Goblin Slayer

Volumen 10

Capítulo 2: Con Cadáveres y Fantasmas

Parte 1

 

 

“Uuuuugh……”

La Sacerdotisa, que no pareciera ser una persona fácilmente irritable, caminaba mientras pateaba la tierra mojada bajo sus pies.

Publicidad Y-AR

Esto era muy inusual en ella.

Después de todo, ella era una chica tranquila, y a pesar de ser un lugar antiguo, este era un cementerio, un lugar que por naturaleza preserva el descanso de los muertos.

Quizás sea mejor llamarlo túmulo en vez de tumba. (NOVA: Un túmulo, es el nombre que recibe un montón de tierra y piedras levantado sobre una o varias tumbas,​ y que se remonta a la época de las edades de Piedra, del Bronce y del Hierro.)

En la profundidad del oscuro y denso bosque, había un lugar donde una ligera pendiente se convertía en una colina.

En los alrededores había una serie de piedras, cubiertas de musgo, claramente moldeadas de forma artificial, traídas hasta aquí y apiladas una sobre otra como formando lapidas rudimentarias.

Publicidad Y-M3

Sin duda eran las tumbas de un conocido y poderoso rey, o un clan antiguo.

De ser así, ella, como una devota creyente de la Misericordiosa Madre Tierra, debía respetarlas.

“Uuuuugh……”

No obstante, ella apretó los dientes como una niña testaruda sin poder ocultar su insatisfacción.

Yendo al frente, la Arquera Elfa Superior sacudió sus orejas largas y susurró sin mirar hacia atrás.

“Qué extraño.”

“Ella no parece satisfecha con la idea.” Asintió el Sacerdote Lagarto. “Al parecer existen cosas que ella no puede permitir.”

El Chamán Enano miraba al cielo preguntándose qué habría sucedido. Pero no podía esperar recibir ayuda de los dioses celestiales para resolver este asunto.

── Sin duda actúa como una niña.

Pero, ella ya tenía diecisiete años. Hace dos años que alcanzó la mayoría de edad, y a pesar de haber crecido, seguía siendo joven.

Si solo él tomara en cuenta la edad, ese yunque se aprovecharía del hecho de que era la mayor.

Un adulto no era solo alguien con una cierta edad. Pero, aun así, ella todavía era joven.

Publicidad Y-M1

Solo era una niña muy atenta, que se preocupaba por todos y trabajaba heroicamente.

Dejando de lado su motivación, era un placer presenciar aquello.

“Oye, Corta-Barbas. ¿Y si le dices algo?”

Publicidad Y-M3

“Hm……” Gruño en voz baja Goblin Slayer, él iba segundo mientras prestaba atención al entorno como un explorador. “¿Sobre qué?”

“Vamos, ya deberías saberlo.”

Goblin Slayer no respondió. Podría decirse que no tenía intención de responder.

Actualmente, su atención estaba puesta en la aventura frente a él, no podía darse el lujo de distraerse con algo más.

── Esta solicitud es un poco inusual.

Por lo menos, era inusual que solicitaran exterminar goblins cuando aún no se había visto ningún daño directo.

Dijeron que se habían avistado goblins en el bosque que usaban para cazar y recoger hierbas silvestres cerca del pueblo.

Habían visto una pequeña sombra arrastrándose entre la blanca neblina. Los cazadores reconocieron la vaga silueta como un goblin.

Estos cazadores contaban con la experiencia de haber participado como arqueros en la lucha contra los goblins de hace algunos años. Era imposible que no reconocieran a un goblin.

Por eso los cazadores dudaron si debían iniciar una batalla.

Porque si fueran varios, existía la posibilidad de que torpemente los instaran a atacar el pueblo.

Era razonable que los cazadores consultaran al templo de la Misericordiosa Madre Tierra antes que al gremio de aventureros.

Como resultado, esa historia llego a los oídos de Goblin Slayer a través de esa monja y ──……

“Lo haré.”

Publicidad M-M3

Este fue el flujo de los eventos.

“Bueno, de todos modos, parece que aún no ha pasado nada grave” dijo la Monja Vitícola riendo tímidamente. “De seguro solo están preocupados de que los goblins estén deambulando por ahí.”

Publicidad M-M3

“Estoy de acuerdo” asintió Goblin Slayer. “Estoy absolutamente de acuerdo.”

Sin embargo, el problema surgió después de eso.

Era imposible saber cuándo, quién o porqué se había comenzado a hablar de ello.

Pero, en la esquina de una calle, en la taberna, en un rincón del gremio, las siguientes palabras eran intercambiadas entre discretos susurros.

“Según dicen ── Esa monja es hija de un goblin.”

Por supuesto, era difícil criticar al templo de la Misericordiosa Madre Tierra a plena luz del día.

Publicidad Y-M2

En este mundo, los milagros realizados por las manos de los dioses eran algo que ocurría de verdad. Los dioses existían. Eso era un hecho.

Pero, ¿qué hay de los individuos?

No todos, ya sean pueblerinos o aventureros, eran puros o inocentes.

El hijo nacido de una mujer embarazada por un goblin…

Algunos de ellos dirigían sus miradas hacia las voluptuosas curvas, que llenaban su traje de monja, y susurraban.

¿Cómo era posible que esos rumores no llegaran a oídos de la Sacerdotisa?

Su mente estaba inmersa en los eventos sucedidos en el gremio de aventureros antes de partir.

***

 

 

“~~♪”

La Sacerdotisa caminaba con pasos increíblemente ligeros por el gremio, donde el sol matutino irradiaba desde la ventana.

Pensaba en la lista de cosas que necesitaba mientras tarareaba tranquilamente una canción, verificando todo lo que necesitaría.

Equipamiento ── algunas veces eran armas o armaduras ──, los tipos de herramientas, y los productos consumibles, como siempre.

Incluso las pociones se arruinaban con el tiempo, o la cuerda del gancho se desgastaba. Incluso las cuñas de hierro se oxidaban.

No era simplemente reemplazar lo ya usado, también era importante reponer el equipo viejo.

Eso, por supuesto, no quería decir que beber cinco o seis pociones curativas en mal estado no fuera eficaz, sino que prefería evitarlo.

Y si quería evitarlo, debía revisar nuevamente su bolso cuando la ocasión lo indicara y reemplazar todo lo necesario.

Publicidad M-M2

Eso era lo que significaba el ‘estar siempre listo’.

── Aunque no creo que sea bueno que este tan animada……

Eso podría ser imprudente si pensaba ir a una exterminación de goblins.

De hecho ── tal vez ── aventurarse con él, con ellos, era divertido, pero la idea misma de pelear contra goblins era……

Sin embargo, a pesar de haber crecido, aún estaba lejos de tener la autoconfianza necesaria.

Publicidad M-M1

Para bien o para mal, esa era su personalidad, y sin embargo, así como era, podía ser de ayuda.

Poner mucha atención por las compras y los detalles era el papel que la Sacerdotisa misma había descubierto que debía realizar.

Esforzarse en ello con entusiasmo, era el espléndido trabajo al que su pequeño pecho podía apegarse.

“Oye, ¿oíste aquel rumor?”

Por eso, incluso si aquella voz había llegado a sus oídos, a ella no le había importado en absoluto.

Ni siquiera pensó en que algún fragmento de aquella conversación era de su incumbencia.

“¿Te refieres a la historia del templo de la Misericordiosa Madre Tierra?”

“¿Eh ──……?”

Debido a eso se quedó paralizada involuntariamente detrás de unos chicos que parecían ser nuevos aventureros que estaban en busca de nuevo equipamiento.

Habían pasado un año en el campo de entrenamiento fuera de la ciudad.

La Sacerdotisa y los demás habían ayudado por un breve periodo durante en la construcción, hasta que el lugar inicio sus operaciones.

Aún así, la mayoría de los que daban orientación ahí eran aventureros competentes, la Sacerdotisa solo ayudó un poco.

En otras palabras, se refería a cuando la mandaron a otro escuadrón para luchar contra aquellos goblins.

Como eso le permitió obtener la autorización para subir de rango, ahora era un recuerdo muy valioso.

Por supuesto, pensar en aquellos que murieron aquella vez hacia que le doliera el pecho.

Anteriormente, eran muchos los aventureros que renunciaban al ver la brecha entre el sueño al que se aferraban y la realidad.

Pero, eso ya no le afectaba a la Sacerdotisa porque actualmente ejercían como instructores muchos aventureros experimentados y ya retirados.

Además, había muchos recién llegados que no tenían ningún tipo de entrenamiento.

Por eso no pensó que hablaran de ella, pero ──……

“Ah, sí, sí lo he escuchado” asintió otro de los jóvenes, haciendo que el rostro de la Sacerdotisa palideciera. “Sobre que ahí hay una chica que fue atacada por goblins, una aventurera, ¿cierto?”

Ella se quedó sin palabras. Ella se aferró a todo el equipo que cargaba, haciendo todo lo posible por no dejarlo caer.

¿Acaso había otra sacerdotisa en el templo que fracasó en una misión de exterminio de goblins? Ella no podía recordarlo.

¿Qué debería hacer? Pensó ella inmediatamente.

¿Qué debería hacer? Sus rodillas temblaban ligeramente. Solo pudo hacer eso.

“No, tonto, hablo de otra cosa.” El joven soltó una ligera risa luego de decir esas palabras. No volteo hacia ella en ningún momento.

Aunque sabía que quizás no se habían percatado de ella, la Sacerdotisa no podía moverse de su lugar.

“Me refiero a la historia de que ahí vive la hija de un goblin.”

“¿Qué? ¿La hija de un goblin?”

“Si, yo también lo oí del amigo de un amigo. Dicen que es como una mezcla, mitad y mitad.”

“Así es.” Continuó el joven con un rostro risueño. “Es esa mujer de piel oscura.”

── ¿Qué?

¿Qué estaban diciendo estas personas?

“¿Eh, hablas en serio? ¿No es la chica que prepara el vino? Yo he bebido ese vino.”

“Por alguna razón…… ya no tengo ganas de beberlo.”

“¿Un goblin dices? Y además alguien que fue atacada por uno, parece una tontería.”

Publicidad Y-AB

“Mientras no te rodeen, será una victoria fácil. Seguro el héroe reiría a carcajadas si lo escuchara.”

“Claro, aquellos que pasaron por alguna dolorosa experiencia son los que más los mencionan. Los goblins son peligrosos.”

“Los goblins no son peligrosos. Ellos se morirían de solo ver un dragón o algo así, ¿o no?”

La Sacerdotisa se agachó y cubrió sus oídos para no oír las resonantes carcajadas de los jóvenes.

Si algún día ella llegaba a derrotar a un dragón, estas desagradables las palabras resonarían en su cabeza como fuertes campanadas.

5 4 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
2 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios