Kumo Desu Ga Nani Ka?

Volumen 4

S9: Las Reencarnaciones en el Pueblo de los Elfos

 

 

El día después de llegar a la aldea de los elfos, la Srta. Oka nos lleva a Katia, Fei y a mí a cierta localización.

Honestamente, realmente no quería dejar a Anna sola cuando ella tenía un trauma tan horrible asociado con este lugar.




Sin embargo, considerando dónde íbamos ahora, pensamos que sería mejor si solo fuéramos nosotros, las reencarnaciones.

Cuando le expliqué todo esto a Hyrince, me dijo con confianza que podía contar con él, así que dejamos a Anna y a él atrás.

Nuestro destino era un área protegida especial.

El lugar donde las reencarnaciones son recluidas para poder protegerlas.

“Srta. Oka, ¿ya llegamos?”




Se quejó Fei.

Supongo que hemos estado caminando por un rato bastante largo.

Con las altas estadísticas de Fei, dudo que estuviera realmente agotada por eso. Pero ninguno de nosotros nos dimos cuenta de que estaba tan lejos. No podía culparla por estar un poco aburrida.

“Sólo un poquito más lejos. El pueblo de los elfos es bastante grande, ya sabéis. Por favor, tratad de ser pacientes.”

Francamente, es tan grande que no sé si realmente debería llamarse “aldea” o “pueblo” en absoluto.




Pero supongo que tiene sentido si consideras que la mayoría de la población de una raza entera está concentrada aquí.

Es tan grande que llevaría un día entero viajar de un extremo al otro.

Cuando piensas en ello de esa manera, la distancia entre el área de las reencarnaciones puede ser incluso pequeña en comparación.

“Aun así, no puedo creer que haya una barrera lo suficientemente grande como para cubrir este lugar entero. Debe requerir una magia increíble.”




“Sí. Gracias a la barrera, la aldea de los elfos no había sido atacada antes.”

“¿Cómo funciona exactamente?”

“Lo siento. Yo no sé mucho sobre ese tema.”

Normalmente, esperaría que la Srta. Oka supiese de estas cosas, pero supongo que es una cuestión de seguridad nacional.

“Lo que sí sé es que es tan fuerte que incluso un ataque de la reina teratect no la afecta. En la larga historia de los elfos, no se ha roto ni una sola vez.”

¿Puede soportar el golpe directo de una reina teratect?

Eso me sorprendió, pero también tenía sentido.

La reina teratect está en la clase más fuerte de monstruos.

Cuando una apareció en una batalla entre humanos y demonios hace un tiempo, pisoteó a ambos bandos indiscriminadamente.

Y el poder destructivo de la reina teratect alteró permanentemente el terreno alrededor de la salida del Gran Laberinto de Elroe.

Si uno de esos mismos monstruos vive en el Gran Bosque Garam, es más que lógico que la barrera tuviera suficiente fuerza como para detenerlo.

De lo contrario, la historia de los elfos probablemente ya habría acabado.

“Teniendo en cuenta cuánto tiempo viven, los elfos deben tener una historia bastante larga, ¿cierto? ¿Cómo de atrás se remonta, exactamente?”

“No lo sé. Por lo que escuché de mi abuelo, quien es el más anciano de la aldea con quinientos años, la barrera ya existía en los tiempos de su propio abuelo.”

“Guau, eso es impresionante.”

No puedo imaginarme viviendo a través de tanta historia.

De hecho, gran parte de la historia de este mundo se ha perdido.

Esto se debe en parte a que los libros a menudo se destruyen entre las constantes guerras entre humanos y a diferencia de la Tierra, el papel aquí se degrada muy rápidamente.

Como es difícil preservar libros, la historia que conocemos es extrapolada de los pocos documentos restantes o se transmite a través de la tradición oral.

Y es difícil decir cuánto de eso es cierto, ya que muchos de ellos parecen contener historias de ficción y cuentos de hadas.

En cuyo caso, los longevos elfos podrían ser importantes testigos vivos de la historia.

Sin embargo, dado que los elfos son tan cerrados al resto del mundo, la mayoría de ellos probablemente nunca hayan dejado la aldea de los elfos, lo que significa que es posible que no sepan mucho sobre la historia humana.

“¿Cree que Hugo se las podrá para atravesar la barrera de alguna manera?”

Esa barrera ha estado protegiendo el poblado de los elfos por tanto tiempo que es como parte de la historia misma.

¿Realmente Hugo piensa que puede atravesar algo tan poderoso?

¿Sabe él algo que nosotros no?

“No estoy segura, No obstante, el hecho de que nunca se haya roto antes no significa que sea irrompible. No debemos confiar demasiado en ello.”

En todo caso, parecía que la Srta. Oka estaba asumiendo que la barrera podría romperse.

Eso me da la impresión de que Hugo sabe alguna manera de romperla.

Y la Srta. Oka debe saber algo al respecto, también.

De lo contrario, ella no nos habría hecho emprender un viaje tan peligroso a través del Gran Laberinto de Elroe para defender la aldea.

No si ella pensara que la barrera era irrompible.

Recuerdo la advertencia de Katia nuevamente.

La Srta. Oka sigue escondiendo algo.

En este punto, pienso que Katia probablemente esté en lo cierto.

Hay claramente una línea en algún lugar entre lo que nos está diciendo y lo que se está guardando para ella misma.

“Por lo que nos ha dicho, es difícil imaginar que un humano pueda romper esa barrera. ¿Cree que Hugo tiene algún tipo de arma secreta?”

Katia cortó bruscamente,

Por supuesto. Si fue obvio para mí, entonces debe ser doblemente obvio para Katia.

“De nuevo, no lo sé. Sin embargo, él ciertamente sabe que hay una barrera alrededor del pueblo de los elfos. Seguramente incluso Hugo no traería un ejército tan grande aquí si no estuviera confiado en que pueda atravesar la barrera. Sospecho que él debe tener algún tipo de método en mente, aunque si realmente funcionará o no es otra historia.”

Su análisis ciertamente tenía sentido.

No podía encontrar ni una sola contradicción en esa lógica.




Aun así, no es suficiente para disipar mis dudas por completo.

Katia también entrecerraba los ojos mientras la Srta. Oka no estaba mirando.

Fei no decía nada, incapaz de hacer frente a la tensión entre líneas de la conversación.

También me quedé callado, temeroso de arruinar las cosas si decía algo más.

“¡Ah, ahí esta!”

Afortunadamente, justo cuando un silencio incómodo comenzaba a caer sobre nosotros, nuestro destino aparece a la vista.

Mentalmente suspiré de alivio.

Ese tipo de batalla de ingenio no era mi fuerte.

En lugar de estar lleno de árboles como el resto del bosque, el área que la Srta. Oka señalaba era un claro iluminado.

En la mayor parte del bosque, las enormes hojas y ramas bloquean el cielo.

Pero en esta área, en lugar de árboles, todo lo que crecen son vegetales.

Es una granja.

Cuidando los campos hay algunos chicos y chicas jóvenes, como de nuestra edad.

Parece que también hay ganado, con unas pocas personas más cuidando de ello.

Al vernos, una de las chicas deja de trabajar y se acerca.

“Bienvenida de vuelta, Srta. Oka.”

“Gracias.”

La pareja intercambia saludos en japonés.

Esta chica realmente es una reencarnación.




Pero, aunque escuchar japonés debería calentar mi corazón, sigue habiendo un ligero escalofrío en el aire.

El saludo de la chica fue muy breve.

Y la expresión de la Srta. Oka también parecía bastante tensa.

“¿Así que, estas son tres nuevas víctimas o qué?”

Las palabras de la chica hacen la atmosfera aún más fría.

“¿Víctimas? Por supuesto que no.”

“Bueno, esa es su opinión. Desde mi punto de vista, definitivamente es usted la villana… Pero lo que sea. Vosotros tres, ¿cómo os llamáis? Quiero decir allí, no aquí.”

Rechazando fríamente a la Srta. Oka, la chica se gira hacia nosotros.

Mira a Katia y a mí, entonces se vuelve recelosa cuando ve a Fei.

“Soy Shunsuke Yamada.”

“Mi nombre es Kanata Ooshima.”

“Yo soy Mirei Shinohara, como si no lo supieras ya.”

“¿Eh?”

Ella frunció el ceño, pero no puedo decir si es porque Katia es una mujer ahora o porque la apariencia de Fei es increíblemente similar a como solía verse.

“Espera un minuto. ¿Ooshima?”

“Correcto.”

“Guau…”

Su reacción parecía involuntaria.

“¡Discúlpate! ¡¿Qué clase de reacción es esa?!”

“Tienes razón, lo siento. Simplemente me sorprendió, eso es todo.”

“Bien, ahora que ya sabes quienes somos, ¿no deberías presentarte también?”

Cuando Katia se enfurruñó un poco, Fei interrumpió con los ojos entrecerrados.




“Como si no lo supiera ya por tu actitud.”

“Me parece justo. No sería muy educado que os preguntara por vuestros nombres y no devolver el favor, ¿verdad? Disculpadme por eso. Soy Sachi Kudo.”

“Lo sabía.”

Fei suspiró bastante irritada.

La chica que era nuestra representante de clase.

No éramos particularmente cercanos, pero ella destacaba en clase debido a su naturaleza decidida.

Como era monstruosamente estricta con respecto a las reglas, también tenía muchos enemigos.

Y dado que Fei solía ser un poco desastre en varios aspectos, ellas chocaban bastante a menudo.

“¿Por qué te pareces tanto a tu antiguo yo, Srta. Shinohara?”

Aparentemente, Kudo notó que Fei se parecía mucho a la ella de su vida anterior.

Como ya ha pasado tanto tiempo, no me sorprendería si algunos de nosotros olvidáramos las caras de los demás, pero supongo que ella recordaba a una antigua enemiga.

“Oh, ya sabes. Supongo que ni siquiera la muerte podría quitarme mi belleza.”

“Dame una respuesta real, por favor.”

La mentira al 100 por cien de Fei es incluso más obvia por la estúpida pose que la acompaña.

Kudo inmediatamente lo desmiente.




Vaya que discusión más nostálgica.

“En serio, no sé por qué me veo así, ¿vale?”

Fei se niega a abandonar su actitud bromista, y Kudo la sigue mirando con recelo.

“¿Mirei?”

“¿Eh? ¿Eres realmente tú?”

Algunos otros se dan cuenta de nuestra presencia y abandonan su trabajo para unirse a Kudo reuniéndose a nuestro alrededor.

Dos de ellos notan la presencia de Fei y la llaman.

“¿Hmm? Espera, ¿son esas Ai y Himi?”

“¡Lo adivinaste!”

“¡¿Oh Dios mío, realmente eres tú, Mirei?! ¡Guau, ha pasado tanto tiempo!”

Reunidas con su vieja amiga, las chicas saltan arriba y abajo con emoción.

Fei era el centro de un grupo de chicas particularmente llamativo y tenía muchísimos amigos.

Han pasado más de diez años, sin embargo, ellas inmediatamente se agrupan y charlan juntas como si fuera la cosa más natural del mundo.

Honestamente, creo que ese nivel de sociabilidad es bastante impresionante.

“En cualquier caso, no sigamos de pie por aquí. Todos, dejemos el trabajo de hoy en espera y vayamos adentro.”

Kudo dirige la primera mitad hacia nosotros y la segunda a todos los demás.

“¿Viene usted también, Srta. Oka? No es que sea particularmente bienvenida.”

No pude evitar sentir una punzada en el corazón por sus duras palabras.

Estaba claro desde el principio que a Kudo no le gustaba la Srta. Oka, pero no puedo entender porqué su rechazo es tan intenso.

Como ella era la representante de clase en nuestro viejo mundo, Kudo pasó mucho tiempo con la Srta., Oka, y creo recordar que eran bastante cercanas.

Algo debe haber sucedido entre ellas en este mundo para que se cree una distancia tan grande.

Mientras titubeaba con incertidumbre, Katia miraba tranquilamente la situación en su conjunto, mientras Fei miraba fijamente a la Srta. Oka.

“Ciero… lo entiendo. Bueno, odiaría ser un obstáculo en la reunión de todos, así que me retiraré de aquí.”

Con eso, la Srta. Oka se dio media vuelta rápidamente.

Su expresión parecía como si forzara una sonrisa mientras contenía las lágrimas.

“Vamos.”

Ignorando a nuestra maestra, Kudo comenzó a caminar.

Mirando a nuestro alrededor, vi que muchos de los otros estudiantes miraban a la Srta. Oka con expresiones difíciles de leer.

Pero nadie hizo ningún movimiento para llamarla.

Cuando nos pusimos en marcha en la dirección opuesta, le eché una mirada a la Srta. Oka mientras se alejaba.

Nunca la había visto tan pequeña.

4.8 20 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
11 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios