Kumo Desu Ga Nani Ka?

Volumen 7

Capítulo Especial 2: La Batalla Espacial del Dragón Negro

Parte 2

 

 

El Meteo-G, quizás notando mi aproximamiento, empieza a disparar balas de luz.

El espacio exterior no disminuye el poder de estas armas ópticas.




En todo caso, el vacío solo los hace más fuertes.

Sin embargo, un arma creada por un hombre no puede afectar a un dios.

Avanzo, sin molestarme por esquivar las balas.

Mi barrera las neutraliza al instante, por lo que lejos de lastimarme, ni siquiera pueden frenarme.

Como un verdadero dragón, tengo una barrera mucho más potente que cualquiera creada por una habilidad basada en el sistema.




La barrera de un verdadero dragón no tiene límites ya que bloquea los ataques tanto físicos como mágicos.




Ni Potimas ni D podrían reproducir exactamente esta capacidad única de dragones.

D creó una versión inferior usando habilidades, y Potimas desarrolló una barrera que evita la magia, pero ninguna de ellas se acerca a la original.

Es la existencia de esta barrera lo que hace que sea tan difícil derrotar a los dragones.

Incluso si uno instigara un desastre que destruyera el planeta, todavía no sería seguro si los verdaderos dragones serían dañados.

Todo ese esfuerzo sólo por la posibilidad de hacer un rasguño a un dragón.

Incluso eso no sería suficiente como para atravesar la barrera de un dragón.

Esa es la verdadera diferencia entre el hombre y las deidades dragón.

Los humanos del pasado lo sabían, pero no lo entendieron.

Lo cual es exactamente el por qué crearon estas armas, creyendo que eran su última esperanza.

Y ahora, aplasto esa esperanza pasada.

El Meteo-G es destruido en poco tiempo.

La esperanza, hora sin sentido, de una época pasada se ha reducido a basura espacial.

No puedo evitar sentir una mínima punzada de tristeza al verlo.

Tal vez es porque yo también soy algo del pasado, aferrado a un propósito que puede que ya no tenga sentido en el presente.

Porque yo soy como los hombres.

Sigo luchando por conseguir mis deseos personales.

Eso no es lo que hacen los dragones, y eso por eso exactamente por lo que yo estoy aquí.

De todos los dragones que una vez abandonaron este planeta, yo soy el único que se quedó.

Este es el único lugar donde puedo estar.

A medida que los restos del Meteo-G flotan a mi alrededor, dejo a un lado mis emociones y me vuelvo.

Si me doy prisa, todavía puedo llegar a ayudar a Ariel y los demás.




La bomba GMA aún no ha sido lanzada.

Si un dragón como yo aparece frente al Flota-G, podría lanzar la bomba GMA, pero incluso en ese caso, podría manejar ese suceso.

Estoy más que seguro de que puedo resolver esta situación que Ariel y los demás.

No importa lo que Potimas pueda intentar hacer.

Lo que sea que esté planeando, destruiré sus intentos sin piedad.

“Lo has hecho de maravilla.”

Esa voz al instante me quita todo el ánimo.

Incluso en el espacio, esta voz llega a mis oídos sin esfuerzo.

Viene de un delgado dispositivo flotando directamente frente mi cara.

Incluso yo no me di cuenta de la aparición de este objeto.

Eso solo muestra la diferencia de poder entre mí y la persona que me envió este dispositivo.

Y sólo hay un ser que podría contactar conmigo en un momento como este.

“¿Qué quieres, D?”

Abro mi boca para que la voz le llegue a mi oponente.

Para un dios, es una tarea simple el producir sonido en el espacio.

D: el dios malvado, el dios final, el dios de la muerte.

El ser que reina como el más poderoso de todos los dioses tiene muchos nombres.

Normalmente, un ser como ese no se molestaría a hablar a un dios menor como yo.

Y, sin embargo, esa voz me habla con bastante libertad.

Un humano que adore a D podría ver esto como la mayor alegría imaginable, pero para mí, no me trae más que una mala premonición.




“Hola a ti también. Tu rol en este particular incidente ha terminado. Así que por favor, mira el resto desde aquí, por favor.”

Y mi premonición es correcta.

D me está diciendo que me quede aquí y no haga nada.

Pero no entiendo el por qué.

Seguramente D no querría que la bomba GMA pusiera fin a esta pequeña actuación.

“¿Por qué?”

“Porqué será más entretenido de esta manera “, respondió D descaradamente.




D quiere que el mundo permanezca en peligro, simplemente porque será más divertido.

La desfachatez de este dios es increíble.

Pero ella está completamente seria.

Las acciones de las personas se basan enteramente en sus caprichos personales.

Y este dios piensa y actúa de un modo muy similar.

D actúa esencialmente en condición si algo será divertido o no.

Todo lo que ella hace es por el simple hecho de su propio entretenimiento.

Si la divierte, ella hará cualquier cosa—no importa quién pueda salir herido o qué se pueda romper.

Esa es la verdadera naturaleza de D, el ser a menudo llamado dios malvado.

Y dado que ahora me exige esto, debe haber decidido que las cosas serán más divertidas si no regreso.

Ella quiere que la gente de allí abajo resuelva esta situación por su propia cuenta, sin ayuda.

No hay duda de que D lo considera de lo más entretenido.

Pero para mí no es entretenido en lo más mínimo.

“Pero…”

“Tan sólo quédate donde estás por ahora, por favor.”

Intento protestar, pero D me corta con una orden.




Su todo es educado pero tiene un tono firme que me sugiere que no va a permitirme actuar en contra de sus deseos.

Una voluntad tan orgullosa y egoísta.

Realmente así es como es ella.

Sus inclinaciones pueden ser diferentes, pero la chica de blanco muestra el mismo impulso descarado de seguir sus propios deseos básicos.

Ella se pone a ella misma primero y con gusto causará destrucción a su alrededor si eso significa conseguir lo que quiere.

Eso es precisamente lo que me preocupa tanto de esa chica.

Temo que sus impulsos algún día nos lleven a una situación grave.

Sin embargo, ahora mismo estoy conversando con alguien mucho más peligroso que esa chica.

Si D lo deseara, ella podría acabar fácilmente incluso conmigo.

“Está bien.”

Esa es la única respuesta que se me permite decir.

Porque si estropeo el estado de ánimo de D, no seré el único que sufra las consecuencias.

Mientras la querida chica de blanco de D esté cerca, dudo que ella cause ningún daño grave a este mundo, pero sin duda podría hacerlo si lo quisiera.

Y no está en mi poder el detenerla.

“Buena respuesta.”

El dispositivo que estaba produciendo la voz de D ya no está.

Una vez ella ha dicho lo que tenía que decir, simplemente sigue su camino.

Ahora no tengo elección más que quedarme aquí y ver como se desarrolla la batalla.

Incluso si la vida de Ariel está en peligro o si Potimas está al borde de una burla pomposa.

No importa cual sea el resultado, D probablemente no intervendrá.

Porque básicamente eso o sería entretenido para ella.




D tiene un poder tan abrumador que podría hacer cualquier cosa si le apeteciera.

Es por eso por lo que simplemente mira y muy rara vez hace algo.

Independientemente del resultado.

En a oscuridad del espacio, aprieto los puños con fuerza ante mi propia impotencia.

Por favor, encontrad una forma de sobrevivir a esto.

4.8 21 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
23 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios