Kumo Desu Ga Nani Ka?

Volumen 5

Capítulo 2: El Pueblo

Parte 1

 

 

Mastico uno de los cadáveres de los ladrones con los que hui.

En realidad, no tenía intención de llevármelos conmigo, pero una de mis Mentes Paralelas los recogió.

Simplemente los introduje a todos en mi Almacenamiento Espacial con Magia Espacial.

Supongo que realmente no importa, pero estoy un poco sorprendida de que mis Mentes Paralelas hicieran algo que no estaba planeando hacer para nada.

Mentes Paralelas es una habilidad que en esencia crea copias de mi consciencia, algo así como un trastorno de personalidad múltiple intencionadamente inducido.

Peor las copias tienen los mismos procesos de pensamiento que yo, por lo que hay más de mí.

Todas ellas son la yo real, sin ninguna distinción particular entre una u otra.




Juntas, estas copias divididas forman mi mente, mi conciencia.

Al menos, eso era lo que pensaba. Pero después de que se fueran lejos a pelear contra Madre por tanto tiempo, el comportamiento de mis Mentes Paralelas me ha sorprendido.

Agarrar esos cadáveres es un ejemplo.

Tenía toda la intención de abandonar los cadáveres allí, pero mis Mentes Paralelas los recogieron como si fuera la cosa más natural del mundo.

Y cuando pregunté por qué hicieron eso, la respuesta fue: [¿Por qué demonios no lo habríamos hecho?]

Las otras Mentes Paralelas estuvieron de acuerdo, así que yo era la única que se oponía.

Tengo diferencia de opiniones con mis Mentes Paralelas, que se supone que son yo.

Esto no había sucedido antes. No es que tuviera ninguna razón para pensar que era posible antes que esto.

Quiero decir, no tiene sentido estar en desacuerdo conmigo misma, ¿verdad?

Pero de alguna manera, eso es exactamente lo que ha pasado.

Debería ser feliz de que mis Mentes Paralelas vencieran a Madre y volvieran, pero no puedo evitar sentirme un poco incómoda con el cambio.

Es por eso por lo que no les he dado control del cuerpo desde que regresaron.

Mi papel solía ser el “cerebro de la información”: analizando al enemigo con Apreciación y tal.

El cerebro del cuerpo estaba a cargo de mover mi cuerpo, los cerebros mágicos estaban a cargo de la magia, y así sucesivamente.




Pero ahora, yo muevo mi propio cuerpo.

Ya que solía hacer todo con sólo una conciencia, no es como si lo haya olvidado cómo hacerlo.

Es mucho más eficiente dividir el trabajo entre las Mentes Paralelas.

Ahora estoy sacrificando esa eficiencia para hacer todo por mí misma, como solía hacer antes de que tuviera mis Mentes Paralelas.

Ellas pueden seguir usando magia por su cuenta, pero todo lo demás solo puede ser hecho por la yo “real”.

Mis Mentes Paralelas no se han quejado sobre esto.

Supongo que ellas se habrán hecho una idea de lo que estoy pensando.

Tal vez puedan decir que ellas también han cambiado.

Pero yo no he tomado medidas serias para separarme de ellas ni nada de momento.

Realmente tampoco es tan sorprendente que ellas fueran capaces de recoger aquel cadáver.

Mis directrices principales son nunca dejar nada atrás y siempre comerme los monstruos que mate.




Hay algunas excepciones, por supuesto, como cuando las circunstancias claramente lo permitan.

Para mí, este fue uno de esos casos.

Al principio tenía la intención de recoger los cuerpos de los ladrones, pero cuando me encontré con una compañera de reencarnación, esos planes volaron por la ventana.

Mi intención original era hacer ver que era un monstruo que simplemente pasaba por ahí, mató a los ladrones y se escapó con sus cadáveres.

Pero uno de los guardias que pensé que había sido asesinado por uno de los ladrones estaba en realidad con su vida pendiendo de un hilo, asó que acabé salvándolo por impulso.

Todo mi escenario de “monstruo pasante” ya se jodió en ese punto.

Derroté a los ladrones y luego curé a un humano herido, lo cual probablemente hizo obvio que estaba salvándolo deliberadamente.

Eso sólo fue más que suficiente para provocar chismes, pero luego tuve que ir y fijar mi mirada con ese estúpido bebé encima de todo.

Llamé demasiado la atención.

Y cuanto más destaco, más probable es que la gente empiece a hablar de mí.

Si se corren los rumores, la noticia podría llegar incluso a oídos del Señor Demonio.

Es por eso exactamente por lo que decidí abandonar los cadáveres y reservarlos allí antes de hacer algo que me para llamar la atención aún más.




Aunque para entonces era un poquito demasiado tarde.

Ya había llamado la atención de muchas otras maneras. Supongo que otro fenómeno extraño como que los cadáveres desaparecieran misteriosamente tampoco cambiaría mucho las cosas.

A fin de cuentas, no es como si las Mentes Paralelas hicieran algo terrible ni nada.

La única razón por la que me siento mal ahora es de que los cuerpos de los ladrones que me estoy comiendo ahora mismo son malolientes y asquerosos.

Eso es todo.

4.7 17 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
18 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios