Kumo Desu Ga Nani Ka?

Volumen 5

O1: La Batalla de la Aldea de los Elfos, Porque soy su Profesora

Parte 2

 

 

En vi vida anterior, era profesora.

Ser profesora fue mi sueño desde muy pequeña.




Siempre quise ser el tipo de profesora que podía compartir unas risas con sus alumnos.

Y no escatimé esfuerzos para hacer que esto pasara.

Eso significaba aprender sobre cualquier cosa en lo que los niños de esta generación estuvieran interesados.

Juegos, mangas, novelas, Internet…

Traté de desarrollar interés en todo en lo que pensaba que podría hablarles a ellos.

En realidad, puede que me hubiera hecho adicta a esas cosas…

Finalmente, cambié mi modo de hablar, inventé una nueva persona, y me convertí en la típica maestra extraña y ligeramente patética con la que sería más fácil hacer amistad.

Puede que me haya dejado llevar por la parte de “patética”, pero está bien.

Aun así, no podía evitar preguntarme.




¿En realidad era esto suficiente?

¿Realmente era mi sueño reírme con mis alumnos como una falsa yo?

Pero tenía demasiado miedo de enseñarles mi verdadera identidad y destruir la imagen en la que había trabajado tan duro para crear.

Al final, malgasté mis días conformándome con la situación que había creado.

Entonces fui reencarnada en otro mundo.

Mis últimos recuerdos son de estar enseñado a mi clase.

Entonces, mis memorias de esa vida se interrumpieron abruptamente, y la siguiente cosa que supe fue que era un bebé.

El tiempo hasta que entendí lo que estaba pasando fue muy difícil.

Como que era un bebé que acababa de nacer, apenas podía mover mi cuerpo, y mis ojos y oídos no estaban funcionando como deberían.

Debo confesar que entré en pánico entonces, llorando y gritando.

Cuando mis ojos finalmente pudieron ver y me di cuenta de que me había convertido en bebé, estaba aún más sorprendida que antes.

Por algo, las orejas de las personas de mi alrededor eran largas y puntiagudas.




Gracias al conocimiento friki que había pasado tanto tiempo acumulando, supe al momento que eran elfos.

Y entendí mi propia situación, también.

Reencarnación en otro mundo. Está muy de moda en las historias online hoy en día, y había sido absorbida en una de estas historias.

Pero yo soy débil.

No podría ser fuerte y crear una vida completamente nueva para mí como los protagonistas de estas novelas.

No podía renunciar a mi antigua yo.

Como estaba abrumada por la confusión, me aferré a una parte específica de aquella identidad.

Yo soy profesora.

Lo que significa que tengo que priorizar a mis estudiantes por encima de todo lo demás.

Esa es la profesora ideal en la que siempre me había querido convertir.

Afortunadamente para mí, nací con una habilidad muy conveniente para esta tarea.

La habilidad de Lista de Estudiantes.

Sin embargo, la información que aprendí de esta habilidad tan sólo me llevó a la desesperación.

La mayoría de mis alumnos morirían en menos de veinte años.

Incapaz de aceptar estos hechos, me escondí temblorosa de la realidad por varios días.

Sin embargo, la realidad no cambió, y no podía detener el tiempo sólo ignorándolo.

Entonces me di cuenta de algo.

En nombre del estudiante cuyo momento de la muerte era el más temprano, el cual fue escrito para morir mientras seguía siendo bebé, había desaparecido.

Mi lista tenía un espacio vacío.

Cuando vi esto, supe que tenía que hacer algo.

De los estudiantes restantes, diez estaban destinados a morir en dos o tres años.

Usé las aptitudes que conocemos como “habilidades” para tratar de hacer algo al respecto.

Si existía un poder misterioso como la habilidad Lista de Estudiantes en este mundo, seguramente también debía haber una habilidad como Telepatía.

Por lo tanto, pagué puntos de habilidad para conseguir la habilidad Telepatía.

Afortunadamente para mí, mi padre es Potimas, el jefe de los elfos.

Una persona promedio probablemente cuestionaría su salud mental si su hija bebé empezara de repente a hablar sobre reencarnaciones y esas cosas, pero Potimas aceptó mi historia fácilmente.

Al final resultó que, Potimas ya pensaba en mí como un caso especial desde el principio.




En cualquier caso, aunque fuera arriesgado, aposté por ello y pude convencer a Potimas de que me prometiera que protegería a las reencarnaciones.

El resto fue simple.

Me di cuenta de que las descripciones de “pasado” en mi Lista de Estudiantes era dónde habían nacido mis estudiantes.

Simplemente teníamos que buscar en esas zonas.

Desafortunadamente, hubo algunos estudiantes a los que no pudimos llegar a tiempo, pero pudimos asegurar a la mayoría de ellos a salvo.

A veces lo conseguíamos con dinero, otras veces con… Bien, no tiene sentido tener pelos en la lengua—secuestro.

Esto era, por supuesto, un crimen.

Pero los elfos no dudaron en llevarlo a cabo.

Los elfos tienen sus propias motivaciones, ya ves.

Su objetivo es un mundo con la menos cantidad de habilidades posible, para poder combatir mejor a los administradores.

Y tal cual sucede, las reencarnaciones nacen con una gran cantidad de puntos de habilidad, junto con una sola habilidad extrafuerte.

Si tal reencarnación adquiriera y fortaleciera un montón de habilidades, entonces, según los elfos, ellos podrían llamar la atención de los administradores y serían explotados para sus propósitos.

Tengo buenas razones para creerme esa historia.

Una de las causas de muerte que aparecen en mi Lista de Estudiantes es “despojado de habilidades”.

Incluso ahora, todavía figura como la causa para Shun y Katia entre otros.

Inicialmente, la mayoría de mis estudiantes estaban destinados a morir por esta razón.

Sospecho que esto indicaría la muerte provocada por un administrador.

Ahora que muchos de mis estudiantes están en la aldea de los elfos en un entorno donde no pueden mejorar sus habilidades, el número de muertes relacionadas a las habilidades en mi lista ha disminuido.

La información del “futuro” cambia frecuentemente.

No obstante, no importa lo que haga, hay estudiantes a quienes sus causas de muerte predeterminadas siguen sin haber cambiado de “despojado de habilidades”.

Peor aún, todas estas muertes van a ocurrir en el mismo momento.

Este año.

Y no tengo información sobre el futuro pasado de ese punto.

Además de los estudiantes que se supone que van a morir este año, la información de los otros “futuros” está toda en blanco.

Sólo pensar lo que podría significar esto me asusta.

Mi propio nombre no está en la lista, ya ves.

Eso es natural. Después de todo, soy una profesora, no una estudiante.

No tengo información de mi propio destino.

Pero es fácil sacar conclusiones.

Los estudiantes que siguen estando destinados a morir siendo despojados de sus habilidades son aquellos con un gran número de habilidades.

Y yo también tengo muchas.

Lo más probable es que yo vaya a morir junto con ellos.

Supongo que no tengo ninguna información tras ese punto, porque ya estaré muerta para entonces.

Estoy asustada. No quiero morir.

Pensé en usar Eliminación de Habilidades.

Pero necesito mantener el poder de mis habilidades al menos hasta que haya tratado con Hugo.

Además, si usara la habilidad de Eliminación de Habilidades para borrar mis habilidades, no sé qué harían los elfos.

Básicamente Eliminación de Habilidades entrega tu poder a los administradores.

Si le doy a sus oponentes mi poder, los elfos podrían empezar a verme como un enemigo.

No tengo dudas de que Potimas estaría dispuesto a eliminarme sin el más mínimo cambio en su expresión.

Aún más importante, eso podría poner en peligro a mis estudiantes que están al cuidado de los elfos.

Los elfos no los están protegiendo de buena voluntad, después de todo.

Eso solo deja una opción.

Debo cambiar las tornas con un enemigo que venga a robarnos nuestras habilidades, probablemente un administrador.

No sé si puedo hacer algo así, pero no tengo otra opción.

Pero antes que eso, tengo que tratar con Hugo.

Como su profesora, la culpa recae sobre mí por permitirle acabar así.

Debo tomar responsabilidad por ello.

… Y Hugo no es el único caso por el que debo tomar responsabilidad.

Recuerdo los fríos ojos de Kudo mirándome.

¿Estoy haciendo un buen trabajo protegiendo a mis estudiantes?

Realmente no lo sé.

Tal vez si les contara todo, no me odiarían tanto, pero es una maldición asociada con la Lista de Estudiantes.

Específicamente, los estudiantes tienen prohibido leerla.

En otras palabras, no puedo explicar a mis estudiantes nada de lo que he aprendido de Lista de Estudiantes.




No sé cual es la penalización por infringir esa regla, pero no puedo permitirme correr riesgos innecesarios.

No importa cuánto intente explicarles a los estudiantes, no puede haber ni una sola mención sobre la Lista de Estudiantes.

Y así, no tengo más remedio que guardar silencio.

Hasta ahora, el único problema que ha causado es un poco de resentimiento hacia mí.

La insatisfacción de mis estudiantes aun no ha llegado a un punto explosivo.

En ese caso, ser odiado por los propios estudiantes es simplemente parte del trabajo de un profesor.




Debería resignarme a su enemistad. Ese tipo de cosas tampoco son tan graves.

… Eso es mentira. Eso parte mi corazón. No soy lo suficientemente fuerte.

Estoy aterrada. No quiero morir, y no quiero que ninguno de ellos muera, tampoco.

¿Estoy haciendo lo correcto?

¿He cometido un error?

¿Estoy haciendo un buen trabajo como profesora?

Por favor, que alguien me lo diga.

***

 

 

“¡Srta. Ooooookaaaaaa! ¡Oh sí, esto es perfecto! ¡Qué amable por tu parte venir a recibirme!

Hugo aparece, junto con el ejército imperial.

Él es su general, por lo que está cargando con ellos al frente.

“También me alegra verte.”




No estoy realmente feliz, por supuesto.

Pero debo regañar a un estudiante que ha elegido el camino equivocado.

No sé si eso es realmente lo que hay que hacer.

Pero no tengo más remedio que hacerlo.

Porque soy su profesora.

4.8 21 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
25 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios