Kumo Desu Ga Nani Ka?

Volumen 8

V1: Un Encuentro Oportuno con un Némesis

Parte 1

 

 

Sucedió esta tarde.

“¿Eh? ¿La carretera está bloqueada?”




La voz de la Señorita Ariel resuena a través del gremio.

No hay mucha gente aquí, y no es particularmente grande, por lo que la voz de la Señorita Ariel es bastante clara.

“Eso me temo. Un monstruo extremadamente peligroso ha aparecido cerca de la carretera más adelante. Hasta que no nos hayamos deshecho del monstruo, la carretera está cerrada. Nos disculpamos sinceramente por las molestias.”

La recepcionista hace una educada reverencia.

Este lugar es un gremio de aventureros.




Los aventureros son básicamente profesionales cuyo trabajo es derrotar a monstruos, y este gremio es donde se reúnen.

Los monstruos tienen tendencia a atacar agresivamente a los humanos, por lo que, para poder asegurarse de la seguridad del pueblo y las carreteras principales, debe haber gente que luche contra esos monstruos.

Ahí es donde entran los aventureros.

En este mundo, incluso en la aldea o el pueblo más pequeños deben tener aventureros, quienes en general son muy respetados por la sociedad.

Este pueblo no es una excepción, por eso es por lo que tienen este gremio de aventureros.

Un solo paso fuera del pueblo es donde comienza el reino de los monstruos.

Además de cazar monstruos, los aventureros también protegen a los civiles comunes que tienen asuntos fuera del pueblo.

Es por eso por lo que nunca puedes tener demasiados.

“Ahhh. ¿Es por eso por lo que hay tan poca gente aquí?”

Ariel mira alrededor y asiente.

Un pueblo de este tamaño debe tener una población decente de aventureros, pero el gremio está prácticamente vacío de gente.

Todos deben estar en la búsqueda de ese monstruo ahora mismo.

“No, ehm…”

La voz de la mujer se apaga vagamente.

Mirándola fijamente, la Señorita Ariel frunce el ceño cuando un pensamiento le viene a la mente.

“No me digas que… ¿Acaso los aventureros de este pueblo han sido más o menos eliminados?”

“¿Eh?” pronunciamos la recepcionista y yo al unísono.

Lancé una mirada nerviosa a la recepcionista, pero no me está prestando atención, sólo mira a Ariel con el rostro pálido.

A juzgar por su expresión, es muy evidente que la suposición de la Señorita Ariel era correcta.

Supongo que la recepcionista y yo estábamos sorprendida por dos distintas razones: yo me sorprendí porque las palabras de la Señorita Ariel vinieron de la nada, y la recepcionista se sorprendió porque había adivinado la verdad.

“Ya veo. Vaya, eso es desafortunado.” Ariel suena algo distante o quizás molesta. “Supongo que no hay nada que podamos hacer respecto al bloqueo, imagino. Entonces, ¿realmente van a derrotar a ese monstruo?”

“Ehm, sí. El ejército se ha movilizado y debe estar de camino.”

“¿Un ejército? ¿No aventureros de otros pueblos?” preguntó Ariel.

“Ja, ni de coña. Ningún aventurero podrá vencer a esa cosa. Además, los únicos aventureros que quedan por aquí ahora mismo son de otras ciudades. Llegaron demasiado tarde para participar en la partida de caza, por suerte para ellos, consiguieron vivir.”

En lugar de la recepcionista, uno de los aventureros respondió a la pregunta de la Señorita Ariel.

Uno de los pocos aventureros en este gremio mayoritariamente desierto.

“Sr. Gotou…”, murmuró la recepcionista con algo de lástima.

El hombre que se nos acerca con una sonrisa torcida debe llamarse Gotou.

Y a juzgar por la actitud de la recepcionista y la forma en que habla como si hubiera visto al monstruo, debe ser uno de los pocos supervivientes de los aventureros exterminados.

“Encantado de conocerlas, encantadoras damas. Mi nombre es Gotou. Puede que no lo parezca, pero soy un aventurero de rango A. Aunque ese título no vale mucho después de que escapara de aquel ogro con el rabo entre las piernas.”

Gotou se encoge de hombros con amargura.

Al mirar más de cerca, veo que sus ojos están rojos alrededor de los bordes.

Debió haber tenido amigos cercanos entre los aventureros que fueron asesinados.

“¿Sí? Entonces, ¿qué está haciendo un aventurero de rango A como tú aquí?”




Con bastante dureza, la Señorita Ariel ignora su obvia situación.

¿Ni una sola palabra de consuelo para este pobre hombre destrozado?




Bueno, supongo que debe ser extraño consolar a un completo desconocido que repentinamente te empezó a hablar.




“Oh, nada. Sólo pensé que te haría un pequeño favor.” Gotou sonríe con ironía ante el frío comportamiento de Ariel, pero luego su sonrisa se desvanece en una expresión seria. “Estoy dispuesto a apostar que eres mucho más fuerte de lo que pareces, pero si estás pensando en enfrentarte a ese ogro, me lo pensaría dos veces. Esa cosa es una bestia. Si lo subestimas sólo porque es un ogro, acabarás lamentándolo, como nosotros hicimos. Esa cosa es un desastre natural andante, de la misma clase que cualquier wyrm anciano.”

Parece que el peligroso monstruo que ha aparecido es un ogro, aunque muy inusual.

Pero lo que realmente capta mi atención es que Gotou discerniera la verdadera fuerza de la Señorita Ariel con tanta facilidad.




La Señorita Ariel parece una niña, no un ser todo poderoso, pero aquellos con sentidos agudos pueden detectar una pizca el aura intimidante que emana de ella.

Incluso si ella desactiva la habilidad Intimidación, no puede suprimirla del todo debido a los efectos de sus títulos y todo eso.

Pero con su alto Sigilo, por lo general puede ocultar eso, también, así que sólo las personas que tengan una intuición particularmente fuerte deberían ser capaces de ver a través.

Si se dio cuenta de la verdadera naturaleza de Ariel, entonces este Gotou debe ser bastante fuerte.

Supongo que por algo es un aventurero de rango A.

“El ejército que viene está dirigido por el Anciano Ronandt y el Anciano Nyudoz. Simplemente dejad que ellos se encarguen de eso. No hay necesidad de intentar enfrentarse a un monstruo como ese vosotros solos.”

No reconozco los nombres que mencionó Gotou, pero basándome en su tono, deben ser muy fuertes.

Quizás incluso lo suficientemente fuerte como para derrotar a un ogro con la fuerza de un wyrm adulto.

“Hmmm. Muy bien, entonces. Esperaremos hasta que se hayan encargado de ese ogro. No es que planeara enfrentarme a esa cosa yo sola en primer lugar.”

La Señorita Ariel se encogió de hombros.

Desde su perspectiva, este es probablemente un consejo no deseado.

Ya sea un ogro, un wyrm o incluso un dragón, no representarían ninguna amenaza para la Señorita Ariel.

Sería un asunto muy sencillo para ella el derrotarlo, si le apeteciera.

Pero ella no parece querer, así que o está tratando de ser educada o tan sólo quiere evitar llamar mucho la atención.




“Me alegra oír eso. ¿Qué asuntos tenéis por ese camino de todas formas? No lleva a ningún otro lado más que a las Montañas Místicas, ¿sabéis?”

Por un momento, los ojos de Gotou parecen brillar intensamente.

¿Podría haber captado la verdadera naturaleza de Ariel?

No, seguramente no tenga forma de saber que ella es el Señor Demonio.

Pero puede que él haya captado el hecho de que no es humana. Si ha sentido su poder hasta cierto punto, él sabe que hay más en ella de lo que parece a simple vista.

Además, ella está viajando con un montón de niñas pequeñas, incluyéndome a mí.

Ahora mismo, nuestro grupo consiste en la Señorita Ariel, Merazophis, Ael, Riel, Fiel y yo.

Aparte de Merazophis, todas las demás parecemos ser niñas.

Ariel parece apenas lo suficientemente mayor como para ser llamada “jovencita”, pero el resto de nosotras parecemos aún más jóvenes que eso.

Estoy segura de que nuestro grupo parece muy inusual para otros observadores.

¿Me pregunto si asumen que Merazophis es nuestro tutor?

En cualquier caso, dado que la Señorita Ariel es nuestro líder y él sabe que es más poderosa de lo que parece, estoy segura de que nos encuentra bastante sospechosos.

“Bueno entonces, debe ser obvio que nuestros asuntos están en las Montañas Místicas,” respondió la Señorita Ariel despreocupadamente.

¿Realmente deberías admitir eso tan a la ligera?

“Y qué podría ser eso, ¿eh?”

“¿Por qué debería decírtelo? No te daría ninguna información a menos que fuéramos lo suficientemente cercanos como para compartir cama primero.”

… Ojalá no hablara de temas tan adultos de manera tan casual.

Eres una mala influencia para todas las niñitas de aquí, ¿sabes?

Aunque supongo que todas nosotras, incluyéndome a mí, realmente somos mayores de lo que parecemos.

Ael, Riel y Fiel son monstruos como la Señorita Ariel, por lo que no serán tan jóvenes.

Y mientras mi cuerpo sí que es tan joven como parece, mi mente ha estado activa por mucho más tiempo.

Si incluyes mi vida anterior, estoy bastante crecidita, ¿no?

Siento que no tengo control total sobre lo que mi cuerpo hace a veces, pero mi edad mental es bastante alta, creo.

Si tienes la edad de mi vida anterior en cuenta, estoy segura de que ya sería adulta.

Siempre asumí que una vez que alcanzara los veinte, me calmaría y sería más madura, pero nunca imaginé que finalmente acabaría de vuelta en el cuerpo de una niña.

Pero supongo que no era realista el suponer que me convertiría en una adulta hecha y derecha simplemente basándome en la edad.

Supongo que esperaba que las personas que solían menospreciarme también se volverían un poco más fáciles de tratar en la edad adulta.

Pero mirándome ahora mismo, no puedo evitar sentir como que todo aquello no era más que una ilusión.

… Espera un momento.

¿Significa eso que en realidad no he madurado mucho mentalmente, pero estoy evitando ese hecho y tirando la toalla?

No, eso no puede ser.

Soy una señorita.

Puede que parezca una niña pequeña, ¡pero tengo que estar equilibrada al menos en mi interior!

Soy una adulta.

¡Soy una adulta!

Está bien.

“Supongo que tienes razón. Siento molestaros.”

Mientras mi mente vagaba en una dirección inesperada, parece que la Señorita Ariel resolvió las cosas con Gotou.

Parece que se aleja, por lo que parece que no habrá problemas innecesarios.

Si hubiera sido demasiado persistente, podría haber acabado mal, teniendo en cuenta la verdadera identidad de la Señorita Ariel.

En el peor de los casos, Ariel y compañía lo podrían haber hecho papilla.

En verdad, la Señorita Ariel podría destruir todo este pueblo si le apeteciera.

Al elegir sabiamente el retirarse, Gotou podría haber escapado por los pelos de la muerte.

“¿Alguna otra información que valga la pena mencionar?”

“Ah, no, no creo.”

Ariel se vuelve bruscamente hacia la nerviosa recepcionista.

“Oh, sí. Había una pequeña aldea al pie de las Montañas Místicas, pero el lugar es un pueblo fantasma ahora.” Contrariamente a las palabras de la recepcionista, Gotou ofrece otras noticias. “Los rumores dicen que el ogro podría haberlos matado a todos. Si conocías a alguien allí, bueno, lamento su pérdida.”

“Eh. Bueno, no lo hacía, así que supongo que me da bastante igual.”

Ante la respuesta de Ariel, los ojos de Gotou vuelven a brillar.




“Sr. Gotou, se supone que esa información es alto secreto…”

“¡Ups, culpa mía! Me olvidé por completo. ¿Haced como que no habéis oído nada, de acuerdo?”

La Señorita Ariel pone los ojos en blanco y se encoge de hombros en respuesta.

“¿Nos vamos?”

Considerando que no tenía más sentido quedarse allí por más tiempo, la Señorita Ariel nos saca del gremio.

4.4 25 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
10 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios