Goblin Slayer

Volumen 10

Interludio 1: De las Historias de lo que Cada Uno Hace

 

 

El refrescante murmullo del río, en su siniestro mundo, parecía increíblemente reconfortante.

Ella sabía que el suyo no era un trabajo que le permitiera tomarse un tiempo libre como este, pero la tentación de la somnolencia era difícil de soportar.

Publicidad Y-AR

Y aún más si se trataba del área del patio en lo profundo del resplandeciente templo del Dios Supremo.

Después de todo, si iba a trabajar desde el amanecer hasta el anochecer, este pequeño descanso no sería suficiente para incrementar su eficiencia.

Siempre le estaban diciendo hasta el cansancio que debía tomarse un descanso de las cortesanas.

De esa manera, el mundo no sería destruido a causa de un instante de sueño ──……

── Esa debe ser solo una excusa, ¿no?……

Publicidad M-M1

La Doncella de la Espada, que había estado soportando el calor del sol de la tarde sobre su cuerpo, presionó suavemente contra este su Báculo Espada y Balanza.

Unos pasos resonaron en el corredor. Sus oídos ya estaban acostumbrados a eso…… pero esta vez se oían lejanos, y estaban mezclados con un sonido diferente.

Era como una serie de ruidosas armaduras. Era una mezcla de diversas razas y géneros.

“…… ¿Esperabas a algún aventurero?”

“Ah, s-sí……”

Publicidad M-M5

Luego de que le hablaran ella le respondió sin mirarla al rostro, se sorprendió al darse cuenta que la Mercader se detuvo en la entrada del patio.

Por lo general ella hacia el esfuerzo de dirigir la mirada al hablar, ya que no podía darse el lujo de ser un poco despistada.

Publicidad Y-M3

“Quiero ver al Arzobispo, lo estoy esperando……”

“Ya veo……” Cuando ella se puso de pie, apoyándose con su Báculo Espada y Balanza, este produjo un contundente sonido. “…… ¿Qué tal estuvo la Capital Real?”

“Tan ordinaria como siempre.” Ella sabía que la Mercader tenía una sonrisa algo agridulce en su rostro. “Su Majestad se rebana el cerebro con la política, pero los planes de los linajes nobles y los ricos mercantes, y los actos secretos de organizaciones paganas no se detienen……”

Publicidad Y-M1

“Nunca dejarán de aparecer nuevas aventuras en el mundo, ¿cierto?”

Publicidad M-M2

“…… Sí.”

La Doncella de la Espada soltó una pequeña risita, mientras que la Mercader solo bajó la mirada mostrando una apariencia melancólica.

── Aunque eso es algo bastante bueno, ¿no?

Ella había tenido experiencias crueles, había visto muchas cosas y, sin embargo, aún no había perdido su sentido de la justicia.

La Doncella de la Espada parecía muy encantada ── aunque, por otro lado, ella también había pasado por muchos momentos difíciles.

Nadie lo sabía mejor que ella.

La exploración en el laberinto más profundo, las numerosas aventuras después de eso, todos los tipos de situaciones que presenció……

“No es muy diferente de esta ciudad.”

Por eso, ella murmuró esas palabras como si aconsejara a un creyente extraviado.

Cuando finalmente se acercó a la Mercader y tocó sus mejillas, el leve “Ah” de una voz temblorosa alcanzó sus oídos.

Publicidad Y-M2

Su piel era sedosa al tacto. La Doncella de la Espada sintió una tenue calidez, y aflojó sus labios.

“Hay personas que no caminan bajo la luz, lo hacen entre sombras. Es algo…… que es difícil de admitir.”

Cuando comenzó a acariciar sus mejillas, notó que ella se sobresaltó sorprendida.

Ese gesto era tan tierno que la Doncella de la Espada entrecerró ligeramente sus ojos debajo de la venda que los cubría.

Ciertamente, cuando ella desafío aquel laberinto, también se preguntaba si los demás la verían de esta manera.

“Primero, hay que admitir que existen. Que no es lo mismo que rendirse. Después de eso……”

── Primero, alza la voz.

En vez de juzgar los males del mundo, hacer saber que hay males en él. Eso es la justicia.

Las leyes se basan en la justicia, pero la ley en sí misma no es la justicia, y el juicio tampoco lo es.

Si se comete un error, todo se degradaría, convirtiéndose simplemente en justicia personal.

La Mercader respondió débilmente con un “S-Sí” mientras su cuerpo se ponía rígido.

“…… Fufuh. Espléndido.”

Se alejó rápidamente de ella, haciendo que la Mercader soltara una voz de sorpresa, similar a la de hace un momento.

Bien, dejando eso de lado ──……

“Llama a los aventureros. ¿Son los que vienen por la solicitud?”

“Ah, s-sí……”

Un poco nerviosa, la Mercader se apresuró a regresar al corredor del templo.

La Doncella de la Espada corrigió su postura mientras oía cómo se alejaba.

Ahora que lo pensaba, ella había tomado el camino equivocado justo en un momento como este.

Aunque no había sido su propia falta de fuerza lo que la llevó a rendirse.

En ese caso ── aunque fuera solo un poco, esta vez debería poder ayudar a alguien más.

Ese era el sentimiento que tenía en su pecho en un principio, cuando aspiraba avanzar por camino de los aventureros.

Ahora que volvía a recordarlo, parecía tan trillado y absurdo como una cuenta de cristal barata.

Publicidad M-M1

── Pero, aun así, creo que es algo muy valioso.

“Bueno, nuestros invitados son…… fufu, un ¿guerrero pesado? Además de un caballero. Un medio elfo. Un chico……”

Y una chica ── no, ¿es una rhea descalza?

Con esos pensamientos en mente, la Doncella de la Espada volvió puntualmente a su deber.

***

 

 

“¡Oh, ahí está!”

La aguda capacidad perceptiva de un aventurero no se vería abatida ni siquiera en medio del gran ruido y ajetreo de la Ciudad del Agua.

Una chica con una chaqueta verde y una lanza de hierro en la mano, sentada en una banca, balanceaba infantilmente sus piernas.

Y ya que solo unas cuantas personas de la realeza y los nobles reconocidos portaban consigo artesanías mecánicas, como un reloj, cuando acordaban encontrarse con alguien. Fue de bastante ayuda que su compañera, la Bruja, enviara a un familiar con un mensaje que decía ‘Aquí, después del mediodía’.

“Hey, hace mucho que no nos vemos. Parece que estás más que bien.”

“¡Algo así!” dijo la chica, saltando de su asiento como un conejo con una enorme sonrisa. “Estoy trabajando en bastantes cosas, así que es bastante difícil.”

“Ya veo, ya veo. ¿Qué, acaso yo te incité a cambiar de arma?” Dijo el Lancero, mirando la lanza de hierro que la chica traía.

Goblin Slayer Volumen 10 Interludio 1 Novela Ligera

 

Incluso ahora recordaba que una vez se la encontró en un carruaje y que ella, en esa ocasión, traía una magnifica espada.

Las armas que se adecuan a tu estatura son mejores para sobrevivir que un arma ostentosa.

Aquella chica que antes estaba expuesta, como toda una novata, ahora parecía una aventurera competente.

Era fácil ver que su delgado cuerpo, debajo de la chaqueta verde, estaba protegido por una cota de mallas.

“¡Cla-ro-que-no!” Grito ella ante la pequeña broma. “Todas la eligieron para mí. Dicen que es como la de un héroe de hace mucho tiempo.”

Publicidad Y-M1

“Oh” dijo entre risas el Lancero. “Eso es algo bueno, ¿no? Te queda bien.”

La chica rió ostentosamente, sacando orgullosamente su delgado pecho, mientras que el lancero cambió su expresión a una risa amarga entrecerrando los ojos.

Con ‘todas’, se refería a esa maga y la guerrera, ¿cierto? Supongo que es una buena decisión.

La lanza es una de las armas, que usan los humanos, más antiguas de la historia, al igual que el bastón.

Incluso se dice que, hace unos diez años, en la Mazmorra de la Muerte, uno de los seis héroes empuñaba una lanza ──……

“Bueno, dicen que ese héroe era una hermosa mujer.” El Lancero esbozo una sonrisa de forma malintencionada mientras imaginaba la apariencia de esa aventurera según decían los rumores. “Solo te falta crecer un poco y volverte una buena mujer y los trovadores no te dejaran en paz.”

“¿Eh?, ¿Cómo dices?” Sin saber si se estaba burlando de ella o no, la chica alzó la mirada y se inclinó hacia delante de una manera intencionalmente exagerada. “¡Ya verás, seré una leyenda de la que se cantará por cientos de años!”

“Jaja, estaré esperando el día en que se oigan historias sobre la Saga de la Jovencita.”

Esa no era más que una insignificante conversación entre dos aventureros en su día libre.

El Lancero le compró un dulce de hielo ── helado, le dicen ── y la chica celebró alzando ambas manos con alegría.

“Bueno, entonces” murmuro la chica luego de que volvieran a sentarse en la banca, y ella se llevara alegremente la cuchara hacia su boca. “¿Qué necesitas hoy? Hasta ahora solo has estado hablando sobre rumores y esas cosas.”

¿No puedo simplemente querer que nos veamos un rato? En respuesta a su pregunta, el Lancero se rascó la cabeza.

“Bueno, no sé si sea una emergencia o no ──…… pero he escuchado algunas historias bastante sospechosas.”

Publicidad M-AB

“¿Sospechosas?”

“Si, son sobre el templo de la misericordiosa madre tierra que prepara el vino sagrado durante el festival de la cosecha que se celebra cada año, allá en mi ciudad natal.” El Lancero, rascándose la cabeza, siguió contándole a la chica sobre esto mientras ella inclinaba su cabeza en confusión. “¿No sabes si este año ellos o alguien más estén haciendo algunos movimientos extraños?”

“………… Hmm.”

El lancero no notó que la chica estaba entrecerrando los ojos.

Las nuevas aventuras nunca dejarán de aparecer en el mundo ──── eso era algo que aplicaba para cualquiera.

5 3 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
2 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios