Kumo Desu Ga Nani Ka?

Volumen 6

Capítulo 4: Paliza a las Arañas Bebé

Parte 1

 

 

El Señor Demonio, Vampy y Mera se han ido a la ciudad.

Para matar el tiempo, me estoy entreteniendo, remodelando a las arañas marioneta como siempre, cuando de repente, detecto una deformación en el espacio.




La señal reveladora de un hechizo de Teletransporte.

Alguien está a punto de aparecer aquí.

¿Quién? No necesito molestarme ni en preguntar.

Reconocería esa manipulación del espacio taaaan increíblemente perfecta en cualquier lugar.

Tal y como sospechaba, Güli-güli aparece ante mí.

Si hubiera alguien más en el mundo que fuera tan bueno con la Teletransportación, bueno…digamos que espero que no lo haya.

Como administrador, Güli-güli usa Teletransporte incluso de un modo más preciso que yo.

Incluso aunque yo tenga también Pináculo del Ocultismo.

Dudo que nadie más pudiera estar a ese nivel.

“Ha pasado un tiempo.”

Las arañas marioneta están visiblemente alarmadas con la llegada de Güli-güli, pero asiento tan calmadamente como puedo.

“No tenemos mucho tiempo, así que voy directo al grano: Tus copias están alborotadas. Por favor haz algo con eso.”

¿Puedes repetir?

¿Hmm? ¿Qué acaba de decir?

¿Mis copias están alborotadas?

Espera, ¿qué? ¿Se refiere a mis Mentes Paralelas?

“Tal vez sería más rápido que te lo mostrara.”

Con un movimiento de su brazo Güli-güli crea una especie de pantalla flotante en el aire.

¡¿Qué clase de brujería es esta?!

Pero lo que sale en la pantalla es más alarmante que la propia pantalla.

Es el pueblo donde Vampy vivía.

Y un enorme enjambre de arañas blancas atacándolo.

¡¿Qué diceeeeeeeeeeeeees?!

“¿ves? Si esto no es cosa tuya, me gustaría que lo detengas.”

¿Eh? ¿Qué?

“Y si esto es cosa tuya, no tendré más remedio que actuar en consecuencia.”

Ignorando mi confusión, la voz de Güli-güli adquiere un tono peligroso.

“Creía que ya te había dicho anteriormente que si tus acciones conducen a resultados contrarios a mí, me encontrarías en tu camino. ¿No lo hice?”

Oh-oh. ¿Estoy en problemas?

No creo que haya ninguna forma de ganar contra un administrador, ¿verdad?

En cuyo caso, sólo hay una respuesta correcta.

“Las detendré.”

Por una vez, hago una declaración firme en voz alta.

Principalmente porque si no la hiciera, probablemente me matarían en el acto.

Con eso, no pierdo más tiempo y empiezo a preparar un hechizo de Teletransporte.

“Lo harás, ¿verdad? Bien.”

Güli-güli parece aliviado.

Supongo que este era una situación muy delicada para él. Si me ponía un solo dedo encima, podría convertirse seguramente en un enemigo de D.

Hacer lo que estamos haciendo ahora es lo mejor para los dos, realmente.

¡¿Qué demonios están haciendo esas Mentes Paralelas de todos modos?!

¿Son estúpidas? ¿Quieren morir? Espero que sí, ¡porque las pienso matar por esto!




Oooooodio cuando otros me detienen, ¡pero nunca esperé que mis propios yoes me detuvieran también!

Mientras me enfurezco enormemente, me percato de que las arañas marioneta están en pánico frente a mí.

Oh sí. ¿Qué debo hacer con ellas?

Dado que están bajo las órdenes del Señor Demonio para que me vigilen, ¿no significaría el dejarlas aquí que técnicamente están eludiendo sus deberes?

El Señor Demonio podría enfadarse con ellas por eso, incluso cuando ellas no hicieron nada malo.

Supongo que me sentiría un poquito mal.




Tal vez debería darles la opción de por lo menos poder decir que me estuvieron vigilando todo el tiempo.

“¿Queréis venir también?”

Las arañas marioneta se miran las unas a las otras, entonces asienten en perfecta sincronización.

Vale.

¡Ahí vamos!

4.9 19 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
7 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios