo hizo cuando fui invocado.

Su cabello plateado se extendía hasta sus hombros, dándole fugazmente un aspecto bastante frágil, algo que apenas había cambiado desde que nos conocimos por primera vez. Ella era dos años más joven que yo, pero en estos últimos tres años y medio que estuvimos separados, la altura y la madurez de su cuerpo habían aumentado notablemente. A pesar de esto, la impresión general que me daba era igual a la que recibí el día que nos conocimos.

“Héroe, ¿está herido?”

“Oh, no, estoy bien. Pero, por otra parte, ahora estoy…”

Publicidad M-M3

“¿Su apariencia? No importa, he oído hablar de la [Espada del Espejo del Maligno Espíritu Celestial]”.

Publicidad M-M2

La princesa me sonrió con una sonrisa familiar.

Era una sonrisa cálida, intacta si la comparamos con la de hace unos años, era una sonrisa capaz de hacerme suspirar de alivio.

Confiaba en sus palabras pues al verla frente a mí, pura como la luz (su atributo mágico), lo único que reflejaba era bondad.  

“Me gustaría explicar un montón de cosas, pero no hay tiempo. Por ahora, utilice esta piedra mágica de teletransporte, esta sala solo lo permitirá porque le hemos proporcionado poder mágico”.

Al terminar de decirlo, me entregó un cristal translucido de color amarillo.

No era mi primera vez usándolo.

“Hablaremos de todo en el punto de teletransporte. También le enseñaré los procedimientos del ritual para regresar a su mundo”.

“Comprendo”.

Cuando vertí mi poder mágico en la piedra de teletransporte, esta reaccionó emitiendo una intensa luz. En ese momento, el poder mágico empezó a fluir por los grabados inscritos en el suelo, cubriendo toda la superficie de la sala.

“Fufufu, sí que eres un completo idiota”.

Lo que llegó a mis oídos fue una voz siniestra y ronca.

Lo último que pude ver antes de que la luz me cubriera los ojos, y antes de que siquiera pusiese reaccionar, fue a la princesa con una expresión burlona en el rostro, revelando su verdadera faceta.

Tan pronto como hizo efecto la habilidad de la piedra de teletransporte, en un acto reflejo y de forma totalmente instintiva, imbuí de poder mágico mi [Espada del Sello de Protección Absoluta] para protegerme ante la abrupta situación de emergencia.

Publicidad M-M4

En un par de segundos, imbuí la espada con una gran cantidad de poder mágico.

Con mi gran velocidad de procesamiento cognitivo, podía ver hasta el más mínimo detalle de una gota de lluvia.

Publicidad Y-M3

Bolas de fuego ardiente, hojas de viento afiladas, carámbanos de hielo perforantes, bloques de roca capaces de aplastar cualquier cosa, misiles de luz en forma de lanza, y sombras con formas de mano se aproximaban desde la oscuridad.

La cantidad de poder mágico contenida en la abrumadora multitud de hechizos que se dirigían en mi dirección equivalía a un grupo superior a cien personas. Ya había sentido esto antes.

Elimine el disfraz que cree con la [Espada del Espejo del Maligno Espíritu Celestial] y me preparé para el combate.

Más allá de la nube de polvo y tierra, habían más de doscientos caballeros, hombres de expresión dura y marcados por cicatrices de batallas pasadas. Entre ellos estaba la silueta de un caballero que conocí en el campo de batalla y quien me enseñó los fundamentos del combate; el comandante de los caballeros. Detrás de ellos, con su cabello revoloteando por la potencia de los hechizos y una evidente expresión de frustración en el rostro, se hallaba la princesa Alesia. 

“Eres tan estúpido, pero tan ridículamente resistente a la vez. Será bastante complicado lidiar contigo”.

Moví rápidamente los ojos, esperando encontrar alguna pista sobre el lugar donde nos encontrábamos. El sitio me parecía un tanto familiar, estábamos al centro de un domo con forma de coliseo. Y entonces lo recordé. Esta era ‘La Habitación del Guardián’, la parte más profunda de ‘Las Elegantes Ruinas de Arce’, una mazmorra que capturamos antes de enfrentarnos a la Reina Demonio.

Es probable que el guardián de esta mazmorra ya haya resucitado, pero como no lo veo por ningún lado es posible que lo hayan vuelto a derrotar. La prueba de esto es que el núcleo de la mazmorra, que se encuentra atrás de la princesa, ha perdido su brillo mágico. No sé si habrán contratado a algún grupo de aventureros o si lo lograron los mismos caballeros, pero incluso yo necesité la ayuda de estos últimos cuando me enfrenté al guardián. Bueno, ya conocen las debilidades del jefe, por lo que debió ser una tarea sencilla.

“!…! ¡A-Alesia! ¡¿Así que tú también has decidido traicionarme?!”

“¿Traicionarte? No, déjame aclarártelo; solo puedes traicionar a quienes consideras aliados. Nunca estuve de tu lado, por ende, no te estoy traicionando. ¿Quién podría ser aliado de un monstruo de otro mundo como tú? Se me pone la piel de gallina con solo pensarlo. Jaa, por fin se ha ido esa desagradable sensación, ya no necesito seguir actuando”. 

Alesia sonreía felizmente mientras lo decía.

Era una sonrisa auténtica, sin ninguna duda.

“Alesia… Tú…”

“En este lugar las habilidades de teletransporte no funcionarán. Como no estamos en la ciudad, no hay necesidad de preocuparse por dañar los alrededores. No podrás escapar, mucho menos con el número de personas que te rodean y protegen la entrada”.

Alesia tenía razón. En la Habitación del Guardián, las habilidades de teletransporte no se pueden activar. Se puede entrar usando teletransporte, pero no se puede salir con el mismo método. No podré escapar por la puerta, ni siquiera usando todas mis habilidades de movimiento seré capaz enfrentarme a todos esos caballeros, hombres considerados la élite sobre la elite.

Si tan solo fuesen meros soldados y caballeros inexpertos, solo tendrían ventaja numérica, no me podrían hacer frente. Pero en la situación actual, mis posibilidades son casi nulas.

“Fue bastante fácil engañarte, eres tan estúpido que confiaste en un pobre y simple plebeyo, propenso a caer a los barrios bajos y que haría lo que fuese para evitarlo”.

“¡¿Qué?! Eso… ¡Eso no puede ser cierto, de ninguna manera!”

“Aunque no lo quieras creer, la información sobre ti estuvo circulando desde el momento en que ingresaste a la ciudad. De hecho, quien te vendió fue bastante hablador, y tan solo por dos o tres monedas de oro”.

“…”

[“Ahora es nuestro turno para ayudarte”.]

[«Es natural recompensar a nuestro benefactor”.]

Me vinieron a la mente los rostros de los residentes de la capital con quienes había hablado, ¿ellos también me habían traicionado?

“… Maldición, ¿Cómo es qué pudieron traicionarme tan fácilmente?”

Su traición me hacía sentir ira, y a la vez decepción por mí mismo.

Solo habían pasado dos días desde que llegué a la ciudad, no pensé que me vería sospechoso.

No es que hubiera pocos forasteros, es más, por la capital real entran y salen un sin número de personas, y muchos de ellos ocultan sus rostros con capuchas. Entonces, ¿de dónde es que sacaron la información de que había una mujer con una apariencia similar a la del héroe?

¿Cómo no me percaté de donde estaba el escondite?

El hecho de que pudiera usar magia de teletransporte en esa habitación no necesariamente significaba que su destino fuese dentro de la ciudad.

Mi ingenuo corazón me jugó en contra.

No mentiría al decir que esta constante persecución me tenía agotado. Sin embargo, esto solo me llevo a bajar la guardia, resultando en la situación actual.

Publicidad M-M4

“¡¿Por qué se empeñan tanto en tratar de matarme?!”

“Oh, ¿Estás comprando tiempo? Bueno, no me importa. Hiciste lo mejor que pudiste, siendo la rata que eres. Conversaré un poco contigo”.

Tras decir eso, me miró con una sonrisa despectiva y dando una pequeña risita.

No moriré hasta que logre volver a mi mundo original, no lo haré hasta que cumpla ‘esa’ promesa.

Mientras miraba a mi alrededor, buscando alguna oportunidad para dar vuelta a la situación, dirigí mi mirada hacía Alesia para ver su rostro. 

Publicidad G-M1




… Lo que había visto de ella hasta ahora, no había sido más que una mera actuación. 

“Para el reino resulta bastante incomoda la existencia de alguien con la fuerza necesaria para asesinar al Rey Demonio, un hombre imposible de igualar. Mientras sigas vivo, seguirá existiendo la chispa de la independencia y la rebelión entre las masas. Hasta antes de tu llegada, suprimíamos el descontento del pueblo con la existencia del Rey Demonio, pero ahora que está muerto, podemos cargártela a ti, el ‘nuevo Rey Demonio’, con el peso que hemos cargado hasta ahora, y así tomarnos un respiro”.

“Eso no puede ser verdad…”

“Bueno, esa es la razón que mis padres han dado. La verdadera razón, es que no puedo aceptar tu existencia. Ugh, me asquea que alguien de otro mundo como tú se parezca a nosotros, hable como nosotros y viva en nuestro mundo. Los semi humanos y los hombres bestias son repugnantes, pero los de tu tipo, son aún más repugnantes. Son realmente asquerosos. ¿Sabes cuantas náuseas me produce tu presencia?”

“¡TÚ…!

Esos ojos ni siquiera me consideraban humano. Su mirada reflejaba estar viendo a una pila de basura y mugre, algo a lo que escupir y abandonar.

Publicidad M-M5

…Su desagradable mirada caló hasta lo más profundo de mi ser.

Sin embargo, Alesia relajó su expresión y recobró su familiar sonrisa de flor.

“Pero está bien. Este es tu fin después de todo. Cumpliré mi promesa y te contaré sobre la magia de teletransporte que te regresará a tu hogar”.

En lugar de sentirme desconcertado por su repentino cambio de actitud, tenía una sensación extraña, de que algo no encajaba, algo similar a un mal presentimiento.

“Oh, tranquilo, por supuesto que no te mentiré. Es más, usaré ‘[Oración Testimonial]’ para demostrártelo”.

Publicidad M-M4

‘[Oración Testimonial]’ era un hechizo empleado por los usuarios de magia espiritual para autoimponerse un juramento.

“Con esto, si es que no cumplo con lo jurado, perderé la magia y protección que los espíritus me han otorgado, pagando además el precio declarado. Juro aquí y por mi brazo, que diré al héroe la verdad y nada más que la verdad, respecto al ritual de invocación y de retorno a su mundo original. [Oración Testimonial]”.

Una luz pálida y amplia envolvió el cuerpo de Alesia, indicando que su juramento había sido sellado. 

Ahora, con su cuerpo envuelto en la luz de ‘[Oración Testimonial]’, Alesia ya no podía mentir.

Si miente sobre el ritual de invocación y el ritual de retorno, los espíritus tomarán inmediatamente su brazo y no podrá recuperarlo.

“Ahora, hablemos de lo que nos concierne”.

Entonces, Alesia sonrío de forma espeluznante, como nunca lo había hecho antes.

Publicidad M-AB

Al verla, mi sexto sentido activó una alarma en mi interior.

 

 

MrFreeman: Revisado y corregido

NOVA: 2da Revisión

5 4 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
3 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios