Kumo Desu Ga Nani Ka?

Volumen 5

Interludio 5: El Señor Demonio y el Administrador

Parte 1

 

 

He vivido una larga vida y he estado cerca de la muerte muchas veces.

Pero nunca me había enfrentado a un oponente tan extraño antes.

La primera vez que me enteré de su existencia fue cuando recibí una solicitud de emergencia de uno de mis subordinados, la reina teratect.

Según el informe que me envió a través de Control de Parientes, estaba en peligro porque estaba siendo comida por una de sus propias hijas.

No sabía qué hacer con eso. Pero por el estado de pánico de la reina, supe que no era una cosa insignificante.

Esto llegó en un momento importante para mí, dado que justo había empezado a trabajan como señor demonio, pero no podía rechazar una solicitud de mis queridos parientes.

Inmediatamente fui al Laberinto de Elroe para obtener más detalles de la propia reina.




Esto me dejó aún más desconcertada.

Tal y como me habían dicho antes, la culpable era uno de los muchos descendientes de la reina.

Se alejó del lado de la reina, evolucionó por su cuenta y terminó liberándose de su control.

Esta es la primera vez que ha ocurrido algo tan inusual.

Sin embargo, no era necesariamente imposible.

Desde luego hay menos errores en el sistema estos días, pero algunos de ellos todavía están pendientes de cuando todo esto comenzó.

Llegué a la conclusión de que este debía ser otro erro y pensé que la situación se solucionaría si simplemente eliminaba la anomalía.

Pero fui ingenua.

Altivamente asumí que incluso aunque eso había evolucionado unas pocas veces, no podía ser algo tan importante.

No pasó mucho tiempo antes de que me diera cuenta de mi error.

No entendí del todo inmediatamente por qué la reina me había pedido ayuda.

“Lo encontré.”

Cuando encontré al individuo, pronto me di cuenta de que era muchísimo más peligroso de lo que pensé.

 

<Apreciación bloqueada>

 

Los resultados de mi Apreciación trajeron esta realidad a mi mundo.

Sólo los Gobernadores pueden interferir con la Apreciación.

Los Gobernadores son aquellos que tienen habilidades de gobernante y, además, están conectados al sistema.

Ni siquiera la reina había alcanzado esa posición, pero este individuo lo había hecho.

“Hola. Soy tu abuela.”

Me presenté bromeando, acercándome de un modo amigable.

“Lamento preguntar esto tan de sopetón, pero ¿podrías dejar de atacar a la reina ahora, por favor?”




Al escuchar esto, la criatura inclinó la cabeza, entonces agitó una pata de lado a lado.

Se negó.

Debe haber inclinado la cabeza para dar a entender que no sabía por qué le estaría pidiendo tal cosa.

“Ya veo. Supongo que no tengo otra opción, entonces.”

No es que no se me haya ocurrido el tratar de traerme al Gobernador a mi equipo.

Sin embargo, juzgué que era demasiado peligroso dejar a esta cosa a su libre albedrío.

Si no me iba a escuchar, simplemente debía aplastarla en el acto.

“Bueno, esta ha sido una relación corta. Adiós.”

Con un movimiento de mi brazo, aplasté al individuo.

Gobernador o no, no había estado vivo por tanto tiempo.




Incapaz de resistir mi ataque, murió casi al instante.

O eso pensé.

Pero el ataque a la reina continuó.

Un ataque que erosionaba el alma directamente, que ninguna habilidad debería haber podido hacer.

Maté a la fuente, pero el ataque persistía.

No sé qué clase de trucos utilizó, pero eso significaba que no estaba muerto.

Desde entonces, lo he estado persiguiendo por todas partes.

Lo he estado haciendo a pesar del hecho de que estoy en una enorme desventaja, dado que el individuo es un maestro de la magia de Teletransporte.

Además de eso, ha habido signos de que puede monitorizar mis movimientos.

Incluso con Control de Parientes, tan solo me puedo hacer una vaga idea de dónde puede estar la reina, mucho menos esta criatura.

No hay nada más inútil que perseguir algo que nunca vas a poder alcanzar.

Y hacer algo que sé que no tiene sentido es increíblemente agotador.

Mientras tanto, perdimos no sólo a los subordinados de la reina, incluso a mis propias teratect marioneta.

Sería peligroso seguir guerrilleando contra esa cosa.

Sin embargo, la reina más importante seguía siendo atacada, sin forma de escapar.

Entonces la reina murió.

Ya sabía desde hacía un tiempo que ese era el resultado más probable, pero cuando realmente perdí a una de mis reinas, me partió el corazón en dos.

Uno de mis propios descendientes que había luchado junto a mí durante tantos años, se había ido.

Fue una pérdida enorme.

Fui al Estrato Final del Gran Laberinto de Elroe, donde había muerto la reina.

Pero no pude encontrar su cadáver en ninguna parte.

Mi alma tembló.

Una furia poderosa que no había sentido en años ardía en mi corazón.

Nunca.

Nunca le perdonaría por esto.

Voy a destruir esa cosa, y no solo porque haya puesto sus colmillos erosiona-almas en mí.

Afortunadamente, este ataque es mucho más débil que el que le hizo a la reina.

Incluso mi alma, ya al borde de la muerte, lo puede soportar de momento.

“Parece que estás teniendo bastantes problemas.”

En el Estrato Final, un dragón de tierra me habló con Telepatía.

Era el guardián de esta área, el líder de los dragones de tierra, el dragón de tierra Gakia.

Detrás suyo había algunos de los dragones de tierra más poderosos dentro de lo poderosos que ya eran los dragones de tierra.

Y sentí una feroz hostilidad emanando de ellos hacia mí.

¿Y qué si los estoy teniendo? Sabes que si interfieres conmigo estás violando el pacto, ¿verdad?”

“Ese fue un acuerdo entre tú y nuestro señor. Obedeceremos las órdenes del señor, por supuesto, pero desafortunadamente no se nos ha ordenado no oponernos a ti.”

Me viene el recuerdo del señor de los dragones de tierra, Gülie.

Claramente, no ha disciplinado a sus subordinados adecuadamente.

“Qué astuto. ¿Entonces? ¿Qué te hace querer luchar contra mí tanto que incluso irías en contra de las órdenes de tu señor?”

“¿No estás de acuerdo con que es la hora de que lo viejo sea sacrificado?”




“¿Qué se supone que significa eso?”

“Nuevos vientos soplan. Eres la Bestia Divina más antigua. ¿No deberíamos los ancianos retirarnos de este mundo para dejar paso a lo nuevo?”




¿Eran esos “nuevos vientos” de los que estaba hablando aquel individuo contra el que había estado luchando?”

“Estás bromeando. Y qué, entonces ¿dejamos todo a los novatos? Así es como llegamos a esta situación en primer lugar. ¿Por qué sino alguien tan antiguo como yo tiene que comenzar a involucrarse?”

Si era así, entonces esto no era una broma en absoluto.




¿Sabe él por qué ese extraño individuo nació?

No había forma de que algo como eso llegara naturalmente.

Tenía que asumir que había una razón detrás de esto.

¿Sabía estos tipos cuál era?

“Bestia Divina más antigua. No podemos entender por qué buscas a ese ser. Sin embargo, deducimos que estás siendo acorralada. ¿Es ese ser quién te ha acorralado? ¿O estamos gravemente equivocados?”

Lo sabía.

Estos tipos sabían de esa cosa.

La conocían, y tenían expectativas al respecto.

¿Qué demonios era ese individuo?

“La fuerza de ese ser es tan grande que se las arregló para derrotar a nuestros hermanos. No puedes esperar simplemente llegar tarde a la escena y dañarla con facilidad.”

“Mira, este es el problema con los dragones…”

Los dragones, especialmente los de tierra, valoran la fuerza demasiado. Ellos respetan a cualquiera que sea fuerte, no importa quién sea.

Incluso si esa fuerza en cuestión fue usada para matar a uno de sus propios parientes.

“Tal fuerza debe ser reverenciada. Ese ser, especialmente, ha crecido para poder derrotar a nuestros hermanos en tan poco tiempo.”

¿Reverenciada?

¿Esa cosa?

“Nai waaaa.”

Estas palabras salen de mi boca sin querer.

Incluso me tomaron por sorpresa.

¿Qué acabo de decir?

Sentí algo extraño, como si los pensamientos de alguien más se hubieran infiltrado con los míos.

Estaba siendo invadida.

El ataque de ese individuo a mi alma estaba comiéndome desde dentro sin prisa, pero sin pausa.

Yo, que gobernaba sobre la Gula, siendo consumida.

Al notar la ironía, no pude evitar rascarme la cabeza con irritación.

“¿Entonces? ¿Es que vosotros vais a retiraros o qué?”




Esa irritación se filtró en mi actitud hacia los dragones.

“No lo haremos. Nosotros, también, somos criaturas antiguas, listas para ser destruidas. No puedo pensar en un escenario mejor para nuestro final que tratar de ganar tiempo contra la Bestia Divina más antigua.”

“Habla por ti. Todavía tengo la intención de devorarlo todo.”

Mi palabra fue tan buena como una promesa.

Di un paso adelante para devorar a los dragones de tierra.

5 24 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
19 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios