Mushoku Tensei: Isekai Ittara Honki Dasu (NW)

Volumen 2

Capítulo 15: Reunión de Personal & Descansos

 

 

Ha pasado ya 1 año desde que empecé a trabajar aquí, y en los últimos días, Eris, que empezaba a ser algo más dócil, ha vuelto a comportarse violentamente.

¿Por qué? ¿Por qué lo hace? ¿Quién ha hecho que vuelva a las andadas?

Publicidad M-AR

Y aun con los nervios ocasionados por este cambio, consigo darme cuenta de un detalle importante; Eris no tiene descansos.

Después de comer, le pido a Ghyslaine y la profesora de etiqueta que vngan a mi habitación. Cabe señalar que la profesora que le enseña el protocolo a Eris no vive en el palacete, sino que viene desde su casa en la misma ciudad para impartir las clases, por lo que le pedí al mayordomo que la hiciera venir.

«Antes de nada, voy a presentarme, gracias por haber venido, mi nombre es Ludeus Greyrat.»

«Me llamo Edna Reilon, y soy la persona encargada de educar a Eris-sama en el protocolo de la corte.»

La saludo colocando la mano en mi pecho e inclinándome ligeramente, y en respuesta Edna me devuelve una reverencia excelente, como se espera de un maestro de etiqueta. Es una mujer de media edad, cuya cara empieza a mostrar pequeñas y sutiles arrugas, tiene una cara rolliza con una sonrisa amena que encaja con su comportamiento tan amistoso.

Publicidad M-M3

«Y yo soy Ghyslaine.»

Ghyslaine se mantiene igual de musculosa que siempre.

Les indico que se sienten señalándoles unas sillas que he traído a la habitación, y cuando lo hacen, les sirvo unas bebidas que el mayordomo ha preparado de antemano; para finalmente tratar el asunto que nos concierne.

«Os he hecho venir hoy porque me gustaría discutir con ustedes dos el programa escolar de Eris-sama.»

«¿Programa escolar?»

«Sí. Anteriormente, entrenaba con Ghyslaine por la mañana, descansaba hasta después de comer, y por la tarde tenía clases de protocolo, ¿no es así?»

«En efecto.»

Las materias que debe estudiar Eris son idioma, cálculo, magia, historia, estilo de espada y etiqueta; para un total de 6 asignaturas. Si lo igualara a las asignaturas que he tenido sería algo así como, lengua, matemáticas, educación física y ética.

Y aunque no hay un reloj que seguir a rajatabla, las clases tampoco duran eternamente. Por lo general, las clases se dividen en 3 sesiones, usando el almuerzo, la hora del té y la cena como descansos y separadores. En definitiva, tenía el siguiente horario,

Desayuno > Clase > Almuerzo > Clase > Hora del Té > Clase > Cena > tiempo libre

Comentar que no se ha contratado un profesor de historia, sino que cuando Philip tiene tiempo libre viene a explicársela.

«Desde que llegué, se ha alterado su horario ligeramente, y le doy clases a menudo hasta después de cenar.»

«Ciertamente se ha agilizado el aprendizaje de Ojou-sama a un ritmo constante, y es su obligación a esta edad.»

«Tienes razón en que se ha agilizado el ritmo de aprendizaje, pero de ello ha surgido un problema.»

«¿Un problema?»

«Sí, porque debido al ritmo diario de enseñanza que está siguiendo Ojou-sama, esta empieza a estar bastante harta o agotada mentalmente.»

Y es que Eris últimamente está especialmente irritable durante las clases de cálculo, y cada vez que se encuentra preguntas que son ligeramente difíciles, se acaba enfadando y discutiendo conmigo.

Es demasiado arriesgado. No sé cuando se cansará y me dará una paliza, y eso es demasiado arriesgado.

«Y aunque por el momento no parezca grave, en el futuro esto podría irse de las manos y llevar a que vuelva a dejar de asistir a las clases o algo similar.»

«Vaya…»

Edna se tapa la boca con ambas manos, pensativa, mientras aprueba mi conclusión afirmando decididamente con la cabeza. Creo que he visto a Eris hacer un gesto similar, así que da la impresión de que está prestando atención en clase de etiqueta, aunque no he ido nunca a ninguna, así que podría estar equivocado.

Tengo entendido que Edna fue la niñera de Eris, pero no sé cómo ha conseguido caerle bien a Eris.

«Es por este motivo por el que propongo que 1 de cada 7 días no tenga ninguna clase.»

En este mundo tienen calendario, divivido en meses y días, pero el concepto de semana no está presente; aun así, cada año existen varios días considerados días de descanso, pero el concepto de domingo o día de descanso semanal no existe.

He decidido usar el número 7 porque estoy acostumbrado a ello, y en este mundo lo consideran un número especial, aunque no entiendo el motivo. Lo ven como un número de la suerte, además de que los rangos en técnicas y estilos también son 7.

«Y dejando ese día para descansar, al ser 6 días, podemos utilizarlos para distribuir las clases de idioma, cálculo, magia, historia, entrenamiento con espada y etiqueta.»

«¿Puedo hacerle una pregunta, Ludeus-sama?»

«Por favor, hágala, Edna-san.»

«Si lo distribuimos de esa forma, se reducirían el número de clases de protocolo, por lo que el salario…»

«No va a cambiar, te lo aseguro.»

¡¿Te preocupas por el dinero?! Nah, no puedo echárselo en cara a Edna, ya que yo también estoy trabajando por el dinero.

Edna está preocupada pensando Si doy menos clases, ¿no me pagarán menos?; pero como he discutido esto con Philip antes de la reunión, sé que no tiene de qué preocuparse. Principalmente debido a que el salario es pagado mensualmente, por lo que no importa si una clase se pierde por cualquier motivo, el salario sigue siendo el mismo.

Por supuesto, si no se diera ninguna clase, es probable que alguien acabara siendo despedido, pero esto no es necesario decirlo, ¿no crees? Quien quiera que no entienda algo tan claro y sencillo merece ser despedido ahora mismo.

«Otro punto importante es que las clases no serán distribuidas exactamente de esa forma, ya que el idioma y cálculo solo necesitan 2 clases cada 7 días, mientras que el entrenamiento con espada diario es algo necesario. Las clases de magia no necesitan tanto tiempo porque el maná se agota, por eso aprovecharé el tiempo que sobre para repasar idioma y cálculo.»

Aprovecharé parte de la planificación para enseñarles siguiendo algo parecido a esto, Si hoy utilicé proyectil de agua X veces, y no conseguí impactar el objetivo Y veces, ¿cuántas veces conseguí golpear al objetivo?, o sea se hace preguntas basadas en la clase de magia de ese día utilizando lo que hicieron tanto Eris como Ghyslaine. Creo que les atraerá más que imaginarse números sentadas en una habitación, y más, teniendo en cuenta que les estoy enseñando a usar las materias para algo práctico relacionado con cosas que le gustan.

Aunque todo sea dicho, en varias ocasiones como no sabes claramente cuanto maná utilizas por hechizo, algunas preguntas no tendrán una respuesta sencilla sino más bien aproximada como por ejemplo Si ayer usé X bolas de agua, ¿cuántas explosiones puedo usar hoy?

Bueno, creo que cuanto más cálculo mental usen, más fácil les será hacer operaciones, ya que lo importante es que lo aprendan. También tengo intención de que empiecen a practicar a conjurar en silencio y a aprender la base de ciencias dentro de poco. Pero antes tengo que conseguir que aprendan suficiente cálculo e idioma.

«Edna-san, espero que no le importe que de esta forma sean suprimidas 3 o 4 clases de protocolo al mes.»

«No, no, lo comprendo.»

Edona asiente de inmediato para dar su aprobación.

Y así fue como concluimos que, cada día se impartirían 3 clases, y que cada 7 días se imparten 18, dejando un día libre. La distribución de las clases serán, etiqueta 5 clases semanales, entrenamiento con espada 6 clases, idioma y cálculo, 2 clases cada una y magia 3 clases.

Da la impresión de que no hay tiempo para todas las clases necesarias, pero como principalmente son clases de repetición ya se me ocurrirá algo más adelante.

«Si por alguna causa tuvierais que cancelar una clase, os pido que me lo hagáis saber.»

«¿Me puedes explicar el motivo?»

«Como no salgo de la mansión, si hubiera un rato libre podría darle clase a Eris-sama; por este motivo, aunque tuvieras que ausentarte varios días no debería de ser un problema importante.»

«Lo comprendo.»

Edna sigue sonriendo, y empiezo a dudar si de verdad comprende lo que estamos hablando.

«Además, me gustaría que el primer día de cada mes nos reuniéramos nosotros 3.»

«¿Por qué, si puede saberse?»

«Creo que si nosotros como tutores nos coordinamos mejor, seremos capaces de manejar cualquier situación antes de que se complique, o eso pienso. Puede que realmente no consigamos nada con esto, pero opino que cabe la posibilidad de que mejoraría la efectividad de nuestra enseñanza, ¿o creéis que es mala idea?»

«No, no es lo que he querido dar a entender.»

«Ludeus-sama, aun siendo tan pequeño, veo que se preocupa enormemente por el bienestar de Eris-sama.»

Me da la sensación de que se está riendo un poco de mí, pero bah, ¿qué más da?

Y así fue como obtuve mis días de descanso.

***

 

 

Pasada 1 semana, llegamos a nuestro primer día de descanso, y Ojou-sama está sentada inquieta y con cara de preocupación. Seguramente porque es la primera vez que tiene libre un día entero.

Tras ir a saludar a Philip, me decido por ir a la ciudad a dar un paseo, cuando voy a salir, no sé en qué momento, se me han adelantado a la puerta del palacete.

«¿A dónde vas?»

«A hacer un ¡Descubra la ciudad de Roa~!»

¡Mira, si hasta lo hice con la pose del vídeo!

«¿Descubrir la ciudad…? ¿Eso quiere decir que tenías intención de pasear por la ciudad solo?»

Publicidad Y-M1

«¿Me ves con alguien más?»

«Mira que eres cruel… Yo nunca he ido a dar una vuelta sola.»

Eris da un pisotón enfadada en el suelo.

«Pero eso es porque si fueras a pasear sola alguien te acabarían secuestrando, ¿no es cierto?»

«¡Pero si a ti también te secuestraron!»

Ah, ahora que lo menciona, a mí también me secuestraron; imagino que como también soy miembro de la familia Greyrat, cabe la posibilidad de que puedan pedir un rescate por mí. Aún así…

«Aunque si me secuestran, soy capaz de huir de mis raptores por mi cuenta.»

Sonrío al decirle eso, y veo como levanta el puño para pegarme; rápidamente me preparo para protegerme, pero el puño parece no llegar a su destino.

Que raro.

«¡Déjame ir contigo!»

Oh, así que era eso; veo que Ojou-sama ha madurado últimamente, hasta ahora primero antes de discutir o debatir venía la violencia.

Y yo, claro está, no veo ningún motivo para negar su petición; después de todo, ir con alguien es más seguro que si vamos por separado.

«En ese caso, ¿estás lista o te tengo que esperar?»

«¿De verdad puedo?»

«No creo que a Philip le importe si Ghyslaine nos acompaña, ¿no es así?»

«En efecto, y como mi cometido es proteger a Ojou-sama, os escoltaré.»

Ah, cierto; Ghyslaine no comprendió que la idea del día de descanso también iba por ella. Aunque bueno, si no pierde de vista a Eris será mejor en general; después de todo, ha sido contratada como guardaespaldas, así que imagino que lo verá como que el descanso es solo para Eris.

«En ese caso, no os vayáis sin mí, voy a prepararme. ¡Alphonse, Alphonse!»

Observo a Eris correr animadísima por el palacete, gritando con todas sus fuerzas como hace ya tiempo que no hace.

«Ludeus.»

Me giro al escuchar a Ghyslaine llamándome, y la veo justo al lado mía. Tengo que alzar la mirada para poder mirarle a los ojos, medirá 2 metros o más, creo que hasta después de mi estirón tendré que seguir alzando la vista para mirarla.

«No pienses que tu habilidad te permitirá salir de cualquier aprieto.»

¿Y esa advertencia? ¿será porque he dicho que puedo huir por mi cuenta si me secuestran?

«No te preocupes, lo sé, tan solo quería motivar a Ojou-sama en sus estudios.»

«Ya veo, en ese caso, si ocurriera cualquier cosa, solo tienes que gritar mi nombre, iré a salvarte.»

«Hmm, si ocurriera algo así, lanzaré otra explosión llamativa.»

Recuerdo todo lo que ocurrió durante el secuestro.

«Ghyslaine, ¿le dijiste a Ojou-sama algo similar?»

«¿Hmm? ¿Que me llamara?»

«Si lo hiciste, deberías añadir, que tan solo debe gritar tu nombre en lugares en los que puedas escucharla.»

«Lo tendré en cuenta, ¿pero por qué motivo?»

«Durante el secuestro, Ojou-sama casi muere por ponerse a gritar.»

«…… Si la hubiera oído, hubiera ido de inmediato.»

Publicidad Y-M1

Es verdad que es absurdamente rápida, por lo que vi con la explosión; teniendo en cuenta que hablamos de Ghyslaine, es posible que pueda llegar en un instante sin importar donde esté, por no decir que su oído, por lo que he visto estos meses, es bastante bueno.

Cabe destacar que Eris no pide ayuda ni a Philip, ni a Sauros, sino a Ghyslaine; esta mujer es así de fiable e imponente.

«Pero creo que necesitas hacerle saber que según las circunstancias no debe gritar pidiendo ayuda.»

Conforme terminamos esta frase, Eris vuelve.

Anda, nunca la he visto vestida así, se habrá vestido tan guapa para ir a pasear conmigo.

Le digo lo guapa que va vestida, y me responde con un puñetazo.

¡¿Por qué…?!

***

 

 

La ciudad de Roa es la más grande de todas las ciudades de la provincia de Fedora, pero aunque sea la mayor, es bastante más pequeña que los campos de trigo de la aldea Bonna; y es que en apenas 2 horas le doy una vuelta entera a la ciudad pegado a la muralla.

Aunque es bastante impresionante ver una ciudad fortificada, por no añadir que las murallas que rodean toda la ciudad son de unos 7 u 8 metros de altura. Seguramente debido a la topografía, la ciudad no ha podido ser perfectamente circular, por lo que soy incapaz de saber a ciencia cierta el área de la ciudad o la longitud de la muralla, aunque dudo que esto último se aleje de los 30 km.

Pensando en esa cifra pierde totalmente la impresión de ser una ciudad grande, pero al estar completamente rodeada por una muralla sigo viéndola como algo especial, porque dudo que haya muchas más ciudades como esta. Y es que aunque nunca antes había estado en una ciudad fortificada, tengo claro que construir un muro de este tamaño no es tarea fácil; si ha sido creado con magia seguramente sea un conjuro de nivel Real o Imperial. ¿O podría ser que lo han construido a mano en su totalidad?

Mientras pensaba esto, salimos de la zona noble de la ciudad y llegamos a una especie de plaza abierta por la que varias personas van circulando, parece un terreno cedido a comerciantes, y como estamos bastante cerca de la zona noble, muchas de las tiendas que rodean la plaza son bastante lujosas y están preciosamente decoradas.

Aunque también algunos pocos se dedican a vender en medio de la plaza con pequeños puestos ambulantes, aprovecho para fijarme de paso en las mercancías lujosas que ofrecen algunos comerciantes.

«Bienvenidos, joven señor y joven señora, tómense su tiempo para observar nuestra selección.»

Disfruto escuchando las palabras tan de RPG del señor que lleva la tienda, y aprovecho para echar un vistazo a su mercancía; anoto los precios en un trozo de papel así como los nombres de los mismos, aunque en realidad no sé lo que son la mitad de las cosas.

El afrodisiaco se vende por 10 Asuras de oro… apunta, apunta…

«¡¿Qué escribes? No se entiende en absoluto!»

Eris me grita en el oído hasta el punto de que temí quedarme sordo de verdad, observo mis apuntes y veo que inconscientemente he escrito en japonés.

«Nah, son unas anotaciones que me ha apetecido hacer, así que no pasa nada si no lo entiendes.»

«Pero dime lo que estás escribiendo.»

Recuerdo una vez más lo dictatorial que es Ojou-sama, pero realmente no tengo motivos para no decírselo.

«Estoy analizando los nombres de las mercancías que vende y sus precios.»

«¿Por qué lo analizas?»

«Porque el análisis de precios es lo primero que hay que hacer en un juego online.»

«¿Online…? ¿Qué es eso?»

MMmmm, personalmente creo que aunque se lo cuente no lo va a entender, así que mejor encauzo la conversación hacia un producto en concreto, en este caso un pequeño accesorio.

«Mira, ¿ves esto? Ese otro puesto los está vendiendo a 5 Asuras de oro, mientra que en este lo venden a 4 Asuras de oro y 5 de plata.»

«Ohhh, joven señor, veo que es usted muy observador, ha podido comprobar lo competitivos que son mis precios, ¿no es así?»

Ignoro al señor de la tienda y me giro hacia Eris.

«A ver Eris, si regateas el precio del accesorio en esta tienda hasta 3 Asuras de oro y las vendes en la otra tienda por 4, ¿cuánto dinero ganarías con el cambio?»

«Hmm, a ver… 5-3+4… ¡6 asuras de oro!»

Dios mío, ¿cómo cuentas?

«No, te has equivocado, la respuesta es 1 Asura de oro.»

«¡Y-Ya lo entendí!»

Eris se pone de morros sin mirarme a los ojos.

«¿De verdad lo has entendido?»

«Las 10 monedas de oro que teníamos al principio se convertirían en 11 de esa forma.»

Anda, de verdad lo entendió. Aunque espera, lo que ha hecho es sumar… Bueno, no importa, sigue mereciéndose que la elogie por saberlo; además que es muy orgullosa, y solo se motiva a mejorar si la elogian por sus éxitos.

«Guau, has acertado, qué lista eres Eris.»[

«Jum, está claro.»

«Esto… joven señor, a eso se le llama reventa y está mal visto, no es algo por lo que felicitar a nadie.»

«No se preocupe, no tenía intención de hacerlo; y si de verdad quisiera, lo que haría sería informar al otro vendedor de que aquí lo estáis vendiendo a 4 Asuras de oro y cobrarle un gran Asura de cobre por la información.»

El dueño del puesto se muestra extremadamente molesto y mira a Ghyslaine para que diga algo, aunque esta está prestándome total atención y no parece querer interrumpirme; por lo que llega a la conclusión de que todo lo que diga no servirá de nada, suspira y deja caer sus hombros.

Perdón por esto, pero como solo estamos mirando, no nos lo tengas en cuenta.

«Y es que, Eris, aunque no vayamos a comprar o vender nada, es importante saber el precio de las cosas.»

«¡¿Pero de qué te sirve saber los precios?!»

«Por ejemplo, sin ir a la tienda, puedas suponer cuánto te puede costar algo.»

«¿Y eso para qué nos vale?»

¿¿Para qué vale?? Ehh… puedes revender para ganar dinero… bueno, mejor no digo eso; en ese caso, dejaré que Ghyslaine lo explique.

«Ghyslaine, ¿qué usos cree que puede tener?»

«….. No se me ocurre nada.»

Mierda, ¿en serio? ¿nada? Pensé que te habría sido de utilidad como aventurera, pero bah, ni que estuviera dando clases hoy.

«¿En serio? En ese caso, es posible que no valga nada.»

Al final lo tomo como una lección personal, creyendo que es útil aunque no se me ocurra nada a parte de la reventa; y es que siempre que he visto algo parecido a un mercado o subasta, antes de actuar siempre analizaba la información de lo que se vendía en él. Esto es algo que siempre he hecho y dudo que sea algo incorrecto.

Pero aunque diga esto, es la primera vez en mi vida que compruebo los precios de un mercado que no sea online, así que no estoy 100% seguro de los usos que pueda tener.

«Si es posible que no valga de nada, ¿por qué lo haces?»

«Porque creo que me valdrá para algo.»

Eris me mira molesta como incapaz de aceptar mis palabras.

No es que posea todas las respuestas, ¿lo sabes, verdad? Algunas cosas requieren pensarlas uno mismo mejor porque otros no pueden enseñártelo.

«Intenta pensarlo por tu cuenta; si acabas creyendo que será útil, aprende como lo estoy haciendo, si acabas pensando que no, simplemente ríete de mí.»

«En ese caso, está claro que voy a reirme de ti, ¿no crees?»

«JAJAJAJAJAJA.»

«¡¿Y ahora por qué te ríes de mí?!»

Me llevo otro puñetazo, snif. [Genial ASCII art de la escena (。_°☆\(- – *) ]

Continúo comprobando los precios de los mercaderes de la plaza, pero los precios en las tiendas para nobles son demasiado desorbitados por lo que los acabo dejando de lado.

***

 

 

Poco a poco nos acercamos al radio exterior de la ciudad, y veo como el precio medio de los productos que ofrecen las tiendas cambia considerablemente, pasando de 5 Asuras de oro a tan solo 1.

Sigue siendo un tanto caro, pero empiezan a ser cosas que me puedo permitir.

El perfil de clientes también ha cambiado, he pasado de ver principalmente nobles a principalmente aventureros, además que el volumen de clientes también es mayor ahora.

Mientras anoto los precios que voy viendo, una tienda entra en mi campo visual y capta toda mi atención: una librería.

Cuando entro en ella, noto que en su interior apenas se oye el ajetreo del exterior, además de que está especialmente tranquila. Me fijo y parece que venden desde libros de carácter general hasta libros eróticos; aunque compruebo que en varias estanterías el mismo libro se encuentra repetido 2 y 3 veces de forma ordenada.

El precio general de los libros es más o menos de 1 moneda de oro, y algunos están hasta en vitrinas. Observo que los libros guardados en vitrinas tienen un valor medio de unas 8 Asuras de oro, siendo el precio del más caro de todos de 20 monedas de oro.

¿Será el objeto más valioso de la tienda?

El dueño no me considera un cliente, por lo que no me saluda. No se equivoca. Mientras, anoto en una hoja los títulos de los libros, y el dueño me observa intranquilo, sospechando de mí.

Arara, no te preocupes, no voy a tocar tus libros, además que tampoco les he hecho fotos ni nada.

Veo una enciclopedia que vale casi 7 monedas de oro; si tenemos en cuenta que un Asura de oro son unos ¥100 000, estamos hablando que vale ¥700,000.

La madre del cordero… ¡¿qué locura es esta?!

Aunque bueno, como imaginaba, las enciclopedias son extremadamente caras. El libro que deseo obtener es <<Magia de Invocación, por Shigu>>, que vale 10 Asuras de oro; pero con mi salario mensual de 2 Asuras de plata jamás podré conseguir el dinero necesario para comprarlo.

Publicidad M-M2

«¿Qué miras que estás tan interesado?»

Eris me hace esa pregunta, posiblemente extrañada porque con este libro lo estoy mirando más que apuntando nada.

«Nada, simplemente pensaba que no hay libros demasiado interesantes.»

«¿Es cierto lo que he oído de que te gustan los libros?»

Publicidad M-M5

«¿Quién te ha dicho eso?»

«Outo-sama.»

Así que Philip, bueno, después de todo le pedí permiso para echar un vistazo en su biblioteca.

«T-Te puedo dejar dinero para comprarte un libro.»

«Lo dices como si fuera sencillo, Eris, ¿tienes dinero?»

«¡Se lo pediré a mi abuelo y me lo dará!»

Ciertamente, pero consentirla demasiado no es bueno. Por mucho que quiera el libro……… ¡Por mucho que quiera el libro!

«Nah, no hace falta.»

«¡¿Por qué?!»

Eris se pone de morros. Lo hace cada vez que algo la molesta, si continúa enfadándose, acabará lanzándoseme al cuello como un perro enfadado. Aunque bueno, por el momento no creo que pase nada, porque todavía se puede razonar con ella.

«Eris, no deberías tratar el dinero tan a la ligera.»

«¿A qué te refieres?»

Eris enarca las cejas y frunce su ceño, mostrando que al no comprenderme se irrita cada vez más. Y es que últimamente soy capaz de comprender los cambios en el Furiómetro de Eris.

¿Cómo debería llevar esta conversación? Porque si me paro a pensarlo, ¿existe la necesidad de enseñar a hijos de familias nobles el valor del dinero y a no malgastarlo?

«Actualmente estoy contratado como tu tutor, ¿sabes cuánto me pagan por hacerlo?»

«……. 5 Asuras de oro, ¿no?»

«2 Asuras de plata.»

«¡Qué poco!»

Eris deja escapar un chillido estridente, y de la esquina de la tienda el dueño nos mira como diciendo estáis molestando.

«En absoluto, todavía soy muy joven y no he conseguido nada significativo, por lo tanto, es un sueldo acorde conmigo.»

Por no añadir que me pagarán las tasas para entrar a la universidad.

«P-Pero a Ghyslaine le pagan 2 Asuras de oro, ¿no me estás enseñando además muchas más asignaturas que ella?»

«Ghyslaine tiene el rango de Reina del filo además de muchísima fama por sus hazañas, cuenta también que trabaja como tu guardaespaldas, por todo eso, su salario es mayor que el mío.»

Súmale además el fetichismo de la familia Boreas Greyrat, estoy seguro que Philip o Sauros tendrán alguna regla en plan ¡Las mujeres de la raza feral reciben un trato especial!.

«En ese caso, ¿qué salario podría recibir alguien como yo?»

«No sabes magia, tu nivel con la espada todavía no es suficientemente alto, y no posees ningún tipo de fama o reputación… con todo esto en cuenta, el salario más alto que podrías conseguir es el de 1 Asura de plata.»

Eris se queda sin palabras, y más teniendo en cuenta que hasta ahora nunca se le ha dado dinero propio para gastar.

«Cuando quieras hacerle un obsequio a alguien, sería conveniente que el dinero lo hayas ganado con tus propias manos antes de pensar en comprar nada.»

«De acuerdo…»

Eris deja caer sus hombros, quedándose cabizbaja con una poco común expresión sombría.

Si fuera tan fácil convencerla como hoy no me costaría tanto ser su tutor…

«Aunque si quieres, te puedo ayudar a pedirle a Philip-sama que te dé algún tipo de paga, para que tengas dinero propio.»

«¿De verdad?»

Publicidad G-M1




Alza su cabeza más animada, casi puedo sentir como su afectómetro-Ludeus sube.

Bueno, creo que mejor que darle todo cuanto pida es darle una paga con la que organizrse sus propios gastos y aprender por sí misma el valor del dinero.

En cuanto termino de apuntar los nombres de los libros más llamativos y atrayentes, salimos de la tienda.

Tras pasar el día mirando precios, ya tengo la información suficiente para hacerme una idea aproximada de cosas para comprar y donde encontrarlas.

***

 

 

Al ir de vuelta al palacete, observo los cielos y me fijo en que hay un enorme castillo flotando en la lejanía, entremezclado con las nubes pero con una figura distinguida claramente observable.

«¡Pero qué…!»

Señalo al cielo, y mis acompañantes parecen asustarse por un segundo mirando en la dirección, pero al poco pierden interés en el paisaje.

¿Eh? Lo vistéis, ¿no es cierto? ¿o acaso solo yo puedo ver Laputa en el cielo? ¿mi padre me mintió? ¿hasta la foto es falsa? 

«¿Acaso es la primera vez que lo ves? Eso que ves en el cielo es la Fortaleza Flotante de Pelagius, el Rey Dragón Blindado

Ghyslaine respondió mi pregunta.

Me sorprende que sepa algo más a parte de luchar. Pero nos estamos desviando del asunto principal; ¿por dónde iba? Ah sí, ¡¡una Fortaleza Flotante, joder tíiio, como mola!!

«¿Quién es Pelagius?»

Publicidad Y-M3

«¿No lo sabes?»

Me da la impresión que no es la primera vez que oígo ese nombre, pero no consigo acordarme.

«No estoy seguro, ¿me puedes contar sobre él?»

Ghyslaine, algo sorprendida, piensa como explicarme quién es esa persona; pero Eris se le adelanta y se cruza de brazos frente a mí, gritando.

«¡Yo te lo contaré!»

«En ese caso, ¿me harías el favor de enseñarme quién es?»

«¡De acuerdo! Pelagius es uno de los 3 héroes que acabaron con el Dios Demonio Laplace

Llena de orgullo, Eris me cuenta lo que sabe de él.

¿Dónde he oído algo sobre el Dios Demonio Laplace? me suena.

«Es muy, pero que muy fuerte, comandando a sus 12 leales familiares desde su Fortaleza Flotante en la lucha contra Laplace.»

«Guau, es sorprendente.»

«¡Increíble, ¿no crees?!»

«Muchas gracias, veo que ha estudiado mucho, Ojou-sama.»

«¡Ufufu! ¡Quizás tú llegues a mi nivel algún día!»

Si le llevo la contraria con esto, no me cabe duda de que me empezará a pegar; he aprendido la lección en ese aspecto.

Aunque el tema me interesa, así que al volver al palacete me dispongo a investigar. Empiezo preguntándole a Philip por algún libro al respecto, y me indica por donde buscarlo, encontrándolo al poco rato. Ahora que lo veo, resulta que es el mismo libro que el que hay en el estudio de mi casa en la aldea Bonna.

La Leyenda de Pelagius, en su día pensé que se trataba de un cuento de hadas, pero resulta que es historia de este mundo.

Pelagius, conocido como el Rey Dragón Blindado, tiene un origen desconocido, y lo primero escrito sobre él es que un día, siendo joven sin ningún renombre, el Dios Dragón Ulpen lo trajo consigo al gremio de aventureros. Ahí mostró su habilidad en un corto espacio de tiempo, acompañando al Dios Dragón Ulpen, al Dios Nórdico Karlmann I y los Emperadores Nórdicos Gemelos, Migus y Gumis, como grupo de aventureros derrotando toda oposición.

Pasados los años, por su cercanía con el Dios Dragón, acabó siendo tratado casi como un hermano para él, hasta finalmente recibir el título de Rey Dragón Blindado uniéndose en ese momento al grupo de los 5 Guerreros Dragón que están bajo las órdenes del propio Ulpen, aunque esta información no fue extendida hasta después de la lucha contra Laplace.

Se dedicó al máximo a combatir durante la guerra contra Laplace; durante la que inventó su propia magia de Invocación con la que consiguió convocar a sus 12 familiares corpóreos representados por:

  • Vacío
  • Sombra
  • Destello
  • Flujo
  • Vida
  • Seísmo
  • Tiempo
  • Trueno
  • Destrucción
  • Perspicacia
  • Locura
  • Expiación

Armado con los 12 familiares más poderosos, consiguió alzar la Fortaleza Flotante Chaos-Breaker, y se enfrascó en una lucha contra Laplace.

Publicidad G-M1




En este punto, y aun con todas las fuerzas reunidas, fueron incapaces de acabar con la vida de Laplace; aunque al final, entre todos, fueron al menos capaces de sellarle. Fue entonces, tras ver su fuerza, además de su grandiosa Fortaleza Flotante Chaos-Breaker, cuando el título de Rey Dragón Blindado comenzó a darse a conocer.

El reino de Asura decidió establecer una nueva era, para agradecer sus logros en la guerra, con lo que se instauró la era Dragón Blindado (añadir que estamos en el año 414 de la era Dragón Blindado). Aun con este gesto del Reino de Asura, el Rey Dragón Blindado Pelagius no está afiliado con ningún reino ni al cargo de ningún territorio, mientras continúa sobrevolando el mundo desde su Fortaleza Flotante Chaos-Breaker sin que nadie conozca su destino ni causa.

¿En serio? ¿Hace 400 años? Hmm… ¿Pero acaso sigue vivo? No se trata de un fuerte vacío volando sin rumbo, ¿o sí? Porque si tengo la posibilidad, ten por seguro que le echaré un vistazo.

***

 

 

Al día siguiente, el humor de Eris es tan bueno que la gente se acaba sorprendiendo, seguramente sea porque se pasó el día anterior jugando sin parar, o puede que por haber ido de compras por las tiendas más lujosas de la ciudad.

Pero sin importar el motivo, parece que instaurar un día de descanso ha sido lo correcto.

«¡Llévame contigo la próxima vez que salgas!»

Eris vuelve a su pose típica, aunque con las mejillas algo sonrojadas.

Qué raro, ¿por qué se ruboriza? ¿Enfado, humillación o será….. vergüenza? ¡¿Cómo es posible que nuestra Eris sienta vergüenza?!

«Esto…»

Parece que mi expresión al no saber como responder, le ha molestado; da un golpe de cadera, sujeta con sus manos su pelo como si fueran unas coletitas y:

«Por favor-nya, ¿me dejarías acompañarte-nya?»

«Vale, vale; te llevaré, te lo prometo, pero por favor, no vuelvas a hacer eso.»

La paro tan deprisa como puedo. Y es que aunque ese gesto sea tremendamente adorable, me asusta terriblemente, porque siento que al mostrarme semejante evento estoy acumulando kharma que será devuelto con intereses a base de puñetazos.

«¡Hmph! Mientras cumplas tu palabra…»

Eris suelta sus coletas y antes de que siquiera su pelo deje de agitarse, se sienta en su pupitre dejándose caer.

«Tras eso, puedes continuar la clase.»

«Veo que te sobra energía hoy.»

Publicidad M-AB

«¡Porque si no me porto bien, no me dejarás ir contigo, ¿no es así?!»

¡O-Ojou-sama, me acabas de dar una idea genial!

«C-Claro, ¡solo podrás venir conmigo si te portas bien en clase!»

Impresionado por su cambio de actitud, termino las clases del día especialmente motivado.

***

Ficha de Personaje

Nombre: Eris Boreas Greyrat
Posición: Nieta del Lord de Fedora
Personalidad: Un poco violenta
Su actitud conmigo: Escucha durante un rato
Idioma: Capaz de leer varios textos
Cálculo: Sabe restar
Magia: Aprendiendo actualmente el nivel Básico
Espada: Iniciada del Filo Celestial
Etiqueta: Conoce el saludo común
Gente que le agrada: Su abuelo, Ghyslaine

4.8 21 votes
Calificación de este Capítulo
Subscribe
Notify of
guest
7 Comentarios
Most Voted
Newest Oldest
Inline Feedbacks
View all comments