Mushoku Tensei: Isekai Ittara Honki Dasu (NW)

Volumen 14

Capítulo 147: Lamentación

 

 

Han pasado 3 días desde que Nanahoshi colapsó.

Aún no recupera la conciencia.

Publicidad Y-AR

Se desconoce el motivo por el cual vomitó sangre.

Después de que Sylphy fuera a buscar ayuda, Arumanfi rápidamente llegó a la habitación y se llevó a Nanahoshi a la enfermería.

Mientras tanto, di un par de vueltas por el castillo para reunir el grupo e informarles de la situación.

Nanahoshi no está bien de salud. Mientras utilizaba magia restituyente en ella, vomitó sangre y luego colapsó.

En este momento ella se encuentra en la enfermería recibiendo tratamiento.

Publicidad Y-M1

La verdad es que todo sucedió tan de repente que no sé los detalles.

Aunque preocupados, todo el mundo acepta la situación.

Ahora mismo, Nanahoshi está siendo tratada por Yuruzu de la expiación.

Yuruzu de la expiación tiene la habilidad de sanar.

Es capaz de transferir la salud y vitalidad de una persona a otra.

Ya que funciona sobre un principio diferente al de la magia restituyente, parece funcionar para enfermedades que son intratables para esta…

Aún así, la habilidad no funciona por sí sola y necesita la cooperación de otra persona.

Sin ninguna vacilación Sylphy se ofrece a ayudar.

Sylphy se acuesta al lado de Nanahoshi y el tratamiento comienza.

Sin embargo Nanahoshi aún tiene que recuperar la conciencia, su expresión es triste, con una tos constante.

«Karowante, ¿cuál es el estado de Nanahoshi?»

Al ver a Nanahoshi en esta condición, Pelagius ordena a otro subordinado que realice un diagnóstico.

Karowante de la Revelación.

Él tiene el poder de descubrir el poder y secretos de un objetivo.

Para los enfermos, también su condición.

Como la visión de rayos x.

Él sacude la cabeza después de observar a Nanahoshi.

«Esto va más allá de la habilidad de Yuruzu.»

«Vamos a investigar en la biblioteca.»

«A sus ordenes.»

Con eso dicho, Pelagius y sus subordinados comienza a investigar el nombre y cura de la enfermedad de Nanahoshi.

Tratando de hacer coincidir los síntomas de Nanahoshi con los registros de la biblioteca.

Me ofrecí para echar una mano, pero fui rechazado. Los forasteros no pueden entrar en la biblioteca.

Por supuesto, Yuruzu sigue administrando el tratamiento, así que Sylphy nunca abandonó la enfermería.

Al final, no tengo nada que hacer.

Obviamente, no me quede sentado sin hacer nada durante estos 3 días.

Regresé a casa una vez a informar a Roxy de la situación.

Nanahoshi cayó enferma y Sylphy está ayudando con el tratamiento.

Así que puede tomar algún tiempo antes de que regresemos.

Roxy comienza a moverse a la vez con esa información.

Ella nos ayuda a contactar con la escuela y solicitar un permiso de ausencia, así como explica la situación en nuestra familia.

Entonces me dijo que dejara la casa a su cargo.

Es mucho más cabeza fría de lo que soy yo.

Publicidad M-M5

Ya está acostumbrada a este tipo de situaciones.

Al final, no pude hacer nada. Todo ha quedado bajo control.

Informé a Aisha y Norn que iba a regresar tarde, tomé un par de ropas de cambio y regresé al castillo de Pelagius.

Incluso en casa, no hay nada de lo cual pueda encargarme.

Todo lo que puedo hacer es orar para que Nanahoshi permanezca a salvo.

«… Nanahoshi, ¿se recuperará?»

Los demás, al igual que yo, no pueden hacer nada.

Particularmente Cliff, quien pasa su tiempo rezando en la capilla dentro del castillo.

«Todo está en la mano de Milis-sama.»

Dijo Cliff, con las manos plegadas y ojos cerrados.

Orando a Dios en momentos de crisis.

Nunca creí en esas cosas religiosas.

Publicidad M-M2

En este mundo, creo en las personas que realmente ofrecen una mano de ayuda.

Pero incluso yo puedo entender eso, en estos momentos, rezar a Roxy y Sylphy puede que no traiga ningún alivio.

«…»

De repente, recuerdo una película que vi una vez.

Una obra maestra de la invasión alienígena.

Aliens, con su tecnología abrumadora, casi aniquilan a la humanidad.

Pero al final todas sus maquinarias de repente dejaron de funcionar.

Los Aliens no tenían inmunidad contra los patógenos de la tierra y así todos perecieron.

Nanahoshi vino de otro mundo.

Difiere de mí, quien reencarnó.

Ella no envejece, no posee poder mágico, y por tanto no puede utilizar ninguna herramienta mágica.

Tal vez, no sólo poder mágico, quizás tampoco posee inmunidad apta para este mundo.

Pero, si ese fuera el caso, entonces se debería haber enfermado hace mucho tiempo.

El evento de metástasis ocurrió hace 8 años.

Nanahoshi también vino a este mundo hace 8 años.

No hay ninguna razón para que eso ocurra ahora.

«…»

Esa chica.

¿Realmente morirá…?

¿Por qué sucedió esto?

***

 

 

4 días después de que Nanahoshi colapsara.

Estamos convocados a una mesa redonda.

Aparte de Yuruzu, todos los otros familiares están presentes.

Pelagius se sienta delante de ellos.

Se sentó en una silla lujosa grande con los familiares detrás.

«Por favor, siéntense.»

Nos sentamos tras la sugerencia de Sylvaril.

Sylphy está ausente, se quedó ayudando a Yuruzu con el tratamiento, 7 presentes en total.

«Nanahoshi-sama ha sido diagnosticada.»

Una vez que estamos sentados, Sylvaril da un par de pasos hacia adelante e informa.

Por fin sabemos.

«Nanahoshi-sama sufre del síndrome de drenaje.»

Síndrome de drenaje.

Nunca he oído hablar de él.

Mirando a mi alrededor, nadie parece conocerlo tampoco.

Incluso alguien tan informado como Cliff se quedó en blanco.

«Era de esperar que nadie lo haya escuchado antes. Es una enfermedad que se remonta a tiempos inmemorables, cuando los hombres tenían un poder mágico inferior al de ahora. Si un niño nace sin ninguna capacidad mágica, sin excepción alguna, ese niño experimenta síntomas similares y a la edad de 10 años, muere.»

Así que es la misma situación que Nanahoshi.

Aunque no tiene 10 años, ella ha estado en este mundo durante más de 8 años.

Y ella no tiene ni una pizca de magia…

Por lo menos, Sylphy no tiene la culpa.

Gracias a Dios.

«Según los registros, aquellos que no poseen poder mágico absorben cantidades minuciosas de magia del entorno, después de 10 años de acumularla en sus cuerpos, esta pasa a ser una enfermedad…» (NT: Recordad que en este mundo todo tiene magia).

Sin poder mágico, su capacidad para absorber la magia del entorno es diminuta.

No sé los detalles, pero supongo que la magia vendría a ser como las bacterias en cierta forma.

Para aquellos con poder mágico, las bacterias buenas matan a las malas, pero para aquellos que no poseen poder mágico alguno, sólo las bacterias malas se acumulan.

No sabemos con certeza que tan confiable son los registros.

Sin embargo tienen bastante sentido.

«¿Se señala alguna cura en los registros?»

«No. Según los registros, esta enfermedad fue erradicada hace unos 7000 años después de que la humanidad aumentara su capacidad de poder mágico.»

Hace 7000 años, por lo tanto fue por la época de la Gran Guerra Humano-Demonio.

Recuerdo escuchar que esta se desencadenó por casi 1 mil años.

La guerra causó todo tipo de avances.

A través de diversos medios, la humanidad auto progresó.

Un efecto secundario es la erradicación de esta enfermedad.

También es posible.

¡Vaya!, hace 7000 años.

No pueden haber muchos textos que lograran sobrevivir a esos tiempos de estragos.

Encontrar el nombre de la enfermedad ya es un milagro de por sí.

«Entonces, ¿qué hacemos?»

«Detenemos el tiempo.»

El que responde a mi pregunta no es Sylvaril.

Sino más bien es el tranquilamente sentado Pelagius.

«Voy a pedir prestado el poder de Sukeakoto del tiempo y así vamos a detener el tiempo para Nanahoshi.»

Declara Pelagius y un hombre camina hacia adelante.

Lleva una máscara de la cual su boca sobresale.

Una máscara de Hyottoko, más bien, como una máscara de gas.

Es Sukeakoto de tiempo.

De lo que recuerdo, él tiene la habilidad de detener el tiempo de cualquier persona que toca.

Por supuesto, el tiempo se congela para él también. Pero con esta capacidad, puede prevenir que se agrave la enfermedad de Nanahoshi o que muera.

Pero quién sabe cuánto tiempo pueda mantenerlo, tampoco soluciona la raíz del problema.

«Mmm, comprendo. Y entonces, ¿qué hacemos luego?»

«Contactar personas en la superficie y encontrar una cura.»

Oh.

Podría funcionar.

Nadie se negará a alguien como Pelagius.

«Aún así la pregunta es ‘¿quién ayudara a Nanahoshi?’.»

«¿Existe alguna manera con la influencia del Dragón-Blindado-sama?

«La verdad es que mi relación con Nanahoshi es solo de cooperación. No voy a deber favores a otros por el bien de ella.»

¿Venga que acaso eso no es un poco frío?

Aún así, no sé los detalles exactos de su relación, por lo que no tengo derecho a objetar.

«No se confundan. Como invitados de mi castillo, les ofreceré algo de ayuda, aunque es mínima. Así que no esperen que les de todo. Mi mayor y ultimo propósito es encontrar y destruir a Laplace.»

En otras palabras, debido a los trabajos relacionados con la observación de Laplace, no hará más de lo necesario para ayudar.

Tampoco deberá favores a otros.

Los favores se deben pagar.

Particularmente ya que se trata de la cura de una enfermedad erradicada hace bastante tiempo.

La contra parte definitivamente querrá algo grande a cambio.

Pelagius no tiene por qué ir tan lejos por Nanahoshi.

No, realmente tiene mucha razón para no hacerlo.

Mantener a Nanahoshi con vida es lo más lejos que llegará.

Se niega a hacer más. Si alguien quiere ayudar, pues es libre de hacerlo.

Ese es el significado detrás de las palabras de Pelagius.

Eso debería ser aceptable.

«… ¡¿Así que tan solo veras morir a Nanahoshi?!»

El que gritó es Cliff.

Se puso de pie gritando hacia Pelagius.

«¿Cuándo dije eso?»

«¡Mientes!. ¡Alguien como usted, dentro de un castillo tan impresionante, con tantos familiares poderosos! ¡Definitivamente, usted puede encontrar una cura!»

Al escuchar a Cliff, Pelagius levanta una ceja.

«No tengo ninguna razón para ayudar.»

«¡Déjate de bromas! ¡Ayudar a los débiles es el deber de los fuertes!»

«Pssh, no nos intentes meter en la cabeza esas detestables enseñanzas de Milis.»

«¡¿Qué dijiste?!»

Cliff explotó en ira y comenzó a gritar estupideces sin pensar.

Publicidad G-M1




Él es un seguidor de Milis.

La iglesia de Milis comparte muchas similitudes con el cristianismo.

Es posible que también tengan enseñanzas de dar una mano a las ovejillas perdidas y cosas por el estilo.

Pero decirle eso a Pelagius es indebido.

Pelagius tiene sus propias preocupaciones.

Durante 400 años, se ha movido con sólo un objetivo en mente.

De hecho, Pelagius desea obtener conocimiento de la invocación desde otros mundos a través de Nanahoshi.

Pero esto está en segundo plano, después de Laplace.

Es sólo una manera de pasar en tranquilidad el tiempo antes de la tormenta.

«En otras palabras, ¡Simplemente te quedaras a ver como Nanahoshi muere! ¡Si vas a ayudar, ayuda hasta el final!.»

«¡Cliff, detente!»

Cliff se levanta violentamente golpeando la silla hacia atrás, Elinalise le grita y luego agarra fuertemente con su mano el hombro de Cliff, impidiéndole ir más allá.

«Cliff, entiendo cómo te sientes, pero contrólate.»

«…»

«No quiero perderte por esto.»

Mirando a su alrededor, todos los familiares están en posición de batalla.

Viendo como retienen a Cliff, Pelagius sonríe burlonamente.

«Si tienes un problema, entonces ¿por qué no lo solucionas tu mismo? Tu Dios dice eso también. Cuando ayudes a otros, no cuentes en alguien más, ¿no es así?»

«Grr…»

Pareciendo insatisfecho, Cliff se deja caer de nuevo en su silla.

No quiere pelear con Pelagius.

Él simplemente pensaba, para una persona como Pelagius, quien es capaz de casi todo, él debe ser capaz de ayudarla.

«Mmhm…»

¿Qué hacemos?

Quiero ayudar a Nanahoshi.

¿Pero ni siquiera sé por dónde comenzar?

Mirando a Ariel y a los demás, parecen estar pensando lo mismo.

Aisha y Nanahoshi se conocen y se llevan bien, si Nanahoshi muere quedara bastante perturbada.

También si muere, Sylphy se sentiría responsable.

¿Hay algo que pueda hacer?

¿Soy así de impotente?

«Disculpen.»

Justo ahora, la puerta por donde entramos a la habitación de la mesa redonda se abre.

Es Yuruzu de la expiación.

Nos habla dirigiéndonos la mirada.

«Nanahoshi-sama ha recuperado la conciencia.»

Casi salto a la puerta al escuchar esto.

«¿Có-cómo se encuentra?»

«Superficialmente ha mejorado un poco.»

«¿Superficialmente?»

«De hecho. El síndrome de drenaje es el resultado de acumular magia en el cuerpo, lo cual provoca la enfermedad. Esta no tiene cura.»

Por la forma en que lo dice, lo hace sentir como si fuera VIH.

Por lo que la tos es un síntoma de su enfermedad.

En otras palabras, aunque los síntomas superficiales se han curado, el motivo real de la enfermedad permanece.

«Entonces, ¿Puedes extirpar la magia que está dentro de ella?»

«No puedo.»

«Entonces, ¿quién podría?»

Yuruzu sacude su cabeza al escuchar mi pregunta.

«¿De verdad?…»

¿No hay ninguna forma de extirpar la magia en su interior?

¿Como una herramienta mágica de algún tipo?

7000 años pasaron, la tecnología debe haber avanzado bastante en esta área.

Pero, ¿qué debe hacerse?

¿La piedra mágica de la Hidra funcionará?

No, esa cosa no hace nada con la magia dentro del cuerpo.

Tengo el presentimiento de que no puede hacerse.

¿Tal vez una herramienta mágica se puede hacer con esa propiedad?

Pero, ¿cuánto tiempo tardará?

No tenemos ninguna pista en primer lugar.

Mierda.

«En cualquier caso, deberíamos ir a chequear el estado de Nanahoshi.»

Con eso dicho me puse de pie, todos los demás siguen mi gesto también.

***

 

 

La enfermería se siente algo triste.

Los muebles no difieren demasiado de las habitaciones de huéspedes.

Pero están expuestas las estructuras de piedra y los muros carecen de ventanas.

En el centro de la habitación hay una especie de mesa de operaciones, con cuchillos y vendas en los cajones.

«…»

Nanahoshi está en una esquina.

Las manchas de sangre en ella se han ido, ha cambiado su vestimenta a algo semejante a una bata de paciente.

Estéril, sin vida.

«Nanahoshi, ¿te encuentras bien?»

Le pregunto. Nanahoshi me mira y dice.

«¿Parezco estarlo?»

«…»

Por supuesto que no.

Su cara está pálida, con ojeras bajo sus ojos.

Cualquiera puede ver que no está bien de salud.

La habilidad de recuperación de Yuruzu es agotadora incluso para el paciente.

La otra cama está vacía.

Publicidad M-M1

Como si se tratara de una rotación con nosotros, Sylhpy dejó la enfermería y se dirigió a la habitación de huéspedes.

La vi en el camino. Se ve algo demacrada.

Durante 4 días, ayudó en el tratamiento.

A pesar de que dudo que no haya comido o bebido agua, aún así debió ser agotador para su cuerpo.

«Dijeron que no tengo cura.»

«Ah, oh.»

Me siento en una silla al lado de ella.

Al parecer Miss Yuruzu no le oculto nada acerca de su enfermedad.

«No, mejorarás pronto.»

«No, no lo haré… No voy a mejorar.»

Dicho esto, Nanahoshi vuelve la cara.

Se queda mirando la pared en silencio.

Probablemente lo que acabo de decir fue irresponsable…

La verdad es que no sé que debería decir en momentos como este.

«…»

Después de quedarme en silencio. Ariel y los otros intentan mantener la conversación.

Algunos intentan reconfortar a Nanahoshi, otros tratan de elevar su espíritu, y otros dicen que sin duda mejorará.

Cada uno de ellos intentan animarla de varias maneras.

Pero en este momento, puede ser que todos tengan el efecto contrario.

La que realmente sufre no quiere escuchar lindezas como estás.

«…»

Poco después, todos se quedan sin cosas que decir.

Con una Nanahoshi que no da respuesta alguna, nadie sabe de que hablar.

El silencio es sofocante, haciendo sentir a todos inquietos.

«Pues bien, Nanahoshi. Me voy yendo. Volveré para chequear tu estado.»

Partiendo por Ariel, todos dejan la habitación uno a uno.

Si bien Cliff quiere quedarse, con Elinalise regañándolo se fue también.

Al salir, oí a Elinalise diciendo [… Nada de lo que digamos importa en estos momentos.]

Y así es como son las cosas…

Sólo quedo yo.

¿Por qué me quede?, ni idea, no estoy seguro tampoco.

Aún así, sentí que me tenía que quedar un poco más.

Es peligroso dejarla sola.

«…»

Pero no tengo nada que decir.

Con una persona enferma.

Con una persona que sufre de una enfermedad incurable.

No importa lo que diga, son sólo lindezas.

Nanahoshi está bastante desconcertada.

Su investigación respecto a la invocación ha ido tan bien.

La fase 1 tuvo un par de problemillas, pero la fase 2 y 3 procedieron sin contra tiempos.

Por no decir que con la fase 4, con un poco de ayuda de Pelagius, debería tener resultados pronto.

No estoy seguro en lo que respecta a la fase 5, pero es sólo una cuestión de tiempo.

Tal vez en 1 o 2 años más ella pueda regresar a casa.

Tener que escuchar que tiene una enfermedad incurable, en un momento como este, por su puesto que ha de estar desconcertada.

Quizás no sea cáncer, pero aún así dijeron que es terminal.

No me sorprendería si ella se pone violenta.

No, si es realmente incurable.

Si su futuro es tan sombrío, un poco de violencia está bien.

Me gustaría cooperar.

No importa qué, con tal que eso ayude a su estado de ánimo un poco.

«No estaba particularmente saludable en primer lugar.»

Mientras me quedo callado, Nanahoshi habla con un suspiro.

Suena mas serena de lo que esperaba.

Pero obviamente está fingiendo.

«Enfermarme… Aunque nunca así de mal, todos los años cojo un resfriado.»

Poco a poco las palabras fluyen hacia fuera.

Publicidad M-M5

Y escucho en silencio.

«Mis calificaciones no son malas, pero no soy nada buena con los deportes. Si me preguntas, supongo que soy del tipo que prefiere encerrarse en casa. La medicina de este mundo no está muy avanzada, ¿cierto?».

¿Sabes? Quizás sea por la magia, ¿pero la gente de este mundo ni siquiera cura sus heridas? Y por eso mueren o pierden una extremidad. Es jodidamente retrasado. Todo puede prevenirse con un poco de agua limpia sobre la herida.

Ya que no puedo usar magia, debo hacer todo tipo de cosas para mantenerme a salvo. Evitar enfermedades contagiosas, mantenerme alejada de las multitudes, no comer comidas raras…

Es cierto, desde tu perspectiva podría estar viviendo una vida poco saludable, ¡Pero también me ejercito en casa! ¡Me encargo de mí misma!.

Porque si me enfermo, puede que no haya una cura.

Mejor dicho, si estoy enferma, probablemente no me curaré.

¡Porque, si me enfermo, probablemente no sepa el por qué!…

… Básicamente, este mundo, ¿no es demasiado raro?

Gigantescos monstruos demasiado grandes para sostenerse a sí mismos. ¡¡¡Ni puta idea que tipo de magia negra es esa, ¿pero acaso no están claramente rompiendo las reglas de la naturaleza?!!!

Por supuesto, incluso yo, cuando llegué, estaba un poco curiosa.

Incluso yo jugué juegos parecidos a este mundo anteriormente. No odio lo relacionado con espadas y magia. Te estaría mintiendo si te dijera que no estaba emocionada al llegar aquí.

Solo un poco, pero aún así estoy celosa de que hayas nacido en este mundo, y de que puedas vivir en el…»

Dijo Nanahoshi, y de repente dejo de hablar.

Sus hombros temblaban.

Lentamente, se voltea hacia mí.

Con el rostro triste lleno de arrugas, las lágrimas se reúnen en sus ojos hinchados.

«No quiero morir…»

Publicidad M-M5

Como una represa que revienta, lágrimas comienzan a verter de sus ojos.

«¡¡¡No quiero morir aquí!!! ¡¡¡No quiero morir en este jodido mundo!!! ¡¡¡¿Por qué?!!! ¡¡¡¿Por qué?!!! ¡¡¡Es demasiado extraño!!! ¡¡¡Ey!!!, ¡¡¡¿sabes?!!!… ¡¡¡No he cambiado absolutamente nada en estos 8 años!!! ¡¡¡No me he vuelto más alta, y mi cabello no crece!!! ¡¡¡Me da hambre, como, cago, pero mis uñas nunca crecen!!!. ¡¡¡Ni siquiera tengo mis períodos!!!»

Nanahoshi lanza un jarro de agua cercano.

La jarra golpea la pared, salpica en pedazos estrepitosamente. El agua empapa la cama.

«¡¡¡En este mundo no soy un humano!!! ¡¡¡En este mundo ni siquiera cuento como ser vivo!!! ¡¡¡Básicamente soy un cadáver!!! ¡Aún así!, ¡¡¡¿por qué?!!! ¡¡¡¿por qué me enfermo?!!! ¡¡¡¿acaso eso no es demasiado extraño?!!! ¡¡¡¿Por qué tengo tanta mala suerte?!!! ¡¡¡No quiero morir!!! ¡¡¡No quiero morir en este jodido y extraño mundo!!!»

Nanahoshi grita desgarradoramente, lágrimas caen y salpican.

«¡¡¡Ni siquiera he dado mi primer beso!!! ¡¡A pesar de que tengo alguien que me gusta, nunca le dije que lo amo!! ¡¡¡Realmente me das celos!!! ¡¡¡Todos los días tan feliz, tan realizado!! ¡¿Qué?! ¡¿Papá murió?! ¡¿Mamá se enfermo?! ¡¡¿Y qué?!! ¡¡¡¿Qué tiene de malo?!!! ¡¡¡A este ritmo, ni siquiera podré ver a mi papá de nuevo!!! ¡¡¡Si muero, mamá ni siquiera lo sabrá!!! ¡Solo una vez más! ¡¡Mamá!! ¡¡Papá!! ¡¡¡Todavía lo recuerdo!!! Todavía recuerdo esa mañana. Papá dijo que llegaría temprano. Mamá dijo que comeríamos pescado frito en la noche. Le dije a mi papá que saldría con unos amigos, que salir un rato estaba bien, y me queje con mi mamá porque ya estaba cansada del pescado frito. ¿Por qué? ¿Por qué tuvo que pasar esto? Papá y mamá probablemente están enfermamente preocupados por mí. Quiero ir a casa. Quiero verlos de nuevo. No quiero morir. No quiero morir en este lugar… atraído de… pueblerinos »

«…»

Siento un dolor agudo en mi pecho.

Comprendo el dolor de Nanahoshi.

Si fuera mi yo de cuando llegué por primera vez a este mundo, no podría simpatizar.

El no poder volver, no poder reunirse de nuevo.

No ser capaz de ver a la familia una vez más.

Incluso si me lo hubiera dicho, no lo hubiera entendido.

En ese entonces, probablemente quería olvidar esas cosas y simplemente disfrutar la vida en este nuevo mundo.

Pero ahora es diferente.

Entiendo a que se refiere con querer volver, con querer reunirse de nuevo.

El día a día es el mayor de los tesoros de la vida.

Una vez que se van, se han ido para siempre.

…Exacto porque si se van, se han ido para siempre.

Paul está muerto.

Los recuerdos de Zenith quizás nunca vuelvan.

La aldea Bonna y ese cálido hogar, ambos han desaparecido.

De ahora en adelante, todo lo que puedo hacer es proteger a mi familia, mi propia vida.

Sylphy, Roxy, Lucy.

Lilia, Aisha, Norn, Zenith.

Si fuera separado de ellas, sería un dolor desgarradoramente agonizante.

Si alguna desaparece, entonces iré al cielo e infierno a buscarla.

Si vuelvo a mi antiguo mundo.

Si la magia como esta existe en ese mundo, la buscaría.

Haría todo lo posible para volver aquí.

«Woo… Wooo…»

Agarrándose sus rodillas, Nanahoshi llora.

Cliff, Zanoba, Sylphy, ella nunca fue cercana a cualquiera de ellos.

Sólo conmigo prestó algún tipo de atención.

Escuchando a mis peticiones, aceptando mis invitaciones.

Si lo pienso, ella nunca hizo algo que me fuera a dañar.

Nanahoshi se veía tan emocionada cuando charlamos en japonés.

Para ella, quizás el poder tener alguien con quien hablar de Japón es su única ancla desde ese mundo.

«Alguien… Que alguien me salve…»

Escuchando su desgarrador y triste susurro.

Me paro de la silla.

***

 

 

Vuelvo a la mesa redonda en donde Pelagius aún se encontraba.

Todos sus familiares ya se han ido.

Queda sólo Pelagius, se siente como si ha estado esperando por mí.

«¿A qué se deberá tu visita?»

«… Voy a entrar en acción. Tengo la esperanza de que en tanto que no interfiera con su propio trabajo, pues que Pelagius-sama nos ofrezca algo de ayuda.»

Pelagius asiente en gran medida con la cabeza al momento en que termine de hablar.

«Oh, así que finalmente vas a entrar en acción. Bueno. Si Nanahoshi muere, incluso yo me sentiría triste.»

«Muchísimas gracias.»

Pero, ¿qué debo hacer?

Estamos buscando la cura para una enfermedad erradicada hace unos 7000 años.

¿Por dónde empezar?

Ya sabemos que la magia restituyente y la magia curativa son ineficaces.

Si esas hubieran servido, entonces Pelagius ya habría hecho algo.

Herramientas mágicas.

No tengo la menor idea de si una pueda funcionar.

Una que surta efecto dentro del cuerpo debería estar relacionada con las herramientas mágicas de Cliff.

Pero la de Cliff fue hecha a medida de Elinalise solamente.

Observar la condición de Elinalise y ajustar paso a paso.

Aunque ha tenido resultados con Elinalise, todavía está incompleta.

¿Tal vez sólo necesita unos pequeños ajustes para controlar los síntomas de Nanahoshi?

Pero ahora, Nanahoshi no tiene el tiempo para que podamos observar y ajustar.

Venga que ha tosido sangre.

Aún si curamos los síntomas superficiales, no sirve de mucho, simplemente volverá a ocurrir lo mismo.

La próxima vez, podría ser fatal.

Por otra parte, si congelamos el tiempo, entonces no hay manera alguna de experimentar.

Dicho esto, las herramientas mágicas no son el camino a seguir.

Quizás una podría eventualmente funcionar, pero en estos momentos necesitamos una solución más inmediata.

Una cura.

¿Nadie la conoce?

¿Ni siquiera Hitogami u Orsted?

¿Será que sabrán algo respecto a esto?

No puedo contactar con Hitogami.

Tal vez él se muestre con algún consejo esta noche.

Pero no tengo ninguna manera de iniciar contacto con él.

«Pelagius-sama. ¿Tiene alguna manera de contactar al Dios Dragón Orsted?»

«Es imposible. Sus movimientos son imposibles de entender.»

No hay manera de contactar a Orsted.

«Lo más probable es que Orsted tampoco lo sepa. Él ha estado en este mundo por quizás unos 100 años, aunque sea sabio, dudo que vaya a conocer algo sobre una enfermedad de hace 7000 años atrás:»

Así que Orsted tiene unos cien años mas o menos.

Si bien es viejo, comparado con Pelagius todavía es un pequeñuelo.

No, si lo comparo conmigo él es bastante viejo.

«Mmm ya veo. Pero alguien que conozca el mundo de hace 7000 años…»

Espera, espera un momento.

7000 años.

Hay una.

Hay una persona que ha vivido por tanto tiempo.

Aunque ella podría no estar familiarizada con esta enfermedad…

Pero si hablo con ella, tal vez pueda encontrar una pista.

«Conozco a alguien…»

«¿Oh?»

Pero, no sé si pueda encontrarla.

La última vez fue un encuentro casual.

Y así como pasó, nos separamos.

Ninguna conexión en particular.

Pero tengo que hacer algo.

Publicidad Y-M2

Si no lo hago, entonces nada va a cambiar.

«Pelagius-sama, ¿puede llevarme al Continente Demoníaco?»

«¿Al Continente Demoníaco? ¿Qué piensas hacer allí?»

Sólo me encontré con esa persona una vez.

Aunque Roxy también la conoció antes, pero donde está ahora, pues ni idea.

Sin embargo su nombre lo conocía desde hace mucho tiempo.

Publicidad Y-AB

De vuelta a la capital de Fedora, allí un nombre que aprendí de las clases de historia.

Después de que nos conociéramos, no hay manera alguna de que la pueda olvidar.

«Planeo encontrarme con la Gran Emperatriz Demonio Kishirika.»

Hace 7000 años.

Una figura de la primera gran guerra de humanos-demonios.

5 26 votes
Calificación de este Capítulo
Subscribe
Notify of
guest
13 Comentarios
Most Voted
Newest Oldest
Inline Feedbacks
View all comments