Goblin Slayer

Volumen 9

Capítulo 3: Un Marcha Ligera

Parte 2

 

 

“Así somos nosotros. Si no comemos incluso por un día moriremos.” Dijo la Chica Conejo Cazadora de las Montañas mientras roía los crujientes dulces horneados con sus dientes delanteros.

El camino por el que eligieron continuar era una cruel pendiente montañosa y ella la subía como si eso no fuera nada.

Publicidad M-AR

“Ya…… veo.” La Sacerdotisa, en cambio, que la seguía por detrás no podía evitar quedarse sin aliento.

Después de todo, este era un lugar muy elevado y el aire era terriblemente escaso.

La Arquera Elfa Superior dijo riéndose “Esto es porque el cielo es extenso y los espíritus se esparcen demasiado.”

“Bueno, mientras siga comiendo podré moverme, pero este invierno ha sido muy intenso.”

“Ciertamente…… este invierno ha sido muy largo, ¿verdad?” Incluso la Sacerdotisa, que estaba algo entrenada, parecía que a duras penas podía sostenerse con la ayuda de su bastón.

Publicidad Y-M3

El Guerrero Novato seguía caminando aferrándose a su fuerza de voluntad, pero la Aprendiz de Clérigo ya se encontraba sobre la espalda del Sacerdote Lagarto.

“…… ¿Estás, bien?”

“Si, bueno, es que yo también estaré en problemas si no muevo mi cuerpo. Además, la temperatura corporal que emiten los humanos es una buena para mi condición física.” Contestó riendo el Sacerdote Lagarto, como de costumbre, ante las palabras de preocupación de la Sacerdotisa.

Publicidad M-M2

Pero esa voz no tenía la fuerza de siempre. El frio era letal para los hombres lagarto después de todo.

“¿Y si usas unas orejeras como yo?” Dijo la Arquera Elfa Superior con una risita sofocada, pero eso no cambiaría nada.

Ella era un elfo y ellos viven normalmente en lo alto de los árboles, por lo que no había ninguna torpeza en sus movimientos.

Seguían a la Coneja Blanca Cazadora, con su hacha de mano en la cintura, que avanzaba dando ligeros saltos con sus largas piernas.

“Oye, ¿tú no necesitas orejeras?” Le pregunto la Arquera Elfa Superior a la Coneja Blanca Cazadora tomándola de la mano mientras cubría sus propias orejas orgullosamente. “¿No tienes frio en tus largas orejas?”

“Nosotros tenemos pelaje, ¿ves?”

“…… Ah, ya veo.”

Cuando logro escuchar la voz desanimada de la Arquera Elfa Superior, el Chamán Enano al final de la fila suspiró sugestivamente.

“A nadie le importan las orejeras de este yunque. ¿Aún no llegamos?”

Aunque él no tenía problema alguno gracias a su fuerza física, le resultaba difícil avanzar debido a sus cortas extremidades.

Y aunque las montañas y los enanos están bien relacionados, ellos suelen vivir en la base de las montañas, por lo que el alpinismo no es una de sus especialidades.

Debido a esto, el viaje hacia la aldea de la gente conejo fue algo bastante problemático para el Chamán Enano.

“Solo un poco más, ya falta poco, estaremos ahí en un minuto.” Dijo la Coneja Blanca Cazadora mientras repentinamente saltaba sobre otra roca. “Oh demonios. Que todo esto pasara es culpa de la Bruja de Hielo.”

Se decía que, en la aldea de la gente conejo, ellos vivían pacífica y despreocupadamente.

Publicidad Y-M3

“Cuando el bisabuelo Hiihii era joven, la aldea al pie de la montaña fue destruida y la conexión con los humanos fue completamente cortada.”

“¿Hace tanto……?” La Sacerdotisa parpadeó por un momento. Si realmente era su bisabuelo, eso debió ser hace casi cien años.

“No, no” Dijo la Coneja Blanca Cazadora y sacudió sus largas orejas. “Es solo nuestra estimación. Tal vez no han pasado cien años.”

Publicidad M-M1

La Coneja Blanca Cazadora bajó de la roca y dijo “¿Oh?” inclinando su cabeza. Entonces como si nada agregó “¡Ah, ahí!” indicando hacia un punto. “Tengan cuidado porque debajo de esa zona hay un hueco.”

“¿¡Uoh!?” En cuanto dijo eso, el Guerrero Novato se hundió profundamente en la nieve.

La nieve suelta suele acumularse en los bordes de las laderas, creando extensiones de terreno hechas enteramente de nieve y hielo, estas al hacerse muy grandes suelen crear grietas en el suelo debido a su peso, las cuales son a su vez cubiertas por nieve suelta. Volviéndose una trampa natural. (NOVA: AQUÍ les dejamos un enlace para que sepan a qué nos referimos)

Si caes, será muy difícil escapar. Generalmente es una muerte instantánea, pero si no es así morirás dentro de muy poco.

“¡Wa, wa, wa, wa……!”

“¡Oye!”

¿Aquí terminan mis aventuras? Fue lo que paso por la mente del Guerrero Novato…. un momento después el Chamán Enano extendió su mano. Su robusta mano agarró su delgada muñeca y lo levantó de un tirón. El Guerrero Novato termino echado sobre la nieve.

Afortunadamente su mazó, que también se le había caído, estaba a su lado gracias a la cuerda amarrada a su muñeca.

“Q-que alivio……”

“¿¡Qué estás haciendo……!?” La Aprendiz de Clérigo saltó desde la espalda del Sacerdote Lagarto gritando con voz aguda, y el Guerrero Novato solo dijo “Cálmate, estoy bien.”

Como si sintiera la preocupación de la Aprendiz de Clérigo en su voz, la Arquera Elfa Superior avanzo por el suelo con una risita gutural.

“Los humanos son incapaces de ver este tipo de cosas.”

Publicidad Y-M3

Ella saltó repentinamente sobre la nieve suelta, que cubría la grieta en el suelo, como si esquivara un charco de agua.

Luego ella inclinó gentilmente su cabeza mientras hacia un llamado con la mano “Por aquí, por aquí.” mostrándoles la ruta segura.

“Bueno, estaremos bien mientras sea seguro. Entonces, ¿qué decías de la Bruja de Hielo?”

“De vez en cuando hay avistamientos de perdices nivales o de algún Sasquatch, que suele devorar a nuestros compañeros, pero…” La Coneja Blanca Cazadora inclinó su cabeza con una expresión de cansancio y decepción mientras soltaba el hacha de mano que tenía en su cadera. “Este invierno eso se ha vuelto especialmente terrible.”

Publicidad M-M1

“…… ¿No era igual de malo antes?” La Arquera Elfa Superior dirigió su mirada hacia el Sacerdote Lagarto con un rostro abatido.

“La supervivencia del más apto es la gran verdad que afecta a todo al mundo.”

“Pero si los Sasquatch continúan apareciendo todos los días, para cuando llegue la celebración de la llegada del periodo invernal estaremos acabados.”

Debido a que los Sasquatch también se llevaban sus alimentos, era tener que elegir entre morir de hambre o morir comido.

Por lo menos, a pesar de que la dificultad de conseguir comida era terrible, la población se encontraba estable, pero……

Publicidad M-M3

“Si no comemos incluso por un día moriremos.” Repitiendo las mismas palabras que había dicho antes, la Coneja Blanca Cazadora bajó la mirada.

“¿Periodo invernal……?” Esas eran las palabras que más le llamaron la atención a la Sacerdotisa, pero su tono no era ni despreocupado ni risueño.

El grupo de Sasquatchs liderado por la supuesta Bruja de Hielo ya había atacado la aldea, robado los alimentos y devorado a su gente.

Publicidad M-M3

Ahora era el turno de los aventureros.

Esto era porque, a pesar de que según las circunstancias y bajo una orden del rey, el ejército podría ser movilizado, la aldea de la gente conejo no estaba relacionada con las demás aldeas y no pagaban impuestos, por lo que no se podía decir que formaran parte de este país.

No existía una sola mano amiga. No ── eso no era cierto……

“…… Dios Supremo.” Sobre la espalda del Sacerdote Lagarto, la Aprendiz de Clérigo apretó el sello mágico que colgaba de su cuello.

¿Para qué habían ido al oráculo?

¿Por qué fueron conducidos hacia esta montaña?

Fue porque ella había confiado.

La Sacerdotisa miró fugazmente a la Aprendiz de Clérigo, que parecía estar confirmando su fe, y asintió.

Una sonrisa apareció naturalmente en el rostro de la Sacerdotisa, pero su mente estaba perturbada.

── Yo…

¿Podría algún día ella recibir este tipo de misión de la Misericordiosa Madre Tierra?

¿Podría desempeñar su rol adecuadamente?

No dudaba de su propia fe. Pero estos sentimientos hacia su diosa eran……

── Goblin Slayer.

Inesperadamente, la Sacerdotisa se preguntó dónde estaría él ahora. ¿Habría regresado ya a la ciudad?

¿Qué pensaría él de su ausencia? Si sabía que ella no estaba……

¿Partiría a exterminar goblins solo, sin importarle su paradero?

De alguna manera, tan pronto pensó en lo mucho que se habían separado, no pudo calmar su ruidoso corazón.

La Sacerdotisa se dio cuenta de que quería encontrarse con él y suspiró profundamente.

── En serio.

Si ya no era una niña.

“Hey, hey. Oigan, todos. Es ahí.”

A la Sacerdotisa le tomo un momento el poder ver el lugar que la Coneja Blanca Cazadora les señalo con su último salto.

“Wow……”

Ella podía ver incontables madrigueras pequeñas que fueron excavadas en el valle entre dos crestas montañosas.

Todas tenían puertas bellamente pintadas, y el pequeño camino que se extendía desde la entrada de la aldea parecía formar algún tipo de símbolo o insignia.

A diferencia de las de los humanos o de los elfos, esta era definitivamente una aldea de gente conejo.

Las expresiones, mejor dicho, las orejas largas de la gente conejo circundante se inclinaron ligeramente.

“¡Oh……!”

Atraída por la voz de la Aprendiz de Clérigo, La Sacerdotisa preguntó “¿Qué sucede?” inclinando su cabeza.

“M-mira, eso…… ¡ahí!”

“¿Ahí……?”

“¡En el centro… de la aldea……!”

¿Eh? La Sacerdotisa observó detenidamente, y en el momento siguiente perdió el aliento.

Publicidad Y-AB

“Ya veo” murmuró la Arquera Elfa Superior. “Esto es algo sin precedentes, qué complicado.”

En el centro de la aldea, en la plaza, había un delgado pilar.

Este pilar era en realidad un viejo bastón, extremadamente oxidado.

Un muy, muy viejo bastón con un absurdo diseño, tenía la forma de una espada y una balanza.

La protección e influencia del Dios Supremo, ciertamente estaba aquí.

5 4 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
2 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios