Mushoku Tensei: Isekai Ittara Honki Dasu (NW)

Volumen 8

Capítulo 67: El Principio de mi Primer Día en la Universidad

 

 

La Universidad de Magia de Ranoa es la mayor escuela de magia en todo el mundo. Está financiada por el gremio de magia y el Triunvirato Mágico, y presume de poseer uno de los mayores terrenos dedicados a la enseñanza de las artes mágicas. Además, solo en este centro, están inscritos actualmente más de 10 000 estudiantes.

El actual director es uno de los directivos del gremio de magia, y es conocido como George, Wind King.

Publicidad M-AR

Aunque se clasifica a esta universidad como una escuela de magia, los profesores que imparten las asignaturas poseen años y años de experiencia y conocimiento en otras áreas, por lo que en realidad, se puede aprender cualquier cosa en este centro.

Además, admiten gente de cualquier raza, edad y estatus social; a diferencia de otros centros que aun prefieren abstenerse de relacionarse con algunas razas, como las demoníacas. Por este motivo, en este lugar se pueden encontrar razas casi nunca vistas en el continente central, de distintas tribus demoníacas, así como miembros de las temperamentales razas ferales. Todos ellos, conviviendo con descendientes de la nobleza, que se encuentran en estos terrenos por su afán de progresar o por verse exiliados debido a luchas por el poder en sus tierras.

Otros tipos de estudiantes que asisten a esta universidad son personas que sufren de alguna maldición o de hijos de la aristocracia que por ser problemáticos, sus padres han tenido que enviarlos a esta institución.

Las únicas razas de las que no hay ni un solo miembro registrado en este centro son la celestial y la oceánica.

Y aun quedan otros ejemplos dispares de alumnos de esta institución, en este caso, aquellas personas con una extraña cantidad de maná en su cuerpo, personas con una relación especial con la magia y hasta personas que buscan solucionar un problema originado por la magia.

Publicidad Y-M1

Corren rumores de que en una ocasión, cuando el gremio de magia intentó buscar apoyos en el resto del mundo, hubo una pequeña trifulca. El motivo de esta fue, que el reino de Asura, sabiendo que si alguna otra potencia obtenía acceso a los materiales y herramientas del gremio de magia, se verían fuertemente presionados a la hora de competir contra ellos.

Por este motivo, el reino de Asura hizo varios apoyos financieros al gremio para conseguir formar lazos amistosos entre las 2 comunidades.

Por otro lado, el Imperio Sagrado Milis posee una orden de caballeros llamada la Orden del Templo cuyas directrices chocan abiertamente con las de este centro. Pero debido a la lejanía entre las 2 ciudades, Milis-Sion no tiene razón aun para levantar las armas contra la Universidad de Magia.

Otro aspecto importante es que el tiempo medio que tardan los estudiantes en graduarse en este centro es de 7 años, siendo el máximo de 9; aun teniendo en cuenta esto, existe la posibilidad de continuar como estudiante por tiempo indefinido si se están realizando investigaciones prolongadas con el permiso del gremio de magia.

Esto lleva a que en el campus haya unos dormitorios inmensos de 5 plantas de altura cada uno, y el alojamiento es gratuito; aunque es posible asistir a las clases desde una residencia situada en la ciudad en la que está situado el campus. No obstante, por lo general los estudiantes prefieren alojarse en la residencia que ofrece el centro.

Me informaron de que ya habían preparado una habitación en la que alojarme, por lo que fui a llevar mis cosas, y comprobé que mi habitación se encontraba en el segundo piso, con una puerta bastante sencilla, siendo una habitación de 6 tatamis con una litera, mesa y silla.

Es habitual que la habitación la compartan entre 2 personas, pero a los Estudiantes Privilegiados se les otorga un uso individual de las mismas.

En realidad me hubiera gustado tener compañero de habitación… pero no importa. No vine aquí para hacer amigos.

Los aristócratas tienen permitido pagar una suma adicional para instalarse en habitaciones de mayor tamaño y mayor seguridad, pero no me pareció necesario en mi caso.

No he llevado una vida como para ir temiendo por mi vida.

El aseo se encuentra en el pasillo, y me sorprendí cuando vi que tenía un sistema de higienizado similar a tirar de la cadena en mi anterior mundo.

El sistema funciona de tal forma que, yo recojo agua de un cubo junto al baño y lo echo en un cuenco que hay pegado a la letrina. Una vez llena, tiro de una palanca que acciona un mecanismo que hace que el agua sucia vaya por una cañería hacia el sistema de alcantarillado.

Claro está, yo no necesito traer agua de ninguna parte, porque puedo crearla con magia; pero parece ser que hay turnos para ir renovando el agua del cubo, cosa que no tengo que hacer debido a que soy un Estudiante Privilegiado.

También tengo que mencionar que me entregaron un uniforme escolar.

A los hombres les entregaron un traje con chaqueta, y a las mujeres un traje de marinera a juego.

¡Y si puedo dar mi opinión, he de decir que es un diseño adorable! Y eso que por lo que he escuchado, este año es cuando han puesto el uniforme en la Universidad… Pero siguiendo esa lógica… Para las clases de gimnasia las chicas deberían llevar Bloomers.

Por desgracia, en esas clases utilizaban mantos también, pero no me dieron más información.

Parece que nadie aquí entiende la importancia de los Bloomers.

Pero dejando eso a un lado, hasta a las personas con pocos fondos se les entrega un uniforme de los de menor calidad.

«Entonces… ¿cómo me queda?»

Elinalise está frente a mí dándome un pase de modelos para mostrarme sus nuevas adquisiciones. Y debido a su largo y llamativo peinado con forma de tirabuzones enormes que le caían bastante por debajo de sus hombros, la impresión que me daba era como el de una chica haciendo Cosplay.

Pero es cierto que el uniforme le sienta bastante bien… Pero conociendo a Elinalise-san… no puedo verlo de otra forma que está haciendo Cosplay o RolePlay…

«Quizás deberías acortar un poco la falda, así te sería mucho más sencillo ir de caza… Imagino que lo ideal sería dejarla a una altura en la que casi se te vea la ropa interior.»

Le aconsejo esto y Elinalise no pudo evitar mirarme como si su rostro quisiera decirme ¡Eres un Genio!.

«Pero, ¿si la dejo así de corta no pasaría demasiado frío?»

«Supongo que si acompañaras la falda con unos calcetines largos que llegaran hasta tus muslos solucionarías ese problema.»

«¡Increíble, jamás se me habría ocurrido! ¡Ludeus, eres un verdadero genio!»

Mientras Elinalise me decía esto, comenzó a ir doblando la falda en su cintura hasta que se pareció más a las faldas de las estudiantes de Instituto de mi anterior mundo. Tras hacerlo, dio una vuelta sobre sí emocionada y con el vuelo de la falda dejó vislumbrar sus bragas unos instantes.

Yep… Como imaginaba, al uniforme encaja perfectamente con Elinalise y su Ropa interior de Batalla.

***

 

 

Armado con mi nuevo uniforme, me dirigí a la ceremonia de ingreso.

Vaya, incluso en un mundo diferente resulta que existen estas ceremonias…

Los estudiantes recién matriculados son reunidos en el frío patio de la Universidad, aunque como era de esperar, no hay tanto orden como en Japón. Algunos estudiantes parecen escuchar el discurso del director prestándole toda su atención, mientras que otros parecen totalmente indiferentes al mismo.

También hay varios que se conocían de antes que se han ido a un lado a hacer corrillos para charlar.

Si esta fuera una escuela japonesa, en situaciones como esa aparecería el jefe de estudios o el subdirector vendría corriendo a poner orden…

El director continúa su discurso ajeno a estas personas y dirigiéndose a los distintos individuos que le escuchan cuyos orígenes son variopintos. Lo hace desde una plataforma construida con el fantástico y sobre explotado ladrillo anti-magia que hay por todo el campus.

«Señoras y señores, durante innumerables años, aquellos aclamados como Magos han sido menospreciados por los que se hacen llamar Espadachines. Y Ciertamente, el arte del combate que el Dios del Filo Celestial creó puede que llegue a reinar como el más mortífero. ¡No obstante! ¡La Magia es otro reino y posee su propia forma de supremacía! Ya que, al fin y al cabo, el combate es una herramienta para la muerte; mientras que la magia no, la Magia es la herramienta para el futuro, ¡y ese futuro está en manos de los Magos! Unidos e intercambiando ideas, podemos construir los pilares del futuro, ampliando nuestros horizontes y conseguir así recuperar las artes mágicas perdidas en siglos de historia para llegar a un nuevo mundo de…….»

Elinalise, al igual que yo, tan solo estábamos de pie en silencio escuchando el discurso.

Pero vaya, ya sea en este mundo o en el otro, los discursos del director siempre son largos… Pero vamos, no entiendo como tantas personas están pendientes del discurso con caras de concentración. ¿Tanto les está motivando el discurso para la creación de un mundo solo para magos?… No, no lo parece… Ah… ¡Están atentos para ver si el director conseguirá o no sujetar su peluquín durante todo el discurso sin que se le salga volando!

Elinalise por su parte, parece estar examinando los alrededores echándole un ojo a todo hombres que entre dentro de su campo de visión.

Diría que está teniendo problemas decidiéndose por uno…

«….Eso es todo, señoras y caballeros. ¡Que vuestro futuro con la magia sea brillante y avance por el camino correcto!»

Por fin el director terminó su discurso con palabras genéricas, aunque no hubo coro del himno de la Universidad al final.

Seguramente porque no tengan ningún himno de la Universidad… y eso que existe un himno nacional, aunque no lo recuerdo.

«A continuación, les ofrecerá un discurso la presidenta del consejo de estudiantes.»

Tras esas palabras, dichas con la voz del subdirector Jinas, un grupo de 3, 1 chica y 2 chicos, subió al podio.

La chica que presidía el grupo tenía un precioso y largo pelo rubio, que había sido peinado en una enorme trenza. Su uniforme era igual al nuestro, aunque con un toque más imponente y lujoso; emana de ella un aura de dignidad y grandeza por sus gestos y forma de avanzar hacia el podio.

Hay una gran diferencia entre esa Ojou-sama y la impostora que hay a mi lado… Aunque claro, la postura de Elinalise parece decir No tienes oportunidad’, así que las apariencias engañan.

«Oh, ¿no es ese el jovencito al que hiciste llorar el otro día, Ludeus?»

Elinalise se dirigió a mí mientras observaba a los 2 acompañantes de la Ojou-sama; en concreto, al chico de pelo blanco que llevaba puestas unas gafas de sol. Se trataba de Fitts, que mientras avanzaba por el escenario se mantenía atento a cualquier cosa que pudiera ocurrir.

Al otro chico que les acompaña no le conozco de nada, aunque supongo que es algo mayor que yo. Tiene el pelo algo largo de un tono castaño peinado hacia atrás y lleva una espada claramente desgastada del uso colgada en su cinto, así que diría que no es un mago, sino que más bien, por cómo se mueve, es un espadachín.

Aunque por encima de todo, su aspecto más llamativo es que es un Ikemen. Según mis estudios en el continente central sobre aspectos necesarios para que te consideren un Ikemen, la faceta de hombre masculino y fuerte es la más popular. Básicamente, las personas con una cara como la de Paul son populares… aunque es cierto que el tipo ese se parece MUCHO a Paul.  (NT: IKEMEN, Palabra japonesa para referirse a un cara bonita, aunque con un doble sentido de Chico Perfecto (Guapo, inteligente, atlético…)).

Y por cierto, resulta que mi físico no está mal tampoco, pero por lo visto, la forma en la que sonrío asquea a quienes la ven… Solo Elinalise ha elogiado mi increíble y masculina sonrisa.

Cuando llegan al podio, los más jóvenes de la sala se ponen a cuchichear, llenando la zona con susurros.

«¿Eh? ¿No es esa Ariel-sama…?»

«Entonces… ¿ese de al lado es Fitts, el silencioso

«¡Kyaa~! ¡Es Luke-sama!»

Publicidad Y-M1

Parece que son… famosos, al menos, casi todas las estudiantes femeninos están dejándose llevar y soltando grititos de emoción.

¿Quizás el doble de Paul es ese Luke del que hablan?

Las chicas emocionadas sueltan estos ahogados Kyaaa~ Kyaaaa~ por el chico en cuestión, y este les responde saludándoles con la mano.

Pues sí que es popular el tipo… Tcht… qué mal me está cayendo el sucio clon de Paul con nombre de actor de películas porno.

«Vaya, qué hombre tan apuesto.»

Y parece que es del agrado del ojo observador de Elinalise.

«¡Silencio! ¡Ariel-sama va a hablar!»

La orden de Luke (aun por confirmar) hizo que todo murmullo cesase.

He de aplaudirle por no necesitar usar un megáfono en una situación como esta.

La chica que comandaba el grupo esperó en el podio a que el ambiente se calmara lo suficiente para ponerse a hablar.

«¡Soy Ariel Anemoi Asura, la segunda princesa del reino de Asura, así como la presidenta del consejo de estudiantes de la Universidad de Magia de Ranoa!»

Su voz contundente me llegó al alma, atravesando mis tímpanos y adormilando mi cerebro…

Guau… ¿será lo que llaman una persona con carisma sin igual? No hablamos de ser atrayente… es que con solo oírla hablar me siento mejor y más relajado.

«Os habéis reunido en este lugar de todos los confines del mundo, llenando esta universidad de muy diferentes puntos de vista; pero aquí, en la Universidad de Magia, el modo de vida es distinto al que hayáis tenido hasta ahora en vuestros países de origen.»

El contenido de su discurso era básicamente el grueso de normas escolares, con detalles como sobre que aquí las cosas se hacen de manera diferente y que hay que respetar las reglas de este lugar. Pero la forma en la que lo dijo hizo que sus palabras calaran en los oyentes.

Tiene razón, las reglas hay que seguirlas….

Pero aunque esta sea la base social japonesa que tanto se había grabado en mi mente, no parecía que quisiera hacerle caso por eso, sino porque de verdad creía en sus palabras.

«…Ahora que entendéis esto, espero que disfrutéis de una agradable vida estudiantil.»

En el momento que Ariel finalizó su discurso se despidió y se bajó del podio. En ese momento, la mirada de Fitts se cruzó con la mía, por mucho que llevara gafas de sol y no pudiera confirmarlo, pero sentía que así era.

Su mirada era penetrante.

Publicidad M-M1

Mierda…. creo que debería ir corriendo a comprar esa caja de pasteles de una vez…

***

 

 

Tras la ceremonia de entrada, me despedí de Elinalise y me dirigí a una clase, la tutoría mensual obligatoria para Estudiantes Privilegiados que se celebra 1 vez cada mes.

Por lo que he escuchado, contándome, hay tan solo 6 Estudiantes Privilegiados este año… Y hasta me pidieron que evitara meterme en líos con ellos… pero no hacia falta decirme algo tan obvio, no tengo la intención de discutir o pelear con nadie. Simplemente me desentenderé de todo lo que suene a molesto o problemático.

Conforme pensaba en esto, llegué al último de los 3 edificios escolares que se encuentran alineados en esta parte del campus. La clase a la que me dirijo se encuentra al final del pasillo de la tercera planta, y para orientarme, hay una línea marcada en el suelo con la que indican como llegar a la clase para Estudiantes Privilegiados.

Por lo alejada que está, diría que la han querido aislar a propósito. Pensé que siendo un Estudiante Privilegiado me darían total libertad para moverme por el campus, pero quizás es lo contrario… Quizás el hecho de ser un Estudiante Privilegiado infla demasiado el orgullo de estos y les lleva a armar jaleo, y que para evitar esto, hacen lo posible para evitar que se relacionen con el resto de estudiantes…. Bueno, viendo como los llamaron Privilegiados, tendré que confiar que de verdad lo son, en lugar de otro tipo de Especial.

Perdido en esos pensamientos, no tardé en llegar al aula cuya placa tenía escrito Aula para Estudiantes Privilegiados.

Por algún motivo y por cómo van las cosas… algo me hace imaginar lo peor…

Sin sobresaltos, abro la puerta y entro en el aula sin hacer mucho ruido.

Esta clase… me parece familiar…

Aunque con la ventana cerrada, la iluminación en la sala era hasta intensa para ver el interior sin problema.

La pizarra y el escritorio del profesor no son lo único que me recordaba a las clases de mi anterior mundo, sino que además, los pupitres de madera están alineados en filas y columnas rellenando toda la habitación.

Hay 4 asientos ocupados en toda la aula; en primera fila, hay un chico sentado leyendo un libro… seguramente estudiando. Lleva un peinado bastante impresionante en el que su pelo castaño oscuro oculta completamente sus ojos.

El chico me observa por un segundo y no tarda en dejar de interesarse en mí.

Sentadas al final de la sala, 2 chicas ocupan los asientos pegados a la ventana; las 2 son de la raza feral. Una de ellas está mordisqueando el que parece una chuleta de carne con aun partes de hueso, la que me mira desconfiada; un aspecto llamativo es que es de la raza canina de los a’Dordia.

La otra chica me observa, con sus pies apoyados sobre la mesa y recostada en su silla, con las patas delanteras en el aire y las manos a modo de cojín para la cabeza; esta de la raza felina de Dordia.

Al ver a estas 2, me han recordado a la pareja de niñas chicas de la aldea Dordia… ¿cómo se llamaban? Recuerdo que eran unas niñas encantadoras, aunque estas 2 parecen mucho más problemáticas, ¡parecen unas Kogal!

Y el último era un joven que conocía de antes. Tiene una cara alargada y gafas… si le hubiera conocido en mi anterior mundo, le habría puesto de mote Spock; además, este chico llevaba ya un rato que me observaba con la boca abierta.

Sin cambiar su expresión, se levanta en un momento lanzando su silla hacia atrás y viene hacia mí.

Como acto reflejo, activé mi ojo místico que me hizo conocer lo que iba a suceder.

CATACRASH

«Shi…….¡SHISHOUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUU!»

Publicidad Y-M3

Viéndose bloqueado por la mesa, la agarró y la lanzó por los aires fuera del camino.

La mesa lanzada continuó avanzando agitando las demás que había en un lateral como si fuera una pequeña avalancha; y todas y cada una de las que encontró en su camino acabaron encontrando un destino similar.

Su velocidad no se detiene y me arroya, lanzándome disparado hacia atrás.

«¡CAÑÓN PÉTREO!»

BANG

La bala impacta de lleno.

«¡Shishouuuuuuuuu!»

La piedra lanzada con fuerza dio de pleno en su cara y rebotó cayendo al suelo con un seco TUP, mientras que Zanoba, por su parte, ni se inmuta, aunque al menos, parece que el ataque ha causado suficiente impresión como para sacar a este hombre hecho y derecho de su estupor.

Ver para creer… ¿Esto es lo que significa ser un Miko?

Contrario a mis expectativas, el tipo me agarra por la cintura y me levanta sin dificultad agitándome en sus brazos.

«¡Waaa! ¡Quieto, para, calma, RELAX, para de una vez!»

Estaba preparándome mentalmente para el casi seguro futuro impacto con el techo, pero de forma inesperada, me depositó sano y salvo en el suelo.

«¡Shishou! ¿Te has olvidado de mí? Soy yo, ¡Zanoba!»

Mientras Zanoba mostraba una enorme sonrisa en su rostro, con cuidado me dio un fuerte abrazo.

¿Y yo qué soy? ¿Tu esposa a la que no ves tras varios años de estar en la guerra? ¡Deja de agitarme de esa forma! ¡Es vergonzoso y me haces temer por mi vida!

«J-jajaja… ¡¿Cómo voy a olvidar a mi discípulo?! Pero ahora, quiero me sueltes con cuidado, me estás asustando.»

En este lugar se encontraba el tercer príncipe de Shirone, Zanoba, el Príncipe de la Masacre, o Descorcha-cabezas.

***

 

 

Bajo la típica escusa de Estudiar en el extranjero, hicieron a Zanoba ir a la Universidad de Magia de Ranoa por un tiempo.

En pocas palabras, no tener controlado a un poderoso Miko es el equivalente a sufrir una maldición.

La Universidad por su parte no tiene necesidad de rechazar al príncipe siempre y cuando no cause ningún alboroto excesivo. Además, dentro del gremio de magia, existe una sección encargada de la investigación de Maldiciones y Bendiciones; y para ellos un Miko o Niño Bendito es una existencia de gran valor.

Por este motivo, Zanoba fue aceptado en la Universidad bajo el título de Estudiante Privilegiado, y a cambio de ser una Muestra, se le permitió asistir a las clases que viera oportunas. Y siendo esta la capital de la magia, con la que yo le había enseñado que se podían construir figuras, la solución fue de interés para ambos.

«Tomándole a usted como meta, Shishou, cada día he estado entrenando magia de Tierra.»

Oh, Zanoba… Menudo discípulo tan ejemplar estás siendo.

Publicidad M-M5

«¿De veras? Veo que estás a la altura de las expectativas, siempre avanzando. Cuando me asiente en este lugar, iré a hacer esculturas contigo.»

«¡Me encantaría!»

Zanoba con una enorme sonrisa en su cara, asintió al oír mis palabras.

Qué majo es… y mira que siempre me saca el tono Overlord cuando actúa como mi propio minion. Pero vamos, me acuerda a como actuaba yo con mis senpais en mis años de Secundaria… A las ansias con las que hablaba de todo aquello que hacía y lo orgulloso que me sentí cuando pude montar mi propio PC clónico.

«Aunque, teniendo en cuenta que estamos en una escuela, ¿no sería mi senpai, su Alteza? ¿En qué curso estás ahora mismo?»

«Estoy en segundo año, aunque, jajaja… no me llame su Alteza o senpai, sino Zanoba. Ya que siendo mi maestro en el arte de las figurillas, yo le seguiré llamando Shishou, como es lo propio.»

«Zanoba.»

«¿Sí, Shishou?»

Es difícil explicar como me siento mientras charlo con Zanoba, pero creo que esta conversación lo expresa bien.

BANG

En la clase se pudo escuchar el sonido de un golpe, e involuntariamente, me giré para ver el origen de este.

El sonido provenía del lugar en el que estaban sentadas las chicas ferales, y la que antes tenía sus 2 pies sobre la mesa, ahora tenía tan solo uno; y como iba vestida con falda, había una zona secreta que casi se podía vislumbrar.

«Vosotros 2, me estáis dando asco-nya.»

¡NYA! Nya…… Los de Dordia decían nya en sus frases… Y Eris también… no, no quiero recordar eso ahora; recordar a Eris solo me irrita.

«¡Eh, Zanoba y el otro! ¡¿Por qué demonios estáis armando tanto alboroto?!»

«Rinia-dono, se trata de la persona de la que ya os hablé, mi Shishou…»

«¡¿Cuándo he prestado atención a algo que me hayas dicho, eh?!»

PAM

La chica gato estaba claramente molesta, y hasta dio una patada con el talón en la mesa que lo tenía apoyado, de forma bastante sonora.

Mushoku Tensei Volumen 8 Capítulo 67 Novela Web

 

«¡Zanoba! ¡Ven aquí, ya! ¡Me has entendido, ¿no?! ¿Entiendes lo que te digo? ¡¿Eh?!»

La expresión de Zanoba se endurece.

…. ¿Será posible que la chica está le está haciendo…. bullying a Zanoba? Hablamos de Zanoba… Si de verdad le está haciendo bullying debe ser bastante fuerte… ¿Será algo así como lo que ocurre en los institutos americanos con los deportistas y los nerds?

«¡Si me has entendido, trae a ese tipo de una vez!»

Tras dudar por un instante, Zanoba me agarró por el manto y tiró de mí con delicadeza.

«Discúlpeme, Shishou….»

«No es necesario que te disculpes, no es un problema.»

Acabé llegando frente a la chica con orejas de gato, y cerca nuestra estaba su amiga con orejas de perro. Las 2 se pusieron a observarme de arriba a abajo y clavarme sus miradas.

Si esto me hubiera pasado hace unos años, mis piernas estarían temblando solo con sus miradas; pero solo con esto no me asustan en absoluto….

…. ¿Debería decir algo? Llevan un rato calladas… y empiezo a sentir algo a parte de las miradas, parece que emiten como sed de sangre. Aunque les falta mucho para conseguir imitar la que emitía Ruijerd.

«Gracias por invitarme y encantado de conoceros, soy Ludeus Greyrat. De hoy en adelante estaré bajo vuestro cuidado, así que haré lo posible por no molestaros en vuestros asuntos. Espero que nos llevemos bien.»

Hice una inclinación de 90º siguiendo el estilo japonés.

Lo mejor para acallar o perder el interés de niños problemáticos es actuar con total formalidad frente a ellos.

El motivo de esta actitud es que bajo ningún concepto quiero acabar teniendo nada que ver con ellas. Aunque mis acciones hicieron que Rinia se riera de mí.

«Vaya, es imposible odiar a una persona tan servicial como esta-nya. Soy Rinia de Dordia, de 5º curso. Puede que no lo parezca, pero soy la hija de Gyges de Dordia, el jefe de la aldea Dordia-nya, por lo que pronto seré la nueva cabeza de familia-nya. Hasta entonces, simplemente estoy encargándome de unos asuntillos por aquí-nya.»

No sé qué asuntillos puede tener la aldea Dordia en este lugar… pero vaya, la hija de Gyges. Ahora que lo dice, ¿no me contó que su hija mayor estaba estudiando en otro país? ¿Resulta que era aquí? Qué recuerdos…

«¡Ah, ya veo, pero vaya, ¡me alegra muchísimo el verte aquí! ¡Cuando estuve en la aldea Dordia acabé debiéndole mucho a Gyges-san! ¡Y pensar que me encontraría con la hija de mi salvador en un lugar como este! ¡Y también está Gustav-san, al que también le debo muchísimo por mi estancia en la aldea, tu abuelo me dejó una casa donde alojarme hasta que terminara la época de lluvias!»

«O–Oh… así que… ¿Conoces a mi a-abuelo…?»

Mientras estuve hablándole casi como una ametralladora, Rinia me miraba con los ojos muy abiertos.

Por cierto, aunque ahora ya sea algo trivial, cuando antes le dio una patada a la silla dejó ver con claridad ese lugar secreto de antes. Son azules.

La nariz de la chica que estaba sentada al lado nuestra comiendo carne se agitó ligeramente como olisqueando, tras lo que frunció un poco el ceño.

«Huele a…»

Fue inesperadamente descortés su comentario.

¿Acaso dices que huelo mal?

Aun así, no dejé que esta ofensa se mostrara en mi cara y la saludé como es debido.

«Disculpe, ¿podría decirme su nombre, senpai?»

«…………… Es Pursena, del mismo sitio y año que Rinia.»

«Así que Pursena-san, ¡Qué nombre tan bonito! ¡Espero llevarme bien también contigo!»

Se tapó la nariz con la mano y apartó la vista.

Publicidad M-M2

«… Dafaq-nano.»

…¿Eso no ha sido un tanto malhablado? Jum… cuando una jovencita habla de esa forma, el viejo verde que hay en mí se anima más de la cuenta. Pero bueno, lo importante es que mi ataque preventivo parece haber sido un éxito; quiero pensar que con esto evitaré involucrarme en situaciones excesivas de ahora en adelante.

***

 

 

Tras sentar las bases con esas 2, seguí charlando con Zanoba un rato notando que me observaba de manera extraña. Y cuando nos dejaron tranquilo, me susurró al oído.

Publicidad Y-M1

«Shishou, ¿qué motivo tenías para inclinarte y rebajarte hasta ese punto por esas 2?»

Entiendo lo que quieres decir, pero…

«…Querido discípulo, es algo esencial el evitar todo enfrentamiento innecesario entre estudiantes.»

«Por… ¿Por ese motivo? …. Si es lo que quieres decir, Shishou, tu discípulo se abstendrá de decir más al respecto.»

Zanoba asintió no muy convencido.

No sé qué le habrán hecho, pero si vuelven a hacerle bullying a MI discípulo, le protegeré como es debido. Di NO al Bullying, o al menos yo no pienso permitirlo.

«¡Eh, tú!»

Mientras pensaba en esto, alguien me llama a mi espalda.

«¿Sí? ¿Qué quería?»

Al girarme, el chico que antes vi sentado en primera fila con el flequillo cubriéndole los ojos se había puesto de pie y aunque no estoy seguro, creo que me estaba mirando fijamente.

«Tú, en esa conversación de antes, ¿dijiste que te llamabas Ludeus?»

«Sí, me llamo Ludeus Greyrat. Encantado de conocerle, senpai, espero que nos llevemos bien.»

El chico se quedó completamente confundido al verme saludarle e inclinarme ante él como buen ex-japonés.

«Cliff Grimoire, el mago prodigio.»

…. ¿Ha dicho mago prodigio…? Vaya, increíble… ¿No sabía que los prodigios iban llamándose de esa forma a ellos mismos? ¿No le da vergüenza?

«Que sepas que en tan solo 2 años he conseguido llevar todas las escuelas ofensivas a nivel Avanzado; y mi nivel en las escuelas de Curación, Restitución y Exorcismo ya poseían de antes este nivel. Lo único que me falta por llevar a nivel avanzado es mi magia de Protección, que aun está en nivel Iniciado, aunque pronto llegaré a Intermedio. Es una lástima que en esta universidad no hayan mejores profesores de esa materia.»

Publicidad Y-M1

«Vaya, es bastante impresionante.»

Lo elogié de forma honesta, hasta el punto de aceptar el hecho de que se llame a sí mismo prodigio.

No me quiero imaginar el esfuerzo necesario para llevar 7 escuelas de magia al nivel Avanzado en tan solo 2 años… En mi caso, mi nivel en magia Curativa es solo de nivel Intermedio, y en Restituyente tan solo Iniciado.

Aun teniendo en cuenta que siempre supe que habría alguien mejor que yo, no puedo negar que sigue siendo algo impresionante el verlo en persona. ¿Habrá más como él en este aula para Estudiantes Privilegiados? ¿Y será que mi orgullo no ha sufrido daños porque poseo el nivel Santo en magia de Agua?

«Senpai, ciertamente eres sorprendente si puedes llevar aunque sea las 4 escuelas ofensivas a nivel Avanzado.»

«…Tcht… No es algo por lo que entusiasmarse tanto.»

Cuando le elogié con total honestidad, Cliff de improviso chasqueó la lengua y se puso de mal humor. Me agarró por la solapa de la ropa, sin que pudiera notar verdadera intensidad o fuerza, y me clavó su mirada; aunque claro, siendo yo más alto que él, tuvo que alzar la vista, por lo que la escena pierde impacto.

«¿A parte de magia, no te manejas también con la espada?»

«¿Eh? Sí, bueno… tengo cierto interés en esa área.»

Es cierto que llegué a ganar el título de Experimentado del estilo del Filo Celestial… pero he olvidado todo lo que sabía del Cauce. Además que mi entrenamiento matinal con la espada es más una forma de entrenamiento físico que verdadero entrenamiento para combate, además que tampoco he usado realmente técnicas de espada en ningún combate real; así que simplemente me interesan los estilos, pero poco más.

Siendo claro, Eris, Ruijerd y el resto de espadachines, son capaces de aprovechar el truco para reforzar el cuerpo con Touki para el uso de las verdaderas técnicas de espada; y yo, por mucho que lo intente soy incapaz de averiguar como usarlo, por lo que se podría decir que me he rendido en mejorar más en ese ámbito. Aun así…

«¿Quién te habló que también manejaba una espada?»

«…Fue Eris-san.»

Esa revelación me dejó enormemente impactado.

…. ¿Ha visto a Eris en estos últimos 2 años? Aunque la verdad no me imagino a Eris viniendo a la Universidad de Magia…

«¿Acaso Eris está también asistiendo a esta universidad?»

«¿Uh? ¿Qué motivo tendría para estar aquí?»

La respuesta de Cliff fue increíblemente seca y fría.

Como imaginaba, el hecho de que Eris asista a estas alturas a clases de cualquier tipo es más bien poco probable.

«Esto… ¿Senpai, podría decirme dónde vio a Eris?»

«…..»

No respondió a mi pregunta, sino que tan solo se quedó observándome.

¿He dicho algo raro…? Ah… es posible que hace algún tiempo Eris le diera una paliza por algo a este chico… Perdón, disculpe la actitud de nuestra Eris, lo lamento muchísimo.

«Esto…. ¿Acaso por casualidad no le dijo algo más sobre mí, senpai?»

Al escucharme, la actitud de Cliff cambió a lanzarme una mirada enfadada mientras fruncía el ceño, mirándome por encima del hombro.

«Jum, dijo que eras enano.»

«….Y-Ya veo… Así que dijo que era enano…»

Casi me echo a llorar.

¿Entonces me abanodonó definitivamente debido a esa noche? Y encima que lo haga buscando a alguien con un miembro más grande que el mío….

«B-Bueno… se podría decir que en estos 2 años desde que nos separamos, he crecido en varios aspectos.»

«¿Eh? ¿Que te separaste de Eris-san?»

«¿Hm?»

Siento que hay algo que no encaja del todo en esta conversación… Algo anda mal.

Pero antes de que pueda confirmar de qué se trata, Cliff continúa.

«Ah, tiene sentido después de todo, en el fondo, alguien como tú no encaja bien con alguien como Eris-san, ¡¿Me equivoco?!»

Esa frase se me clavó como una flecha en el corazón. Cliff por su parte simplemente resopló por la nariz y volvió sin darme más importancia a su asiento.

Voy a tener que andarme con ojo con Cliff…

***

 

 

Poco después, el profesor entró en el aula, me hizo presentarme delante de todos y decir algunas cosas sobre mí, tras lo que la tutoría concluyó. Aunque uno de los estudiantes no apareció en ningún momento.

«¿Ara? ¿No se suponía que había otro Estudiante Privilegiado

Le hice esta pregunta a Zanoba, que respondió negando con la cabeza.

«Silent-dono está exento de asistir a las tutorías mensuales.»

«¿Por qué motivo?»

«Ni yo mismo estoy al tanto.»

El último Estudiante Privilegiado es conocido como Silent. ¿Acaso será un ninja y podrá usar técnicas como el KageJutsu?

«Ese Silent también será alguien impresionante, ¿no es así?»

«Todo el mundo sabe que Silent-dono es quien está detrás de ciertos cambios en la Universidad en el último año. Por ejemplo, ampliaron el menú que ofertan en la cafetería, comenzaron a crear nuevos objetos mágicos y hasta estos uniformes son cosas que ha instaurado Silent-dono. Me han llegado rumores de que quien solicitó que la admitieran en la Universidad es uno de los 7 Campeones Mundiales, y que por eso recibe tanto trato de favor.»

Escuchando la explicación de Zanoba, en mi mente apareció una imagen mental de Silent clarísimamente idéntica a un Científico Loco con su bata blanca, llevando sus tubos de ensayo en la mano y con un vaso de precipitados del que emana un humo verde; de estos que aunque a menudo tenga buenas ideas, suele hacer sentir inquieto a quienes le observen.

«Por lo general, Silent-dono se recluye en su laboratorio, aunque antes o después habrá algún motivo para que acabe presentándose ante usted, Shishou.»

Zanoba dijo esto como si fuera lo más normal del mundo. Y por cierto, resulta que Silent es un estudiante de tercer año.

Publicidad G-AB




Otro senpai… tendré que actuar de forma humilde cuando le conozca.

***

 

 

De esta forma, conseguí sobrevivir de forma exitosa a mi primera clase como Estudiante Privilegiado; aunque como el número de personas a mi alrededor iba en aumento, me vi obligado de organizarlo todo en mi cabeza.

Primer Año Ludeus (Mago Hentai) Elinalise (Elfa en Celo)
Segundo Año Zanoba (Otaku de las Muñecas con Super-Fuerza) Cliff (Mago Prodigio)
Tercer Año Silent (Científico Loco y Misterioso)
Cuarto Año Ariel (2ª Princesa del Reino de Asura) Fitts (Cabello Blanco con Gafas de Sol ¿Albino?) Luke (Ikemen)
Quinto Año Rinia (Gata) Pursena (Perra)
4.7 19 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
7 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios