Kumo Desu Ga Nani Ka?

Volumen 8

O1: El Origen del Ogro

Parte 2

 

 

Sin ni siquiera un lamento, un hombre joven cae al suelo con una espada atravesada en el pecho.

Su cuerpo se hunde en la nieve blanca, tiñéndola de un rojo intenso.




En pocos momentos, la grave pérdida de sangre lo matará-

“¡Maldita sea! ¡Mierda!”

Otro hombre prepara su espada y maldice.

Viste una armadura de piel, el atuendo de una tribu salvaje.

Los humanos conocidos como “aventureros”, a menudo visten armaduras y armas hechas de los monstruos que han matado.




El equipo creado a partir de partes de monstruos a veces hereda cierto grado del poder de ese monstruo en la vida. Por lo que aunque la piel puede no parecer muy protectora, probablemente tenga algún poder defensivo del monstruo al que alguna vez perteneció.

Está claro, no es sólo para proteger al hombre del frío.

La postura del hombre es prueba suficiente de eso. Tiene los aires de un humano que está acostumbrado a luchar.

Pero incluso él puede cometer errores.

Presa del pánico, deja escapar un alarido.

Una decisión que lo deja muy descubierto.

“¡¿Gah?!”

El hombre sale volando hacia atrás.

Se las arregló para bloquear el ataque repentino con su espada.

Pero ser pillado por sorpresa lo ha desequilibrado, o tal vez su oponente es sencillamente demasiado fuerte, por lo que sus defensas están bajas.

Incapaz de cancelar por completo el ataque, es derribado y choca con un árbol cercano.

El árbol deja escapar un crujido seco y se agrietó bajo la tensión.

Tosiendo sangre, el hombre rueda fuera de la trayectoria del árbol que cae.

Sus hojas se dispersan, y la nueve vuela por el aire desde el suelo.

La nieve brilla en el aire, bloqueando la visión del hombre por un momento.




Así que atravesé la cortina de nieve mientras embestía.

“¡¿Ngh?!”

Puedo ver como el rostro del hombre se pone rígido.

Todavía está medio sentado, a mitad de un intento de ponerse de pie.

Una de sus manos está en el suelo, mientras que la que sostiene su espada aún está libre, no está en posición de blandirla con ninguna fuerza.

En este momento, no puede bloquear ni esquivar.

Su vida es tan buena como la mía.

Puedo ver que él lo sabe tan bien como yo.

Pero en cambio, me detengo, retrocediendo.

Una flecha pasa zumbando a mi lado, cortando el aire con un sonido agudo y estridente.

Siguiéndola con mis ojos, la miro mientras perfora un agujero directamente a través de un árbol.

Si me hubiera dado a mí en su lugar, ese agujero estaría en mi cuerpo ahora mismo.

Eso estuvo cerca. Si hubieran esperado solo un momento, es posible que me hubieran golpeado.

Aunque la vida del hombre se habría perdido si hubiesen esperado.

Fue en el mejor momento posible para salvar la vida del hombre, pero considerando la situación general, no sé si fue la mejor opción.

En realidad, no debería estar analizando esto como si estuviera mirando por casualidad desde el banquillo.

Después de todo, soy yo quien está luchando contra estos hombres.

“¡Rukusso! ¡Huye!”

El hombre se levanta y grita.

¿No ha aprendido del error de bajar la guardia mientras gritaba hace un momento?
Pero segundos después, otra flecha sale volando para cubrir al hombre.

Para poder esquivarla, no tengo más remedio que alejarme.

“¡Rukusso, olvídate de mí! ¡Vete!” continúa gritando al chico que está lanzando as flechas.

Apartando mis ojos del hombre por un segundo, miro al joven arquero llamado Rukusso.

De pie a poca distancia, el chico está claramente desconcertado por qué hacer a la orden de que se vaya.

¿Debería huir, o debería quedarse y luchar contra mí?

“¡Corre! ¡Ve y dile a Gotou o Reg que este—este no es un ogro normal!”

Ante eso, el chico llamado Rukusso se da la vuelta de mala gana y empieza a correr.

Mientras lo veo alejarse a toda velocidad es mi turno de dudar.

¿Debería dejarlo ir, o…?

“¡De ninguna manera!”

Perdido en mis pensamientos, me doy cuenta de que mi reacción fue un segundo demasiado tarde.

Agaché la cabeza, apenas esquivando la espada que pasó por delante de mi cara.

Pero el hombre no para ahí y lo sigue con otro golpe brusco.

No es rápido.

Y no puedo decir que sea terriblemente preciso.

Pero hay tanta determinación en sus golpes imprudentes que no puedo evitar apartarme de él.

“¡Hff! ¡Hff!”

Sus hombros se agitan.

Puedo decir que ese ataque debe haber sido lo último que quedaba de sus fuerzas.

Además de eso, la sangre brota de su boca mientras jada por aire.

Parece que no pudo recuperarse del todo del golpe contra el árbol de antes.

“¡Ja! ¡Puede que sea un aventurero de segunda, pero al menos puedo usar mis últimos momentos para ganar el tiempo suficiente para que mi aprendiz escape con vida! ¡Ven a por mí!”

El hombre ruge desafiante, como para deshacerse de cualquier miedo que pudiera estar arraigándosele.

En realidad, ya puedo ver una ligera vacilación en sus ojos que no puede ocultar del todo.

Mientras agarra su espada, sus manos están temblando, y no sólo del frío.

Una parte de mí se siente extrañamente distante mientras continúo mirándole.

Pero, sin duda, soy yo el que está luchando contra él, y ahora mi cuerpo se mueve por su cuenta para matarlo.

Es como si mi cuerpo y mi mente estuvieran trabajando independientemente el uno de la otra.

¿Cómo se llegó a esto?




Sólo quería vivir una vida tranquila y pacífica como goblin…

“¡Toma esto!”

El hombre carga contra mí.

Se llamó a sí mismo aventurero, lo que significa que se gana la vida derrotando monstruos.

En este mundo, hay criaturas llamadas monstruos, considerados una amenaza para los humanos en todas partes.

El trabajo de un aventurero es luchar contra esos monstruos.

Lo que significa que al pelear conmigo en este momento, este hombre sólo está haciendo su trabajo.

Porque desde la perspectiva de un humano, yo soy solo otro monstruo.

Realmente no es ninguna sorpresa.

En la ficción de mi antiguo mundo, los goblins eran casi siempre los villanos de la historia.

Aunque yo ya no sea un goblin.

Evolucioné hasta ogro, lo que es mucho más fuerte y grande que cualquier goblin.

Desde la perspectiva de un aventurero humano, seguro que soy un monstruo que debe morir al primer avistamiento.

Y aun así…

“¡Maldita escoria!”

“¿A quién llamas escoria?”




“¡¿Qué—a?!”

Evidentemente sorprendido de que pueda hablar, el hombre ralentiza sus acciones.

Dejándome la oportunidad perfecta para hundir mi espada en su pecho.

“¡¿Guh?!”

“¿Quién es la verdadera escoria aquí? Vosotros fuisteis los que vinieron a por mi pueblo. ¡Vosotros me forzasteis a hacer esas cosas horribles!”

Imágenes del pasado cruzan mi mente.

Las casas del pueblo, todas en llamas.

Los goblins huyendo y los humanos persiguiéndolos.

Mi hermana pequeña apretando mi mano mientras corríamos.

El humano que me alcanzó y me agarró.

Y entonces la orden.

Aquella horrible orden.

“¿Qu-qué…?”

“¡Vosotros los humanos sois la peor escoria de todas!”

Los recuerdos hacen que la furia me recorra.

Dejé que esa pasión violenta tomara el control, enviando MO a la espada que seguía profundamente clavada en el pecho del hombre.

El MP activó el efecto especial de la espada, envolviéndola en llamas.

En un instante, las llamas se tragan al hombre y lo destruyen.

Maldición.

Me dejé llevar por mi furia y lo maté en un instante.

¿No debería haberle dejado que sufriera más primero?

… No, espera. Eso no es de lo que debería estar arrepintiéndome.

Este hombre solo era un aventurero sin ninguna relación que estaba de paso.

Por supuesto, ellos son los que me atacaron primero, así que solo estaba defendiéndome.

Pero probablemente estuvo mal llegar hasta tan lejos.

Mientras ese pensamiento pasa por mi mente, una mueca de burla aparece en mis labios.

Mal o no, tan pronto como quité una vida, cosas como el bien y el mal probablemente perdieron todo su significado.

Nunca tuve que pensar sobre el bien y el mal, no cuando estaba en el pueblo de los goblins al menos.

Y sin embargo, ahora…

¿Por qué terminaron las cosas así?

 




 

 

Kumo Desu ga Nani ka Volumen 8 O1 Parte 2 Novela Ligera

GOBLIN: Monstruos humanoides de baja estatura. Individualmente no son particularmente fuertes, pero son capaces de cooperar en batalla. Como la raza de monstruos que se parece más a los humanos, los goblins tienen habilidades que varían mucho de un individuo a otro. Nunca traicionarán a otros goblins y lucharán valientemente sin importar las circunstancias, causando que sean tanto temidos como admirados por los aventureros. Tienen un fuerte sentido de parentesco; a los goblins soldados siempre se les dan flores como amuletos para protegerlos. Su nivel de peligro varía dependiendo del individuo así como del tamaño del grupo.

5 15 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
14 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios