Goblin Slayer

Volumen 10

Interludio 2: De una Historia de Aquellos que Pelean con Todo lo que Tienen

Parte 1

 

 

“¡Hay ── muchas cosas por hacer……!”

Gritó la Warlock, corriendo en medio del bosque con su dobladillo amarrado. (NOVA: Según Dungeons & Dragons, un Warlock se define por un pacto con un ser de otro mundo. Es como la relación de un clérigo y una deidad, aunque los seres que sirven no son dioses. Un Warlock puede seguir a un príncipe demonio, un archidemonio, o una entidad totalmente alienígena. Sin embargo, más a menudo, el acuerdo es similar al que existe entre un maestro y un aprendiz. El Warlock aprende y crece en poder, a costa de servicios ocasionales realizados en nombre de su patrono.)

Publicidad Y-AR

Aquellos que piensan que los hechiceros son inútiles ni siquiera pueden ser llamados verdaderos aventureros.

No sabían nada acerca de los nigromantes y sus hazañas con la joya, ni de su búsqueda del Gran Gris, ni de ningún hechicero del nivel de Greyhawk.

── ¡Aunque también hay historias sobre cómo eran igualmente hábiles con la espada……!

“¡Este, ustedes, chicos, retrocedan! ¡Están demasiado adelante! ¿¡Quieren morir!?”

“¡Ah, l-lo sentimos……!”

Publicidad G-M1




Gritó a los novatos que se habían acercado demasiado a las líneas frontales, quizás inconscientemente preocupada por la situación de sus aliados.

Publicidad Y-M2

Incluso si un hechicero debía comprender plenamente la situación de la batalla y lanzar hechizos, también había un límite.

Los novatos que se ofrecieron alegremente para hacer de escoltas del templo de la Misericordiosa Madre Tierra no eran de fiar.

La Warlock resopló irritada al ver a los asustados chicos retirarse nerviosamente.

Después de todo, actualmente estaba tratando de mantener un sistema de progresión para mantener el campo de fuerza que repelía a la mantícora que arremetió en su dirección.

La irritación interfería con su concentración mental, pero no podía evitar ser incapaz de soportarlos.

“¡Oye, dijiste que ibas a cuidar de los recién llegados……!”

Dijo ella frunciendo el ceño, quejándose con su compañero Monje mientras la mantícora arañaba el muro mágico con sus garras.

“Bueno” dijo el Monje, poniendo una expresión pesimista como de costumbre y se frotó en la parte sin afeitar de su cabeza. “Supongo que no sirve de nada que reserve algunos milagros para desintoxicar si de todos modos requieren mucho tiempo y esfuerzo lidiar con ellos.”

El Monje estaba rodeado de unos cuantos aventureros vendados, recostados y quejándose.

Él estaba tratando a los novatos que resultaron heridos en las líneas frontales. Así que podía entender su punto.

Publicidad M-M1

Podía entenderlo, pero aunque pensaba que todos los que vinieran a una aventura sin pociones debían morir ── se tragó esas palabras.

Incluso la Warlock comprendía que esa era una línea que no se debía cruzar.

Además, era inevitable que los libros de hechicería fueran tan costosos. Cuando pensaba en sus días de principiante, no podía hablar por los demás.

── ¡Todo esto se debe a que filtraron secretos militares en los mercados negros de países extranjeros!

La Warlock se mordió con frustración la uña del pulgar mientras protestaba, con justa ira, pensando en su lejana tierra natal.

“Oye, no seas maleducada.”

“¡Cállate!” gritó la Warlock histérica. “Oye, ¿¡aún no terminan por allá!?”

“¿¡Que me calle!? ¡¡También nos estamos esforzando por acá!!”

Respondió molesto el Guerrero del Hacha, golpeando con su arma el repulsivo cuerpo hecho de no-muertos fusionados.

Demonios, era un monstruo que te hacia dudar de la cordura de las fuerzas del Caos.

Era como si hubieran unido a varias personas muertas, con hileras de brazos y piernas creciéndole por todas partes, literalmente tenía ocho rostros y seis brazos.

Se retorcía como un gusano, expulsando un misterioso miasma y atacaba sacudiendo sus brazos.

El Guerrero del Hacha se las arregló para esquivar el asqueroso líquido que esta cosa salpicaba y continuó luchando en colaboración con otros aventureros.

“¡Wah! ¡Qué difícil! ¡Qué miedo!”

Publicidad M-M2

Dijo el joven guerrero, enfocado en el combate y empuñando un garrote y una espada.

Era un estilo poco común de ver, pero el hecho de que se las arreglara desesperadamente era digno de apreciar.

La chica de la expresión nerviosa detrás de él, sosteniendo su báculo en forma de espada y balanza que apuntaba hacia el objetivo tampoco lo hacía nada mal.

“¡¿Cuánto tiempo más tengo que mantener el 《Campo de Fuerza》 para que se encarguen de eso?!”

“¡No lo sé!”

La Warlock suprimió el impulso de responder “¡¡Idiotas!!” y centró su atención hacia su hechizo.

Después de todo, ese monstruo formado por cadáveres parecía portar algún tipo de veneno.

Además, también estaba la mantícora. Naturalmente, esta también tenía veneno.

Más bien, era el deber de un hechicero con conocimiento detectar e informar la presencia de veneno.

── Aunque hay historias de hechiceros que ni siquiera saben lo que es un tigre……

Era molesto porque usualmente uno empezaba por saber qué es una mantícora.

¿No era acaso la criatura mágica con cabeza de anciano, cuerpo de león y cola de escorpión de la creencia popular?

Publicidad M-M3

Y tan pronto como lo hagas saber, te pedirán que te ocupes de uno de ellos, diciendo que es imposible ocuparse de dos criaturas venenosas a la vez.

¿Qué demonios les pasa? Es inútil porque los Warlock son débiles. ¡No estén jodiendo!

Cuando se quejó, la única respuesta que obtuvo fue el ininteligible rugido de la mantícora.

“¿Oh?”

Por eso, la voz de la chica conejo llenándose las mejillas de provisiones en la retaguardia le irritó tanto que hizo que una vena saltara en la frente de la Warlock.

Publicidad M-M1

La chica, que no estaba segura si era blanca o marrón, sacudió sus largas orejas mientras se rascaba por la comezón.

“Ese señor de atrás lleva un buen rato retorciéndose, ¿le sucede algo?”

“¿Qué es esoooo?” El Guerrero del Hacha, alzó la voz mientras cortaba ── aunque no sabía cuántos, pero fueron muchos ── brazos del monstruo no-muerto. “¡Te lo encargo!” dijo tomando su hacha, mientras retrocedía con ruidosos pasos.

El joven solo pudo responder “¿¡Eeh!?”.

El Guerrero del Hacha se acercó jadeando bruscamente al aventurero que se escabullía entre las sombras.

“¡Oye! ¿¡Qué haces tú solo cuando necesitamos toda la ayuda posible!?”

Publicidad M-M4

“Mh……” Cuando le dijeron que se detuviera, el hombre mostró momentáneamente una expresión de incomodidad, y luego se rio “Oh, no. Solo es un pequeño dolor de estómago……”

“¿¡Dolor de estómago!?”

“Eso no es bueno.” El Monje se levantó como si hubiera estado esperando el momento oportuno para hacerlo. “Ese no muerto puede estar propagando una enfermedad. Es importante tratarlo. ¡Sin importar cual sea el costo……!”

El joven detrás de los dos aventureros, arreglándoselas de alguna manera en la vanguardia, logro reunirse con su compañera y podía oírseles gritar.

“¡No podrán solos!” dijo la Coneja Cazadora, acercándose a toda prisa para brindarles apoyo.

Aunque sea un trabajo que el templo recompensará muy bien, si se enferman y tienen que pagar por el tratamiento, terminaría siendo una pérdida.

Al ver de reojo al aventurero de bajo rango con una mezcla de alivio y lamento en su rostro, el Monje se acercó con una bolsa en su mano.

“A ver, le echaré un vistazo. ¿Qué? Es un pequeño precio a pagar. Veamos, una poción para el dolor de estómago para un elfo sería……”

Publicidad M-M4

“…… ¿Elfo?” Las largas orejas se sacudieron frente al Guerrero del Hacha. Pero la raza escrita en su insignia de identificación era Humano. “¡¡Bastardo, no importa cómo lo mires, este es un falsificador!!”

Quién sabe si la tomó de algún lugar o la falsificó, pero el rango de esta identificación era muy bajo.

El hombre sin licencia saltó hacia atrás chasqueando su lengua cuando el Guerrero del Hacha trató de agarrarlo.

“¡Tch! ¡¡Si hubiera acabado con la granja no tendría tantos problemas!!”

Limpiándose la cara, aquel hombre sacó una daga y comenzó a hacer algo, pero a la Warlock no le importaba.

A ella solo le importaba la visibilidad del campo de batalla, mantener el campo de fuerza y verificar en dónde podría lanzar un hechizo.

Aparte de ese no muerto, la mantícora podría usar hechizos, y en ese caso necesitaría algún hechizo defensivo.

Revisó en su memoria cuantos hechizos podía usar hoy y cuantos había usado ya para evitar invocar un hechizo que no se materializara.

Además, tenía que cuidar del grupo en la retaguardia, ya que ellos se habían vuelto aventureros recién este año, era molesto, pero no había de otra.

Oh, ahora que lo pensaba, también había algunos cuantos heridos, pero el Monje estaba haciendo otras cosas. ¿También tendría que ocuparse de ellos?

Más bien, ¿qué estaba haciendo el Guerrero del Hacha? En serio, abandonar a esos chicos en la vanguardia, ¿qué demonios?

Chan, Chan, Bam, Bam. Clank, Clank. Gyah, gyah. Wah, Wah. ¡Graahhh!

“── ¡¡Ah, basta!! ¡¡Ya cállense!!”

En el momento siguiente, ‘ZAP’ se oyó un reverberante estruendo y la cabeza del hombre al que le cayó el rayo estalló como una fruta.

《¡Tonitrus… Oriens… Iacta… Levántate, trueno!》

El trueno disparado desde sus dedos doblados de forma extraña penetró directamente en su cráneo.

Todos quedaron en silencio tras presenciar el llamativo espectáculo. Incluso los monstruos.

La Warlock respiró pesadamente, moviendo sus hombros de arriba abajo mientras observaba a todos los aventureros alrededor.

Publicidad Y-AB

Ella pisó un charco de sangre, sin darse cuenta que todos habían retrocedido un paso.

“¡No sabía lo que pasaba, así que lo maté! ¿¡Algún problema!?” Todo mundo asintió. “¡Entonces vuelvan a sus posiciones!” gritó furiosa.

──── ¡Hay muchas cosas por hacer, solo quiero un maldito descanso!

No hubo nadie que pudiera oponerse a la Warlock, que volvió a ocuparse de mantener el 《Campo de Fuerza》 tras gritar eso.

No había forma de que ella supiera que aquel elfo oscuro fue el mercenario responsable de difamar la reputación de la Misericordiosa Madre Tierra.

5 2 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
3 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios