Kumo Desu Ga Nani Ka?

Volumen 4

Interludio 1: El Ayudante del Señor Demonio Vuelve a Suspirar en una Reunión

Parte 1

 

 

“Ahora, comencemos esta reunión. ¿Balto?”

“Por supuesto.”




Con las mismas palabras que usó antes de la guerra, el Señor Demonio comienza la reunión.

Sin embargo, los participantes en la reunión han cambiado desde entonces.

Específicamente, han disminuido en número.

Originalmente había diez asientos…

Pero ahora tres de ellos están vacíos.




“Ahora, comencemos con los informes de situación de cada ejército. El líder del Primer Ejército, el Comandante Agner, ha muerto en batalla. El propio ejército también sufrió pérdidas catastróficas. Desde entonces hemos redistribuido los supervivientes en otros ejércitos.”

Hojeo el documento en mis manos para transmitir más información sobre la situación actual del Primer Ejército.




Resulta que este documento también contiene el motivo del fracaso del Primer Ejército.

Sin embargo, no hago ninguna mención de eso.

Todos aquí ya conocen la razón y el significado detrás de ello, también.

El Primer Ejército fue destruido en la batalla con los humanos.

Sin embargo, realmente no fue destruido por manos humanas.

El Primer Ejército estaba atacando un punto importante: Fuerte Kusorion.

Como la fortaleza del lado humano más ventajosa geográficamente hablando, fue formidablemente construida  y guarnecida con fuerzas militares comparables.

Es precisamente por eso por lo que clasificamos las mejores tropas del ejército de demonios para atacarlo.

Al principio, nuestras fuerzas parecían estar igualadas.

Los humanos tenían ventaja porque podían luchar desde detrás de las fortificaciones, pero bajo el brillante mando del Comandante del Primer Ejército Agner, nuestro ejército fue capaz de aguantar a pesar de su un número inferior.

Aunque, los humanos poco a poco comenzaron a ganar ventaja debido a su mejor posición. Entonces, justo cuando el Primer Ejército comenzaba a considerar el retirarse, apareció.

El monstruo de clase legendaria, la calamidad viviente: La Reina Teratect.

En unos instantes, el campo de batalla se transformó en la mismísima imagen del infierno.

La reina teratect pisoteaba demonios y humanos por igual, provocando golpes devastadores en ambos ejércitos.

Si acaso, los humanos probablemente sufrieron pérdidas mayores con la destrucción de su fortaleza, pero aun así no era nada que celebrar.

El rumor entre los humanos es que los demonios invocaron a la indómita reina en un intento desesperado de dar cambiar las tornas en el último momento.

Pero la verdad es mucho más oscura que eso.

Desde el principio, esa reina teratect fue invocada con la intención de destruir ambos ejércitos a la vez.

A fin de deshacerse del Comandante del Primer Ejército Agner y sus hombres de un plumazo.

No fue hasta después de la batalla, cuando estaba clasificando sus pertenencias que descubrí evidencias de que había estado conspirando en secreto con los elfos.

Por alguna razón, el Señor Demonio me había ordenado que me ocupara de sus cosas personalmente.

Poco después, encontré planes que implicaban tratar de evitar la guerra con los humanos, libros de cuentas que documentaban las ganancias del contrabando con los elfos y más pruebas condenatorias.

En ese momento, me di cuenta de por qué el Señor Demonio me había ordenado específicamente que revisara sus pertenencias yo mismo.

El Señor Demonio sabía que Agner la había traicionado y había estado trabajando con los elfos.

Entonces, se encargó de que la reina teratect apareciera sin previo aviso en el campo de batalla y que casualmente lo matara.

Pero ella no estaba intentado para nada ocultar su participación.

De hecho, hizo hincapié en guiarme a la información que me llevaría a esa conclusión.

Esto podía significar solo una cosa.

Está declarando que no tiene intención de perdonar a ningún traidor.

¿Cómo podría alguien rebelarse contra un Señor Demonio que puede controlar monstruos legendarios a su atojo?

“Ahora, un informe del Segundo Ejército, si desea.”

“Por supuesto.”




Después de concluir mi informe detallado sobre el Primer Ejército, doy paso a la Comandante del Segundo Ejército Sanatoria.

“El Segundo Ejército actualmente está vigilando desde el cercano Fuerte Okun para asegurarse de que los anogratches no salgan de la fortaleza. Por el momento, no se han producido ese tipo de incidentes y no hemos sufrido bajas.”

Informa suavemente Sanatoria.

Su ejército no había sufrido ni una sola pérdida en esa batalla.

Eso sería porque ella liberó a los monstruos llamados anogratches en la fortaleza y les dejó que la arrasaran.

Los anogratches son una raza de monstruos primate que forman enormes manadas para buscar venganza si uno de sus parientes es asesinado.

Y lo más aterrador aún, es que nunca dejan de atacar hasta que se destruye al asesino que mató a alguien de su manada o hasta que toda la manada es eliminada.

Sanatoria se aprovechó de esos instintos para enviar un solo anogratch capturado y que fuera asesinado por uno de los humanos de la fortaleza, incitando la ira del resto de su prole.

En poco tiempo, una gran multitud de anogratches inundaron la fortaleza, aplastando la guarnición fácilmente.

El Segundo Ejército ni siquiera necesitó levantar un dedo.

De hecho, debido a que los anogratches siguen en la fortaleza, el ejército no puede permitirse moverse en absoluto.

Si los anogratches empiezan a migrar a territorio demoniaco, seguramente causarían daño.

El Segundo Ejército tiene que permanecer cerca de Fuerte Okun para asegurarse de que eso no pase.

Al menos, esa es la historia oficial.

En verdad, esto es solo una excusa para que Sanatoria mantenga su ejército cerca.

La mayoría se los otros ejércitos sufrieron grandes pérdidas en la batalla anterior y actualmente están en proceso de reorganización, convirtiendo al Segundo Ejército en la única fuerza todavía completamente intacta.

De todos los ejércitos restantes, Sanatoria conserva el que tiene más poder.

Poder para oponerse al Señor Demonio.

“Dime, ¿cómo te gustaría traicionar al Señor Demonio y unirte a mí?”

El recuerdo de la propuesta que me ofreció Sanatoria viene a mi mente sin querer.

“Si continuamos siguiendo a ese señor demonio, tarde o temprano nos consumiremos hasta que no quede nada de nosotros. Pero si conspiramos con los elfos ara coordinar un ataque sorpresa, deberíamos ser capaces de derrotarla incluso a ella.”




Tras la muerte de Agner, parece que los elfos han forjado una nueva alianza con Sanatoria.

Con esto, ella heredó la bandera de rebelión al unirse con los elfos.

En respuesta a su invitación, le aconsejé que abandonara tales ideas tan tontas de inmediato, y me alejé.

“Seguramente, debes sentir algo por lo que le pasó a Bloe, ¿no?”

Apreté los dientes ante sus palabras de despedida mientras me iba.

4.9 12 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
3 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios