Goblin Slayer

Volumen 9

Capítulo 6: El Anillo en el Bolsillo, el As Bajo la Manga

Parte 2

 

 

La Vaquera despertó de su somnoliento sueño debido al sonido de un tambor resonando en su abdomen.

── ¿Qué será eso?

Se preguntó por un momento. Ella se despertó de golpe haciendo que algunas burbujas salieran de su boca.

Varios pensamientos pasaron por su cabeza al darse cuenta que estaba acurrucada sobre él.

── ¡Este no es el momento para esto!

“Oye, despierta…… Despierta.”

“Hm……”




Él movió la cabeza gimiendo en voz baja.

Burbujas emergían desde el interior de su casco mientras él murmuraba algunas quejas, fue entonces que miró hacia arriba.

El cielo blanco y nublado, reducido a la forma redonda de la entrada del pozo, se sacudía y balanceaba como si la luna flotara sobre la superficie del agua.

Parecía que el suave sonido de un tambor podía oírse desde el cielo, a través del agua.

Afuera── no hacía falta decirlo, goblins.

“Iré a ver.”

“…… ¿Podrás salir?”

Cuando ella le hizo esa pregunta, tirando de su manga, él contesto “No hay problema” y sacó una cuña de su bolso de lona. “He escalado lugares más altos.”

Diciendo eso Goblin Slayer pateó el agua para empujar su cuerpo hacia arriba y se acercó a la pared del pozo.

Cuando tienes agarraderas y no tienes que preocuparte por caer o respirar, escalar es sorprendentemente fácil.




Cuando Goblin Slayer finalmente llegó a la superficie del agua, asomo su cabeza de la misma forma que cierto cocodrilo blanco que había visto alguna vez.

El problema comenzaba ahora. Ya que todavía no podía percibir la fuente del ruido.

Aun había algo de distancia hasta la boca del pozo. Así que él clavó la cuña en la superficie de la pared y poco a poco comenzó a escalarla.

El pozo no era tan alto como aquella torre que alguna vez desafió y, como era de esperarse, tampoco llevó tanto tiempo.

“……”

Goblin Slayer recogió la tapa del pozo, que estaba cerca, y con ella cerro el pozo, luego miró silenciosamente la situación en el exterior.

Tal como esperaba, frente a él se extendía un horrible paisaje.

“GOBOR……”

“GG……BG”

Goblins, que se frotaban los ojos con caras adormecidas, marchaban entre bostezos.

Afortunadamente ellos no eran tan efectivos de noche.

No podrían encontrarlo.

Por esa razón, los goblins no eran a lo que debía prestarle atención.

“A……”

“……Hi-i……”

Estandartes. Dos de ellos.

Aquello que los goblins alzaban en alto tenían la forma de personas.




Despojados de sus ropas, sus equipos robados, sus entrenados cuerpos expuestos, marcas de sus tendones cortados.

Y sus extremidades unidas a la madera con clavos oxidados. La sangre goteaba.

Eran aventureros── crucificados.

El temblor de sus cuerpos y la pérdida de sangre obviamente debía ser por el frio.

No había duda que su ansioso jadeo era porque no podían respirar.

Goblin Slayer había visto esto muchas veces, así que conocía esto como regla general.

En esa posición te sofocas debido a tu propio peso y no puedes respirar satisfactoriamente.

Pudo ver a una frágil chica, probablemente la que tenía a su cargo la posición de retaguardia, moviendo sus labios en silencio.

Goblin Slayer había visto esto muchas veces, así que pudo leer sus labios. Era el nombre de un Dios.

También entendió inmediatamente porque ella no hablaba. No podía verse en su boca lo que necesitaba para ello.

Incluso sus pequeñas manos, clavadas como estaban, no podrían volver a sostener nada con sus dedos en ese deplorable estado.

Goblin Slayer gruñó en voz baja. Murmuró el nombre de alguien. No fue consciente de ello.

“¡¡Aventureros!!”

En ese momento, una voz rugió como un relámpago y sacudió la atmosfera circundante.

En ese momento Goblin Slayer dirigió su atención al gigante al frente de la marcha.

No era un goblin.

De alguna manera, claro…… sí, ese era un monstruo con el que había luchado antes.

“¡¡Sí aprecian la vida de estas chicas, se mostrarán ante mí sin huir y esconderse!!”

Él primero se enfocó observarlo.

Arma ── martillo de guerra. Constitución física ── mayor que un nómada. Forma de caminar ── desordenada. (NOVA: Decía hob, que es la abreviación de Hobo, que significa nómada o vagabundo, se refiere a un hobgoblin.)

Forma en que da órdenes a los goblins ── irritado. Numero de goblins, equipo de los goblins.

No hacía falta pensar en la intención del enemigo.

Lo que debía pensar era en cómo afrontar dicha intención.

“¡Esperaré hasta que el sol llegue al cielo! ¡¡De lo contrario les espera un destino tan horrendo que maldecirán a sus Dioses!!”

Goblin Slayer alcanzó a ver a la chica bajar la mirada y derramar nerviosamente sus lágrimas.

El monstruo también la vio y torció los labios mostrando sus colmillos de una manera intimidante.

“¡¡El dolor de nuestro hermano mayor asesinado por ti, lo conocerás bien!!”

Goblin Slayer frunció el ceño debajo de su casco de metal. Hermano. Lo buscó en sus recuerdos. No lo recordaba.

“¡Vamos! ¡¡Síganme!!”

Gritó el monstruo, y la marcha lo siguió, mientras él pateaba a los goblins que estaban a sus pies.

Supongo que los llevará a desfilar por el pueblo.

Bien. Goblin Slayer murmuró. Debería estar bien. Él volvió rápidamente al pozo.

“¿C-cómo te fue……?”

Cuando se sumergió en el agua, sin realizar ni una salpicadura, la Vaquera le hizo esa pregunta mientras se abrazaba las rodillas.

Una ansiedad, que no podía ocultar, se mostraba en la forma en que temblaban las burbujas que flotaban a su alrededor.

Esa potente voz. No había forma de que ella no pudiera escucharla desde dentro del agua.

“Rehenes. Una advertencia. Escudos…… No es un peligro inmediato mientras estemos aquí.” Goblin Slayer eligió cuidadosamente sus palabras. “No es algo propio de los goblins. Pero se parece mucho.”

El cuerpo de la Vaquera se sacudió repentinamente.

Ella sabía que los goblins que atacaron su granja habían preparado tales escudos.

Goblin Slayer comenzó a examinar su propio equipo.

Ya que permanecería mucho tiempo bajo el agua, su equipo estaría completamente empapado. Así que cuando subiera tendría que prepararlo adecuadamente antes de entrar en acción.

Si su equipo se congelaba antes de atacarlos entorpecería sus movimientos, eso era todo.

Será lo mismo para ella. Goblin Slayer dijo despreocupadamente.

“Cuando subas, limpia tu cuerpo y seca o exprime tu ropa. O te congelaras.”




“S-sí……”

Sus palabras de asentimiento fueron débiles.

Sus ojos se movían preocupadamente de izquierda a derecha, y mostraban más miedo y confusión que sus palabras.

“No te preocupes.” Dijo Goblin Slayer, sin una pizca de duda en su voz. “Te mantendré con vida y te llevaré a casa.”

La Vaquera asintió con una forzada sonrisa.

4.8 6 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
2 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios