Kumo Desu Ga Nani Ka?

Volumen 6

V3: El Hombre Tras la Desgracia

Parte 3

 

 

Una vez que el dueño desaparece por la parte de atrás, Ariel busca su comida.

Aunque el pontífice llegó más tarde que nosotros, su comida está lista, también, posiblemente porque ordenó lo mismo que Ariel.




El pontífice dice una pequeña plegaria antes de empezar a comer su comida.

Merazophis también da las gracias antes de comer.

Sus oraciones son distintas; Merazophis, al que estoy acostumbrada a escuchar por ahora, es de la Religión de la Diosa, mientras que el pontífice debe haber hecho la versión de la Palabra de Dios.

Mientras que el orador de la Diosa ofreció su gratitud a la Diosa, la oración de la Palabra de Dios parecía más una penitencia.

Antes de comer su propia comida, Merazophis recoge una cucharada de mi comida de bebé y me la ofrece.

Normalmente, comería por mí misma, pero el pontífice está aquí. Si quiero fingir ser un bebé normal, tengo que dejar que Merazophis me alimente.

Aunque no estoy segura si tiene mucho sentido mantener el papel a este punto. Es vergonzoso, y el pontífice ya sabe que no soy normal. Pese a todo, le dejé que me alimentara.

Ariel y el pontífice comen en silencio.

El ambiente en la sala es tan dolorosamente sofocante que ni siquiera podemos disfrutar del sabor de la presuntamente deliciosa comida que estamos comiendo.

Bueno, la mía es comida de bebé, así que probablemente no sea nada del otro mundo.

Terminamos nuestros platos en silencio.

Por un tiempo después, nadie habla.

“El sistema está operando con normalidad. Sin embargo, es cierto que una situación irregular ha ocurrido.” Finalmente, Ariel corta el silencio. “Como resultado. No tuve más remedio que intervenir. Francamente, ni siquiera yo puedo decir qué va a pasar de aquí en adelante. Pero creo que está bastante claro que los tiempos están cambiando. El intento de tu gente de la Palabra de Dios de aplastar a la religión de la Diosa es solo un eslabón en esa cadena, ¿no?”

El pontífice simplemente se sienta dócilmente, sin contestar a la pregunta de Ariel.

Pero… espera un segundo.

¿Qué acaba de decir Ariel?

¿La Palabra de Dios está intentando aplastar la religión de la Diosa?

¿No es que Ohts tratara de derrotar a Sariella?

“Entonces la Palabra de Dios, no Ohts, estaba detrás de la invasión de Sariella. ¿Es eso lo que queréis decir?”

Merazophis rompe el silencio por primera vez, mirando a Ariel y al pontífice.

Hasta ahora, habíamos pensado que Ohts era el instigador principal del ataque a Sariella. Pero lo que Ariel acababa de decir hacía que sonara como que la religión de la Palabra de Dios es la que obligó a Ohts a atacar.

Puede parecer lo mismo, pero hay una diferencia muy grande.

Si eso es cierto, nuestro enemigo no es el pequeño país de Ohts sino la Palabra de Dios, la religión más grande del mundo.

Sariella podría haber sido capaz de derrotar a Ohts, pero si la religión de la Palabra de Dios es quien está realmente detrás de la guerra, nuestro país natal no tiene ninguna posibilidad.

“Sí, por supuesto. ¿Po qué una nación tan diminuta que podría ser derribada por una brisa un poco fuerte cargaría en batalla por sí sola? ¿No oso pareció nada sospechoso que Ohts empezara una guerra así como así?”

Ariel, no el pontífice, respondió a la pregunta de Merazophis, revelando que la religión de la Palabra de Dios era la mente maestra tras el ataque a Sariella, como si esto fuera la cosa más obvia del mundo.

El pontífice tampoco lo confirma o lo niega, pero el hecho de que él se mantenga en silencio parece una confirmación para mí.

“¡¿Los creyentes de la Palabra de Dios odian tanto a los seguidores de la Diosa?!”

Merazophis rechina los dientes.

La relación entre la religión de la Diosa de Sariella y la Palabra de Dios aparentemente siempre ha sido volátil.

Con esta guerra, deben estar planeando resolver las cosas de una vez por todas.

“Odio decirte esto, pero los motivos de este tipo no son tan simples. Pare empezar él realmente no es tan devoto, ya ves. De hecho, es más como que él está luchando con los dioses.”

Me lleva un momento procesar las palabras de Ariel.

¿Cómo podría el hombre que lidera la religión más grande en el mundo estar luchando con los dioses?

Si eso es una broma, no me parece muy divertida.

Pero la expresión de Ariel es mortalmente seria. De hecho, está mirando al pontífice acusadoramente.

¿Eh? ¿Así que esta es la verdad?

¿Acaso existen siquiera los dioses en este mundo?

Quiero decir, supongo que dado que todos escuchamos la voz de la “Palabra de Dios”, no sería tan sorprendente si quien realmente hablara fuera un dios.

Pero teniendo en cuenta lo mecánica que es esa voz, personalmente lo encuentro un poco difícil de creer.

“Mi ideología es irrelevante en este momento. Al fin y al cabo, las expectativas de una persona no tienen sentido frente a los resultados reales. Eso es exactamente por qué estoy en esta silla ahora mismo. ¿No estaríais de acuerdo?”

Supongo que por “esta silla”, se refiere a la posición de pontífice, no literalmente la silla en la que se está sentando ahora en este restaurante.

Pero en general, sigo encontrando difícil comprender todo lo que están hablando el pontífice y Ariel.

Dada la expresión de pensamiento profundo, Merazophis parece estar en el mismo barco.

Sin embargo, creo que su conversación requiere conocimiento de algo que aún no conocemos.

Mientras estemos en blanco de ese algo, no creo que les podamos seguir el ritmo.

“¿Está realmente segura de que el sistema está operando con normalidad?”

Y creo que ese “algo” puede ser el “sistema” del que siguen hablando.

Pero hasta que nosotros sepamos que es esa cosa del “sistema”, eso no me ayuda en absoluto.

“Lo garantizo. El sistema está en perfecto estado de funcionamiento. De hecho, este podría ser el momento en que más estable ha estado.”

“¿Es eso cierto? A pesar de la repentina disminución de energía MA?”

“Sep. No creo que eso sea exactamente parte del plan, pero no hay problemas con el sistema. No con su funcionamiento al menos.”

“En otras palabras, mientras este puede estar funcionando con normalidad, ¿sigue habiendo un problema fundamental?”

“Podrías decirlo así. Todo lo que se ha ido acumulando durante esos años se ha ido a la basura. Si eso no es un problema, ¿Cómo lo llamarías?

“Eso es cierto. Un problema muy grave de hecho.”

Ambos, Ariel y el pontífice, suspiran abatidos.

No parece el tipo de cosas que dos enemigos mortales harían.

“Pero dejemos eso a un lado por ahora. No es exactamente el tipo de problema que podamos resolver con unas pocas acciones simples. Tu mayor preocupación en estos momentos es Sariella, ¿no?”

Con eso, Ariel cierra los ojos por un momento.




Entonces los abre de nuevo y habla.

“Empecemos con tus tres puntos principales. Número uno, en lo que respecta a mis acciones de aquí en adelante, es como dije antes. En este momento, estoy planeando llevar a estos muchachos a la capital de Sariella. Tras eso, lo que ellos hagan es cosa suya, pero de cualquier manera, no estoy planeando quedarme en este país. No estoy planeando en hacer nada para ayudar a Sariella, incluso si estos chicos deciden quedarse aquí. Siempre y cuando nadie haga nada para cambiar mi opinión, eso es todo. Una vez haya abandonado el país, sois libres de empezar una guerra o lo que sea que queráis.”

No puedo evitar estar un poco sorprendida por las palabras de Ariel. Suena como si se estuviera lavando las manos respecto a nosotros.

Sé que ella no tiene realmente la intención de hacer eso. Aun así, escucharla hablar sobre este país como si no le importara en lo más mínimo duele.

Especialmente ya que suena como si tampoco le importara si nos quedamos aquí o no.

Considerando lo mucho que nos ha cuidado hasta ahora, creo que debería preocuparse por nosotros al menos un poco.

Pero tal como ella dijo, si nos quedamos aquí y nos vemos atrapados en la guerra otra vez, ella seguramente no nos vaya a salvar esta vez.

Esa realidad hace que el camino que nos aguarda parezca oscuro.

“Número dos, los elfos. Yo misma no sé mucho sobre eso, realmente. Perolo que sí sé es que tienen como objetivo al número tres, esta niña, al igual que otras personas como ella. El mismo Potimas apareció, o al menos una de sus habituales marionetas, por lo que deben ir bastante en serio con esto.”

Mientras habla de los elfos, especialmente de Potimas, la expresión de Ariel es de un desprecio inocultable.

Tampoco me gustan, desde que tienen mi vida como objetivo y todo eso, pero mis sentimientos están más cercanos al miedo que al odio.

Ese hombre intentó tomar la vida de Merazophis y la mía con indiferencia. No puedo olvidar esos ojos fríos los cuales nos miraban como si no fuéramos más que basura que eliminar.

Para mí, el hombre llamado Potimas es como un espectro de la muerte en sí misma.

Sólo con recordarlo me dan ganas de temblar del miedo.

Si nos separamos de Ariel, ese hombre podría atacarnos de nuevo.

Si la religión de la Palabra de Dios atacaba Sariella, eso din duda sería un problema, pero creo que Potimas podría ser incluso una amenaza mayor para Merazophis y para mí.

“Hmm. Sospeché que podría hacer algún tipo de movimiento, así que he estado en guardia. Y si se mueve tan libremente, es casi peor de lo que me temía. Si no se hubiera encargado de él, Lady Ariel, no sé qué podría haber ocurrido.”

“Siéntete libre de agradecérmelo.”

“Absolutamente, muchas gracias. Aunque estaría incluso más agradecido si hubiera borrado todos los rastros de la batalla, no solo los cuerpos.”

“Ahh. Supongo que estaba usando una pistola y esas cosas, ¿eh? Cierto, cierto. No pensé en esos pequeños detalles.”

“Está bastante bien. Nos encargamos del resto, así que no hay nada por lo que tenga que preocuparse.”

El pontífice está hablando como si le hubiera hecho un favor a Ariel, quien más o menos lo ignora.

Así que si las pistolas son usadas en este mundo, tienes que ocultar cualquier evidencia.

Blanca se encargó de los cuerpos, pero yo no estaba muy preocupada por cosas así en ese momento.

Sin duda no estaba en ningún estado como para pensar sobre agujeros de bala o cosas como esas.

Pero incluso si esas huellas se tienen que ocultar, ¿qué era exactamente ese cuerpo de máquina que Potimas estaba usando?

Pensé que este era algún tipo de mundo de fantasía que estaba menos desarrollado que la Tierra, con cosas extrañas como habilidades y estadísticas.

Pero la máquina de Potimas era fácilmente más avanzada que cualquier tecnología que haya visto en la Tierra.

Hay algo muy extraño en este mundo.

Y Ariel y el pontífice saben claramente la verdad detrás de esto.

¿Es el “sistema” que siguen mencionando la fuente de la extrañeza de este mundo?

No estoy segura, pero está claro que Ariel y el pontífice no quieren que el mundo en general conozca la tecnología de las máquinas.

“En cualquier caso, parece que nuestra información se ha filtrado de algún modo. El ataque sorpresa de Ohts a la capital se ha visto comprometido.”

“Así que perdiste la guerra de la información, ¿eh?”

El pontífice asiente dócilmente ante el cruel comentario de Ariel.

“Sí, de hecho. Le dimos mucha importancia al secreto, y pensaba que nuestra organización de inteligencia nos daría la ventaja, pero los resultados hablan por sí mismos. Simplemente no podemos mantenernos al día con las redes de información de los elfos.”

Al ver la expresión seria del pontífice, la cara de Ariel también se pone seria.

“¿No hay nada que puedas hacer?”

“Hemos estado haciendo todo lo posible, pero nuestros esfuerzos han sido en vano”. El pontífice niega con la cabeza sombríamente. “El círculo de devotos de los elfos está creciendo. Y dado que ellos no se dan cuenta de que están pasando información a los elfos, hay poco que podamos hacer para pararles. Son buenas personas que creen en la paz mundial de los elfos de cara al público, así que es difícil intervenir.”

¿Verdadera paz mundial? ¿En un lugar donde los monstruos están en todas partes y los humanos aún luchan entre ellos?

Qué reclamo más superficial. ¿Quién se creería eso?




“Lo más tortuoso de todo es el hecho de que hay algunos incluso entre los elfos que realmente creen en ese ideal. Como resultado, no hay forma de saber si un elfo determinado está directamente conectado a Potimas, así que si hacemos un intento descuidado de acabar las cosas, puede que los problemas se giren hacia nosotros. Con la cantidad de poder que él tiene ahora, podría incluso manipular el sentimiento público para volver a las personas en contra de la Palabra de Dios.”

“Probablemente deberías encargarte de los elfos antes de encargarte de la religión de la Diosa, entonces.”

“En efecto. Sin embargo, cuando fundé por primera vez la religión de la Palabra de Dios, los elfos ya habías construido una posición sólida como una roca. No importa lo que haga, ellos siempre estarán un paso por delante.”

Ariel y el pontífice suspiran al unísono otra vez.




En este punto, no está nada claro de si ellos son enemigos o aliados.

Inicialmente, la reacción de Ariel me hizo pensar que eran enemigos, pero en realidad no parece ser así cuando parecen estar en sintonía de muchas formas.

“Bueno, ni siquiera yo puedo decir lo que están haciendo los elfos, pero sí que sé que no puede ser nada bueno. Es Potimas de quien estamos hablando.”

“Bien dicho. Ese hombre siempre me pone enferma.”

… ¿Tal vez ellos sean realmente amigos después de todo?

“De todas formas, en cuanto a tu tercer punto, no creo que quiera decírtelo.”

O tal vez no. Parece que Ariel es bastante recelosa con el pontífice después de todo.

“¿Incluso si los elfos están involucrados y podríamos ser alguna ayuda en ese asunto?”

“Incluso así. Dejar que los elfos la usen sería el peor de los casos, ¿pero cómo sé que la Palabra de Dios no haría lo mismo? No voy a mostrar mis cartas a alguien en quien no puedo confiar.

Vale, me rindo. No puedo decir se son amigos o enemigos.

Creo que sería demasiado complicado como para resumir en términos tan simples, para ser honesta.

“Pero eso quiere decir que podría intentar usarla usted misma, ¿no es así?”

“Si puedo, probablemente lo haré. Pero tengo la intención de priorizar sus propios deseos por encima de todo.”

Creo que el que esté diciendo esto justo delante de mí demuestra que es sincera.

“Ya veo. Entonces hay más en ella a parte del hecho de tener los recuerdos de una vida anterior.”

Estoy impresionada que el pontífice fuera capaz de adivinar todo eso de la poca información que se le había dado, pero dudo que descubra nada más.

Quiero decir, ¿quién iba a imaginar que alguien podría ser un renacido de otro mundo?

Aunque, si él era capaz de imaginarse que yo tenía memorias de una vida anterior, ¿acaso eso significa que tal cosa es relativamente común en este mundo?




“Bueno, eso es todo lo que quería decir. ¿Tienes algo que añadir?” Ariel se dirige a Merazophis.

No, no solo a Merazophis. Ella me está mirando, también.

¿Eso significa que está bien que yo hable?

El pontífice me mira a mí y a Merazophis, también.

Miro a Merazophis y le envío un mensaje telepático que sólo él puede oír.

“Merazophis, si hay algo que quieras decir, puedes hacerlo.”

Yo no tengo nada que decir.

Quiero decir, hay muchísimas cosas que me gustaría decir, pero no creo que realmente pueda organizar mis pensamientos lo suficiente como para expresarlos con sensatez.

Este hombre, el pontífice, es casi seguro mi enemigo.

Eso lo sé, pero honestamente, realmente no se siente como tal.




Quiero decir, no sé mucho sobre la religión de la Palabra de Dios.

Todo lo que sé es que es la religión más grande en el mundo, y que se opone a la religión de la Diosa que se sigue en Sariella.

Lo que significa que básicamente no sé nada en absoluto.

Estoy segura de que hay un rencor profundamente arraigado entre los seguidores de la Palabra de Dios y los de la Diosa, pero no tengo ni idea de lo que podría ser.

Y aunque sé que él está detrás de la guerra, eso no significa que de repente pueda verlo como mi enemigo.

Lo que sucedió en el Condado de Keren sigue sin parecerme real.

Fue destruido antes de que pudiera formar un apego profundo al lugar, después de todo.

Me siento triste y enojada, pero es como si estuviera viendo esas emociones a través de un panel de cristal empañado.

Pero estoy segura de que Merazophis lo siente de manera muy distinta.

Él pasó gran parte de su vida en el Condado de Keren, y perdió cosas que jamás podrán ser reemplazadas.

Así que pienso que sería mejor que él hablara en lugar de alguien como yo.

Y, sin embargo, Merazophis niega con la cabeza.

“No hay nada que desee decir.”

Ariel, yo misma e incluso el pontífice nos sorprendemos.

“¿Estás seguro? ¿No quieres hacer alguna declaración enfadada o dos? Quiero decir, incluso podrías matar a este tipo en este momento y nadie tendría ninguna queja sobre ello.”

El comentario de Ariel me parece peligroso, pero supongo que lo está diciendo porque es una posibilidad muy real.

El pontífice dijo él mismo que vino solo sabiendo que podría ser asesinado.




Si nos basamos en la confirmación de Ariel, pienso que era verdad, y que realmente él lo aceptaría.

“No. Tengo la sensación de que matarle aquí sería inútil. Estoy seguro de que no detendría el flujo del tiempo. Además, su muerte no le haría lamentar sus acciones. En el mejor de los casos, sólo serviría para aliviar brevemente mi resentimiento. Tal acto nunca podría compensar la pérdida de mi señor, mi señora y todo el Condado de Keren. Tu vida es trivial en comparación.”

Las palabras de Merazophis son despectivas, pero hay una oleada de sentimientos oscuros detrás de ellas que no puede mantener completamente fuera de su voz.

Estoy segura de que hay muchas cosas que quiere decir.

Y sin embargo, él elige cerrar el pico.

“Soy el sirviente de la joven señorita. Si ella elige no hablar, no hay razón para que yo lo haga. Todo lo que hago, lo hago para servirla.”

Así que por eso está manteniendo a raya sus emociones.

Pensé que sería mejor dejarlo hablar, pero está diciendo que si yo no voy a decir nada, el no lo hará, tampoco.

Cada uno de nosotros nos tenemos en tan alta estima que es casi como un extraño punto muerto.

Pero creo que estoy de acuerdo con eso.

“¡Pfff! Je-je-je. Dijo que tu vida es trivial.”

Por alguna razón, Ariel está mofándose.

“En efecto. Estaba completamente preparado para ser asesinado, pero no esperaba que me dijeran tal cosa.”

La voz del pontífice es tan tranquila como siempre.

Pero, aunque puede que sea mi imaginación, de repente parece increíblemente frágil. Como una planta a punto de marchitarse.

“Trivial, ¿no? Sí, supongo que tienes razón. Mi vida es bastante trivial de hecho. Siento que debo disculparme por intentar ofrecer mi vida a cambio del dolor que os he causado. Lo siento sinceramente.”

Entonces inclina su cabeza profundamente.

El líder de la mayor religión del mundo, inclinándose ante nosotros.

“Y sin embargo, no puedo parar. No debo hacerlo, pase lo que pase.”

Sentí un escalofrío recorriendo el cuerpo de Merazophis, así como el mío.

Porque ambos lo sentimos: el peso abrumador de la determinación que este viejo marchito llevaba dentro de él.

Dice que su vida es trivial, pero se aferra a una convicción inquebrantable.

No lo entiendo.

¿Qué podría ser mucho más importante que tu propia vida?

“Ambos hemos asumido papeles difíciles”, murmura Ariel en voz baja, luego dice. “Bien, entonces. No hay nada más de lo que hablar, ¿cierto? Vamos a marcharnos ya. Oh, pero si quieres disculparte, puedes pagar la factura por nosotros. ¿Nos vamos?”

Ariel se levanta.

Merazophis la sigue conmigo en sus brazos, y nos dirigimos hacia la puerta.

Todo el tiempo, el pontífice mantiene la cabeza baja.

Merazophis actúa como si no se hubiera dado cuenta, pero yo mantengo mis ojos en el pontífice durante todo el rato.




“Oh cierto. Está todo bien y correcto con que estés tan concentrado en Sariella, ¿pero no deberías estar un poco más preocupado por los demonios, también?”

Justo antes de que salgamos, Ariel se dirige al pontífice otra vez.

“El nuevo Señor Demonio de esta generación soy yo, al fin y al cabo.”

Su comentario, el cual lo dice de manera bastante casual, evoca una reacción dramática en el pontífice, cuya cabeza se levanta de golpe desde suposición inclinada.

Pero antes de que pueda decir nada, la puerta se cierra, con nosotros al otro lado.

5 25 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
19 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios