Nidome no Yuusha (NL)

Volumen 1

Capítulo 4: Escape de la Capital Real y La Mazmorra de los Goblins

Parte 1

 

 

El atardecer había llegado, tiñendo cada centímetro de la capital real con cálidos tonos crepusculares.

“¿Está seguro de que quiere esto? Esta ropa es demasiado buena…”

Publicidad Y-AR

Minaris preguntó, tras probarse el atuendo que le había comprado en una tienda de segunda mano. Respecto a la prenda que vestía como esclava, estaba hecha con una vieja y desgastada tela, a la que solo le habían recortado unas aberturas para la cabeza y los brazos.

Aunque Minaris había dicho que la ropa era demasiado buena para ella, en realidad era un simple atuendo casual ligero, algo que la gente del pueblo usaba, y que le hacía ver un tanto mejor de lo habitual.

Los ciudadanos que paseaban por la capital, lucían lujosas e inmaculadas prendas, algo totalmente distinto a las ropas de Minaris, las cuales incluso esclavos como ella podían usar. Por cierto, yo también cambie mi atuendo, ahora vestía algo más apropiado para un ciudadano corriente.

“Está bien. Eres una chica hermosa. Además, en este país, si te presumiera sin ocultar tus orejas y cola, tanto aristócratas como matones brotarían cual plaga.”

Sin querer, recordé algo absolutamente desagradable que me enfureció sobremanera, por lo que simplemente escupí lo que tenía en mente.

Publicidad M-M2

En este mundo, los esclavos son generalmente tratados como ‘cosas’.

Es por eso que, cuando ves a la gente común y corriente obtener ‘cosas buenas’, no es para nada raro ver a aristócratas usar su poder, dinero e influencia para arrebatárselas, mientras que los matones se apoderan de ellas a punta de extorsión y violencia.

Durante mi primera vez en este mundo, tuve problemas al encontrarme con este tipo de personas, unos viles despojos que solo deseaban satisfacer sus absurdos y lujuriosos deseos. Hubo una ocasión en que me tuve que enfrentar a un noble, quien era diestro en defenderse y huir, y que ni siquiera intentaba ocultar sus molestos deseos.

Volviendo al presente, no creo que esta vez tengamos problemas, ya que no estamos en la calle principal, y además, la apariencia real de Minaris solo ha sido vista en los barrios bajos. Aun así, este no era un buen lugar como para llamar la atención, y el involucrarse con cualquier aristócrata estaba fuera de discusión. Sin embargo, seguía siendo un problema de encontrarnos con estas escorias, pues la posibilidad de toparnos con ellos aún existía.

Publicidad M-M2

Los dolores que afligían su cuerpo, y el opaco tono de sus ojos, desaparecieron gracias a la poción de HP. Ahora, Minaris se veía más vivaz, incluso si dejamos de lado su apariencia enfermiza, causada en gran medida por la pérdida de su estado físico. Era tal el cambio, que ahora podrías describirla como una mujer hermosa.

Aunque los rasgos causantes de la discriminación hacia su raza estaban ocultos, si fuera expuesta como esclava, aún existía una gran probabilidad de que fuéramos detenidos por los aristócratas.

Publicidad M-M3

“¿… Hermosa? ¿Soy una mujer… Hermosa?, ¡Kuf! Ku-kufufufufufufu…”

Minaris, que de repente detuvo su avance, susurró con la cara volteada y su cuerpo tembloroso.

“¿Hmm? ¿Qué pasa? ¿Aun no te has recuperado de los efectos secundarios de las pociones?”

Si se trata de una poción de HP, esta restaurará la vitalidad del cuerpo, y si es una de MP, restaurará la energía. Además, existen pociones que pueden restaurar la ‘fuerza física’, pero desgraciadamente para Minaris, lo que le afligía no era causado por algún veneno o magia, si no por la continua exposición a un entorno insalubre. Así que, incluso si ella usara una poción para eliminar efectos negativos, no se recuperaría.

Si quisiera recuperarse de ese estado, tendría que dormir bien, y de no alimentarse nutritiva y adecuadamente, continuaría en en ese débil estado de salud. Aun así, gracias a sus grandes capacidades físicas de mujer bestia, se recuperaría en unos tres días.

“Lo siento, pero por favor resiste hasta que lleguemos a la tienda de materiales. La poción que suprime este tipo de efecto negativo, no tendrá ningún efecto, pero si compramos una que reduzca los efectos, te será un poco más fácil el aguantar tu condición. Además, no podrás descansar adecuadamente hasta que nos vayamos de la ciudad”.

Existen una gran variedad de pociones, con diversos efectos.

Ejemplo de esto son aquellas que restauran el HP y MP, las que aumentan temporalmente las estadísticas, y las que las reducen; aquellas que disipan los efectos negativos por cierto periodo de tiempo, las que mejoran las habilidades físicas fortaleciendo los órganos sensoriales, y por último, aquellas que combinan varios de estos efectos.

Dentro de las pociones asociadas a la eliminación de efectos negativos, se encuentran las pociones de ‘Recuperación Medicinal’, que suprimen el efecto negativo eliminando su origen; y aquellas que se encargan de reducir la intensidad del efecto negativo, son las pociones de ‘Alivio’, también conocidas como pociones de primeros auxilios.

Tal poción de alivio servirá para atenuar lo que Minaris padece. Aunque es solo un tratamiento sintomático, le permitirá moverse con mayor facilidad.

Eso fue lo que pensé, pero Minaris negó con la cabeza, indicando que estaba bien.

“No, mi condición física no es un problema, o al menos no es lo suficientemente molesta como para necesitar pociones. Es cierto que mi cuerpo se siente un poco pesado, pero parece que con los monstruos que he derrotado, mi nivel ha aumentado, así que puedo moverme sin ningún problema durante el resto del día”.

Minaris sonrió un poco. Sin embargo, su expresión facial era diferente, y su cara estaba ligeramente roja.

Publicidad M-M4

Aparentemente, estaba experimentando algún tipo de autocontrol, por lo que en este momento no me recibiría ninguna poción. Lo peor de todo, es que mientras caminaba, intentando mantener el ritmo de Minaris tanto como me fuera posible, me puse a pensar en que de nuevo tendría que forzarla a beber una poción.

Publicidad G-M1




Ciertamente, no parecía tener tantos problemas al caminar, pero aun así, me preocupaba un poco  la apariencia de Minaris. Su tez había regresado a la normalidad, pero parecía actuar muy reservada, y cada vez que giraba para verla, me sonreía de tal forma que aparentaba esconderse detrás de un muro.

Una vez salgamos de la ciudad, pasará un buen tiempo hasta que podamos descansar adecuadamente, por lo tanto, pensé que lo mejor sería darle una poción de alivio, y de paso, comprar un poco más para después. Con esto en mente, nos dirigimos a la tienda de materiales.

De esta forma, compré pociones de HP de bajo grado, pociones de MP, pociones de recuperación y de mitigación para diversos efectos negativos, alimentos y agua para varios días, y grandes cantidades de condimentos.

“Oye, esta es una poción de alivio; bébela, aliviará un poco tu condición”.

“No, no, estoy bien. No puedo aceptar algo tan caro”.

“… Sólo bébetela. No la dejes en mi mano por demasiado tiempo”.

Publicidad Y-M2

Como era de esperarse, Minaris recibió la poción pero no sabía qué hacer, por lo que por primera vez le di una orden como su amo.

No podría usar el emblema de esclavo para forzar a la debilitada Minaris, aunque en primer lugar, nunca tuve la intención de obligarla a obedecer. Sin embargo, sería problemático si comenzara a actuar rebeldemente, por lo que solo entrecerré mis ojos, bajé el volumen de mi voz y apliqué un poco de intimidación para transmitirle mi seriedad.

Minaris, quien compartía su venganza como mi cómplice, no debería temer a tal acto de intimidación carente de hostilidad, pero me gustaría creer que lo he hecho respetuosamente.

Publicidad Y-M2

“Oh, lo siento. Lo beberé”.

Finalmente, Minaris acepto la poción. No era gran cosa, pero Minaris la bebió emitiendo un aura de remordimiento.

Al comprobar una vez más el estado de Minaris, este había cambiado; ahora decía ‘débil’, y sus estadísticas, que hasta hace poco estaban reducidas a la mitad, ahora tan solo lo estaban en un tercio. Aunque su tez se había vuelto a enrojecer, no aparentaba tener ningún otro problema, por lo que seguimos caminando hacia nuestro próximo destino.

Nos dirigimos a la tienda de armas y armaduras.

Dado que yo lucharía principalmente con mis espadas del alma, quería comprar armas para Minaris, además de armaduras para ambos.

Considerando la naturaleza de los poderes mágicos de los Hombres Bestia, lo mejor sería que Minaris se fortaleciera en el combate cuerpo a cuerpo. A pesar de esto, no tenía la más mínima intención de dejarla luchar desarmada.

Estaba claro que la habilidad única que Minaris había adquirido, le permitía lanzar algún tipo veneno. Por esta razón, le será más sencillo combinar su habilidad, con los cortes de una espada, que con los golpes de sus puños.

“Minaris, ¿sabes utilizar algún arma?”

Al parecer, aún no había adquirido ninguna otra habilidad de combate, por lo que si tuviera conocimientos sobre el uso de algún arma, podríamos considerar el establecer alguna sinergia entre esa arma y su habilidad única. Dicho esto, si tuviese que ir desarmada, todavía existía la opción de que usase algún tipo de garras. Hay muchas formas de luchar, por lo que quería dejarle escoger algún arma fácil de usar.

“No, lo lamento, solo se lo básico sobre empuñar una espada; lo aprendí jugando con un aventurero, que vino al pueblo como escolta mercante… Lo siento”.

“¿Hmm?, no tienes por qué disculparte. Creo que tienes mucho potencial para aprender, y además, no te compré porque necesitara a alguien fuerte. Me bastó con que cumplieras con los requisitos para ser mi cómplice”.

Publicidad M-AB

Después de decir eso, llegamos a la tienda de armas y armaduras.

 

 

MrFreeman: Revisado y corregido

NOVA: 2da Revisión

5 3 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
1 Comentario
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios