Mushoku Tensei: Isekai Ittara Honki Dasu (NW)

Volumen 13

Capítulo 137: La Dignidad De Un Padre

 

 

Pasaron volando 3 meses y el verano por fin llegó; y todos los días se volvieron suficientemente calurosos como para que el paisaje nevado de las tierras del norte se convirtiera en una estampa llena de color.

Desde que nació, no he podido dejar de pensar en Lucy, y cada vez que puedo, me acerco a verla, sea la hora que sea.

Publicidad M-AR

Es mi deber como su padre adorar a mi hija por encima de todas las cosas… más aún si es la primera.

Aun en este momento, me encuentro observándola mientras duerme en la habitación que le hemos preparado y decorado especialmente para ella.

Mira esa cara angelical e inocente… Mira esas mejillitas tan esponjosas y esa boca tan adorable…

¡Pero no debo olvidar que soy el hombre de la casa! Puede que ahora mismo no me quede demasiada dignidad, pero al menos, debo actuar como tal ante el resto de habitantes de la casa…

Si me vieran mimando demasiado a mis hijos, podrían perderme el poco respeto que me queda… Así que lo mismo, debería ser un padre estricto. (NT: En Japón, la estructura familiar suele ser patriarcal, y esto es algo que han heredado los hijos. Los maridos DEBEN trabajar y traer el sustento a casa, para que las esposas puedan vivir encargándose únicamente de la casa y los hijos. Es algo que está cambiando con los años, pero todavía se encuentra bastante arraigado; como por ejemplo, el hecho de que en Japón es poco común que los padres abracen alguna vez a sus hijos una vez estos cumplen los 7-10 años).

Publicidad Y-M1

Sí, debo ser más estricto…

Es posible… que Paul también pensara de esa forma mientras me criaba. Algo así como que un padre siempre debe ser genial a ojos de sus hijos, para convertirse en la aspiración de estos.

Y aunque durante un tiempo Paul me pareció un hombre patético… eso ha cambiado… para mí, Paul fue un gran padre.

Está claro que había algunos aspectos en los que dejaba bastante que desear, pero aun así, eso no le quita las cosas buenas que hizo.

Por ejemplo, su trato y relación con personas del sexo opuesto era hasta ofensivo, pero no soy quién para decir nada al respecto; y eso quizás es lo que hace que para mí no hubiera podido haber mejor padre. Así que puedo decir esto sin avergonzarme:

Me encantaría poder ser como él par-

«A…Aahn, -¡Aah!»

Lucy se despertó con la cara un tanto contrariada y preparándose para llorar.

¡Ups! ¡Y Sylphy no está en casa!

«Lucy-chan, sé buena niñita. Mira… papá está poniendo caras ¡graciosas!»

«¡Akyuwa, Kyakkya!»

Oh… que preciosidad de niña… Decidme si hay algo en el mundo más adorable que mi pequeña y sonriente Lucy. Si en este mundo hubiera ángeles, no me cabe duda de que esta pequeña sería un adorable querubín.

¡Ah! ¡Maldición! ¡Acababa de decidir que actuaría como un padre estricto!

Lo cierto, es que, al menos para mí, un padre es una existencia que es cercana y a la vez distante; capaz de mostrarle afecto y cariño a los niños, aunque también capaz de regañarles con dureza…

Aunque ante todo, un padre es una persona que daría su vida para salvar a sus hijos.

Puede que me haya quedado algo ambiguo, pero para mí es algo así, o al menos, así es la representación del padre ideal.

…¿? Pero si así fue literalmente Paul…… ¿Paul fue un padre ideal? No siempre, ¿no?… Me refiero, no me gustaría que mis hijos me vieran como un padre inútil en ningún momento… Aunque es cierto a que gracias a eso pude empatizar más fácilmente con él; es más, de no ser por eso, es posible que no hubiéramos acabado siendo tan cercanos.

Lo que sea, pero lo que importa es cuidar de los hijos-

«Ah—, ahwa—, wa—.»

Maldición, Lucy vuelve a llorar…

«Oh, Lucy-chan, sé buena… mira, papá va a ponerte ¡¡muy alto!!»

«Ukya, ¡Akyakya!»

«Buena chica…»

Cojo a Lucy en brazos y comienzo a mecerla y levantarla muy alto, algo que parece encantarle.

Cada vez que la cojo en mis fuertes brazos, me sonríe como si pareciera alguna de las figuras de Cupido.

Qué mona es…

«Dígame una cosa, Danna-sama.»

«¿Qué cosa, Suzanne?»

Mientras mecía a Lucy en mis brazos, la niñera que habíamos contratado para cuidar de Lucy se acercó a mí. Se trataba de Suzanne, una antigua aventurera con la que trabajé hace años.

«¿Mecer a la pequeña Ojou-sama no debería ser mi trabajo?»

«Es lo mejor del día, así que por favor, no me pidas que deje de hacerlo.»

Es la misma Suzanne con la que fui de aventuras hace 4 años; por lo que me sorprendió cuando la encontré en el gremio mientras buscaba una niñera para Lucy.

«Bueno, si te gusta hacerlo, no veo motivo para que pares.»

«¿Acaso hay padres que no quieren acunar a sus hijos?»

«No consigo que mi marido lo haga voluntariamente, por ejemplo.»

«En ese caso, creo que le faltan cualidades para ser un buen padre.»

Todavía recuerdo la primera vez que nos conocimos; fue cuando tenía 12 años y Eris me abandonó. En aquel entonces decidí ir a las tierras del norte del continente central para ahogar mis penas.

Compartimos carruaje en dirección al Ducado de Basherant, aunque al principio no quería hablar con nadie, y me sentía increíblemente hundido después de que Dead End se disolviera.

En aquel entonces, estaba todavía buscando a Zenith, pero debido a mi amargura, me arriesgaba más de la cuenta, yendo a misiones peligrosas en solitario… me cuesta reconocerlo, pero en aquel entonces, me había dado por… vencido.

Y entonces apareció Suzanne y su grupo; los 2 guerreros, el sanador, el mago y la arquera temporal… Era un grupo de rango B y todos ellos eran muy experimentados.

Publicidad M-M4

En concreto, Suzanne era una de las guerreras de primera línea; y aunque no esté entre los combatientes más poderosos que conozco, seguía siendo una persona que había alcanzado el rango B en el gremio de aventureros.

Pero si algo en ella es digno de mención y respeto, fue el cariño con el que me trató en todo momento.

Cuando me vio aceptando una misión en solitario, se acercó a mí y tras darse cuenta de mi actitud suicida me dedicó las siguientes palabras:

«¿Qué me dices, chico? ¿Quieres probar a venirte a hacer esa misión con nosotros?»

Recuerdo que aun en mi estado, sus palabras consiguieron que algo en mí se agitara, y aun así, intenté rechazarla diciéndole que mi intención era ganar fama para que Zenith pudiera encontrarme a mí.

«¿Cómo te vas a volver famoso haciendo misiones en solitario si lo que necesitas es gente que extienda tus hazañas? Antes que eso, te recomiendo que te unas a algún grupo, y así no solo te harás famoso, sino que además vivirás más. ¿Qué os parece chicos? ¿Pensáis como yo?»

Es cierto que me pareció mala idea al principio, pero su argumento no solo era lógico, sino que se notaba que lo hacía principalmente porque se preocupaba por mí. Seguramente al verme con esos ojos muertos y mi forma tan distante de hablar hacían que pareciera un alma en pena…

Y aun así, Suzanne quiso darme su apoyo, aunque la otra pequeña se pusiera pesada y me hablara tan mal… pero mejor no hablar sobre ella.

Después de la primera misión, continuamos interaccionando y aunque no llegué a unirme oficialmente a su grupo, siempre comíamos juntos y hasta en una ocasión me invitó a comer algo.

Recordándola, lo cierto es que le debo mucho… en aquel entonces podía haber hecho alguna locura de la que no podría arrepentirme … De verdad, gracias.

Tiempo después, resultó que Suzanne se había casado con Timothy, el mago BIEN equipado del grupo; y acabaron viniéndose a vivir a Sharia. A día de hoy, es madre de 2 hijos, aunque por desgracia, hubo complicaciones con el 3º y nació prematuro. No sobrevivió…

Pero aun tras la muerte de su último hijo, seguía lactando y eso es algo que muchos padres por varios motivos aprecian enormemente, por lo que se ofreció para cuidar recién nacidos, y así fue como nos acabamos volviendo a ver.

«… Pero vaya, has cambiado mucho.»

«¿Tanto?»

«Muchísimo; para empezar, el antiguo Ludeus, no se atrevería a malmeter del marido de una mujer en su cara.»

Tiene razón… en aquel entonces, evitaba por todos los medios ofender a los demás; entre otras para ahorrarme que los rumores sobre mí se enturbiaran. Sigo pensando que es mejor no ofender a nadie, pero seguramente, tras todo lo que he ido viviendo durante todos estos años, ya no soy tan extremista en ese aspecto.

«¿Te he ofendido?»

«No, no lo he dicho porque me haya molestado, era solo una pequeña broma. Es más, casi podría decir que eso te convierte en alguien más sociable.»

La verdad es que me he conseguido hacer más amigo de aquellos con los que puedo bromear… Como cuando dejé de usar formalismos para hablar con Zanoba y Cliff, que nos fuimos haciendo más y más amigos.

«Hasta podrías olvidarte de hablar tan formalmente conmigo, me causa repelús cada vez que me hablas de usted… Recuerda que trabajo para ti.»

«No es para tanto… después de todo los modales son una forma de demostrar tu respeto por otras personas.»

«Comprendido.»

Suzanne me responde con una sonrisa un tanto apagada.

De verdad te agradezco tu ayuda entonces, Suzanne. Para mí, la persona que me ayudó a comprender y conocer cómo era la vida de aventurero en el norte, fuiste tú.

«Bueno, mientras me pagues, no importa como quieras hablarme.»

«Dalo por hecho.»

Casi pude ver en sus ojos un par de monedas de oro por la avaricia…

Aunque el dinero es necesario para vivir… y lo cierto es que Suzanne trabaja de maravilla.

Al principio, quizás por los prejuicios de mi vida anterior de haber escuchado noticias de niñeras que maltrataban a los niños pequeños, estaba preocupado; pero luego vi a Suzanne tratar a Lucy como si fuera su propia hija y mirarla encantada… Por no hablar de que Lilia y Aisha casi siempre están en casa.

Sé que puedo confiar en Suzanne, pero no pude evitarlo… Perdón por dudar de ti.

«Por cierto, ¿cómo están tus niños, Suzanne?»

«Los 2 diablillos están terroríficamente sanos, y encima no se despegan de sus abuelos ni para ir al baño.»

Por lo que comenta, Suzanne debe estar viviendo con sus suegros.

Aunque ahora entiendo como puede dejar a sus hijos solos para trabajar de niñera…

Preguntando, me enteré de que convivir con su suegra la estaba ocasionando algunos problemas, algo de lo que hablaba de vez en cuando con Lilia al parecer.

Imagino que con Lilia más que hablar de problemas de suegras, será más una camaradería que ha surgido de tener ambas una edad similar… seguro que hablar de ciertas cosas con ella será más sencillo. Pero vaya, alguna vez las he visto tomando té juntas.

«… ¿Hubieras preferido mejor que tu primer hijo fuera un niño?»

«No especialmente… ¿por qué lo preguntas?»

«Ya sabes, por lo de tener un heredero y eso…»

«Ah.»

Lo cierto es que no es la primera vez que escucho comentarios de este tipo; ya que tanto Zanoba como Ariel lo comentaron.

Ahora que lo pienso… ambos son miembros de la realeza… seguramente los nobles en general se preocupan por si sus bebés resultarán ser niños o niñas. Recuerdo que hasta el cabeza de los Boreas Greyrat se llevaba a todos los hijos varones de sus hermanos una vez se resolvieran la duda de quién sería el sucesor…

«Pero si ni soy noble ni un comerciante… Para mí es suficiente con tener hijos saludables.»

Es más… las niñas son más adorables… y eso que en la casa cada vez hay más mujeres y mujercitas con las entrada de Lucy-chan; pero son todas unas bellezas, así que no le veo problema. Además que tampoco tienen peticiones desproporcionadas ni son opresoras conmigo… es más, hasta diría que me apoyan en todo momento.

«Qué envidia… Mi marido, cada vez que me quedo embarazada, no para de hablar de cómo educaría a su futuro hijo todo el tiempo… ni siquiera se para a pensar que podría ser una niña…»

«Pero al final fue niño, ¿no? ¿Entonces qué problema hay?»

«Supongo que tienes razón… pero digamos que el tema me afecta… ya sabes, la tercera fue una niña y…»

«Oh… Es una lástima lo que pasó…»

Solo de imaginar que Lucy hubiera podido nacer muerta hace que mi corazón se contraiga y un escalofrío recorra mi espalda.

«No te preocupes, solo debo asegurarme de que la siguiente sea otra niña.»

Suzanne para mi sorpresa responde una manera bastante animada.

Suzanne siempre fue una mujer de mente abierta… ¿pero con eso de verdad es suficiente? ¿Si uno de tus hijos no lo consigue, solo debes de ir por el siguiente…? Me cuesta pensar que sea tan sencillo, o al menos para mí, no lo sería…

Sylphiette como semielfa en este mundo es difícil que vuelva a quedarse embarazada; y no solo eso… Si a ella le pasara algo así, no me cabe duda de que se deprimiría y por las noches durante al menos un tiempo se quedara dormida a base de llorar diciendo cosas como Lo siento, Ludy– Tu hijo- No conseguí traerlo al mundo como es debido. Es culpa mía, lo siento….

Ufff… solo de imaginarlo me retuerce el estómago, mejor dejo de imaginar casos hipotéticos tan dolorosos… Lucy ha nacido saludable y Sylphy también está bien… Esta es la realidad.

«¿Ara?»

Inesperadamente, Suzanne alzó la vista a mi espalda y giré para ver el motivo.

«Kaa-san…»

En la habitación apareció Zenith, mientras Lilia la seguía.

«…»

«Disculpe la intrusión, Ludeus-sama.»

Zenith caminó con paso decidido pero la mirada tan perdida como en otras ocasiones hasta colocarse a mi lado; posicionándose para observar a Lucy.

«Kaa-san. ¡Mira lo saludable que está tu nieta!»

«…»

Zenith no reacciona a mis palabras, sino que se queda mirando a Lucy.

Poco a poco desde que empezó a vivir aquí, Zenith empezó a tener mayor soltura como para moverse con total libertad por la casa.

Por ejemplo, come con todos cuando Norn viene a comer, o ayuda a Aisha a quitar las malas hierbas del jardín. De vez en cuando también, mientras cuido de Lucy, se acerca a la habitación del mismo modo que ahora; y hasta interacciona con Sylphiette y con Roxy a su manera.

Su expresión algo distante no ha cambiado lo más mínimo, y tampoco es capaz de hablar; pero al menos es capaz de andar con libertad y de forma autónoma. Por lo que parece que está mejorando.

Puede que le esté tomando su tiempo, pero parece que puede llegar a recuperarse…

«…»

«¡Akyawa! ¡Kyan!»

Publicidad Y-M1

Zenith acercó su mano hacia Lucy, y esta sonrientemente, la agarró con sus diminutas manitas.

Mushoku Tensei Volumen 13 Capítulo 137 Novela Web

 

«Como se nota que a Lucy le encanta su abuela…»

Al principio estuve algo preocupado, principalmente porque el estado de Zenith me recordaba a casos de mi antiguo mundo de demencia senil y existía la posibilidad de que pudiera hacerle daño a Lucy en un arrebato.

Publicidad Y-M1

No obstante, pronto comprendí que mis miedos eran infundados.

Zenith tan solo observaba en silencio a Lucy, y lo máximo que le hacía era juguetear con ella, sin ningún tipo de acritud ni brusquedad. Lo que es más, al verla con la pequeña casi parecía una abuela normal cuidando de su nieta.

¿Por qué debería pensar que Zenith le haría daño a Lucy? Para empezar, desde que la rescatamos del Laberinto no ha tenido ninguna reacción brusca ni agresiva con nadie…

«¡Ahu—! ¡Keke!»

Seguramente, hasta la propia Lucy se sienta a gusto con Zenith… porque cada vez que interaccionan, la pequeña siempre sonríe adorablemente… Ver a la abuela con su nieta es una escena enternecedora.

Dicho esto, nunca se sabe cuando puede haber un cambio en el estado de Zenith; y aunque dudo que acabe pasando nada, prefiero al menos, no dejarlas solas juntas.

Siento que la presencia de la una es buena para la otra, y que Zenith no le haría nada malo a Lucy, pero podría ocurrir algún tipo de accidente o imprevisto.

«…»

Y de improviso, Zenith alzó su mirada en mi dirección.

¿? ¿Ocurre algo?… Siento… como si quisiera decirme algo…

«¡Ah—Eh! ¡Ah—Eh!»

Ni un segundo más tarde, Lucy se echó a llorar.

«Zenith-sama, discúlpeme el gesto…»

Lilia separa a la nieta de su abuela que todavía estaba sujetándole los dedos, y separa a Zenith unos centímetros de la cuna; al mismo tiempo, Suzanne se acerca para cogerla en brazos y acunarla haciéndole carantoñas al mismo tiempo que comprueba sus pañales y si tiene alguna irritación en su espalda.

Tras las comprobaciones, como recordando algo, asiente para sí.

«Ya me olvidaba de que es la hora de amamantar a la pequeña.»

¿Ya es tan tarde?

Sylphiette la amamanta por la mañana, y ya es media mañana, por lo que es normal que tenga hambre.

«En ese caso, si me disculpáis…»

«No hay problema si te quieres quedar a observar.»

Suzanne, seguramente en tono bromista hizo esa sugerencia, pero tuve que rechazarla.

Puede que tengamos confianza, pero no creo que deba ir por ahí mirándole los pechos a la esposa de otro…

Objetivamente hablando, la pechonalidad de Suzanne está al nivel de Zenith y de Lilia; y por si fuera poco, al estar lactando, su nivel Oppai está en límites extremos.

Si viera semejante par en directo, es posible que el Oppai Sennin que habita en mí, despertara de su letargo y me podría hacer acabar babeando por otras mujeres con el nivel Oppai de Lilia o Suzanne… y eso no le gustaría ni a Sylphiette ni a Roxy, que claramente no llegan a esos rangos.

Pero vamos, tampoco me casé con ellas por el tamaño de sus tetas.

Pero dejemos eso… ¿Acaso Zenith sintió que Lucy tenía hambre? Su reacción fue bastante inusual… pero lo mismo, el haber criado a casi 3 hijos ha hecho que sea capaz de notar esas cosas…

***

 

 

Salí de la habitación, y pensando quizás en salir, pude ver que estaba lloviendo.

Una pena… Y aunque no sé realmente qué hora es… si es la hora del pecho para Lucy debe ser más o menos mediodía.

Quizás estoy demasiado atento de lo que hace Lucy, porque no he hecho nada más en todo el día… aunque en absoluto lo veo como una pérdida de tiempo.

Para mí, es algo inigualable.

Bajo a la primera planta y entro en una habitación que he transformado en algo así como una sala de estudio, similar a un despacho.

Con el tiempo, el número de habitaciones libres ha ido disminuyendo conforme aumentaba la familia… debo hacer un uso correcto de las salas disponibles de la casa. Aunque imagino que con un solo cuarto de invitados debe ser suficiente…

Me acerco al escritorio construido y decorado expresamente para esta habitación; ya que sobre este se encuentran todas las investigaciones e informes, además de una muestra de la piedra mágica de la Hidra Manatite.

En el último medio año no he estado únicamente jugando con mi hija y mis hermanas, sino que he aprovechado además para investigar la piedra mágica que obtuvimos tras el complicado combate a muerte contra la Hidra.

En concreto, la piedra mágica que absorbe maná.

La piedra en sí emite un ligero brillo verde bastante ténue y que además es parcialmente transparente. No llega a ser y pasaría como una piedra normal y corriente.

Cuando indagué sobre la misma en la biblioteca de la universidad, encontré algunos libros que la mencionaban.

El primer detalle importante que descubrí fue su nombre, Piedra Mágica de Absorción; obtenida a partir de las escamas de la Hidra Manatite, y poseyente de la habilidad de absorber el maná ambiental que las rodeara.

Además, debido a la extinción de la Hidra Manatite en este mundo, el libro explicaba que estas piedras mágicas son consideradas como vestigios del pasado.

Por lo visto, la mayoría de dragones o similares, son capaces de generar piedras mágicas en sus cuerpos. En ocasiones son como perlas, o también se comentan casos de piedras en el interior de sus órganos, como riñones y demás… Por ejemplo, la piedra mágica que posee mi báculo fue obtenida del cuerpo de una serpiente dracónica.

Estas piedras mágicas tienen efectos muy dispares, pero básicamente, todos ellos están relacionados con el maná. Pueden por ejemplo amplificar el efecto del hechizo o reducir el coste de maná para generarlo; por lo que el hecho de que una piedra mágica absorba maná no es nada extraño.

El problema es la idea del CÓMO absorbe maná, ya que de dejarla en un sitio no hace que se ponga a absorber el maná ambiental.

Debido a esto, tuve que experimentar en ocasiones con la piedra mágica para comprender la base de su funcionamiento. Y, por suerte, no tardé en obtener resultados.

Por lo visto, este tipo de piedra mágica tiene una Parte Frontal y una Parte Trasera. Y aunque al principio no encontré diferencias, tras observarlo mejor, pude ver que tenían un tono y tacto distintos.

Pues si apoyo mi mano en la parte trasera y empiezo a imbuirla con maná, la parte delantera comienza a absorber maná; al mismo tiempo que emite ese pitido agudo que resonaba en la sala del Guardián cada vez que le atacábamos con magia.

TJIN

Por esto, descubrí que el efecto no estaba permanentemente activo, sino que hacía falta encenderla y apagarla manualmente. El símil más cercano que se me ocurre son las ventosas en los tentáculos de un pulpo.

Si eso es cierto, supondría que la Hidra activaba la piedra mágica en cuanto veía o sentía magia; haciendo que los hechizos lanzados contra ella fueran desapareciendo hasta perder toda su fuerza… Qué reflejos tan extraordinarios… Aunque es algo relativamente normal…

Ya que los animales salvajes, y en especial de este mundo, poseen reflejos y sentidos MUY superiores a los de los humanos.

Ahora que lo pienso… la piedra en la frente de Ruijerd y el resto de los Supard… seguramente sea literalmente una piedra mágica de algún tipo.

Tras continuar los experimentos, descubrí que la piedra mágica no tenía por qué ser exactamente una piedra mágica De Absorción. La prueba en sí fue lanzar yo mismo un hechizo al mismo tiempo que activaba el efecto; y el resultado fue que no recuperé el maná lanzado, sino que consumió la misma cantidad de maná del hechizo de la que absorbió de mi cuerpo para contrarrestarlo por la cara inversa.

Viendo esto, y comprendiendo que todavía me quedaba bastante por investigar, decidí partir de una hipótesis:

¿Quizás el maná que entra por la cara inversa se utiliza para generar una Señal Disruptora que emite por la cara frontal y que es capaz de anular la magia?

Al menos es lo que pienso, y aunque el efecto es similar al hechizo Ran Ma (Distorsión Mágica), su habilidad para descomponer hechizos en ejecución lo hace superior.

Y aunque he conseguido descubrir toda esa información, hay detalles que no he sido capaz de averiguar o comprender. Como, por ejemplo, aunque intenté utilizar la piedra mágica con una figura que había creado con magia, la figura no se descompuso.

¿La figura no tiene problemas pero las Balas Rocosas sí? No entiendo cuál es la diferencia… ¿Acaso… una vez pasa suficiente tiempo desde su creación, la figura hecha con magia se estabiliza y por lo tanto se convierte en irrompible con este método? …….Hmmm…

Por mucho que lo piense, no soy capaz de llegar a una conclusión.

En primer lugar, ¿qué es exactamente el maná?

Incapaz de encontrar una respuesta rápidamente, decido obviar de momento los aspectos más delicados sobre esta materia y buscar formas de utilizar la piedra mágica para mi beneficio. Y de ahí surgió el siguiente experimento.

Por lo que he averiguado… esta piedra mágica puede anular o destruir lo que Ran Ma es incapaz… como por ejemplo… ¿Un Círculo Mágico?

Interesado por esta posible aplicación, decidí pedirle ayuda a Cliff con el experimento; y el resultado fue que con la piedra mágica fui capaz de anular una Barrera Mágica que Cliff había inscrito en un círculo mágico.

Por supuesto, el dibujo del círculo mágico sobre el papel no desapareció, pero en cuanto lo bombardeé con la piedra mágica, el efecto sí.

¿Pero no había un círculo mágico funcional en la sala de la Hidra? ¿El círculo mágico de teletransporte color carmesí? Y tampoco fue capaz de anular los efectos de las armas mágicas como la daga de Paul…

¿Tendrá que ver el hecho de que el círculo mágico de un pergamino sea dibujado con tinta y los círculos mágicos grabados en los objetos tienen bases diferentes? ….

Publicidad M-M1

De momento, dejémoslo simplemente en la lista de Cosas que no puede anular esta piedra mágica.

Tras rellenar la lista, comprobé que la mayoría de cosas relacionadas con magia podían ser anuladas con esta piedra mágica.

Eso quiere decir… que aunque acabe encerrado en una barrera como en Shirone…. ¡Podría escapar sin ayuda!

Aunque claro está, lo más efectivo siempre será evitar que me encierren…

Habiendo comprendido esto, decidí incrustar la piedra mágica en la palma de la Prótesis de Zariff.

Seguramente acabe siendo de mucha ayuda, aunque es posible que me dificulte usar magia con mi mano izquierda… Jum…

***

 

 

Publicidad Y-M2

«Onii-chan, tienes visita.»

Me encontraba en mi despacho cuando Aisha vino a llamarme. Viendo su tono profesional, decidí responder de la misma forma.

«¿De quién se trata?»

«De Zanoba-sama.»

Seguramente si viene Zanoba, venga con Julie y Ginger… ¿Habrá pasado algo?

No creo… no necesitan tener un motivo concreto para venir a visitar… lo mismo solo quieren ver a Lucy.

«Hazles pasar e indícales que esperen en la sala de estar.»

«Entendido.»

Me levanto de la silla de escritorio de forma pomposa.

Hablando de Zanoba… su investigación sobre el títere está progresando bastante bien. Ya ha terminado de investigar los brazos, y hasta ha terminado de analizar las piernas; lo que le ha permitido crear la Prótesis para Pie de Zariff, aunque presenta los mismos problemas que la mano.(NT: ZARIFF, sale de mezclar Zanoba y Cliff).  (NT: Creo recordar que tenían un consumo de maná altísimo).

El pie en sí utiliza el mismo mecanismo que la mano, por lo que no tuvimos tantos problemas.

Zanoba diseñó los planos, yo fabriqué la prótesis, y Cliff le aplicó los distintos círculos mágicos en las secciones pertinentes. Tardamos mucho en terminar el proceso, casi un mes en hacer solo un pie; por lo que si quisiéramos llegar a venderlos al público, todavía es necesario pulir el proceso de fabricación.

Tras terminar este proceso, Zanoba continuó avanzando, investigando en esta ocasión el cuerpo del títere.

Para el proceso, cortó el cuerpo con sumo cuidado por las juntas con las distintas extremidades, y fue desmantelándolo poco a poco.

Más tarde me informó de que en el interior de la parte superior del cuerpo encontró una piedra mágica considerablemente grande. La piedra tenía un tono rojo, y su forma era curiosamente similar al de un cristal mágico, pero resultó estar hecha de varias piedras mágicas combinadas con varios círculos mágicos tallados en ellas.

No hay duda de que esa piedra mágica es el núcleo del títere autónomo… Si se pudiera analizar una a una el patrón que se ha usado para diseñar el núcleo… podríamos llegar a construir uno nosotros.

Publicidad Y-M3

Podríamos llegar a construir la tan soñada por todo otaku…¡SIRVIENTA ROBOT!  (NT: Puede que fuera de fronteras japonesas no se note, pero en Japón, pasa algo similar con las Nekomimi… hay un cierto consenso en cuanto a la atracción por las sirvientas robot, que son casi un fetiche masivo).

Dicho eso, Zanoba parece muy atascado en esa parte.

El motivo de ese atasco es que el patrón en las piedras mágicas es demasiado complejo y aparentemente desorganizado; y en el propio libro del creador, había varios tachones en esa sección debido a posibles ajustes necesarios.

Básicamente, el propio creador del títere estaba investigando la forma de diseñar el núcleo. Y como el núcleo actual aparentemente estaba incompleto, no estábamos seguros de cuál era la finalidad que tenía en mente el creador.

Zanoba, llegado a este punto, llegó incluso a decir que investigar sobre esto era su destino; y que tenía intención de hacerlo desde 0.

Espero que pueda conseguirlo…

«Perdonad por haceros esperar.»

Tras organizar mínimamente el despacho, llegué a la sala de estar, en la que me encontré a Zanoba bebiendo té, y el que no tardó en ponerse en pie al verme.

«¡Shishou! ¡Perdónanos a nosotros por venir a importunarte!»

Y, como imitando a Zanoba, Ginger y Julie también me hicieron un saludo en silencio.

«¿Qué os trae hoy aquí?»

«Simplemente vinimos a saludar debido a que nos encontrábamos por la zona.»

Así que vino simplemente de visita.

«Os lo agradezco, sentaros, por favor.»

No es propio de Zanoba venir solo a visitar, pero no veo inconveniente, vaya…

Mientras pensaba en esto, Julie se me acercó.

«Gran Maestro, mire, la terminé.»

Entre palabras, Julie me entregó una figura.

Se trataba de unas tareas que le había puesto, en las que tenía que crear ella misma una copia de la figura de Ruijerd.

«¡Vaya, has mejorado mucho! Sigue así.»

«¡Lo haré!»

Julie asiente animada al escucharme.

Se trataba de la figura que había hecho durante nuestro viaje desde el continente demoníaco; decidí seguir trabajando en ella un tiempo más hasta darla por finalizada… y la copia que acababa de terminar Julie, no estaba nada mal.

Vamos… sé que ella no tuvo que inventarse la forma como yo, pero aun así, he de admitir que le ha quedado mejor que a mí… La pose está perfectamente hecha, y cualquiera podría afirmar que la figura es bastante vistosa.

Prueba de esto, es que cuando Norn la vio, dejó escapar un murmullo de La quiero…, y Julie le dijo que se la regalaría en cuanto me la enseñara.

Estoy seguro que esa figura va a ir a decorar su habitación de inmediato…

Viendo el éxito, le indico a Julie que haga una tirada con varias de la misma figura.

Por mucho que acabe tardando bastante en hacer una, si con eso practica y de paso se van haciendo las figuras poco a poco, no le veo problema. Por no hablar, de que le serán de utilidad para perfeccionar la técnica para cuando llegue el momento de venderlas, así que tampoco pasa nada por tener unas pocas guardadas.

«Gran Maestro, vi a Norn-sensei en la universidad.»

«¿Oh, de verás? ¿Y sobre qué hablasteis?»

«Me volvió a dar las gracias por la figura, y yo le dije que no era nada.»

«Ya veo… me alegro por ti, Julie.»

Puse la mano sobre la cabeza de Julie para acariciar su cabeza, y aunque se puso nerviosa y hasta rígida, me dejó acariciarla obedientemente.

Por su parte, Norn, aunque comenzó a entrenar con una espada, no ha dejado de escribir el libro sobre Ruijerd, y hace poco que lo ha terminado.

El libro es bastante pequeño, y la forma en la que está escrito es un tanto pobre, por no hablar sobre que solo hay escrita una corta historia, sobre cómo Ruijerd estuvo peleando para su señor, hasta que comprendió que había sido traicionado y juró vengarse. Era la historia de los Supard muy superficialmente.

Pero en sí, el libro era suficiente para expresar la pena que sintió al verse traicionado, y la dedicación de Ruijerd.

Seguramente tras editarlo ligeramente, será suficiente para que los más jóvenes lo puedan leer y disfrutar.

Probé a leérselo a Julie, y a ella le ha parecido genial. Hasta el punto de que tuve que leérselo 3 veces más.

Si no hubiera estado Ginger delante para detenerla, creo que se lo habría leído al menos una vez más…

Parece ser que nadie le contó cuentos a Julie de pequeña, ya que no es algo propio de los enanos de este mundo.

O eso, o a lo mejor sus padres apenas le dedicaron tiempo a la pequeña… Bueno, ahora tampoco importa eso…

Lo importante es que debido a la impresión que causó la historia en Julie, se me ocurrió que sería buena idea dejar que ambas llegaran a ser amigas; pero para mi sorpresa, ya se conocían.

Me pareció muy gracioso ver a Norn incómoda al escuchar como alguien la llamaba Norn-sensei… Pero lo importante es que se lleven bien, ya que ese es el primer paso para que haya una buena relación entre ellas.

Pero de todas maneras, el plan para mejorar la opinión popular de los Supard avanza satisfactoriamente.

Estoy investigando, entrenando y haciendo cuanto puedo en ese ámbito… Si hiciera más, estoy seguro de que me pasaría factura.

Puede que alguno pueda opinar al verme que debería centrarme únicamente en una cosa, pero me temo que no poseo esa habilidad; no la poseía en mi otra vida, y tampoco la poseo en esta…

Por no hablar de que SIEMPRE hay alguien más fuerte… Por lo que, sí, podría convertirme en el número 1 de la universidad, pero ahí fuera hay gente incluso más poderosa de quienes habrá aquí, además de gente cuyo talento llega a tal nivel que por mucho que entrene jamás podré igualar…

¿Pero sabes qué? No es necesario ganar siempre con fuerza bruta… sino que se puede ganar por distintas vertientes. Así que, si a alguien no lo puedes vencer de frente, busca el flanco…

…….. Pero aunque diga eso, siempre podrá llegar otro día en el que se repita el evento de la Hidra Manatite…

Por eso, aunque sea para emergencias… necesito obtener la fuerza necesaria para proteger a mi familia… Pero la falta de Touki me sigue convirtiendo en un objetivo fácil en cuerpo a cuerpo…

«Zanoba, ¿te apetece ver a Lucy?»

«¡Oh! ¡¿A tu hija?! ¡¿De verdad puedo?!»

«Claro, ¿por qué no ibas a poder?»

«¡Magnífico! Lo decía porque, aunque no recuerdo de qué país se trataba, existía una zona en la que por costumbre no se permite a los niños menores de 5 años ser vistos por personas ajenas a la familia.»

«Pues no me gusta, la verdad; creo que es mejor que le den su bendición todas las personas posibles.»

Bueno, de momento no es necesario pensar cosas demasiado complejas… Lo único importante es asegurarse de que todo se hace a su debido tiempo.

Cada día, entreno físicamente y mágicamente, hago varias investigaciones, e interactúo con distintos tipos de personas… Comparado con mi vida anterior, soy otra persona…

Y mi situación actual es endiabladamente buena, y tampoco hay nada urgente que solucionar… Vísteme despacio que tengo prisa… Porque las prisas pueden causarte que no veas algún detalle, o tropiezos innecesarios; como lo que ocurrió con la Hidra.

Publicidad Y-AB

Por eso, debo hacer todo, pero a su debido tiempo, y esforzándome por hacerlo bien.

Mi duda ahora es… ¿qué debería ser lo siguiente que haga?

Ya tengo una prótesis bastante funcional para mi mano, la investigación de Nanahoshi avanza correctamente, mi relación con mis esposas es fantástica, mi hija y mis hermanas están saludables, económicamente hablando estamos bien parados, por lo que mi vida actual está estabilizada…

Así que… creo que lo siguiente que debería hacer…

Es pedirle a Roxy que me enseñe el hechizo de Agua de nivel Real.

4.9 36 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
18 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios