Praise the Orc!

You’re an Orc, Yet You’re Still Praiseworthy!

Capítulo 140: Papillon (Parte 2)

 

 

Crockta se sentó en la cama. Las barras de acero estaban tan juntas que a Crockta le resultó difícil doblarlas lo suficiente como para que su cuerpo pasara. Si es así, necesitaba probar en otro lugar. Miró las paredes. La superficie rugosa parecía dura, pero podría ser engañosa. Tal vez este muro estaba formado por rocas que se rompen fácilmente, como en las películas.

«Veamos…»




Crockta se tocó la barbilla. Su estrategia de escape era simple. En el momento antes de que lo ejecutaran, o en el momento en que entraran a la prisión para hacerle algo, los derrotaría con sus habilidades.

Crockta no sintió que la situación fuera muy urgente ya que no pensó que lo matarían. Pero estaba aburrido de quedarse quieto. Si era encarcelado, tenia la tentación de probar todos los métodos de escape antes de finalmente obtener su libertad.

«No tengo nada bueno.»

Solo quedaba la cama en la prisión. Este no parecía ser un centro de detención a largo plazo, ya que ni siquiera había un baño. Crockta se levantó y miró las patas de la cama. Él podría usar eso. Crockta rompió una de las cuatro patas de la cama.

¡Crujido!




La gran mano del orco lo agarró y se retorció, rompiendo la pata de palo. Un trozo de madera afilado emergió de la sección rota. Crockta lo usó para rascar la pared.

Kikikikik.

Kkikikik.

“……”

No hubo cambios. El acabado de las paredes era deficiente, pero seguía siendo de hormigón. Sus medios físicos se habían ido. Los recursos del medio ambiente no pudieron ayudarlo. Por lo tanto, necesitaba utilizar el escape psicológico asistido por humanos.

Crockta se acercó a las barras de acero y miró hacia afuera. La gente se había ido, pero dejaron un guardia aquí. Crockta gritó: «Hey.»

No hubo respuesta. Crockta habló de nuevo, «Oye…»

Esta vez, habló con una voz cansada e impotente. Puso un poco de miedo.

«¿No hay nadie…»

Tenía la sensación de que alguien saltaba en la distancia. El guardia pareció luchar por un momento antes de caminar hacia la prisión donde estaba Crockta. Crockta se sentó en la cama.

«¿Que esta pasando?»

Una estrella en su frente. Atuendo raído. Atmósfera débil. Era un usuario común con una posición baja en el Clan Cielo y Tierra. Tenía la espalda recta ya que estaba nervioso por enfrentarse al famoso guerrero orco, Crockta. Crockta se desplomó de una manera patética, para cumplir con sus expectativas.

«Disculpe… de verdad… ¿me ejecutarán…?»

¡Ojos húmedos! ¡Quién hubiera pensado que era el brutal guerrero orco Crockta, el que mató al gran cacique en el norte y eliminó a cualquier oponente! El rostro del hombre se suavizó al sentir compasión por Crockta.

«Así es.»

«Todavía me queda mucho trabajo por hacer… también está la situación con mi oro y tesoros…» murmuró Crockta para sí mismo.

Sus palabras captaron el interés del guardia. La idea de oro y tesoros siempre conmovió el corazón de la gente.

«Ahh… yo…» Crockta hizo un sonido angustiado, haciendo que pareciera que estaba preocupado. Su método de actuación hizo que el guardia lo mirara como si fuera patético.

«…Hoo.» La expresión de Crockta se puso rígida antes de levantarse de la cama.

Una presión terrible rodeó de repente a Crockta, lo que hizo que el guardia retrocediera. No había muchas personas que pudieran soportar la intención asesina de Crockta. El guardia sintió que le temblaban las piernas. En el momento en que estaba a punto de irse debido al cambio repentino,

Crockta gritó: “La gente muere de todos modos. No me arrepiento del camino que recorrí. Sin embargo, ¡es vergonzoso que no pueda transmitir la espada secreta de la justicia del orco!»

Eran los ojos de un hombre dispuesto a morir. Crockta miró al guardia. Miró inexpresivamente a Crockta. Crockta dijo en voz alta: “Pronto moriré a manos de su líder. Me he cobrado muchas vidas, así que no es injusto.»

La imagen de una persona digna frente a la muerte siempre era impresionante.

“¡Eres la última persona que conoceré! Aunque no eres un orco, me gustaría enseñarte la técnica secreta del orco.»

«¡……!»

Los ojos del hombre se agrandaron. Cualquiera que leyera novelas de artes marciales sabría qué era esto. ¡Una oportunidad única en la vida!

Además, el orco al que se enfrentaba no era un orco cualquiera. Cualquiera que esté familiarizado con Elder Lord sabría sobre el Justo Orco Crockta, aplastador de usuarios y el que mató al gran cacique antes de que la gran misión pudiera comenzar. ¿No sería extraño si tal NPC fuera ejecutado sin un evento?

El guardia comenzó a interpretar la situación según sus propios deseos. Así es. Este era un tipo de evento especial o misión. El orco quería transmitir todo antes de que lo mataran. Era natural que una inteligencia artificial estuviera programada para transmitir su legado antes de la muerte.

¿Cuál sería el legado de un gran guerrero en el mundo de Elder Lord?

Hoy se le presentó una oportunidad.

«Yo…»

«¡Solamente!» Crockta golpeó al jugador. Al establecer condiciones, le haría saber al guardia que esto no era fácil. Los humanos codiciaban lo difícil. Puede ser difícil, pero era el tipo correcto de dificultades que uno podía soportar.

“Debes hacer un juramento para transmitir esta técnica secreta a otro orco. Este es un arte marcial de un solo hombre. Nunca podrás romper esto.»

El guardia ya estaba cegado por la codicia, por lo que este tipo de condición no importaba. Más bien, solo agregó combustible a sus deseos.

«¿Lo prometes?»

«¡Lo hago!»

“Entonces diré mi nombre. Soy Crockta, tu mentor.»

El guardia comenzó a pintar la imagen de convertirse en un ranker y luego conducir un magnífico superdeportivo comprado con las ganancias. Las celebridades querrían conocerlo y todos se verían sorprendidos con su nombre. Se convertiría en un jugador de primer nivel en este mundo, incluso mejor que Rommel, maestro del Clan Cielo y Tierra. Tendría espléndidas fiestas en una casa bonita y estaría con mujeres hermosas. ¡Una vida dulce que nadie podía ignorar!

Ahora era el momento de comenzar una nueva vida como ‘Ranker Lee Jungmin’. Gritó: “¡Crockta! ¡Mi nombre es Lee Jungmin!»

“Un buen nombre. Inclínate ante mí y di a los cielos que seré tu Maestro.»

«¡Si!»




Crockta miró a Lee Jungmin haciendo una reverencia. Era un ritual común en las novelas de artes marciales, por lo que no sospechaba nada. La codicia siempre nublaba los ojos de las personas.

Lee Jungmin se inclinó nueve veces antes de exhalar bruscamente. “Heok, heok. Está hecho, Maestro.»

«Bueno. Acércate y haz una reverencia. Te daré una bendición.»

«¡Si!»

Ahora, el hombre no tenía ninguna duda. El futuro del Clan Cielo y Tierra era oscuro si se trataba de un guardia.

Lee Jungmin inclinó la cabeza. «¡Por favor, cuídeme, Maestro!»




«Bueno. Acércate.»

«E-Esto es lo más cercano posible…»

Si Lee Jungmin se movía más, su cabeza golpearía las barras de hierro. Crockta asintió.

«Es suficiente.»

Se acercó a los barrotes, estiró una mano y agarró al guardia por el cuello.

«…¡Tos!»

Lee Jungmin luchó mientras lo levantaban en el aire. Crockta se rió cruelmente, “¡Persona estúpida! ¡Es tan fácil engañarte! ¡Tienes una nuez en la cabeza, no un cerebro!»

“¡T-tú, m-mentiro…! ¡Keok…! »

“Tú eres el que fue engañado. De todos modos, la vida es un escenario para los mentirosos por lo que siempre debes mantener la calma y estar atento a la verdad. ¡Chico estúpido!»

La conciencia de Lee Jungmin se desvaneció gradualmente. «T-Tratarme así… te arrepentirás…»

«¿Hoh?» Crockta torció el cuello de Lee Jungmin de manera más brutal. «¿Cómo me arrepentiré?»

«Keok… keok… hoo… hal…»

Lee Jungmin colapsó por completo. Crockta agarró el manojo de llaves que colgaba de su cintura y arrojó el cuerpo con rudeza al suelo. El cuerpo comenzó a convertirse en partículas blancas. Los muertos guardaron silencio.

«Juju, me arrepentiré en otro lugar.»

Crockta admiró sus habilidades de actuación mientras colocaba la llave en la cerradura de la puerta. Se abrió la puerta. El escapó.

“¡Kujajaja, kujajajat! ¿Quién más puede atraparme?» Sonrió mientras miraba las últimas partículas de Lee Jungmin. «No Lee Jungmin.»

El pobre corazón de Lee Jungmin. Se había sentido abrumado por todos los sueños que tenía delante. Sin embargo, esa esperanza también impulsó a las personas a avanzar hacia el futuro. Crockta había utilizado el método de actuación para escapar de esta terrible prisión. Si no hubiera intentado escapar así, habría pasado algunas horas deprimentes atrapado. Definitivamente habría sido un momento horrible.

Crockta abrió los brazos y cerró los ojos. Disfrutaba de la libertad con todo su cuerpo mientras murmuraba una línea de una película que amaba.

“La esperanza es algo bueno. Lo más preciado. Y las cosas buenas nunca desaparecerán.»(The Shawshank Redemption, muy buena película, recomendable)

Recordó la advertencia final de Lee Jungmin de que se arrepentiría de esto. Crockta se rió mientras salía de la prisión. Entonces sus pies se torcieron de una manera extraña y su nariz golpeó el suelo.

«¡Keook!»

La sangre fluía por su nariz. Se levantó del suelo mientras presionaba una mano contra su dolorida nariz. Crockta lo agarró y gimió.

«Es extraño.» No hubo muchos casos en los que perdió el equilibrio.

Sucedió cuando Crockta, que se había estado moviendo durante un tiempo, caminaba por el pasillo exterior de la prisión.

«¡Kuak!»

Una antorcha que colgaba de una pared cayó repentinamente y golpeó su pie. El fuego se dispersó. Crockta sostuvo un pie y saltó mientras apagaba el fuego, mientras su rostro se retorcía por el dolor.

«Que es esto…?»

Crockta no podía ver porque había cerrado los ojos de dolor y se había estrellado la cabeza contra la pared.

«¡Kuak!»

Él se cayó. ¿Por qué estaban sucediendo todas estas cosas ridículas? ¿Una coincidencia? Crockta, que estaba atrapado en una situación extraña, cerró los ojos y decidió respirar. Contuvo el dolor y murmuró una disculpa a Lee Jungmin.

«L-lo siento…»

Crockta levantó lentamente su cuerpo. Mientras seguía caminando, vio una mesa con algunos artículos encima. Vio a su amado Asesino de Ogros. Crockta lo colocó en la funda de su espalda. Edgar había hecho algo malo, por lo que Crockta no se sintió avergonzado en absoluto, excepto por el pobre guardia que fue asesinado por él.




«Bueno.»

Crockta echó a correr por el pasillo. Ahora no había nada que lo detuviera. Edgar fingió ser tranquilo y racional, pero había llegado el momento de sacarle el lloriqueo.

***

 

 

«¿Qué es esto dot?» Preguntó Tiyo.

Estaban mirando a Maillard.

La especialidad de Maillard era la ‘Fuente de la moneda’ en la plaza principal. Había un dicho que decía que arrojar una moneda aquí haría que un deseo se hiciera realidad, por lo que la fuente brillaba con el brillo de las monedas arrojadas por ciudadanos y visitantes. Las monedas de oro se recolectaron y usaron para ayudar a la gente en el templo.

Había una señal frente a la fuente de monedas.

 

[Esta tradición fue hecha por el  Guerrero Orco Crockta. Capturó a tres personas malvadas que molestaban a Maillard y les dijo: «Esto no es solo una fuente, sino un medio para ayudar a los pobres». Los tres discípulos salieron y consolaron a los ciudadanos en la vida diaria, ayudaron a los que estaban en problemas… (Omitido)]

 

«¿…Este Crockta no es nuestro Crockta correcto dot?»

“Aish, seguramente no. Nuestro Crockta no es tan bonito como este Crockta.»

“¡Estoy de acuerdo, kyajajat! ¡Soy mejor dot!»

«Así es. Es el mismo nombre. Jijit.»

Se dieron la vuelta después de arrojar una moneda de oro cada uno. Entonces Tiyo le preguntó a Anor. «Entonces ese Crockta tampoco es nuestro Crockta, ¿verdad dot?»

“……”

Se estaba esparciendo un boletín por toda la plaza. Los ciudadanos que pasaban lo miraban.

Esto era el contenido:

 

[¡La ejecución de Crockta por el Clan Cielo y Tierra! Hemos capturado a Crockta. Será ejecutado en las llanuras de las afueras de Maillard. Esto es para todas las personas que van en contra del Clan Cielo y Tierra. Una vez que el sol salga a su punto más alto, será ejecutado.]

 

Anor estaba confundido.




«¿No lo creo? Este Crockta es más débil que nuestro Crockta. Este Crockta fue atrapado, jajaja. No podría volver con vida después de pelear contra Calmahart.»

“Kyajajat, eso es cierto. Nuestro Crockta es alguien que mató al gran cacique, entonces, ¿Cómo podrían atraparlo dot? No es como si fueran a atraparlo mientras bebe. ¡Kajajat! ¡Este Crockta es patético dot!»

«Crockta debe ser un nombre común.»

«Yo también lo creo dot.»

Tiyo y Anor se movieron mientras se reían.

5 4 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
3 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios