Kuitsume Youhei no Gensou Kitan (NL)

Volumen 1

Capítulo 2: Confesiones Durante el Ataque

Parte 1

 

 

Estando dentro de un ambiente tan desorganizado.

Los ojos de Loren se abrieron de repente. 




A la vez que su mano se movía a una gran velocidad hacia la empuñadura de la espada que colgaba sobre su espalda; Lapis, quien se encontraba a su lado, no pudo evitar mirarle ligeramente sorprendida por sus acciones.

“¡Esperen!” Continuó ella “¡Acabo de escuchar algo!”

Tras ver los movimientos de Loren.

Narón, quien había estado recolectando bayas hasta en ese entonces; dio una advertencia que ocasionó que se formara cierta tensión entre los miembros del grupo. 

Así mismo, Loren confirmó la situación a su alrededor, considerando que la reacción del resto del equipo había sido demasiado lenta. 




A pesar de que se encontraban en las profundidades de un bosque, el lugar donde se hallaban en estos momentos estaba ligeramente descubierto, dándoles la suficiente visibilidad y espacio para actuar ante cualquier tipo de situación. 

Tan pronto como su mano izquierda tiró del hilo que mantenía oculta la hoja de su arma con una tela; esta quedó al descubierto, mostrando su figura completa. 

Simultáneamente su brazo derecho tomó nuevamente su arma justo por encima de su otra mano y se preparó para el combate.

Incluso para los mercenarios, que pasaban la mayor parte de su tiempo en los campos de batalla; no les era posible mantenerse atentos en todo momento, debido a que sería demasiado desgastante. 

De hecho, Loren había visto a muchos que lo intentaron en el pasado; pero todos y cada uno de ellos terminarían fracasando, por lo cual, este había preferido optar por mejorar la transición de su estado tranquilo a uno en guardia. 

Sin siquiera tener tiempo para que la tensión recorriera por todo su cuerpo; sus ojos captaron algunas sombras que se movían entre las sombras del boscaje. 

Eran pequeñas y con una forma humanoide.

Tras haber considerado su posición actual y los rápidos movimientos de la otra parte; Loren llegó a la conclusión de que no habría manera de que estas figuras perteneciesen a los niños niños de algún pueblo cercano que se habían adentrado en las profundidades del bosque. 

“¿Qué sucede?” Agregó él “¿Son monstruos?”

Safe le preguntó a Naron, debido a que había sido ella quien escuchó los sonidos en los alrededores; pero al hacerlo, su mano ni siquiera se había acercado a la empuñadura de su espada que colgaba en su cintura.

A pesar de que Naron agudizó sus oídos, no fue capaz de discernir la dirección en la que los monstruos avanzaban hacia ellos. 

Siguió mirando los alrededores y prestando atención al sonido, sin darse cuenta de que Loren ya los había detectado y se encontraba rastreándolos.

Loren se sentía preocupado por el futuro del grupo, debatiéndose internamente si debería de esperar por las órdenes de la ladrona, quien regularmente es la que realizaba las detecciones de los objetivos; cuando los enemigos atacaron. 

Algunas flechas volaron de entre los huecos de los árboles hacia su dirección. 

Ya sea que fuese debido al poco impulso con la que fueron disparadas las flechas o a su mala puntería; pero la mayoría de los disparos terminaron por golpear los troncos de los árboles en el camino o simplemente se desviaron en una dirección diferente, ocasionando que solamente una mitad de ellas se dirigiera al equipo.

“¿¡Ugh!?”

A pesar de que la mayoría de ellas fallaron en atinarle a un objetivo; una había logrado dar en el blanco al rozar uno de los hombros de Oxy, ocasionando que la sangre comenzara a brotar de la herida. 

Safe y Naron desviaron su mirada hacia su compañera; quien había gritado involuntariamente a causa del dolor. 




“¿¡Qué demonios creen que están haciendo!?”

Loren maldijo en voz alta, debido a que ambos ya deberían de haber sabido la ventaja que suponía para sus enemigos el que estos apartaran la vista durante un enfrentamiento.

Incluso si no son conscientes de la posición de sus adversarios, estos deberían de haber mirado hacia la dirección de donde había venido el ataque, en lugar de voltear a ver a su compañera, ya que, de no ser así, le estarían regalando un movimiento a la otra parte. 

Teniendo esa idea en mente, la mirada de Loren se dirigió a los monstruos que habían empezado a salir de entre los arbustos.

Eran unas pequeñas criaturas que sostenían escudos de madera toscos y espadas oxidadas entre sus manos.  

Loren comenzó a blandir su espada hacia los goblins tras haberlos visto. 

Provocando que su gran hoja de acero y el escudo de madera terminaran por colisionar.

La espada que no estaba fabricada originalmente para cortar, no cortó a través del escudo.

Sin embargo, fue gracias a su peso e impulso, que esta terminó por destrozar el escudo junto con el brazo del goblin que le sostenía; arrancándole adicionalmente la mitad del torso al partirlo por la mitad. 

Así mismo y sin dejar que la sangre comenzara a brotar del cuerpo del monstruo caído, la espada se balanceo una vez más golpeando a un segundo enemigo que había atacado en sucesión al anterior. 

Un sonido sordo estalló; provocando que el segundo de ellos perdiera la vida, convirtiéndolo en un desastre de huesos desgarrados, sangre y carne molida.

“¡Maldición!” Se quejó él “¡Estos malditos goblins!”




Llegados a este punto, Safe finalmente comprendió que los estaban atacando y sacó su espada. Naron a su vez, tomó su daga para proteger a Oxy, que se encontraba con una mano sobre la herida poco profunda.

“¿¡Necesitas que te cure!?”  

“¡No lo necesito!”

Loren respondió bruscamente a Lapis que le hablaba desde su retaguardia, mientras este aun sostenía su inmensa espada. 

El tercero de ellos murió tras ser aplastado entre la hoja de hierro y el tronco de un árbol. 

En esos momentos, el mercenario giro su mirada hacia las profundidades de la arboleda, para repeler al mismo tiempo la segunda oleada de flechas que se estaba avecinando hacia él, con la parte plana de su arma.  

Sus ojos se encontraron con los de los goblins encargados de los arcos; ocasionando que chasquease su lengua al  haberse dado cuenta del lugar donde estos estaban posicionados. 

Había muchos árboles que bloqueaban el camino hasta ellos, por lo que era difícil para él acercárseles; además de que no había suficiente espacio entre el follaje como para que este pudiese blandir libremente su espadón.

Cuando Loren se encontraba deseando tener una daga o una espada ligera de repuesto a la mano; notó que, en el suelo al lado de un cadáver, se hallaba una pequeña espada, por lo que terminó por recogerla para posteriormente arrojarla hacia los arqueros. 

El arma voló por los aires mientras giraba verticalmente; pero quizás fue debido a la distancia a la que se encontraba de sus enemigos, que esta no pudo producir los resultados deseados y solamente creo una herida superficial en uno de ellos. 

Fue entonces que Loren tomó otra arma del suelo y cuando se preparaba para arrojarla hacia los goblins; escuchó que gritaron aterrorizados tras haberse dado cuenta de que sus presas podían producir ataques a larga distancia, poco antes de que saliesen huyendo. 

“¿¡Quieren escapar!?” Continuó él “¡No lo permitiremos!” 

Gritó Safe, levantando su espada y dando instrucciones al resto del equipo para perseguirles; sin siquiera haberse dado cuenta de que Loren le miraba boquiabierto desde uno de los costados, a causa de que este no había hecho nada durante toda la pelea.




Naron y Oxy siguieron sus órdenes sin titubear, mientras que Loren, agitó su espada para derramar la sangre adherida sobre la misma. 

“¿No sería mejor si evitásemos adentrarnos tanto?”

“¿A qué te refieres?” Dijo Safe “Nos pidieron que derrotásemos a los goblins, así que ahora que los hemos encontrado deberíamos de perseguirlos hasta eliminar sus madrigueras”

“¡Así es!” Se quejó ella “¿De que estas hablando mercenario? ¡El líder te está diciendo que los sigas, ¡así que obedece en silencio!”

Loren detuvo sus palabras y tan solo dio un pequeño suspiro a Naron como respuesta.

No importaba lo poco inteligentes que fueran estos monstruos; sería prácticamente imposible pensar que estos dejarían al descubierto sus madrigueras sin alguna contramedida para los invasores.

Además, de que su misión no consistía en destruir sus guaridas. 

No había necesidad alguna de adentrarse en una de sus madrigueras; ya que tan solo bastaría con que derrotasen a un cierto número de ellos para obtener su recompensa. Además, que, desde el punto de vista de Loren, la idea de vagar por el bosque cazandolos parecía ser la más prudente; pero, no importó lo mucho que este trato de explicarles, ellos no parecían entender el significado de sus palabras. 

Esta no era la primera vez en la que se encontraba luchando bajo las órdenes de un líder incompetente, por lo que termino por consolarse a sí mismo mientras seguían a los goblins que se les habían escapado. Por otra parte, en contraste con Safe y las dos mujeres que le seguían de cerca, Lapis comenzó a caminar a un lado de Loren.

“Tus amigos se encuentran más adelante.”

Las palabras que salieron de la boca del mercenario tenían un tono malhumorado; pero, Lapis tan solo sonrió en respuesta sin mostrarse afligida por ellas al responder lo siguiente.

“Lo sé” Agregó ella “Pero pienso que este lugar es más seguro.”

Fue entonces que Loren recordó que ella era un integrante nuevo en el equipo. 

“No es que tenga ningún motivo oculto” Continuó Lapis “¿Sabes? Los sacerdotes y los magos luchan mientras son protegidos por los guerreros; así que como Naron y Oxy se encuentran al lado de Safe, naturalmente termine por acercarme a ti.”

“¿Así es como debería tomarlo?”

“Si, tómalo de esa manera.”

El hombre no tuvo ganas de seguir indagando tras haber visto la sonrisa en la cara de la mujer.

Tampoco tenía sentido que lo intentase, después de todo, este sabía que lo que Lapis acababa de decir era la verdad y lo único que este podía hacer, era tratar de adivinar a través de sus palabras lo que estaba tratando de decirle.

Loren pensó que probablemente se debía a su buena personalidad, por ello, decidió no prestarle mucha importancia al asunto y en cambio, se apresuró a seguir el camino por donde Safe y los demás habían avanzado, mientras era acompañado por la sacerdotisa.

Rastrear a los goblins que habían huido no sería una tarea difícil. 

Estos no tenían los conocimientos necesarios como para borrar sus rastros mientras avanzaban, además de que también estaban contando con la ayuda de Naron para seguirles el rastro.

Sin embargo, rastrearlos sería algo que incluso Loren podría hacer con bastante facilidad; por lo que no se preocupó por alcanzar a los demás, ya que pensaba que eventualmente terminaría encontrándose con ellos tras seguir las huellas. 

Además, de que uno de los goblins había resultado herido por una de las espadas que él había lanzado; dejando un rastro visible de sangre en el suelo y el entorno en general, por lo que inclusive un aficionado sería capaz de encontrarlos. 

“Me estaba preguntando.”




El hombre giró su mirada hacia Lapis.

Como alguien que había servido como un mercenario en el pasado, no le fue muy difícil el modular su voz para evitar que terceros pudiesen escuchar su conversación; pero a pesar de ello, a la mujer que se encontraba a su lado le resultó bastante sencillo escucharle. 

“¿Qué tan fuertes son los demás?” Añadió él “me gustaría saber específicamente la habilidad de nuestro líder con la espada.”

Mirando la reacción de Safe en el momento del ataque anterior, no habría duda alguna de que si este hubiese pertenecido al mismo grupo de mercenarios que Loren; hubiese sido etiquetado como alguien carente de habilidades y sería enviado a la línea delantera para ser reentrenado. 

Mientras que Loren se encontraba pensando en las desventajas que implicaba tener a alguien como él, liderando el camino; Lapis respondió sin dudar ni por un segundo. 

“Solías ser un mercenario ¿cierto?” Continuó ella, sin esperar una respuesta “De acuerdo, veamos ¿has escuchado hablar de los rumores de un mercenario apodado como ˂˂ El Demonio de la Espada ˃˃?” 

“He oído ese nombre anteriormente” respondió él, tras un breve momento de silencio.

Después de todo, era un nombre bastante conocido para ellos.

Ya que se solía decir entre ellos que si tenías la fortuna de que este estuviese de tu lado, indudablemente obtendrían la victoria; pero en el caso contrario de que tuviesen el infortunio de tener que enfrentarse a él como un enemigo, la derrota estaría asegurada.  

Una de las razones principales por las que nadie quería encontrarse con él en el campo de batalla se debía a que, si terminabas estando en su contra, existía una gran posibilidad de que el enfrentamiento resultara con tu muerte; además de que en el caso de que este fuese un aliado, sería él quien recibiría todos los méritos por la batalla.

Los mercenarios necesitan demostrar su valía a través de sus acciones en sus batallas para poder sustentar sus economías; por lo que, si no fuesen aprobados por un maestro que los contratase, su sustento económico pronto se vería abrumado por la falta de trabajo, y fue debido a ello que la mayoría de guerrilleros terminaron por rechazar la existencia conocida como ˂˂Demonio de la Espada˃˃. 

Aunque había algunos mercenarios que poseían títulos al igual que este último, él seguiría siendo considerado como el más fuerte de entre todos ellos. Pero incluso si fue así, se creía que entre ellos, los únicos que podían hacerle frente en una batalla serían ˂˂ El Espadachín Ígneo ˃˃ que era capaz de utilizar su espada imbuida en magia; además de otro espadachín apodado como ˂˂ Viento Cortante ˃˃

“¿No me estarás tratando de decir que su habilidad es comparable a la de él?” 

“Incluso si se juntaran diez millones de Safe” Continuó ella “No serían capaces de vencer al demonio de la espada.” 

Loren no podía comprender por qué había elegido utilizar ese tipo de comparación; pero a pesar de ello, pudo percibir el punto principal en sus palabras, el cual sería que la otra parte era débil.  

No importaba cuán fuerte fuese ˂˂El Demonio de la Espada ˃˃, sí terminará enfrentándose solo contra diez millones de enemigos, terminaría agotado después de combatir por tanto tiempo; pero incluso si tantos de ellos no pudieran ganar contra él, solo podría significar que estos eran demasiado débiles.  

“¿A pesar de eso sigues confiándole tu vida?”

“¿No estás en la misma posición que yo?”

“Ah, tienes razón” contestó él ” No tengo mucho dinero, así que me vi obligado a participar en esto, incluso cuando sé que es una locura.”

Originalmente, si no hubiera tenido ningún problema económico, no habría elegido trabajar como un aventurero.

“La falta de dinero es algo terrible” Continuó él “Me siento como si no fuese capaz de tomar mis propias decisiones.”

“¿Qué se supone que diga en esta situación? ˈañadió ellaˈ ¿Lo lamento?” 

Loren hizo una pequeña pausa, preguntándose porque habrá sido que se compadeció de él, a manera de pregunta. 

De pronto, Lapis chocó contra el mercenario; quien se había detenido de repente, pero al seguir su mirada, se encontró con la figura de Safe con la mano levantada ordenando a los demás para que se detuvieran.

“Más adelante hay una cueva” Dijo él “Quizás sea la guarida de los goblins.” 

Safe parecía tener la intención de hablar con una voz baja; pero incluso cuando fue así, Loren no pudo evitar fruncir el ceño a causa de que está todavía era demasiado ruidosa.

“Hay un rastro de sangre hacia sus profundidades” ˈContinuó él “Naron está segura de que es el lugar que hemos estado buscando.” 

“¿Tenemos que adentrarnos?” Añadió Loren “Preferiría no hacerlo.” 

Desde el exterior, el lugar no parecía ser lo suficientemente grande como para que dos personas caminaran una al lado de la otra; por lo que, sin tener el suficiente espacio en el interior, no sería posible para Loren empuñar su espadón.

A pesar de que las palabras de Loren habían sido comprensibles hasta cierto punto; Naron quien se encontraba escondida entre los arbustos cercanos, espiando la entrada de la guarida, se burló de él.  

“Entonces deberías irte a casa” añadió ella “Pero ten en cuenta que no habrá ninguna recompensa por ello.”

“Solo estamos tratando con algunos goblins” Comentó Safe “Si tanto te preocupa tu arma, podrías intentar con esto.”

Dicho eso, Safe le ofreció una de las espadas oxidadas que había recogido de uno de los monstruos con anterioridad. 

“La recogí porque pensé que podría ser útil para algo.”

Loren estaba un poco impresionado con la astucia de la otra parte; pero no con la espada que le estaba ofreciendo, ya que esta última era tan tosca que solo serviría como un objeto contundente en lugar de uno punzante.

Aun así, riéndose internamente; pensó que era mejor que nada y entonces envolvió su gran espadón con una tela, colocándolo nuevamente sobre su espalda para luego tomar la espada que se le ofrecía. 

“Oxy, usa tu magia para iluminar el camino” Continuó Safe “Naron, asegura el área y si todo está despejado, entraremos.”

Loren suspiró de nueva cuenta, preguntándose cuántas veces lo había hecho ya, hasta ese entonces; ya ni siquiera quería opinar nada al respecto del por qué ninguno de ellos tenía a la mano una antorcha o una linterna para este tipo de situaciones.   

Tampoco era como si él tuviese una; pero a diferencia del resto, no se debió a un descuido o por su falta de previsión, sino que este simplemente no había tenido el dinero suficiente como para comprar tales objetos. 

“No parece haber guardias” añadió Naron “Tampoco hay señales de trampas o emboscadas en los alrededores.”




“De acuerdo” Continuó Safe “entremos lo más pronto posible, para ver si podemos ayudar a los aldeanos que fueron secuestrados. 

Oxy levantó ligeramente el bastón que tenía en una de sus manos diciendo.

“Aparece ˂˂Iluminación˃˃”

Un pequeño destello blanquecino apareció en la punta del bastón tras haber activado su magia.

Loren no podía comprender el por qué habían usado el hechizo, si ni siquiera habían cruzado el umbral; pero al recordar que no tenía sentido discutir con ellos, terminó por guardarse sus pensamientos. 




“De acuerdo” Dijo Safe “entremos.”

Tan pronto como Oxy asintió, Safe comenzó a caminar hacia la entrada de la cueva sin tener idea de todo lo que estaba pasando por la cabeza de Loren.

 

 

NOVA: Revisado y corregido

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios