Goblin Slayer

Volumen 10

Capítulo 5: Defendiendo la Torre

Parte 7

 

 

“¡Te-Tenemos problemas……!”

El Soldado Anciano, quien tocó el silbado, entró cojeando y gritando sin aliento a la habitación.




La Arquera Elfa Superior sacudió sus largas orejas y se puso de pies antes de que él apareciera.

“Hacia el río, ¿¡cierto!?”

“Sí, por el sur ¡Río arriba, se acercan unos barcos! ¡Pero…… no podemos ver cuántos son!”

Ella tomó su gran arco y salió volando antes de que terminara de hablar.

Cuando los elfos superiores corrían con todas sus fuerzas alcanzaban velocidades que los humanos ni siquiera podían seguir con la mirada.




La velocidad con la que pasó de la quietud al movimiento fue extraordinaria. Eso es porque los elfos superiores pueden alcanzar su máxima velocidad con un solo paso.




Por lo tanto, cuando el cansado Chamán Enano logró alcanzarla, ella ya estaba mirando a la distancia por la ventana trasera.

“¿Y bien?”

“Son goblin. Por lo que veo, por lo menos los remeros lo son.”

“¿Una flota goblin? Cielos, ¿qué demonios están haciendo en tu ciudad natal?”




“¡Yo qué sé, el río esta fuera de nuestra jurisdicción!”

El intercambio fue tan feroz como siempre, a pesar de la tensión provocada, no había un conflicto verdadero.

Además, realmente no era nada de qué sorprenderse. Ya que, en su pasada batalla en la Ciudad del Agua, también vieron goblins abordando de barcos.

No sabían cuánto tiempo había pasado, pero los goblins también habían estado robando los secretos de la equitación.

Ya sea que los huargos ── los lobos o incluso las arañas fueran montables o no, ellos podían montarlos.

Por lo tanto, el problema no era el hecho de que los goblins los estuvieran montando sino, como siempre, la cantidad de sus recursos.

Los ojos de la Arquera Elfa Superior, como los de un halcón, miraron hacia las lejanías, reconociendo los obstáculos que se deslizaban sobre el río en medio de la negra noche.

En total eran ── dos, oh cielos no, son tres.

“¡Demonios, sí que son bastantes……!”

Al mismo tiempo, la Arquera Elfa Superior tomó tres flechas con punta en forma de brote, tensó la cuerda de su arco, y disparó suavemente.

Cada una de las tres flechas atravesó el aire trazando un gran arco, como si cada una tuviera mente propia.

El Chamán Enano no logró identificar su paradero. Podía ver bien de noche, pero ver a lo lejos era un asunto completamente diferente.

“¿Les diste?”

“No hace falta preguntar.”

Resoplando como si fuera algo insignificante, la Arquera Elfa Superior disparó una rápida sucesión de flechas una tras otra.

Todas volaban hacia el cielo nocturno, desapareciendo en la oscuridad mientras dejaban atrás un blanco destello, como si fueran pequeños meteoritos.

Y cada disparo ── o cada dos, en caso de que necesitaran ser rematados ── significaba un cadáver de goblin más.

“Pero, a este paso no podremos detenerlos.” Murmuró la Arquera Elfa Superior, sacando otra flecha de su carcaj y tensando aún más su arco. “Puedo darles a todos los remeros, pero la corriente del río los traerá hasta aquí eventualmente. No podré hacer nada con los que se resguarden.”

“¿No puedes hundir el barco de un disparo?”

“¡Lo siento pero mi arco no es tan fuerte como el de mi hermano mayor!”

“Quizás ese hermano tuyo podría hacerlo” ese murmullo fue sofocado por el sonido, como un arpa, provocado por la cuerda del arco.

Viendo cómo se ondulaba la superficie del río, incluso el Chamán Enano comprendió cual sería el resultado de esta batalla.

── En serio, lo único bueno que tiene este yunque es su habilidad.

Aunque estuviera harto del gran orgullo que tenían los elfos superiores, incluso los enanos no tenían más opción que admitir ese hecho.

En ese caso, él también tendría que hacer su trabajo. Sería una desgracia para un enano depender completamente de un elfo.

“Puedo usar un hechizo para cambiar el flujo del río. ¿Qué te parece?”

“Suena bien. De ser posible me gustaría acabar con todos, pero no quiero entrar en un combate cuerpo a cuerpo……” Las flechas disparadas junto con esas palabras terminaron con la vida de más goblins. “Después de todo, son tan numerosos que me estoy hartando de ──……”

El Arquera Elfa Superior se calló repentinamente.

“¿Qué pasa?” incluso la pregunta del Chamán Enano fue sofocada por la seriedad de su rostro.

La Arquera Elfa Superior movió delicadamente sus largas orejas de arriba abajo, y murmuró mordazmente mientras fruncia el ceño.

“…… Algo viene. Algo grande. ── Y, muy rápido…… ¿Qué, es esto?”

“¿Qué, es un ruido que no habías oído?”

“Se parece a algo” murmuró la Arquera Elfa Superior. “¡Pero, esto……!”

En ese instante, un estridente sonido, como si la tierra fuera desgarrada, alcanzó los oídos de las personas en la mansión.

Era como un rayo o un relámpago que se acercaba desde lejos pero no venia del cielo, sino que se arrastraba por el suelo.

Así es, la fuerza de los goblins residía en su número y su astucia.

Uno de los barcos ya estaba en la orilla del río. En ese caso, era lógico deducir que ya estaban en tierra.

“── Esto es malo.”




De los tres en el lugar, el único que sabia exactamente qué era ese sonido, el Soldado Anciano, frunció el ceño mientras gritaba.

Era un sonido que había escuchado muchas veces en el campo de batalla.

Era prometedor cuando lo oías por detrás, pero si lo oías por delante, no había nada que hacer más que quedarse temblando.

Era un sonido que desearías no escuchar por segunda vez en tu vida.

“¡Es una cuadriga……!” (NOVA: En tiempos del Imperio Romano, era un tipo de carro tirado por cuatro caballos en línea. Su variante con dos caballos, usada ya desde tiempos griegos y anteriores, se denominaba biga.)

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios