Kumo Desu Ga Nani Ka?

Volumen 8

Interludio 2: El Pontífice y los Agentes de la Sombra

 

 

“¿Así que lograste atraer al ogro a la aldea vacía donde los elfos estaban al acecho?”

“Efectivamente. Usé Magia Herética para guiarlo.”




“¿Y la Apreciación del ogro?”

“Como sospechaba.”

“… Ya veo. Así que realmente es una reencarnación.”

“… Entonces, ¿deberíamos haber hecho lo contrario?”

“Desde tu perspectiva, ¿parecía que podía comunicarse?”




“No.”

“Entonces ahí tienes tu respuesta. Si causa daño a la raza humana, entonces es un enemigo para mí, reencarnación o no.”

“Como usted diga.”

“Mis disculpas a tu hijo. Pero esto, también, es por el bien de la humanidad.”

“Estoy seguro de que Sajin lo entenderá.”

“Me hace pensar. A diferencia de nosotros, las reencarnaciones son víctimas que fueron traídas a este mundo sin su consentimiento. Si él supiera que su propio padre ha estado persiguiendo a uno de sus compañeros de clase hasta la muerte, seguramente lo lamentaría. Mejor mantener este incidente en secreto.”

“Sí.”

“¿Podrás monitorear la batalla entre el ogro y los elfos?”

“Eso no será un problema.”

“Excelente. Entonces, por favor, continúa vigilando. Toma nota de cuánto daño es capaz de hacer el ogro a los elfos.”

“No, no me quedó claro. Mis disculpas. La batalla ya ha terminado.”

“¿Oh? ¡Eso ha tomado mucho menos tiempo del que esperaba!”

“Los elfos solo tenían fuerzas ordinarias, pero creo que la principal causa fueron las altas capacidades en combate del ogro.”

“¿Debo deducir por tu expresión que los elfos fueron derrotados?”

“En efecto. Aparte de uno que parecía ser el oficial de los elfos y una joven niña elfa, han sido completamente aniquilados. La pareja superviviente huyó a través de la teletransportación.”

“Un comandante… y una joven niña?”

“Sí. Cabello rubio, ojos azules. Siendo una elfa, su verdadera edad era difícil de medir, pero en términos humanos, parecía tener sólo dos o tres años. Su propósito era incierto. Ella no estaba vistiendo ningún equipamiento especial a primera vista. Sin embargo, es posible que estuviera intentando llamar al ogro.”

“¿Y pudiste leer sus labios?”

“No del todo. Estaba demasiado lejos y no estaba completamente de frente a mí.”

“Agradecería todo lo que hayas podido entender o cualquier suposición fundamentada.”

“Sasaji… bor vavor ecuchape… pofesura. Eso es todo lo que pude captar.”

“Bueno, eso sin duda no está nada claro. Ah, a no ser… ¿tal vez que fuera el lenguaje de las reencarnaciones…?”

“…”
“… Supongo que es demasiado pronto como para decirlo. Pero no, tal vez sería mejor que actuemos bajo esa suposición. Gracias, tu informe ha sido valiosísimo.”

“Por supuesto.”

“Ahora, ¿qué hizo el ogro tras la batalla?”

“Comenzó a moverse hacia las Montañas Místicas. ¿Lo seguimos?”

“Las Montañas Místicas… No, no habrá necesidad.”

“¿A qué nivel ha llegado la habilidad Rabia del ogro?”

“… Ira.”

“¡¿En serio?! Ya veo. Este es en efecto el peor caso imaginable. Entonces no debemos cometer el error de perseguirlo. Dejemos que los dragones de hielo de las Montañas Místicas se encarguen de él. Incluso si los dragones no hacen nada, no será ningún problema si el ogro aparece en la tierra de los demonios. Si toma residencia en las montañas, también será aceptable. Siempre y cuando la criatura no vuelva por aquí, no hay necesidad de provocarla. Pero deberemos continuar mandando agentes a los pueblos cercanos, solo por si acaso le da por regresar.”




“Entendido.”

“Entonces continúa con tus asuntos. Ah, y no olvides seguir la localización de Lady Ariel.”

“Ya hemos usado a la Iglesia para hacer presión al gremio. Los aventureros y el ejército imperial no le pondrán la mano encima.”

“Excelente. Gracias por tus servicios.”

“Por supuesto.”

5 25 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
19 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios