Kumo Desu Ga Nani Ka?

Volumen 7

Capítulo 3: ¡Ruinas Antiguas Descubiertas!

Parte 2

 

 

Continuamos caminando por el pasillo, que es demasiado moderno como para pertenecer a este mundo.

Estamos atentos a cualquier arma que pueda salir de repente de las paredes y de cualquier otra cosa que pueda acechar aquí, por supuesto.




El Señor Demonio va en cabeza, seguido por Vampy y Mera, que están flanqueados por las arañas marioneta, y yo estoy cubriendo la retaguardia.

Esta formación está establecida para proteger al bebé chupasangre y a Mera, que no están tan preparados para la batalla como el resto del grupo.

De esta forma, mientras no ocurra algo totalmente loco, deberíamos poder protegerles.

A medida que avanzamos por un pasillo muy largo, llegamos a un callejón sin salida.

Pero el muro aquí tiene huecos extraños en el techo, en las paredes laterales e incluso en el suelo.




Solo toca las cuatro esquinas del pasillo, y si miras más de cerca, parece que hay raíles de algún tipo ahí.

Me asomo, preguntándome si hay una puerta oculta, pero no puedo encontrar nada por el estilo.

Pero no hay manera de que este sea el final. Apuesto a que las ruinas continúan detrás de esta pared.

Después de una examinación similar, el Señor Demonio murmura como si se hubiera dado cuenta de algo.

“¿Hmm? ¿Tal vez es una de estas?”
Con eso, ella retrocede el puño y golpea la pared con todas sus fuerzas,

BOOM.

Su puño atraviesa la pared, abriendo un enorme hueco.

Luego agarra los lados del nuevo hueco y lo abre más.

Estás descontrolada, Señorita Señor Demonio.




Bueno, esto no es un juego, así que probablemente esté bien romper a pared y avanzar, supongo.

Al mirar dentro del agujero, veo una pequeña sala en el otro lado.

No hay puertas en ninguna de las paredes.




Pero por alguna razón, hay una puerta en el techo. No solo eso, sino que parece una puerta de ascensor.




De hecho, hay botones de arriba y abajo al lado de la puerta, así que eso es definitivamente lo que es.

¿Eh? ¿Un ascensor?

Me doy la vuelta, mirando hacia el pasillo por el que hemos estado caminando.

Mentalmente, comparo su longitud a la profundidad bajo tierra que están estas ruinas.

Sí, más o menos es la misma distancia.

Si pusiéramos ese pasillo en vertical, tendríamos un ascensor a la superficie.

Eso explicaría por qué hay una puerta en el techo, también.

Me preguntaba como accedía la gente a estas ruinas desde arriba y lo mismo al salir, pero supongo que eran capaces de usar este ascensor cuando lo necesitaran.

Sep, sep, eso tiene sentido… Espera, ¿QUÉ?

¿Es así en serio como funciona esto? ¿Qué pasa con toda la tierra amontonada encima de esto?

¿Usaron alguna tecnología antigua para cavar a través de ella de algún modo?

¿Todas y cada una de las veces que querían entrar o salir?

¿Qué clase de estúpido truco es ese?

Si podían hacer tanta cosa, creo que deberían haber podido encontrar un método más efectivo en primer lugar.

Aunque tal vez había una buena razón en aquel momento…

“Señorita Ariel, ¿es eso un ascensor?”

“Hmm, sí, eso parece.”

Parece que Vampy llegó a la misma conclusión que yo, aunque a juzgar por su cara, no acaba de creérselo.

Mera no sabe lo que es un ascensor, así que él sólo está confuso.

“Es un ascensor oculto. Eran bastante populares cuando esta civilización existía. Normalmente están encerrados bajo tierra, pero pueden elevarse para conectar con la superficie cuando se necesite. Normalmente dirigen a una base subterránea escondida.”

“¿Qué pasa con toda la tierra?”

“Eso es lo loco de estos ascensores. Puede convertir temporalmente la tierra en barro. Es un mecanismo estúpido que malgasta una ridícula cantidad de energía, pero… bueno, fue Potimas quien lo inventó, así que eso es más o menos lo normal.”

¿A Potimas se le ocurrieron esas cosas…?

Eso explica muchas cosas, pero también me convence más de que estas ruinas no traen nada bueno.

¿Una base oculta…? ¿Potimas está aquí o algo?

El Señor Demonio entra en el ascensor y atraviesa la pared al lado opuesto con el mismo método que antes.

Al otro lado de la pared hay una puerta—una salida al ascensor.

Una vez más, el Señor Demonio lo abre a partir de fuerza bruta.

Al mismo tiempo, otra alarma empieza a sonar.

Uf, es lo mismo que pasó antes.

El Señor Demonio ignora la alarma y entra por la puerta.

El resto de nosotros la seguimos.

Es otro pasillo, similar al que justo acabamos de bajar.

Aunque, a diferencia del otro, es un poco corto; llegamos al final rápidamente.

Esta vez, en lugar de una pared, hay otra puerta. Esta es una puerta corredera doble.

El Señor demonio camina hacia ella.

La puerta se abre sola.

Estaba esperando que el Señor Demonio la forzara para abrirla otra vez.

El Señor Demonio debe haber estado pensando lo mismo, porque por un momento se detiene un segundo.

¡Espera, no!




Ella no se paró porque la puerta se abriera.

¡Es porque hay incontables ojos inorgánicos esperando al otro lado de la puerta!

Miles de cañones de pistola apuntando hacia nosotros.

Esta vez todas están siendo manejadas por robots.

No son cíborgs humanoides como el cuerpo del doble de Potimas, sino más robots sencillos que son más como armas básicas. Hay más de los que puedo contar.

La única palabra en la que pudo pensar sobre como describirlos es raros.

Cada uno tiene un solo brazo, que acaba en un cañón más grande que los que vimos cerca de la entrada. Luego, tienen un torso que sostiene el brazo y continuas vías que lo mueve. No hay ningún lugar donde un humano pueda pilotarlo.

De hecho son prácticamente del tamaño de un humano, así que el único modo de “montarlo” sería abrazarlo y esperar lo mejor.

Lo que significa que son plataformas de armas autopropulsadas, aunque no muy grandes.

De todas formas, estos hola, soy un arma—parecidos a robots están alineados cuidadosamente en esta enorme sala, todos apuntando con sus pistolas a nosotros.

¡Entonces, sin avisar, incontables destellos de luz salen de sus cañones!

Los disparos se abalanzan sobre nosotros.

Balanceando sus hilos, el Señor Demonio los golpea, neutralizando al menos la mitad de las ráfagas.

… Las características de este señor demonio están un poco rotas.

Pero incluso ella no puede bloquear por completo el flujo constante de balas de luz de docenas de robots, por lo que algunos disparos perdidos llegan hasta nosotros.

Sin embargo las arañas marioneta se encargan de ellos con sus espadas.

… Las características de los subordinados de este señor demonio están un poco rotas, también.

Como el Señor Demonio y las hermanas marioneta están bloqueando todos los ataques de los robots, decido ir a la ofensiva.

Pero antes, Vampy ha entrado en pánico por todas las luces y el ruido, así que le suelto un golpe rápido en la cabeza para que vuelva en sí.

“Haz una pared de hielo.”

Suponiendo que al menos puede defenderse, le doy la orden de hacer una barricada delante de ella con magia.

La bebé chupasangre tiene las habilidades de Magia de Agua y de Hielo, así que si hace un muro de hielo decente, debería ser capaz de aguantar algunos ataques de los robots.

Afortunadamente, parece que entiende lo que le estoy diciendo, así que hace una pared de hielo a pesar de su expresión llorosa.

Tengo a Mera refugiado tras esa pared también.

Ambos deberían estar a salvo por el momento.

Muy bien, ¡ahora es mi momento para brillar!

En el momento en que pienso eso para mí misma, los robots salen volando por todo el lugar.

Dándome la vuelta, veo que el Señor Demonio está cargando contras sus primeras líneas.

¡¿Poor quéééééé?!

Ahh, quizás decidió atacar para que el dúo vampiro estuviera sano y salvo.

Podría haber atacado en cualquier momento, supongo, pero estaba jugando a la defensiva para no poner a Mera y al bebé en peligro.

Incluso mientras proceso todo esto, el Señor Demonio ya está convirtiendo a los robots en chatarra.

Su hilo está volando por todas partes como loco, ya sea aplastando o cortando en partes a los robots.

El estilo de lucha del Señor Demonio es muy simple, pero eso sólo la hace incluso más poderosa.




Con sus estadísticas obscenamente altas y las habilidades de hilo maximizadas, no es de extrañar que sea tan malditamente fuerte.

Los robots claramente metálicos están siendo aplastados y rebanados como si estuvieran hechos de papel.

Esta podría ser la primera vez que realmente he visto luchar al Señor Demonio.

Por lo general, ella acaba todo con un solo golpe.

En todo caso, ¿supongo que la mejor visión de su estilo de lucha que he visto fue cuando estaba luchando contra ?

Durante aquella batalla entre Sariella y Ohts.

En aquel momento, ella estaba usando Gula para frustrar todos mis ataques. ¡No pude hacer ni una maldita cosa!

En realidad, como no está usando Gula ahora mismo, supongo que no se lo está tomando muy en serio.

Maldición, ella realmente está rota.

Mientras el Señor Demonio destroza a los robots que hay a su alcance, las arañas marioneta acaban con cualquiera que escape del hilo.

Las hermanas araña han desplegado sus brazos ocultos, por lo que cada una de ellas está empuñando seis espadas.

Alejan las balas de luz de los robots con sus cuchillas antes de cortarlos con un suave movimiento.




Más y más robots caen al suelo, cortados cuidadosamente por la mitad.

¿Cómo cortan estos robots de metal tan fácilmente?

Las cuatro arañas marioneta se dispersan en las cuatro direcciones, derribando más robots.

Mientras que el Señor Demonio está lidiando claramente con la mayoría de ellos, las arañas marioneta siguen destrozando una cantidad respetable.

La fuerza del Señor Demonio es su pura fuerza bruta; la fuerza de las arañas marioneta es su pulida técnica.




Ellas tienen todo tipo de habilidades de arma a niveles altos, así que aunque técnicamente sean monstruos, parecen maestros espadachines mientras cortan los robots en trocitos.

Por no mencionar que están usando seis espadas cada una.

La idea del “estilo de dos espadas” es genial en teoría, pero en la práctica probablemente sea difícil.

Creo que empuñar dos espadas está permitido en kendo, pero estoy casi segura de que prácticamente nadie lo hace.

¿Por qué? Porque es imposiblemente difícil.

Las espadas, especialmente las espadas metálicas, son pesadas.

Agitar una con una mano obviamente no sería fácil.




En kendo, usan espadas de bambú, que son más ligeras, pero incluso ahí, casi nadie elige usar dos.

Pero para las arañas marioneta, cuyas estadísticas están por encima de los mil, empuñar una espada con una mano no es un problema en absoluto.

A pesar de lo lindas que puedan parecer, están manejando esas pesadas armas con facilidad.

Estilo de seis espadas.

No creo que ningún humano espadachín pudiera igualar eso, no importa cuánto se haya entrenado. Nai waaaaa.

5 22 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
12 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios