Kumo Desu Ga Nani Ka?

Volumen 6

V2: La Desdicha es una Cosa Divertida

Parte 1

 

 

Ella debe estar loca, ¿verdad?

Quiero decir, lo sospechaba desde hacía tiempo, pero ahora estoy segura.




Ella está un poco—no, extremadamente desvinculada de la humanidad.

Me refiero, por supuesto, a Blanca, quien actualmente me está mirando con una expresión de auténtico desconcierto.

Lo que ocurre es que acaba de hacerme una solicitud completamente imposible.

Y aun así, está claro que no comprende por qué no voy a hacerlo.

Incluso no puedo evitar enojarme.




“¡Por supuesto que es imposible! ¡¿Por qué iba a usar un Ataque Mágico en mí misma?!”

Sí, su absurda solicitud era que me hiriera a mí misma con magia.

Y hasta que casi me quede sin MP, nada menos.




Ha pasado más de un mes desde comenzó este viaje.

En este tiempo, mis habilidades y estadísticas se dispararon a un ritmo notable bajo el entrenamiento de Blanca, y ahora ella me está pidiendo que dé el siguiente paso en su pequeño régimen.

Ella incluso lo demostró atacándose a sí misma con Magia Oscura.

Algo que parecía un rayo negro golpeó su cuerpo, pero Blanca ni siquiera reaccionó.

Se la veía tan calmada al respecto que pensé que no debía doler, así que extendí la mano y toqué el rayo.

En ese instante, para mi horro, mi mano salió volando.

Así es. Mi mano. Se desprendió.

¿Entiendes lo que te estoy diciendo?

Tan pronto como toqué el rayo, mi visión se volvió negra, y lo siguiente que supe es que mi mano ya no estaba unida a mi muñeca.

Nunca me había desmayado antes por puro terror, ni en esta ni en la anterior.

Cuando desperté, mi rostro estaba lleno de lágrimas y mocos, y Merazophis me tenía en brazos.

Y la mano que me faltaba volvía a estar de vuelta a donde pertenecía.




Supongo que se arregló de inmediato con Magia Curativa, pero estaba demasiado en pánico como para haberme dado cuenta.




Incluso una vez que recuperé el conocimiento, seguí sin poder parar de llorar y Merazophis tuvo que acunarme tranquilizadoramente durante unos minutos más.

Cuando noté que la ropa de Merazophis estaba empapada y mocosa, casi me quería morir.

Y en el momento en que finalmente me tranquilicé, Blanca habló, completamente ajena al estado de ánimo en el ambiente.

“Muy bien, ahora intenta tú.”




¡No voy a hacer eso!

Eso no es… eso no es muy diferente a decirme que me muera.

¿Cómo puede exigir eso con tanta calma?

La única explicación que tengo es que ella está loca.

Y aun así, ella tiene el descaro de ladear su cabeza hacia mí como si estuviera confundida de que yo esté en contra de eso.

Su expresión casi nunca cambia, pero ella expresa sus emociones un poco a través de gestos como este. A menudo hacía lo mismo en muestro viejo mundo.

Como si no tuviera otra forma de expresar sus sentimientos.

Normalmente, eso parecería hipócrita, pero de algún modo cuando lo hace Blanca, es casi encantador. Las personas guapas tienen mucha suerte.

Tras considerar mi reacción, Blanca asume una pose como la de la estatua del Pensador.

Inmediatamente, una sensación incómoda asalta mi cuerpo.

Ahora sé cómo se siente cuando usan Apreciación sobre ti; lo he sentido bastante a menudo desde que empezó este viaje.

Ya que significa que alguien está leyendo tu estado, tu información personal, es más que natural que de una extraña sensación.

Creo que Blanca quiere averiguar si realmente puedo hacer lo que ella quiere.

Luego, evidentemente con la conclusión de que debería ser capaz de hacerlo, ella inclina un poco la cabeza, aún con la pose del Pensador.

No lo entiende.

Si soy físicamente capaz y si realmente estoy dispuesta a hacerlo son dos cosas totalmente diferentes.

Quiero decir, cualquiera podría saltar de un acantilado, ¿no?

Pero eso no significa que la mayoría de las personas vayan a hacerlo simplemente porque se lo pidan.

Lo que dice Blanca no está muy lejos de eso, pero ella no puede comprender por qué me negaría.

Algo está mal en ella.

Por supuesto que no disfruto cuando ella me entrena haciéndome caminar con su hilo de araña, pero lo acepto porque hay una razón bastante buena para ello.

Aunque incluso entonces, no es como que Blanca fue quién me dijo la razón. Ariel tuvo que explicármelo por ella.

Blanca preferiría obligarme a hacerlo sin ninguna explicación o darme una demostración y entonces ordenarme que haga lo mismo, justo como esta vez.

De todas formas, ella nunca explica la lógica detrás de sus demandas.

“Escucha, Blanca. Creo que vas a tener que explicárselo esta vez o no lo va a haces, ¿de acuerdo?”

Como de costumbre, Ariel interviene para razonar con ella.

Pero Blanca ni responde ni explica.




“Oh, está bien. Lo explicaré yo, entonces. Golpearse a uno mismo con Ataque Mágico se hace para entrenar tanto tus habilidades mágicas como de resistencia. Tus habilidades mágicas mejorarán porque estás lanzando un hechizo, y tus habilidades de resistencia mejorarán porque estás soportando el golpe. Dos pájaros de un tiro, ¿no? Por supuesto, tus resistencias técnicamente cuando usas magia u otras habilidades del atributo correspondiente, pero realmente es una cantidad súper diminuta, por lo que tiene sentido tratar de aumentar activamente ambas a la vez. Dicho esto, la mayoría de las personas no están lo suficientemente locas como para entrenarse hiriéndose a sí mismos.”

Gracias a la explicación de Ariel, ahora entiendo el objetivo del entrenamiento.

Pero, tal y como ella dijo, dudo que la mayoría de la gente esté lo suficientemente loca como para intentar esto.

¿Causándote lesiones gravísimas, casi fatales, para aumentar una habilidad que está destinada a reducir la cantidad de daño que sufres? ¿No es eso empezar la casa por el tejado?

“Ah esa explicación no te acaba de convencer, ¿verdad, Sophia? Estoy segura de que te estarás preguntando por qué nadie pondría su vida en riesgo sólo por aumentar sus habilidades. Pero lo que pasó antes fue solo porque la magia de Blanca es muy fuerte—por lo general, tú no usarías un ataque tan intenso. Como tú eres la que está lanzando el hechizo, puedes hacerlo tan fuerte o tan débil como quieras, es realidad.”

Mis ojos se abren ante eso.

Cuando pienso en las palabras de Ariel por un minuto, sin mencionar la fuerza de mi propia magia, finalmente todo tiene sentido.

Por supuesto. No es como si realmente tuviera que usar una magia tan fuerte como para volarme la mano como antes.

De hecho, ni siquiera sería capaz de eso en primer lugar.

E incluso si pudiera, por supuesto que no lo usaría en mí misma.

Estuve bajo una suposición equivocada todo el tiempo.

Entonces todo lo que tengo que hacer es usar magia lo suficientemente débil como para poder soportarla, ¿verdad?

Cuando al fin me doy cuenta de eso, todo mi pánico de repente parece patético.

Es algo tan simple, y sin embargo estaba discutiendo que no podría hacerlo.

¡No era de extrañar que Blanca estuviera inclinando la cabeza!

¡Estoy tan avergonzada!

“Lo siento.”

Armé un gran escándalo basado en una suposición errónea. Lo mínimo que podía hacer era disculparme.

“Nah, realmente no puedo culparte después de lo que ha pasado, especialmente porque Blanca no te explicó ni una maldita cosa. Ella al menos podría haberse esperado a que te calmaras un poquito antes de comenzar a marcharse. Pero ella realmente no sabe cómo tratar con tacto.”

Ariel mira Blanca, quien parece retroceder un poco.

¿Tal vez ella realmente se sienta mal?

Pensé que incluso podría disculparse por volar mi mano y todo eso, pero al final, Blanca no abrió la boca.

4.9 29 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
22 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios