Goblin Slayer

Volumen 10

Capítulo 5: Defendiendo la Torre

Parte 6

 

 

“¿Cuántos has matado?”

“Con este van tres.”

Publicidad M-AR

Y así, el grupo de Goblin Slayer esperaba a los goblins frente al sendero restante.

Había varias lámparas de mano alineadas a sus pies, y la Sacerdotisa estaba agachada a un lado.

Golpeó las abrazaderas contra un pedernal, causando que las chispas volaran y poco después, las luces se encendieron.

“Todo listo.”

“Bien.”

Publicidad M-M5

La Sacerdotisa alzó su rostro y se colocó en guardia, sosteniendo firmemente su sonoro bastón con ambas manos.

Ella tenía una expresión nerviosa, pero había adquirido la fuerza para sonreír, era una sonrisa tiesa.

¿Cómo habría sido en la primavera de hace dos años cuando se conocieron? Pensó Goblin Slayer, y luego sacudió su cabeza de lado a lado.

El trabajo que ella realizaba le había salvado la vida. Desde entonces, esta delgada chica se había convertido en una persona de confianza.

Quizás ella notó su mirada a través de su casco de hierro. Los ojos de la Sacerdotisa se sacudían con perplejidad.

“¿D-Disculpa……?”

“No” respondió Goblin Slayer. “Continua según el plan.”

“C-Claro…… yo me encargo.”

Como se trataba de la Sacerdotisa, quien asentía inquietamente de arriba hacia abajo, no necesitaba más instrucciones detalladas que esas.

“Jajaja. ¿No está por ser hora de quitar las cascaras de huevo?”

El Sacerdote Lagarto, que había estado observando la escena, dijo complacidamente girando los ojos. “Tal vez” respondió él brevemente. “Pero te encargo que me cubras. Puede que no pueda con todos por mi cuenta.”

“Claro, por supuesto. La mayoría de los primates tienen cuatro patas, pero por lo general solo dos son brazos.” Cuando no son suficientes, incluso aprovechan las manos de otras personas. Dijo el Sacerdote Lagarto, poniendo su enorme cuerpo en una sólida guardia. “Como nosotros podemos blandir nuestras garras, colmillos y cola, luchamos sin temor a las represalias.”

De por sí no había necesidad de mencionar la fuerza de los hombres lagartos, pero ahora se sumaba su incomprensible forma de pensar.

Publicidad Y-M2

Goblin Slayer asintió y preparó su propia guardia.

Eventualmente se acercarían un sinnúmero de desorganizadas pisadas.

Incluso entre los goblins había variaciones entre la velocidad de sus pasos.

Inevitablemente, los que tomarían la delantera no serían los más valientes, sino los más rápidos e irreflexivos.

Y los demás goblins los seguirán, ya que no les permitirán adelantarse y monopolizar el botín.

Y así, el líder de los goblins reconoció a su presa. La chica parada al lado del enorme humano que parecía un idiota.

Al olfatear más detenidamente, sentía el olor de más mujeres jóvenes. Incluso había la esencia de un elfo.

“¡¡GOROOGOBB!!”

Quién sabe cuál habrá sido el significado de las palabras que emitió el goblin que retorció su rostro formando una vulgar sonrisa.

Es mía, puede ser. O quizás Hay una mujer. Tal vez Vengan todos. ¿O fue solo un grito de guerra?

De cualquier manera, su efecto era el mismo.

Publicidad Y-M1

El goblin creía que podía deslizarse convenientemente a través de ese hombre lagarto y tomar posesión de la chica, así que corrió con todas sus fuerzas.

Detrás de él lo seguían varios tantos, y detrás de esos los seguían aún más goblins.

No podía demorarse más. No dejaría que se quedaran con su presa. Era toda para él, cuando…

── En ese instante, Goblin Slayer, a su lado, se interpuso.

“¿¡GROG!?”

El goblin con buenos instintos se giró rápidamente hacia él. Entonces, lo vio acercarse en la oscuridad.

Tenía un casco de aspecto barato y una sucia armadura de cuero. Era un excéntrico aventurero con una espada de una longitud extraña y un pequeño escudo redondo.

“GOROOGB ────”

“¡Uno……!”

Publicidad Y-M3

La espada lanzada hacia su boca ampliamente abierta pego su lengua contra su paladar y lo atravesó.

El goblin cayó de espaldas. El cuerpo fue empujado hacia los demás cadáveres, Goblin Slayer tomó la espada mientras se alejaba y la sacó.

Blandió su espada continuando ese movimiento y ──……

“¡Dos!”

“¿¡GGBB?!”

La encajó en la garganta del goblin que se aproximaba desde la izquierda. Penetró hasta la médula oblonga y retorció la hoja.

Mientras golpeaba con su escudo al goblin que se ahogaba con su propia sangre, tomó el hacha que se cayó de su mano.

“¡Tres!”

“¿¡GOOBOG!?”

Con la trayectoria en que la recogió, hundió la hoja en la mandíbula de otro goblin y partió su rostro desde abajo.

Goblin Slayer recibió la sangre y materia gris salpicadas con su escudo y movió su pie un paso hacia atrás.

── Después de todo tienen buenas armas.

Dijo Goblin Slayer para sí mismo mientras blandía rápidamente el hacha para desprenderle la sangre.

Eran de muy buena calidad para ser las armas de un goblin. Ahora no había duda de que eran un escuadrón del ejercito del Caos.

── Qué conveniente.

En cualquier caso, las armas del enemigo se volverían suyas. No había ningún problema.

Goblin Slayer se preparó para el siguiente enemigo, buscando estabilidad sin levantar sus pies del suelo.

“¡¡GOOROG!!”

“¡GOBOR! ¡¡GOOGOBRBG!!”

Por supuesto que no todos los goblins se centrarían en este miserable aventurero.

Más bien, él no era más que un simple obstáculo para ellos, su objetivo era aquella chica.

“¡Oh, ancestros cuya sangre corre por mis venas! ¡¡Observen cuidadosamente los méritos de su descendencia en batalla!!”

En otras palabras, no cambiarían inmediatamente su mentalidad, no tomando en cuenta el hecho de que había un obstáculo más frente a ellos.

El Sacerdote Lagarto balanceo su cola, haciendo un barrido por el suelo seguido por un zumbido, y luego dio un pisotón con el espolón de su pata en el lugar donde cayó su víctima.

Sin siquiera tiempo para gritar, el goblin fue rasgado por sus garras y luego lo trituró con sus colmillos como un simple trapo.

Fue irrazonablemente cruel para ser apenas su primera víctima. El goblin fue masacrado por este temible descendiente de los dragones.

“¡Oh cielos, me he acercado demasiado al territorio de mis ancestros! Un poco más y ── ups.”

Inmediatamente, en una muestra de su escasa inteligencia, otro goblin más saltó a vengar la muerte de su tonto compañero.

La daga en su mano estaba cubierta de un viscoso y extraño brillo, estaba claro que traía encima un malicioso veneno.

“¡Hm, hoja envenenada!”

“¿¡GOROGB!?”

Sin embargo, aquí había un sacerdote guerrero hombre lagarto de alto rango que aspiraba al puesto de dragón.

En vez de clavarse, la daga fue simplemente repelida por sus escamas, y la triunfante cabeza del goblin fue firmemente arrancada y triturada por sus colmillos.

Se oyó el extraño sonido de la carne y huesos siendo aplastados.

El Sacerdote Lagarto escupió el trozo de carne sin masticar y arrojo el tronco convulsionándose del goblin.

“Oh cielos, pero qué peligroso. Aún no has sido bendecida con el milagro de desintoxicación, ¿verdad?”

“E-Este……”

La Sacerdotisa puso una sonrisa amarga debido al Sacerdote Lagarto, que se comportaba tan despreocupado a pesar de la feroz batalla.

No era de extrañar que los oscuros recuerdos del pasado perdieran sentido frente al gran hombre de la raza escamada.

Incluso ella estaba bastante acostumbrada a las sorpresas y el nerviosismo, aunque solo era lo que ella creía.

“¡Creo que me será dado pronto!”

“Sí, ese es el espíritu. ¡Si logras superar las dificultades, podrás cambiar tu camino……!”

Pero, aunque él sea un sacerdote de alto rango, ¿estará bien seguir su ejemplo?

La Sacerdotisa descartó esos repentinos pensamientos y recompuso su respiración, elevando gradualmente su conciencia.

Su mente tiene que estar en calma cuando reza, para que cuando sus plegarias lleguen a los cielos, puedan conectar con su alma.

Para lograr esa concentración, ella deslizaba ambas manos por su sonoro bastón como si dependiera de él.

Los goblins, el Sacerdote Lagarto, e incluso Goblin Slayer, se encontraban fuera de su mente en este momento.

El mundo, ella misma, y los dioses. Escuchó el sonido de los dados cayendo. Inhaló, y exhaló.

Y entonces, cuando todo tras la creación y ella se habían convertido en el todo y en uno solo ──……

“¡¡《Madre Tierra, abundante en misericordia, por el poder de la tierra, concede seguridad a aquellos que somos débiles》!!”

De repente, como por obra de un milagro divino, la retirada de los goblins fue cortada.

“¿¡GOOROG!?”

“¡¡GGOBBOGOB!!”

Los goblins, especialmente los que habían sido dejados atrás por la barrera que interrumpía su camino, no podían comprender lo que pasaba.

Estaban corriendo a toda prisa para no quedarse atrás cuando, de repente, un muro de luz apareció frente a sus narices, impidiéndoles el paso.

Ellos se lanzaron de cabeza hacia el campo de fuerza, golpeando tercamente sus narices y maldiciendo “¡Gyaa, gyaa!” a gritos.

Sin embargo, fue el grupo a la cabeza, indispuestos a comprender el curso de las cosas, el que había caído en la situación más fatal.

“¡Cuatro……!”

“¿¡GBROGB!?”

Publicidad Y-M1

Goblin Slayer lanzó su hacha, cortando la cabeza de un goblin, mientras corría hacia adelante.

Luego alzó su escudo y lo golpeó con él, combinando el peso de su arma y su armadura para retener a su siguiente presa.

“¿¡GBBBG!?”

“¡Y con este, cinco!”

Tomó la espada corta de la mano del goblin retorciéndose y la clavó en su garganta, terminando con su vida.

Luego la sacó, se levantó, y en un solo movimiento la arrojó hacia atrás.

“¿¡GOOBGR!?”

“Seis ── ¿¡Cómo vas!?”

Cuando inició el combate cuerpo a cuerpo, también comenzaron los sonidos del metal chocando.

Aquellos que pasaron corriendo a un lado de Goblin Slayer se dirigieron al siguiente obstáculo, a enfrentar al Sacerdote Lagarto.

“¡¡Iiiiiiiiyaaaaaaa!!”

La respuesta a esa pregunta fue el ruido de un feroz y primitivo monstruo.

El Sacerdote Lagarto se había transformado por completo en la personificación de sus salvajes ancestros, los temibles dragones.

La forma en que los goblins eran cortados en pedazos era como la de la famosa espada antigua Cusinart. (Zeth Ito: Esta es una referencia a una serie de videojuegos de rol llamada Wizardry.)

“Cre…… ¡Creo que está bien!”

Fue la Sacerdotisa, quien ofrecía incansablemente sus oraciones, quien dijo esas palabras inusuales pero significativas.

Apoyándose en su sonoro bastón y rezándole a los cielos, sabía que ella era la clave de toda la operación.

Y después de confirmar su seguridad, Goblin Slayer asintió.

“¡Hazlo!”

Tomó la daga que sobresalía del cadáver de un goblin y la giró sobre su cabeza.

Entonces, se oyó el silbido de alguien y una lluvia de rocas vino desde la mansión.

Esta golpeó a los goblins más allá del milagro 《Protección》, haciéndolos gritar.

Varios morirían a causa de esto. Pero no todos. Esta era solo una estratagema.

Por supuesto que los sirvientes eran unos novatos. Sería lamentable que arrojaran proyectiles en medio del combate e infringieran daño a sus aliados.

Aun así ── el poder de lanzamiento de los humanos era uno de los mejores del mundo.

Al establecer como objetivo el límite marcado por Protección no necesitaban buena puntería, tenían permitido disparar más allá de él, ya que en un giro inesperado de los acontecimientos podrían volverse una verdadera amenaza.

── ¿Hice la señal adecuadamente?

No, no debo, la Sacerdotisa ahuyentó esos pensamientos que se mezclaron en su cabeza.

Cuando se ideó esta estrategia, la Arquera Elfa Superior quería tomar este rol.

Ahora había que ganar tiempo, provocar caos, mientras tanto ──……

“Siete, ocho ────…… ¡Nueve!”

“¿¡GGOOROOGB!?”

Las vidas de los goblins que se habían lanzado a la delantera habían encontrado su fin con estos dos aventureros.

Había más de diez y menos de veinte. Goblin Slayer se paró con una pose intimidante sobre sus cadáveres.

Sabía lo que tenía que hacer. Limpió la sangre que manchaba la hoja con la ropa de un goblin.

Compuso su respiración. Examinó sus heridas. No había ningún problema. Sin embargo, no había tiempo para descansar.

“¡El muro!”

“¡Sí!”

Con esa respuesta inmediata, la Sacerdotisa finalizó la oración de Protección y regresó su conciencia a la realidad.

Así como un bloque el hielo que aparecía durante la noche se desvanecía por la mañana, el muro de luz se volvió transparente y lentamente se derritió en el aire.

“¡¡GOOGOB!!”

“¡GBBG! ¡¡GOOROGB!!”

En el momento en que los goblins se apresuraron a entrar, solo podían ver lo que estaba frente a sus ojos.

Las rocas les molestaban. El muro desapareció. Sus compañeros fueron asesinados.

¡Ahora, vamos! ¡Matémoslos a todos! ¡Violemos a la chica y luego la matamos! ¡Nos la pagarán!

Eso era lo único que tenían en mente. No importaba cuan superiores realmente fueran.

── Así es, fueron los goblins que solo trataban de entrar por la puerta los que sufrieron más daño.

Después de todo, la mayor fuerza de los goblins es su número.

“¡¡《Madre Tierra, abundante en misericordia, por el poder de la tierra, concede seguridad a aquellos que somos débiles》!!”

Si los refuerzos eran nuevamente obstruidos por aquella bendición, era lo mismo que perder aquella fuerza.

“¡Oh, Oh……!”

Goblin Slayer se abrió paso al medio de la multitud de goblins furiosos.

Publicidad Y-M3

Llamó su atención con un espantapájaros para entretenerlos, y luego los hizo separarse con 《Estupor》 y cortinas de humo.

Interceptó a los que irrumpieron hacia el viñedo tras ver sus opciones reducidas, y los separó aún más con 《Protección》.

Lo único que quedaba era masacrar a los que saltaron al ataque y perdieron su oportunidad de huir, y atraer a los siguientes.

Sin embargo, la Sacerdotisa solo tenía tres milagros. En caso de emergencia, esta táctica se limitaba a ser usada solo dos veces.

También estaba la posibilidad de usar el 《Muro de Tierra》 del Chamán Enano, pero ──……

── Parece que los espíritus de tierra tomarían la vitalidad del campo de cultivo.

Publicidad M-M4

En ese caso sería similar a atacar con fuego, pensó él.

Pero incluso haciéndolo así solo dos veces bastaba para hacerse cargo de la mayoría de los goblins.

Un número reducido de goblins no es de temer, incluso un aventurero novato comprendía eso.

──── El problema es su gran número. En ese caso, separémoslos y lidiemos con ellos uno por uno.

Gracias a la sabiduría del Chamán Enano, esto no era nada, simplemente lo que siempre hacían.

Cuando se trataba de irrumpir directamente en una cueva, en vez de enfrentar un gran ejercito a la vez. No había razón para que un asesino de goblins perdiera.

Publicidad M-AB

── No debería haber problema.

Así es, no debería haber problema.

Los pensamientos de Goblin Slayer fueron interrumpidos por el sonido de un silbato que provenía desde la mansión.

Eso solo podía significar una cosa.

──── El río.

4.7 3 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios