Kumo Desu Ga Nani Ka?

Volumen 8

R2: El Viejo Lucha Contra un Ogro

Parte 1

 

 

“Urrrrgh.”

“¿Qué sucede, Maestro? ¿Finalmente vas a estirar la pata de lo condenadamente viejo que eres o qué?”




Dejo caer el puño sobre la cabeza de mi increíblemente grosera segunda aprendiz.

“¡Auuuuu! ¡¿Pero qué narices, viejo?! ¿Estás loco, golpeando a una joven señorita en la cabeza de esa manera?! Espera, no, lo siento. Se te fue la cabeza hace mucho tiempo.”

Incluso un ligero golpe como este no es suficiente para parar la sucia boca de esta jovencita.

Siempre ha sido maleducada, pero me parece que sólo ha ido peor en los últimos años.

Originalmente contraté a Aurel como una especie de asistente, pero tras un sorprendente giro de los acontecimientos que me hizo darme cuenta de su potencial mágico, la hice mi segunda aprendiz.




Específicamente, esto sucedió cuando mi primer aprendiz, Julius, estaba a medio camino de las puertas de la muerte, y Aurel usó Magia Curativa para salvarlo.

Imagínate mi sorpresa cuando vi a una llorosa Aurel recrear Magia Curativa simplemente basándose en lo que había visto antes.

Después de todo, usar magia sin el apoyo de una habilidad es un hecho que sólo he visto realizar al maestro.

Fue sólo por un momento, pero cuando ella gritó, “¡Señor Héroe, no mueras!” y logró replicar un hechizo de curación, me quedé perplejo de admiración.

Con el suficiente entrenamiento, podría ser tan poderosa como yo—no, puede que incluso más.




Por lo tanto, de alguna manera me vi forzado a hacerla mi aprendiz, pero la desafortunada realidad es que parece estar completamente desmotivada.

Aun así, ella ya tiene más talento que un mago adulto normal, por lo que mis ojos no me engañaron.

“El problema, viejo, es que te has llenado toda la cabezota hasta reventar con nada más que maldita magia. Si se filtrara también en tu cuerpo y te hiciera explotar o algo así, supongo que le estarías haciendo un favor a todo el maldito mundo.”

… No, definitivamente no es mi imaginación. Su lenguaje abusivo hacia mí se ha vuelto mucho más variado e imaginativo a lo largo de los años.

Cuando levanto mi puño de nuevo en silencio, mi aprendiz emite un extraño gritito y se aleja, cubriéndose detrás de un caballero mayor con armadura dorada.

“¡Sir Ronandt! ¡¿Cree que es caballeroso que un caballero levante su mano contra un niño?!”

El individuo vestido con la armadura grita tan fuerte que temo por mis tímpanos.

“Yo no soy un caballero, así que eso tiene poca importancia para mí. Además, este es simplemente mi método de enseñanza. ¿No has oído hablar del término “mano dura”? En todo caso, mi segunda aprendiz tiene la culpa por intentar escapar.”

“¡Oh-oh! ¡Ya veo!”

El viejo caballero, a quien mis palabras han conquistado con demasiada facilidad se llama Nyudoz.

Como puedes imaginar, no es más que un musculitos.

Por tomar prestada la frase de Aurel, su cabeza no está llena nada más que de músculos, como el resto de su cuerpo.

En otras palabras, es un imbécil.

Sin embargo, como veterano que una vez luchó junto al anterior rey espada, su fuerza es indiscutible.

Es un maestro espadachín, tal vez incluso con el mismo nivel que el mismísimo rey espada.

Aunque tiene tantos años como yo, todavía está en servicio activo, haciendo guardia en la fortaleza del norte.

Por supuesto, Esto es sólo debido a una orden de los nobles que no desean que Nyudoz que es de baja cuna esté demasiado cerca del núcleo del poder, pero siendo tan simplón como él es, es más feliz blandiendo su espada en medio de la batalla de todas formas.

Hoy, me está ayudando a liderar el asalto contra ese ogro como comandante de operaciones, pero él es demasiado bobo como para dar órdenes.

“¡Muy bien! ¡Ve y acepta tu paliza, entonces!”

“¡¿Pero qué mierda de lógica es esa?!”

Nyudoz agarra a mi segunda aprendiz y la empuja frente a mí.

Es imbécil, confirmamos.

“Ah, olvídalo. Pero, Nyudoz, ¿podrías bajar un poco el volumen? Mis oídos apenas pueden soportar el dolor.”

“¡Oh-oh! ¿Y cómo voy a bajar el volumen?”




… ah, olvídalo.

De algún modo, este simplón es querido por todos sus soldados. En verdad, algunas cosas en este mundo van más allá de la comprensión.

Mientras lo miro severamente, un mensajero se acerca corriendo para informarnos que los soldados ya han tomado sus posiciones.

“Ya veo. Entonces las preparaciones están completas.”

“¡En efecto! ¡Ningún ogro tiene oportunidad contra mi espada y tu magia! ¡Por el bien de nuestros hermanos caídos, convertiremos a esa bestia en polvo!”

No puedo evitar estar completamente de acuerdo con la declaración de Nyudoz, pero no con su volumen.

Con Nyudoz al frente y yo en la retaguardia, ningún enemigo normal tiene la menor posibilidad.

No obstante, este ogro no es un enemigo normal.

“Aprendiz Dos. ¿Recuerdas la información que recibimos sobre este ogro?”

“Eh-heh. Sabes que sí.”

“Entonces, como aprendiz, por favor recita los rasgos de un ogro ordinario y los rasgos únicos de este.”

En lugar de seguir mis instrucciones, mi aprendiz me mira con recelo.

“¿Hay algún problema, niña?”

“No, no. Simplemente me preguntaba—no habrás olvidado ya lo que nos dijeron en el gremio, ¿no, Maestro?”

“Disparates. Por supuesto que no. Es este tonto el que sin duda lo ha olvidado.”




Señalo a Nyudoz, y la comprensión se refleja en el rostro de Aurel.




Nyudoz está ahí con sus brazos cruzados, con cara seria.

Pero por muy seria que sea su expresión, es obvio que se ha olvidado de lo que nos dijeron.

Después de todo, el cerebro de este hombre no consiste en más que músculos. Estoy seguro de que cualquiera de las explicaciones le entran por un oído y le salen por el otro.

Incluso cuando esa información se obtuviera a costa de las vidas de muchos aventureros.

“Ejem. Un ogro normal no es gran cosa, ¿verdad? Son monstruos humanoides y su inteligencia varía de uno a otro. Pero la mayoría de ellos se supone que son tan inteligentes como un humano de más o menos tres años, por lo que no pueden hacer mucho más que hablar algunas palabras simples y agitar sus armas. Los ogros menores tienen el físico de un humano adulto, más o menos. Cuando evolucionan, se hacen más grandes, y supuestamente un Rey Ogro es varias veces la altura de un humano. Por lo general, son una clase poderosa, y como cabría esperar, no son súper rápidos, pero sus ataques son endiabladamente fuertes. Como son humanoides y esas cosas, algunos de ellos pueden usar magia u otras habilidades inesperadas, pero ese tipo de cosas son raras de narices. La mayoría de los ogros se mueven en grupos y tata vez abandonan sus territorios. Eh… ¿Creo que eso es todo? ¿Es suficiente, viejo?”

“Sin duda que lo es.”

Asiento con aprobación.

La descripción de la Aprendiz Dos es bastante precisa.

“Entonces, con todo eso en mente, ¿podrías describir al ogro al que nos vamos a enfrentar?”

“¿Con todo eso en mente? O sea, ¿estamos claros de que esa cosa siquiera es un ogro? No tiene casi ninguna de las características que acabo de enumerar.”

Hmm. No se equivoca, pero desearía que siguiera adelante con la explicación.

“Este ogro tiene un montón de habilidades especiales, y parece ser endemoniadamente inteligente. Muchos de los detalles todavía están envueltos en el misterio, pero sabemos que entre sus habilidades hay algo que le otorga repentinamente, recuperación total. Sus heridas, magia e incluso energía pueden maximizarse de la nada, aparentemente. Además, sus estadísticas pueden temporalmente elevarse un montón. Hasta donde sabemos, el efecto no dura mucho, pero es una locura lo peligroso que es justo con toda esa cosa de curarse. Y la cosa más importante, parece tener una habilidad que le permite crear espadas mágicas.”

“¡¿Espadas mágicas has dicho?!”

¿Por qué Nyudoz sólo respondió a la última parte?

En realidad, ¿por qué está reaccionando de esta manera cuando ya escuchamos esta misma explicación en el gremio?

Reaccionó del mismo modo que la primera vez, pero claramente ya se había olvidado.

“¡Un ogro con espadas mágicas! ¡Tal vez mi querida espada haya encontrado a un oponente digno!”

La espada de Nyudoz también es una espada mágica.

Supongo que eso encendió su naturaleza competitiva…

“Ya, no creo que sea tan simple, no es que tenga una espada mágica; tiene una habilidad con la que puede crear espadas mágicas, ¿recuerdas?”

Un ogro con espadas mágicas ya sería lo suficientemente sorprendente por sí solo, pero una habilidad con la que se puedan crear espadas mágicas es completamente desconocida.

“¡¿Hmm?! Vale, ¡¿Cuál es exactamente la diferencia?!”

“Es increíblemente diferente, idiota.”

Un monstruo con una espada mágica ya sería malo, pero un monstruo que puede crear espadas mágicas usando una habilidad es infinitamente peor.

Si por casualidad solamente tuviera espadas mágicas, entonces, sólo tendíamos que preocuparnos por las aptitudes de esas espadas.

Las espadas mágicas son armas muy poderosas de cualquier manera, pero tienen un rango limitado de capacidades.

Si sabes de lo que es capaz la espada mágica, hay un montón de formas de contrarrestarla.

Pero si el ogro puede crear espadas mágicas libremente, y especialmente si puede cambiar las capacidades de estas, entonces es casi imposible prepararse con anticipación.




Nos dijeron que el ogro luchó con dos espadas mágicas—una de fuego y otra de rayo—pero es posible que la situación haya cambiado desde entonces.

No tenemos ni idea de lo que estará planeando nuestro oponente.

Y si puede crear espadas mágicas, eso significa que podría tener cualquier cantidad de ellas.

Una espada mágica ya es lo suficientemente peligrosa, por lo que tener más de una es una amenaza grave.

Y este ogro tiene espadas mágicas las cuales no le importa destruir durante el combate.

Después de todo, parece que las puede producir ilimitadamente.

De hecho, los aventureros que lucharon contra el ogro anteriormente fueron eliminados por espadas mágicas explosivas.

Las espadas mágicas normalmente son extremadamente valiosas como para destruirlas, pero si las puedes hacer ilimitadamente, es una historia muy diferente.

Este ogro puede crear muchos tipos diferentes de espadas mágicas y usarlas desechándolas sin dudarlo.

Qué oponente más problemático.

“¿Entiendes ahora? Hmm. Parece que no.”

Intenté explicar por qué una habilidad que crea espadas mágicas es tan peligrosa, pero la única respuesta de Nyudoz es vapor saliendo de sus oídos mientras intenta procesar la información.

Pensé que lo había argumentado lo más simple posible, pero parece que incluso esto era demasiado difícil para un imbécil de este calibre.

“En otras palabras, supongo que este enemigo es muy fuerte.”

“¡Oh-ho! ¡Sí, ahora lo entiendo todo!”

No, no creo que lo hagas…

“Entonces, ¿pasamos a nuestra estrategia?”

Ignorando a Nyudoz, vuelvo la mirada hacia mi segunda aprendiz.

Mi aprendiz siente el significado tras esa mirada y empieza a explicar los conceptos básicos de nuestra estrategia.

“Sí, señor. Nuestra estrategia es simple. Colocaremos soldados alrededor de la zona para que el ogro no pueda huir. Luego lo acribillaremos con un enorme bombardeo mágico, nos acercaremos a ese bastardo y lo remataremos.”

Hmm. Bueno. Supongo que es correcto.

Desearía que lo hubiera explicado un poco más en profundidad, pero en fin.

La razón por la que comenzaré con un golpe mágico preventivo en un área amplia es para neutralizar las espadas mágicas explosivas que mataron a más de la mitad de los aventureros de la batalla anterior.

Esas espadas estaban evidentemente enterradas y explotaban si alguien las pisaba.

Lo más probable, es que cierta cantidad de presión las haga estallar.

Esta es una información muy valiosa pagada con sangre de muchos aventureros.

No tenemos forma de saber exactamente cuántos ases bajo la manga posee el enemigo, pero esta estrategia debería eliminar al menos uno de ellos.

Es difícil decir si esa información valía el coste del sacrificio de todos esos aventureros, pero murieron de todas formas, por lo que debemos aceptarla y actuar con esta información con respeto y devoción.

“Eso es todo, en resumidas cuentas, Maestro. Contaremos contigo.”

“¿Qué estás diciendo? Ese es tu trabajo, ¿no?”

“¿Eh?”

La Aprendiz Dos me mira por un momento, entonces lentamente se señala a sí misma.

Asiento en silencio.

“¡¿Quéééé?! ¡¿Yo?!”

Ya está exagerando, como de costumbre.

Todo lo que tiene que hacer es barrer la zona con magia poderosa.

“¡No puedo hacerlo! ¡Ni muerta!”

“¡Señorita! ¡Nunca debes considerar algo por imposible antes de que lo hayas probado! ¡No sabrás de lo que eres capaz hasta que lo intentes!”

Por una vez, Nyudoz realmente dice algo sensato.

De hecho, no creo que le haya pedido lo imposible en lo más mínimo.

Se lo propuse tan sólo porque creo que mi aprendiz puede hacerlo.

“De hecho, no hay nada malo en intentarlo. Incluso si fallas, lo peor que puede pasar es que nos riamos durante horas después.”

“Guau, Maestro, ¡eres de lo peor!”

“Creo que querías decir de lo mejor.”

Mi aprendiz continúa lloriqueando por un tiempo, pero al final se da cuenta de que no tengo ninguna intención de ceder y se queja mientras comienza a canalizar su magia.

Hmm. Parece que ha elegido el hechizo de Magia de Vendaval Descenso Empíreo.

Es un hechizo en área que golpea el suelo con una poderosa ráfaga de aire.

No es particularmente letal, solo lo suficientemente poderoso como para ralentizar el avance de un ejército, por lo que no es un hechizo muy popular.




Sin embargo, cuando alcanzas mi nivel de capacidad, puedes aplastar fácilmente a alguien hasta la muerte con él.

Y la ventaja de este hechizo es que consume relativamente poco MP a pesar de su amplio rango.

Este es el hechizo perfecto para que mi joven discípula cubra todo el área del bosque del ogro.

Bien pensado.

No obstante, su lenta y descuidada estructuración de las runas prueba que aún le queda mucho camino por recorrer.

4.7 19 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
12 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios