Mushoku Tensei: Isekai Ittara Honki Dasu (NW)

Volumen 24

Capítulo 262: Un Prólogo para el Prólogo

 

 

Calendario del Dragón acorazado, año 500.

Había una vez una jovencita llamada la Miko del Regreso.

Publicidad M-AR

Los ojos de esa niña eran similares a los de un muerto. Sus pupilas lucían vacías desde la hora de su nacimiento. Sólo desesperación se reflejaba en ellas. Los adultos alrededor suyo pensaban en ella como un ser ominoso y mantenían su distancia.

La niña estaba consiente. Sabía qué tipo de destino la esperaba. Estaba consiente incluso antes de su nacimiento.

No, sería un error concluir que la niña había renacido. Ella sólo seguía repitiendo la misma vida una y otra vez. No, también sería un error decir que la niña vivía la misma vida. Seguía repitiéndola, aunque con ligeras diferencias.

Una vida con sólo algunas ligeras deferencias. Sin embargo, la conclusión era siempre la misma. No había nunca gran cambio en lo que ocurría, y siempre acababa en la misma posición una y otra vez.

La conclusión era su muerte.

Publicidad M-M3

La niña moría. La muerte no es algo que pueda ser evitado por nadie, pero la muerte de esta niña era una atrocidad. Luego de que la niña fuera manipulada por todo el país como una herramienta, era atrapada por el enemigo y moría. Igual que un juguete por el que se pelean los niños. A veces, era cruelmente violada. Otras, era devorada viva por bestias. Alguna vez había muerto ahogada. La niña moría cada vez, rodeada de desesperación y dolor.

La vida no era sino un camino que llegaba a la desesperación. Sólo faltaba un paso para que alcanzara el patíbulo y ella daba ese paso cada día.

No tenía esperanza.

Esta niña tenía un poder. El poder de rebobinar el tiempo de un objeto a un máximo de 24 horas. El poder de restaurar algo que se había roto. El poder de resucitar a los muertos.

24 horas. Sólo 24 horas. Sin embargo, el poder que podía resucitar incluso a los muertos era suficiente para que fuera requisada por el gobierno.

El rey del país la tomaba en sus manos, monopolizándola. El poder que podía regresar las cosas por 24 horas protegía al rey de toda enfermedad o dolencia.

No podía hacer milagros, como poner alto a una gripa hace tiempo gestada, pero eso era considerado trivial.

De acuerdo con el conocimiento de la niña, había tres tipos de rey. Cuando la niña moría y una nueva pesadilla empezaba, había un ligero cambio. Sin embargo, las acciones tomadas por cualquier rey nunca eran diferentes en su respecto. Así, para la niña, todos los reyes eran iguales.

El poder de un Miko no le traía ninguna suerte en absoluto. Ni podía rebobinar su propio tiempo ni usar su poder en su beneficio. No le quedaba opción salvo aceptar la prisión del palacio.

Y entonces moría.

Luego de ser guardada en un rincón del palacio y conocer a diferentes personas, al final, moría. A veces, por la ira del rey cuando su poder no estaba a la altura de la tarea. A veces, cuando el país era invadido por otro país y ella era tomada como un prisionero.

A veces, cuando el país era invadido por la raza demoníaca y era masacrada con todos los demás. La vida de la niña siempre acababa en tragedia.

Y entonces, otra vez desde el principio. En la esquina del país, todo otra vez desde su nacimiento en un remoto pueblo de provincia. La niña que era tomada como una rareza por los adultos, acababa en manos del estado y entonces moría.

Por supuesto, la niña trató de huir de su destino al principio. Mientras escondía su poder, intentaba vivir su vida entera junto a su madre y padre.

Sin embargo, era fútil. Por alguna razón, una vez alcanzaba los cinco, los soldados llegaban al pueblo y se la llevaban.

Intentó huir de la villa antes de que los soldados llegaran. Fue inútil también. O era devorada por las bestias o atrapada por bandidos o secuestradores. Luego de ser atrapada, era vendida a varios lugares hasta llegar a la corte eventualmente.

El destino ataba a esta niña a su país como la arena al hormiguero, y siempre era asesinada en desesperación.

Era el infierno.

Seguía por siempre y por siempre, un infierno interminable. Este infierno había destruido totalmente la mente de esta niña. Llegó al punto en que su expresión se tornó vacua y obedientemente seguía las órdenes del rey como una máquina.

Por cien años, doscientos años. No sabía ya cuántas veces había muerto o cuantas veces había vivido. Sin embargo, sus memorias de ser asesinada eran claras para ella como el día. Era probablemente su instinto. El instinto le hacía no querer morir. Para evitar ese evento, su mente podía restaurar sus memorias de su asesinato.

Como resultado, las memorias de la niña estaban pintadas de muerte y dolor. No podía recordar nada más. Sólo los momentos en que era asesinada venían a su memoria.

Con estas muertes incesantes, la niña pensó. Pensó largo y tendido.

(No más… alguien, sálveme…)

En ese momento, las leyes del mundo cambiaron.

***

 

 

Hubo un cambio en su siguiente vida. Como siempre, nació en una villa de provincia sin nombre y entonces fue llevada al palacio luego de cumplir cinco. Como siempre, usó sus poderes exactamente como ordenó el rey cada día, Estas cosas no cambiaban.

Sin embargo, cuando cumplió diez, algo diferente pasó. Un evento que nunca había ocurrido en todas sus vidas y muertes. El día que cumplió diez, como si fuera escogido en algún momento para celebrar su cumpleaños, fue llevada a ese lugar. El sótano del palacio. Fue llevada a un ambiente donde una enorme formación mágica estaba dibujada.

La niña no sabía que había tal cosa dentro del palacio. Era porque nunca se le permitió moverse libremente en él.

Había varias decenas de humanos adultos rodeando la formación mágica. Los adultos estaban sosteniendo varas, usando túnicas negras, y escondiendo sus rostros con capuchas. Ella sabía que estos adultos eran llamados magos por todos sus infernales años atrapada, pero no sabía qué estaban haciendo ahora. Era porque no estaba bien informada en asuntos de magia. Durante sus infiernos, nunca tuvo oportunidad de estudiar nada sobre el asunto.

Publicidad M-M1

La niña estaba atada al círculo mágico, pero sus ojos permanecían iguales que siempre, en blanco. Una cosa nueva había pasado y aun así no causó que su corazón se agitara ni una vez.

Ella moriría al final de todos modos. Incluso si algo cambiaba a medio camino, todo seguiría igual al final. Tal resignación llenaba el corazón de la niña.

La ceremonia empezó. La formación mágica succionó el mana de la niña sin misericordia. Había una enorme cantidad de mana contenida dentro del cuerpo de la niña llamada Miko. Ese mana era de un tipo diferente al que usaban los magos o espadachines ordinariamente. De ningún modo era adecuado para su uso en magia ni formaciones mágicas. Entonces, ¿era una coincidencia que la formación mágica succionara su mana? No. Había sido construida con un único propósito. Era una formación mágica hecha para operar con el mana de la «Miko del regreso.»

¿Quién lo hizo? La niña no podría verla, pero la creadora estaba parada en la esquina del cuarto. Conocida como la mayor prodigio de todos los tiempos en el reino, era una caballera mágica. Ella también, veía la ceremonia con una expresión aburrida en su rostro, aunque su cara no era demasiado similar en expresión a la de la niña.

Y entonces, la ceremonia fue un éxito. La formación mágica empezó a liberar un fulgor deslumbrante. Luz de arcoíris. Era el color de la invocación.

Y cuando la intensidad de la luz se debilitó, un muchacho podría verse en el centro de la formación.

«Es un éxito.»

«¡ES un éxito!»

«¡El país ha sido salvado con esto!»

Mientras los magos disfrutaban alegremente, el muchacho miraba sus alrededores con una expresión intrigada. Y entonces, lentamente se sentó frente a la niña con la expresión vacua.

«Perdona… ¿Qué lugar es este? Estaba con Nana y Kuro, pero… ¿huh?»

Era una lengua extraña que nadie en ese lugar conocía, pero por alguna razón, la niña podía entenderlo. Quizá porque su propia magia fue usada para invocarlo, o quizá ella estaba envuelta en la razón por la que fue traído en primer lugar.

«A, mi nombre es Shinohara Akito… ¿quién eres tú?»

«Soy ‘La Miko del regreso’.»

«… Mi…? … Ummm, Estoy preguntando tu nombre.»

Ahora que recordaba, en este infierno, la niña nunca fue llamada por su nombre verdadero, especialmente luego de llegar al palacio. Los mikos no tienen nombre. Podría haber una excepción si era de origen real, pero los Mikos básicamente eran despojados de un nombre. De ahí en adelante, eran referidos como Miko y no había necesidad de ser llamados por sus nombres reales. La niña no era la excepción. Pero la niña recordaba su nombre real antes de ser sólo una Miko, antes de ser despojado de él. Fue sólo porque había muerto tantas veces que podía recordarlo.

El nombre que le habían dado su padre y su madre.

«…Riria.»

«Ya veo, es un bonito nombre.»

El muchacho sonrió. Al ver esa sonrisa, su corazón se agitó.

***

 

 

La niña podía sentir el cambio. Fue liberada de su deber como Miko por el rey y se le dio la posición de intérprete del chico. Con la caballera mágica como guardia, los tres caminaron por el palacio.

«Riria, ¿qué es eso?»

El muchacho que venía de otro mundo le preguntó a la niña varias cosas. Sobre el mundo, el estilo de vida, la gente. La niña había muerto tantas veces y aun así no sabía nada.

«Él pregunta… qué es eso.»

«¿Eso? Es una herramienta mágica. Esa escupe fuego de la boquilla si se le carga con mana. Probablemente se use para exterminar monstruos entre aquí y el bosque.”

La niña no sabía nada, así que preguntó a la caballero, quien respondió. La prodigio conocida como la Caballero mágica, respondió con un tono seco. A diferencia de la niña, ella sabía todo.

«Hmm, es como un lanzallamas… si no me equivoco, dijiste que había un montón de monstruos en este mundo, ¿verdad? ¿Alguna vez viste uno?»

«… Varias veces. Se movía sin descanso a mi alrededor.»

«Sin descanso hun… ¡Jaja! No puedo ni imaginarlo. Ah, pero he visto algo similar en una película.»

«‘¿Película…?» «Una película es…»

El día a día como intérprete era completamente diferente a todos los anteriores. Era fresco. El muchacho reía sin cuidado cada vez que se le informaba algo sobre el mundo, y cada vez, el corazón de la chica daba un salto.

Ella pensaba que nada cambiaría al principio, pensó que ya había acabado para ella. Pero al escuchar los extraordinarios cuentos del chico y su mundo, sus sueños eran libres de correr salvajes. Escuchando las palabras de la Caballero que respondía a las preguntas del niño, podía sentir el mundo a su alrededor extenderse. Se dio cuenta cuán vasto era el mundo y las varias personas y cosas que no conocía.

Publicidad M-M1

Un poco después de la llegada del niño, se dio cuenta que la comida tenía sabores. Pudo escuchar el tranquilo canto de los pájaros al amanecer. Pudo sentir la sensación del cálido salir del sol.

Empezó a sentirse viva.

Pensó que el invierno había acabado. El muchacho había venido a rescatarla. Había venido a rescatarla del infierno en el que había vivido tanto tiempo. Y que había nacido para conocer a este muchacho. Su vida real finalmente empezaba ahora.

Esto era el destino.

Mientras pensaba en esto, el muchacho se volvió más fuerte, amable, y se volvió el soporte moral de la niña. Sin embargo, ese mismo destino la había traicionado.

***

 

 

El país estaba envuelto en guerra. La niña estaba consiente… Cada vez que la guerra la alcanzaba, ella moría como resultado. Sabía eso mejor que nadie.

Pero la niña no sabía… que el muchacho había sido invocado para ganar la guerra. Que el profeta empleado por el país, sugirió invocar a un héroe de otro mundo para ganar la guerra porque de no hacerlo definitivamente perderían. Y, tal como dijo el profeta, el país pasó diez años intentando invocar al muchacho y no pudieron hacer nada más.

Ella no sabía nada de esto.

Y así el muchacho peleó.

Pero el muchacho no sabía nada de guerra. La gente del país sabía que el muchacho era inadecuado para la batalla y aun así lo enviaron a pelear, pusieron una armadura en sus hombros, le dieron una espada, y lo hicieron pararse en la línea frontal de la batalla.

Y así, el muchacho murió. Fue cruelmente asesinado en batalla, estaba muerto. Su cabeza voló luego de un único golpe del general enemigo y murió.

Su cabeza fue tomada por el general enemigo y sólo su cuerpo llegó hasta ella.

Las personas del país no pudieron hacer nada, salvo suspirar al ver al muchacho muerto. El héroe de otro mundo había sido inútil después de todo. Creer en los sinsentidos de un profeta había sido estúpido. Sólo podían escupir en él.

La niña abrazó el cadáver del chico y trató de revivirlo con todas sus fuerzas. Fue inútil. 24 horas habían pasado ya luego de que el cuerpo sin vida hubiera llegado y empezaba a descomponerse.

Publicidad Y-M2

La niña no podía hacer nada con su poder.

La niña lloró. Gritó, ‘¿por qué?’, gritaba preguntándose por qué tenía que sufrir así.

Lloró.

No era un sentimiento de tristeza el que la oprimía. Era la desesperación de ser un juguete del destino. El corazón de la niña estaba dominado por el sentimiento de impotencia, como si alguien se burlara diciéndole que nada de lo que hiciera importaba, que era fútil.

Y entonces, justo ante ella, el país pereció. La niña fue capturada, y en su desesperación, su vida fue arrebatada.

Pero la niña pensó… Por primera vez en su vida, pensó con fuerza, cada vez más fuerza.

(¡QUIERO VIVIR….!)

Publicidad Y-M2

No quería morir ni quería ser salvada.

(¡QUIRO VIVIR CON ÉL…!)

Publicidad Y-M2

El tiempo que vivió con el muchacho no fue largo. Pero ese corto periodo de tiempo ciertamente había dominado su corazón. El corazón de la muchacha que estaba pintado con las memorias de su muerte fue fácilmente repintado. El muchacho era su esperanza. Era el primer rayo de esperanza para la niña. Esa esperanza hizo que levantara su rostro y se moviera hacia adelante. Por primera vez en todas sus vidas, la niña había fijado su curso en su poder.

Al borde de la muerte, la niña mordió sus propios labios hasta que empezó a sangrar y entonces usó su poder. Regresaría el tiempo a un día. Usó su poder pensando en eso. Tensó su poder como si quemara su cerebro.

La niña usó el poder para cambiar el pasado.

Publicidad M-M3

El mundo cambió con la niña como núcleo.

***

 

 

El poder de la niña alcanzó el pasado. Calendario del dragón Acorazado, año 400, Región Fedoa, pueblo Ranoa. El lugar donde el muchacho perdió la vida. Una fractura en el espacio tiempo apareció sobre los cielos. Dentro de la grieta había un ser con una fuerte relación con el niño. Ese ser tenía el mismo deseo que la niña que quería vivir junto con el muchacho. Por tanto, con el fin de hacer un futuro donde el muchacho se salvara, el ser cambiaría el mundo acorde a un camino donde hubiera vida para él. Como resultado, en el año quinientos del calendario del Dragón Acorazado, el muchacho sería salvado.

… O así debería ser.

Pero no importaba cuán poderosa fuera su habilidad, el deber de crear un ser en el pasado que normalmente no debería existir era imposible incluso para la niña. Incluso si la grieta espacio tiempo existía, nunca se materializaría en el mundo. El poder de la niña y el poder del mundo colisionaron uno con otro.

Año 400, 401, 403.

El mundo continuaba inalterado. Pero durante ese momento… Un alma solitaria estaba perdida y pasó por la grieta del espacio-tiempo. Esa alma no tenía conexión con el muchacho en ningún sentido. Al momento de la teletransportación del muchacho, al tiempo en que el poder de la niña lo estaba invocando, el alma de esa persona simplemente había perecido cerca a estos fenómenos. Sin embargo, dado que estaba en estado simplemente de alma, encontró la apertura y pasó por ella pese a la oposición del mundo, y así el alma fue capaz de entrar a dicho mundo.

Y luego de revolotear inestable alrededor, cuando estaba a punto de perder su espíritu, entró en un bebé.

El portador de esa alma fue llamado Ludeus Greyrat.

Publicidad Y-AB

La existencia de Ludeus Greyrat era ligera, pero el mundo definitivamente había cambiado. La ideología de Roxy Migurdia cambió, la historia de Sylphiette fue cambiada de orden, y a Eris Boreas Gryrat le fue otorgada sabiduría. Estas acciones, debilitaron la resistencia del mundo.

Y así, la ranura del espacio tiempo se expandió.

Entonces, el año 417 del calendario del Dragón Acorazado, Nanahoshi Shizuka fue invocada a este mundo. Sin embargo, la existencia de Ludeus Greyrat cambió el orden del mundo más de lo que la niña deseaba. Originalmente, el cambio fue sólo para intentar salvar la vida del muchacho. Sin embargo, sólo eso era inexcusable. La historia tomó un cambio drástico y empezó a caminar hacia un futuro desconocido para todos.

El mundo cambió. Era desconocido si el cambio fue lo que la niña deseaba. Pero unos cuantos años después de la muerte de Ludeus… La niña renació. Como pago por su salto, casi todo su poder fue drenado de ella y sólo un cascarón de la Miko que fue, nació.

En orden de conceder su deseo… Nació en el último mundo. Nadie sabía si la niña sobreviviría o no hasta el final.

4.9 40 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
18 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios