Kumo Desu Ga Nani Ka?

Volumen 5

Interludio 2: La Wyrm y la Medio Elfa

Parte 2

 

 

En mi vida anterior, me metía mucho con cierta chica.

Aunque supongo que no sé si podrías llamarlo realmente abusar.




Su nombre era Hiiro Wakaba.

Esa arpía que hechizó al chico que me gustaba con su ridículamente buena apariencia.

Solo recordarlo ya me enfada.

Me armé de todo el valor que tenía para confesarme a ese estudiante de segundo año. ¡Imagina cómo me sentí cuando me dijo, “Lo siento, me gusta Wakaba”!

Sé que no era realmente su culpa. Pero en ese momento, no pude evitarlo.




Cuando me acerqué a ella llorando para quejarme, no hizo nada más que mirarme con esa mirada fría.

Creo que algo en mi interior se rompió en ese momento.

Desde entonces, empecé a ver a Hiiro Wakaba como mi enemiga mortal, y me metería con ella siempre que tuviera oportunidad.

Regularmente la insultaba a la cara.

Escondía o destruía sus cosas.

Puse una cuchilla de afeitar en su escritorio.

Ya sabes, todos los clichés.

Pero no importaba qué hiciera, ella tan sólo lo ignoraba con una expresión fría.




Eso me molestaba aún más, y podría haber aumentado si mis amigas no me hubieran parado.

“Wakaba da miedo, ya sabes. Será mejor que no la presiones mucho más.”

Ai y Himi me dijeron esto muy en serio, y mis otras amigas me dijeron lo mismo.

Sabía que le pasaba algo, también, pero no podía evitarlo.

Cada vez que Wakaba me miraba con esos ojos que parecían mirar justo a través de mí, no podía evitar enfadarme.

Esos ojos decían que no era ni siquiera un punto en su radar.

En algún momento, dejó de ser por el chico que me gustaba. Simplemente no podía soportar la mirada en sus ojos.

No es como si fuera a salir con ese chico de todas formas, y a Wakaba no parecía gustarle él, tampoco, así que ella nunca me lo quitó en primer lugar.

Quizás estoy siendo castigada por hacer cosas como aquella.

Pensé sobre eso durante un tiempo dentro de mi huevo.

Para ser sincera, no recuerdo mucho de cuando estuve en el huevo.

Se siente como una especie de sueño ahora, ¿sabes?

Pero sí que recuerdo estar atrapada en algún lugar oscuro y estrecho.

Y cuando finalmente salí de ese horrible lugar, era un wyrm.

Primero creo que morí sin darme cuenta, y entonces renací como la mascota dragón de alguien.

Eso debe ser un castigo divino, ¿verdad?

Cuando supe que todos mis otros compañeros estaban en este mundo, también, decidí disculparme con Hiiro Wakaba cuando la viera de nuevo.

Para pedir perdón por hacer todas aquellas cosas estúpidas.

Pero luego supe que Hiiro Wakaba ya estaba muerta.

Lo que significaba que me quedaría con el sentimiento de culpabilidad por el resto de mi vida.

Quizás ese sea mi verdadero castigo.

***

 

 

“Anna, sabías que algo así sucedería, ¿verdad? ¿Por qué viniste todo el camino hasta aquí con Shun sabiendo que ellos te iban a hacer pasar malos ratos?”

Finalmente le pregunto algo que me andaba rondando por la cabeza por un tiempo.

Siempre supe que Anna estaba presionándose a sí misma demasiado por venir con nosotros.

Pero no podía entender por qué insistía tan obstinadamente en venir de todos modos.
Especialmente ahora.

Ella sabía que los elfos odiaban a los medio elfos, y ella debía saber que iba a sufrir si venía aquí.

“He jurado mi lealtad a la familia real de Analeit. Si me hubiera quedado atrás por mi propio bien, traicionaría ese juramento.”

No podría decir cuánto de su respuesta es como ella realmente se siente y cuánto es mera formalidad.

Personalmente, creo que ella tiene sentimientos especiales hacia Shun que no tienen nada que ver con ese juramento.

Sin embargo, no creo que sean románticos ni nada de eso.

¿Quizás sea más como un instinto maternal?

Sí, eso tiene mucho más sentido.

Anna ve a Shun como a su hijo, creo.




Es natural de una madre proteger a su niño.

Ella está tratando de proteger a Shun de cualquier sufrimiento, no importa cómo de duro será para ella.

No es simple lealtad. Probablemente ella quiere ayudar a Shun sin importar las consecuencias porque tiene sentimientos maternales hacia él, ¿cierto?

Pensar sobre ello de ese modo, me hace sentir mucho mejor.

Anna es como una madre adoptiva para Shun.

Qué suerte tienes, Katia.

Supongo que esta persona no es tu rival después de todo.

Sin embargo, en cierto sentido, este vínculo podría ser aún más poderoso.

El amor maternal es bastante fuerte.

Incluso se puede manifestar más intensamente que el amor romántico.

Shun ya tiende a esforzarse, pero si terminara en peligro, Anna probablemente lo protegería incluso aunque le costara la vida.

No son parientes de sangre, pero ellos siguen siendo básicamente familia.

Eso significa una persona más que podría lanzarse de cabeza al peligro.

Tío, realmente me gustaría dejar que Hyrince manejara todo esto…

Sin embargo, supongo que intervendré si tengo que hacerlo.

Si es lo que hay que hacer para asegurarme de que todos sobreviven.

 

 

 

Kumo Desu ga Nani ka Volumen 5 Interludio 2 Parte 2 Novela Ligera

FEIRUNE: Un wyrm que nació de un huevo de wyrm de tierra dado a la familia real de Analeit. Es una reencarnación que conserva los recuerdos de su vida pasada como Mirei Shinohara, una estudiante de secundaria en Japón. Durante su vida pasada, fue esencialmente la líder de las chicas de la clase, pero por alguna razón, renació como un wyrm en vez de como un humano. Mientras estuvo en el huevo, era incubada por la magia proporcionada por sus padres, pero fue separada de ellos en algún momento y por lo tanto le tomó varios años más el poder eclosionar. Después de salir del huevo, vivió como la mascota de Shun, pero cuando Shun se convirtió en el héroe, ella sufrió una evolución especial y se convirtió en un wyrm de luz.

4.7 15 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
32 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios