Kumo Desu Ga Nani Ka?

Volumen 7

Capítulo 6: Transmisión en Vivo de la Reunión de los Líderes

Parte 2

 

 

Por un segundo, no entiendo lo que Potimas dice, pero no me puedes culpar.

¿Lunas? ¿Asteroides? Supongo que no son palabras que normalmente escucharías en este mundo.




Sigo aprendiendo el lenguaje de por aquí, ¿vale?

Pero una vez entiendo las palabras, hace que tenga aún menos sentido.

En serio, ¿qué?

¿Lanzar asteroides al planeta?

“Ariel. ¿Viste algo disparado hacia el espacio?”




Potimas mira al Señor Demonio.

Ella hace una pausa un momento, tan vez buscando en sus recuerdos. Entonces hace cara de que se acuerda.

Yo lo recuerdo, también. Lo vi.

La llamarada que surgió del suelo antes de que apareciera el OVNI.




Y en esa llamarada, la sombra de algo volando hacia el espacio.

Tanto el Señor Demonio como yo lo vimos.

Si lo que vimos fue esa cosa pulpo de la que Potimas está hablado, entonces ya está de camino al espacio.

“Lo hice”, dijo el Señor Demonio, pareciendo reacia a admitirlo. “No sé si fue esa cosa o no, pero definitivamente algo se disparó ahí.”

“Sospeché lo mismo. Si hicieron el G-Flota, entonces me temía que hicieran este también… Así que realmente lo hicieron, ¿no?”

Incluso Potimas parece irritado ahora.

Supongo que no lo culpo.

Las armas que diseñó medio en broma se han hecho realidad.

Quiero decir, esas cosas pulpos son armas diseñadas para lanzar meteoritos, ¿verdad?

¿Qué más podría ser a parte de una broma?

¿Un meteorito cayendo del cielo? Ese es el tipo de cosa del que hablas como un desastre a nivel apocalíptico, sin importar de qué época seas.

El tipo de final sobre el que no puedes hacer nada.

Adiós, mundo. Eso es lo que un meteorito gigante significa.

¿Y me estás diciendo que este tío diseñó intencionadamente un arma sólo para hacer eso?

¡¿Cuán estúpido puedes llegar a ser?!

¡¿Por qué harías algo como eso?!

¡Si lo pensaras un poco, ¡cualquiera se daría cuenta de que nunca podrías usarlo!

“Uf, ¿en qué demonios pensabas cuando estabas diseñando esta cosa?”

El Señor Demonio sacude la cabeza con cansancio.

“Fu hace tanto tiempo que hace mucho que lo olvidé, pero probablemente sólo estaba liberando un poco de tensión tras un largo período de investigación.”

Genial. Ahora el mundo entero está en peligro gracias a tu “liberación de tensión”.

“Muy bien, primero lo primero. Te voy a matar.”

“Sólo para que quede claro, diseñé estas armas, pero realmente no las construí. La culpa recae sobre las personas que realmente construyeron estas cosas.”

“¿Así que estás tratando de decir que no es tu culpa que el mundo esté a punto de ser destruido? Eso es pasarse un poco, ¿no crees?”

“Ciertamente no. Simplemente les proporcioné el conocimiento—lo que ellos decidieran hacer con él no es asunto mío. No he hecho nada malo.”

El Señor Demonio y Potimas se miran el uno al otro.

La tensión en el aire está chasqueando, crepitando y saltando ahora mismo.

“Suficiente. Debatir en quién recae la culpa no tiene sentido.”

Qué bien que Güli-güli esté aquí para intervenir.

El Señor Demonio resopla de todos modos, luciendo aún más irritada.

Pero aun así abandona su postura de lucha porque es una adulta… ¿supongo?

“Por ahora resumamos la información. En primer lugar, ese objeto flotante es un arma llamada G-Flota. Está equipado con la llamada bomba GMA, la cual tiene la capacidad de destruir un continente entero. Y el G-Meteo, un arma que puede agarrar asteroides y lanzarlos a este planeta, ya está volando hacia el espacio. ¿Está bien por el momento?”

Todos asentimos ante en resumen simple de Güli-güli.

“Los objetivos de estas armas son actualmente desconocidos. Sin embargo, como han sido activadas sin motivo, es posible que empiecen a destruir cosas indiscriminadamente. El G-Meteo, en particular, puede estar tratando ya de lanzar asteroides a este planeta. ¿Es correcto?”

“Lo es.” Potimas asiente sombríamente.

Así que estas armas han activado sus mecanismos de ataque únicamente para defenderse de los intrusos, entonces.

¿Hmm? Espera, ¿eso significa que nosotros también tenemos la culpa de activar esas cosas?

Si no hubiéramos entrado en las ruinas, el OVNI podría haberse quedado durmiendo bajo tierra.

… No mencionemos eso.

No querríamos que la gente comenzara a culparnos.

“Ya sea que comiencen a causar estragos o simplemente se mantengan en reposo, no podemos dejarlos estar. Ahora, comencemos con nuestro plan de ataque para cada arma. Potimas, quieres que me ocupe del G-Meteo, ¿correcto?”




“Me alegra que lo entiendas, Güliedistodiez. Ahora que el G-Meteo está en el espacio, eres el único que puede destruirlo.”

De las armas que tenemos que destruir, una de ellas ya está volando al espacio.

Y el único de nosotros que puede hacer cualquier cosa en el espacio exterior es Güli-güli, que es un dios y esas cosas.

No tenemos ninguna otra opción.

“Entonces el papel de lidiar contra el G-Flota caerá en el resto, ¿sí?”

Potimas mira al Señor Demonio, al pontífice y finalmente, a mí.

¡Ey, no me incluyas en esto!

¡¿Y por qué está el Señor Demonio asintiendo de acuerdo?!
“¿No es posible que pueda ayudar con el G-Flota antes de irme para lidiar con el G-Meteo?”

Ooh, bien pensado, Güli-güli. Pero Potimas niega con la cabeza.

“Sería mejor si no lo hicieras. Como dije antes, esa es un arma anti-dragones. Y una cargada con una característica de autodestrucción extremadamente peligrosa, nada menos. ¿Qué crees que pasaría si un dragón como tú se le acercara?”

Güli-güli se queda en silencio, incapaz de replicar.

“Además, de cualquier forma, no podemos perder tiempo esperando a que regreses.”

Potimas manipula el dispositivo proyector nuevamente, mostrando una nueva imagen.

Es un vídeo en vivo, probablemente tomado por un dispositivo de grabación remoto.

“Caramba”, murmura el Señor Demonio.

La imagen muestra al OVNI, enviando innumerables robots a la tierra.

El OVNI ha bajado su altitud hasta estar flotando justo por encima del suelo, tiene su escotilla abierta para enviar a los robots por una gran rampa. Hay incluso algunos de los tanques que vimos en las ruinas.

Veo por lo menos unos pocos miles de robots, tal vez incluso decenas de miles.

Y sigue produciendo más.

Una vez que los robots alcanzan el suelo, se alinean en formaciones y comienzan a avanzar.

“Como podéis ver, las fuerzas del G-Flota ya han empezado su avance. A juzgar por su velocidad actual y dirección, llegarán a asentamientos humanos en medio día.”

El pontífice palidece ante esto.

A juzgar por su reacción, debe estar pesando que no se puede permitir que esas cosas lleguen a una población humana a toda costa.

“No hay tiempo que perder, entonces.”

En efecto, no tenemos más remedio que atacarlos simultáneamente.”

Güli-güli mira a Potimas con atención, como si estuviera tratando de averiguar sus verdaderos motivos.

Potimas encuentra su mirada fijamente.

Por su actitud, no parece que tenga nada que ocultar, pero en sí mismo es algo sospechoso, lo cual es un poco sorprendente en cierto modo.

Lo que ha dicho hasta ahora tiene sentido, pero tengo el presentimiento de que podría estar tratando deliberadamente de alejar a Güli-güli de este planeta.

Tan vez suene paranoico, pero sé muy bien que no debo confiar del todo en este tipo.

“¿Puedo ver esos esquemas?”

“Adelante.”

Güli-güli le pidió a Potimas que le enseñara los esquemas con más detalle. Debe tener las mismas sospechas.

Potimas acepta de inmediato y le da a Güli-güli el dispositivo de proyección.

Güli-güli juguetea con él, levantando los esquemas para mirar más de cerca.

No tengo ningún conocimiento técnico, así que mirar esos esquemas no me dice absolutamente nada. Pero todos los demás están mirándolos atentamente.

El OVNI, la bomba, el pulpo. Pone cada uno de los esquemas uno por uno.

“No parece estar mintiendo.”

Finalmente, determinando que no hay contradicciones en los planos, Güli-güli devuelve el dispositivo a Potimas y suspira.

Quiero decir, hubiera sido un poco difícil preparar planes falsos en tan poco tiempo, así que probablemente esté diciendo la verdad.

Pero se dice que los mejores mentirosos dicen un 90 por ciento de verdad con un 10 por ciento de mentiras mezcladas, y si nos basamos en su corta conversación, no me sorprendería si Potimas fuera exactamente de ese tipo.

No está mintiendo, pero podría estar tratando de usar esta situación en su beneficio por algún tipo de plan.

De manera que, es cierto que Güli-güli tiene que ser el encargado de lidiar con el pulpo, pero ¿qué pasa si Potimas aprovecha la situación y Potimas empieza a comportarse mal tan pronto se vaya Güli-güli?




Todos los demás miran a Potimas sospechosamente, como yo.

“Estoy seguro de que no podré convenceros de que confiéis en mí completamente, pero os jiro de que tengo la plena intención de concentrarme en esta situación con todas mis fuerzas. Después de todo, no quisiera que este planeta se quedara sin vida.”

El Señor Demonio, Güli-güli y el pontífice intercambian miradas.

Casi podría decir la conversación silenciosa que está intercambiándose entre ellos.

¿Qué deberíamos hacer? Esto parece sospechoso, pero no tenemos otra opción.

No es una conversación privada, muchachos. Bueno, supongo que tampoco están intentando ocultarla.

“Muy bien.” Güli-güli asiente de mala gana. “Iré a encargarme del G-Meteo mientras el resto de vosotros os enfrentáis al G-Flota.”

Eso significa que la defensa más fuerte de este planeta estará temporalmente en el espacio, pero al menos no habrá ningún asteroide lanzado hacia nosotros por ese pulpo.

Estoy segura de que Güli-güli puede lidiar con ese pulpo sin problema.

La verdadera cuestión es lo que hará el resto del grupo.

¿Cómo van a vencer a ese OVNI?

Ah, supongo que no debería haber estado hablando de esto como si no fuera mi problema.

“¿Y bien? ¿Cuál es nuestro plan de ataque aquí?” dijo el Señor Demonio con voz cansina.

Su actitud dice que escuchará la estrategia de Potimas, pero si no le gusta, piensa no estar de acuerdo y hará lo que quiera.

“Obviamente, nuestra principal prioridad debería ser la bomba GMA. Como tal, tendremos que infiltrarnos en el G-Flota. El equipo de infiltración desactivará la bomba GMA, mientras que el resto mantendremos al G-Flota ocupado desde el exterior. Una vez que la bomba GMA se haya desactivado, podemos confiar el resto a Güliedistodiez o derribarlo con nuestras propias manos. ¿Es aceptable?”

El plan propuesto de Potimas es simple pero efectivo. Honestamente, no creo que tengamos otra opción.

El Señor Demonio y el pontífice asienten.

“Dustin.” Potimas se dirige hacia el pontífice. “¿Cuántas fuerzas puedes reunir aquí?”

“Treinta mil soldados élite humanos.”

Guau, esa fue una respuesta rápida.

¿Realmente puedes reunir tanta gente aquí tan rápido?

“¿Puedes movilizar una tropa tan grande de la nada? ¿Cómo lograste salir perdiendo al invadir Sariella y perder tantos soldados, entonces?” el Señor Demonio se ríe.

El pontífice intento intentar contra Sariella y fracasó.

Principalmente porque el Señor Demonio y yo tuvimos un gran enfrentamiento que diezmó sus fuerzas en su primera batalla, y luego mis Mentes Paralelas se enfurecieron y causaron aún más daños.

En otras palabras, ¡todo fue básicamente culpa mía!

Pero al final, eso significó que fui capaz de proteger la tierra natal de Vampy, así que no me siento mal en lo más mínimo.

En este caso, sin embargo, es un poco negativo, dado que significa que el pontífice tienes menos fuerzas que poner en acción.

“No hay de qué preocuparse. Las tropas que pretendo enviar para esto son mis fuerzas de emergencia, no relacionadas con el ejército que fue enviado a Sariella.”

Ohh, ya lo entiendo.

“Así que eso significa que si las traes aquí, tu patria está totalmente indefensa, ¿eh?”

¡Uf! ¡El Señor Demonio está siendo despiadado en este momento!

Sin embargo, tiene razón. Si lo que dice el pontífice es cierto, eso significa que está trayendo todos los soldados que normalmente defenderían su nación a aquí.

En otras palabras, está dejando su patria completamente libre para atacar. ¿Debería un líder realmente estar haciendo eso?

“Como dije, son fuerzas de emergencia. Y he determinado que esto es realmente una emergencia. Mi gente no tiene nada que temer,” replicó el pontífice rotundamente.

Bueno, si él lo dice, no veo ninguna razón para discutir.

No es que estuviera realmente preocupada por alguna tierra sagrada extraña en la que nunca he estado para empezar. Eso no es asunto mío, ¿verdad?

“Bueno, entonces, invócalos de inmediato. Haz que se muevan para interceptar la ruta que están tomando las fuerzas del G-Flota.”

“Yo no acepto ordenes de ti. De todos modos les habría dicho lo mismo.”

A diferencia de los demás, el pontífice rechaza descaradamente la petición del Señor Demonio.

“Disculpadme por un momento, entonces. Me imagino que tomará un poco de tiempo convocar a las tropas, pero intentaré regresar con la mayor brevedad.”

Con ello, el pontífice se teletransporta con su guarda usuario de Magia Espacial.

Maldición, ese tipo actúa rápido.

No obstante, ¿en serio puede reunir treinta mil personas en tan poco tiempo?

Y aunque pudiera, ¿van a hacer el trabajo correctamente?

Honestamente, no importa cuantos humanos reúnas, no sé cuánto bien harán contra esos robots y tanques y toda esa porquería.

Estoy un poco preocupada, pero el pontífice parecía ansioso por irse, así que supongo que tendremos que confiar en él.

“Traeré refuerzos élficos, también. Sin embargo, tengo la intención de participar en la infiltración del G-Flota, ya que soy, por mucho, el más calificado para manejar la bomba GMA. Ariel, y tú la de ahí, entrareis en el G-Flota junto a mí. Eso es aceptable, supongo.”

Potimas está mirando directamente al Señor Demonio y a mí.

¿Quién, yo? Entonces no puedo huir; realmente tengo que hacer esto, ¿eh? Lo pillo.

Además, con el “supongo” y todo, realmente no nos ha preguntado si nos parece “aceptable” o no.

Así que me veo obligada a participar. Guay.

“¿Estamos enviando un pequeño equipo de élite, ¿entonces?”

“Correcto.”

“Hmm. Muy bien. Peo si intentas algo raro, te mataré, ¿lo pillas?”

“Desde luego. Si crees que puedes manjar esto sin mí, adelante.”

La rápida aceptación de Potimas me pilla desprevenida, pero parece que eso sólo hace que el Señor Demonio sea aún más cauteloso.

“Dame eso.”

El Señor Demonio señala al proyector en las manos de Potimas; él asiente y se lo entrega.

Guau, él está siendo realmente cooperativo.

Esa cosa contiene los planos del OVNI, la bomba y todo.

Si tenemos eso, el Señor Demonio y yo podríamos ser capaces de sobrevivir incluso sin Potimas.

En cierto modo, eso significaba que era una especie de salvavidas, pero él lo entregó sin pensárselo un segundo.

Eh. Supongo que debe ir en serio con lo de derribar este OVNI, también.

¿Por lo que quizás él se comporte lo mejor posible al menos hasta que terminemos el trabajo?

Obviamente, no puedo bajar la guardia, pero tampoco debería ser demasiado paranoica.

“Ahora bien, yo, también debo irme por un momento. Comenzaremos nuestra operación una vez que Dustin y yo hayamos regresado.”

Como el pontífice, Potimas y el elfo de la Magia Espacial se teletransportan.

Ahora sólo quedamos el Señor Demonio, Güli-güli y yo.

“Yo debería tomar medidas también. ¡Hyuvan!”

“¡S-sí, señor!”

Güli-güli llama al dragón de viento que se había retirado muy lejos en el momento en que empezó esta pequeña reunión.

¿Así que el nombre de ese tipo es Hyuvan, ¿eh?

No es que planee recordarlo.

“Vigila las cosas por aquí mientras yo no esté. Sigue las órdenes de Ariel y ayuda de cualquier manera que puedas.”

“¡Ajá!”

¿Cambió su personalidad o algo?

Sigue pareciendo un subordinado, pero ahora es un poco más como el ayudante de un señor feudal corrupto o algo así.

“Ariel. Volveré en cuanto me haya ocupado de las cosas allá arriba. Asegúrate de no hacer ninguna locura antes de eso.”

“Claro que sí. Aunque podría no tener otra opción si las cosas se ponen demasiado locas aquí abajo.”

“Incluso entonces. No debes morir antes de que vuelva.”

Güli-güli acaricia suavemente la cabeza del Señor Demonio.

¡Ah! ¡Finalmente, la adorable escena donde el Señor Demonio es tratado como una niña!

Pero el Señor Demonio retira su mano educadamente.

Venga ya. ¡Eso no es lo que se supone que debes hacer!

Se supone que debes sonrojarte un poco y decir No soy una niña, ¿sabes? ¡o algo así!

“Entonces me voy.”

“Mm-hmm. Ten cuidado también.”

Tras esas palabras que les hacen parecer una pareja de casados poderosa, Güli-güli se teletransporta, también.

Realmente espero que vuelva antes que el pontífice y Potimas.

Entonces no tendríamos que infiltrarnos en el OVNI ni ninguna locura como esa.

Pero tengo el presentimiento de que no será tan fácil.

Y mis malos presentimientos suelen ser correctos, por mucho que desearía que se equivocarán de vez en cuando.

“Uf. ¿Van a ir en contra de esa cosa o qué? Hola, Señorita Araña. No le haría daño ni nada incluso si nos diera el día libre, ¿sabe?”

“Oh, no te preocupes. Voy a esforzarme tanto que incluso el jefe de una fábrica de explotación se horrorizaría.”

El dragón de viento gimotea en respuesta.

Vaya hombre. El Señor Demonio y el dragón de viento están haciendo su rutina de comedia otra vez.

¿Soy sólo yo, o realmente hacen un espectáculo decente?

Y espera un segundo, ¿acaso sabe el dragón de viento lo que es una fábrica de explotación?

Tal vez no, pero ¿estará imaginando un destino terrible basado en el contexto?

Francamente, tengo bastante miedo de lo que me depara el futuro inmediato.

En mis brazos, Sael se puso pálida y prácticamente se desmayó por la tensión asesina que estuvo presente durante toda la reunión.

Sí, no te culpo. Lo siento por eso. Gracias por quedarte conmigo en todo esto.

 

 

Kumo Desu ga Nani ka Volumen 7 Capítulo 6 Parte 2 Novela Ligera

DRAGÓN DE VIENTO HYUVAN: El líder de los dragones de viento, quien reina sobre el páramo entre las fronteras de la coalición de países menores. Uno de los más antiguos y fuertes de los ya poderosos dragones. Se especializa en vuelo de increiblemente alta velocidad, este dragón presume de un poder incomparable en los cielos. Incluso puede controlar el tiempo, haciendo volar a los enemigos con violentas tormentas. Como tal, las naciones cercanas lo ven tanto con miedo como con reverencia, y sus gentes a veces rezan a este dragón como un dios portador de lluvia durante tiempos de sequía. Es un monstruo de clase legendaria, presuntamente intocable por los humanos.

5 21 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
23 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios