Mushoku Tensei: Isekai Ittara Honki Dasu (NW)

Volumen 2

Capítulo 14: La Barbarie Continúa

 

 

Ya ha pasado un mes desde que empecé a trabajar como tutor particular de Eris.

Aunque casi desde el principio, ya que Eris nunca tuvo la atención de asistir voluntariamente a todas las clases, cada vez que tocaba cálculo o aprender el idioma, inmediatamente se le perdía el rastro y no volvía a aparecer hasta las clases de combate con espadas.

Publicidad Y-AR

Por suerte, había clases para las que esta regla no se aplicaba, ya que para las clases de magia prestaba toda su atención. Todavía recuerdo la primera vez que consiguió conjurar una bola de fuego, no hay palabras para describir la feliz que se veía en ese momento, mientras observaba como ardían intensamente sus cortinas y dijo.

«Algún día conjuraré explosiones enormes como las de Ludeus.»

Extinguí las llamas, y la puse sobre aviso para que dejara de practicar magia de Fuego sin que yo estuviera delante. El brillo incandescente de las cortinas la iluminaba en ese momento, y sin importar cómo la miraras, tenía la cara de una pirómana, pero al menos me alegro de que estuviera tan decidida a aprender.

En ese momento pensé que por su cara de felicidad, le prestaría la misma atención al resto de asignaturas; o eso pensé, porque mi deducción no pudo estar tan desacertada, Eris no tenía la menor intención de asistir a las clases de idioma y Cálculo.

Cada vez que intenta empezar la clase, no tarda en salir disparada; cuando intento atraparla, me da un puñetazo antes de seguir huyendo; y si continúo siguiéndola, se da la vuelta y me da una paliza antes de volver a escaparse. Personalmente pienso que comprende la importancia tanto del cálculo como del idioma, debido a lo ocurrido durante el secuestro, pero también da la impresión de que odia ambas materias con todo su corazón.

Publicidad M-M5

Cada vez que le hago llegar este problema a Philip, se encoge de hombros desinteresadamente diciendo,

«Es parte del trabajo del tutor particular conseguir que su estudiante le escuche en clase.»

Y no tengo forma de rebatir ese argumento, así que continúo buscándo a Eris en esas ocasiones. Porque, aunque Ghyslaine venga sin dilación a las clases de idioma y cálculo, mi trabajo es enseñar a Eris y cuando lo haga, aprovechar para enseñar a Ghyslaine, ¿cómo voy a darle clases solo a Ghyslaine?

El problema, es que encontrar a Eris no es tarea fácil. Yo llevo en el palacete tan solo 1 mes, mientras que Eris lleva viviendo aquí toda su vida; nuestro nivel de familiaridad con el terreno está demasiado separado, imagínate cuando encima te lo tomas como un juego del escondite o del ratón y el gato.

Por lo que he podido escuchar, los anteriores tutores dedicaron una cantidad abismal de esfuerzo por este motivo; y es que, no importa lo grande que sea el palacete, sigue siendo un recinto limitado, por lo que encontrarla no es imposible.

El problema es que, todas y cada vez que cualquiera de sus tutores la encontraba, se llevaban una paliza sin excepción. La mayoría de tutores dimitían por este motivo, pero concretamente uno, decidió devolverle los golpes a Eris, con la idea de enfrentar la violencia con violencia, que fue mi idea inicial, enseñándola el motivo por el que pegar está mal.

La respuesta a esta actitud por parte de Eris fue atacar a ese tutor en mitad de la noche, armada con una espada de madera y dejándole secuelas que tardarían meses en sanar, tras lo que finalmente dimitió. Siendo Ghyslaine la única persona que ha conseguido defenderse de todo ataque de Eris sin importar si es de día o de noche.

Personalmente no tengo confianza en ser capaz de imitar esto, por ese motivo, aunque la acabe encontrando, lo que me depara el futuro es acabar en el hospital. Si fuera posible, preferiría no tener que ir buscándola, no me gustaría que me diera una paliza hasta dejarme irreconocible.

Como atiende las clases de magia, no pasa nada si solo le enseño magia, ¿no? Pero Philip me ha ordenado que le enseñe también cálculo y el idioma, añadiendo que debe de llegar al mismo nivel de aprendizaje por su parte como el de magia, llegando al punto de decir:

«Si lo comparas con la magia, las otras clases son realmente las más importantes.»

Y no tengo argumento posible en contra.

Quizás es necesario repetir otro secuestro, ya que los niños que no aprenden y no escuchan merecen recibir su castigo.

Habiendo llegado a ese punto, finalmente consigo encontrarla.

Está casi totalmente hundida en un pajar que hay en los establos, está durmiendo confortablemente, aunque ha dejado su ombligo al aire.

«Fuuu~…….. Fuuuu~……..»

Está durmiendo profundamente, no puedo negar que parece un angelito, pero no debes dejar que tu apariencia te engañe, en realidad es un diablo con piel de cordero. Me refiero claro está a que por muy angelical que parezca, eso solo será mientras el diablo continúe durmiendo; y aun así, me veo obligado a despertarla.

Antes de nada, le tapo el ombligo bajandole el vestido para evitar que acabe cogiendo un resfriado, después, aprovecho para darle un masaje en la zona pectoral.

El ermitaño que llevo dentro me proporciona una estimación.

Hmm, ya veo, no ha superado el rango AA todavía, pero sus oportunidades de crecer son excepcionales, estoy seguro que cuando crezca superará el rango E. Pero para alcanzar ese nivel, la zona cada día debería recibir un masaje diario; y es que esto es otra materia más de la educación. Joh joh joh.

¡Le doy las gracias por la información, ermitaño!

Mushoku Tensei Volumen 2 Capítulo 14 Novela Web

 

Tras disfrutar impartiendo su clase sobre maduración, intento despertarla con un voz suave.

«Ojou-sama, por favor, despierte, Eris-Ojou-sama. Ya es la hora de la divertida clase de cálculo.»

No reacciona lo más mínimo, en su posición, casi tengo que felicitarla por poder dormir así; no es culpa mía si a las niñas que no escuchan a sus mayores se les quita la ropa interior, ¿me equivoco?

Lentamente fui acercando mis manos a su descolocado vestido, y justo en este momento.

«¡!»

Eris repentinamente abre los ojos, y su mirada recorre lentamente el camino que une mis manos a sus caderas y de ahí a mirarme a los ojos.

«Grrrrr.»

En su cara todavía se observan los signos de haber estado durmiendo, a la vez que puede oírse como sus dientes rechinan, y un segundo más tarde, levanta su puño ¡¿Hacia mi cara?! Pensando que ese es su objetivo, levanto los brazos para bloquear el impacto.

Publicidad Y-M1

«¡Guuuh…..!»

Pero el impacto lo recibe mi plexo solar, y caigo de rodillas por el dolor que siento.

Publicidad M-M4

¡Este diablo no lleva ni piel de cordero!

«¡Hmph!»

Y resoplando, me da una patada más, tras lo que pasando sobre mi cadaver, la Ojou-sama sale del establo.

***

 

 

No tengo elección, y decido pedirle ayuda a Ghyslaine.

Y es que por mucho que, palabras textuales de Paul el cerebro de Ghyslaine está hecho de músculo, seguramente sus motivos para aprender cálculo y el idioma, le den profundidad a su persuasión. Por no hablar de que estoy seguro que si Ghyslaine lo dice, Eris hará caso; ya que esta es la forma en fácil que tenía de solucionar el problema.

Al principio, Ghyslaine se muestra indiferente ante mi petición, pero al usar magia de Agua para emular lágrimas y suplicarle, finalmente consigo que un tanto indispuesta decida ayudarme.

Es tan fácil de engañar…

***

 

 

Pues bien, Ghyslaine, enséñame de lo que eres capaz.

Publicidad M-M2

No dejamos nada concretado sino que le dejo que se encargue de todo, no es hasta el descanso durante las clases de magia hasta que decide tomar acción.

«En su día, pensé que no necesitaba más que una espada en mi mano para vivir.»

Publicidad Y-M2

Y se pone a hablar de su pasado, de como comenzó siendo una niña malcriada que finalmente encontró un Shishou que la aceptó, tras lo que se acabó convirtiendo en aventurera y por primera vez tuvo aliados que viajaban con ella. Una introducción extensa para las historias que se originaron después… todas sobre sus problemas en el pasado.

«Cuando me convertí en aventurera, todo se lo dejaba a los demás. Armamento, mantenimiento, comida, gastos, necesidades diarias, contratos del gremio, mapas, orientación… Y cuando tuve que separarme de mis compañeros fue cuando por fin descubrí la importancia de llenar y cargar botellas de agua, controlar las brasas en una hoguera, como la antorcha bloquea el uso de tu mano izquierda al combatir…»

Por lo que ha contado, dejó su grupo de viaje hace 7 años, así que seguramente, esto ocurriera porque Paul y Zenith decidieron dejar el grupo e irse a vivir a un ambiente rural, y esto obligó a desmantelar el grupo.

Había notado algo extraño, pero mira que ser los 3 parte del mismo grupo de aventureros…

«Y es que aunque el resto de compañeros no pensara igual, con Paul, la persona al cargo y mando de la primera línea, junto con Zenith, nuestra única maga Curandera, abandonando el grupo; por mucho que quisiéramos mantenerlo, está claro que cada uno se iría por su propio camino al final. Es lo normal.»

Ghyslaine por aquel entonces todavía era Santa del Filo Celestial, pero por lo visto su capacidad ofensiva era especialmente alta. Además, eran un grupo de 6 personas; guerrero, espadachín, espadachín, mago, clérigo y pícaro, siguiendo esas profesiones para simplificar su explicación, es más o menos una combinación así:

Guerrero (Desconocido)  : Tanque
Espadachín Paul  : Tanque y DPS
Espadachín Ghyslaine  : DPS
Mago (Desconocido)  : DPS
Curandero Zenith  : Healer

 

(NT: TANQUE, estilo de personaje centrado en defensa y en proteger aliados de los ataques enemigos, es el principal encargo de controlar los movimientos de los enemigos y el que más capacidad para resistir daño tiene en el grupo).

(NT: DPS (Daño por Segundo): Nombre clave utilizado para los personajes que tienen como meta disminuir la vida de los enemigos, se centran principalmente en ataque y no contemplan ni a aliados ni a enemigos salvo cuando algo sale mal, su misión es sacar el máximo partido de sus habilidades para hacer daño).

(NT: CURANDERO/CLERIGO, Profesión en varios juegos de rol en la que las principales funciones se reducen a curar y proteger aliados de efectos dañinos, según el juego, el clérigo además, al estar relacionado con alguna deidad, puede utilizar los poderes de esta para castigar actos que vayan en contra de su religión).

(NT: Healer/Sanador: Personaje encargado de la curación y apoyo de aliados).

Publicidad M-M3

Y para terminar, decir que los llamados ladrones, según los ha llamado Ghyslaine, se encargan de trabajos varios, desde abrir cerraduras, buscar trampas, montar el campamento y comerciar con los mercaderes. Por lo general son gente lista que sabe leer y escribir, que a la vez tenga una mente abierta, lo normal es que suelan venir de familias de mercaderes.

«Llamarles pícaros o buscadores de tesoros sería más exacto, ¿no?…»

Al decir esto, Ghyslaine resopla y responde:

«Ese tío siempre acababa robando del bote del grupo para irse a apostar, ladrón es el nombre que se merece.»

«¿Robó del bote? ¿No es lo normal darle una paliza al que haga algo así?»

«No, el tío ese es bastante bueno apostando, y cada vez que cogía dinero del bote, volvía con beneficios; rara vez tuvo pérdidas y solo en alguna ocasión perdió la mitad del bote en apuestas. Por no decir que cuando teníamos poco dinero solía ser bastante más cauto.»

Parece que tenían algún tipo de acuerdo, pero aunque aumentara los fondos del grupo, ¿cómo podríais perdonarle que cogiera algo sin permiso…? No puedo comprenderlo.

No es que intente chulear o nada, pero jamás en la vida me ha gustado apostar. Aunque sí es cierto que me he gastado más de ¥100 000 alguna que otra vez comprando cosas por internet. Aunque claro, teniendo al libertino de Paul con su gusto por las mujeres en el grupo, es posible que la ética y las reglas del grupo no fueran demasiado estrictas. Por no decir que dependería del grupo, si hubieran sido más es posible que hubieran sido necesarias más reglas.

«¿Y cuál es la diferencia entre espadachín y guerrero

El detalle me interesa ligeramente y decido preguntarle, ya que si ambos son luchadores cuerpo a cuerpo, no entiendo el motivo por el que los diferencia.

«Solo si combates con espada y sigues alguno de los 3 estilos principales se te considera un espadachín, el resto son considerados guerreros, es más, aunque uses una espada para luchar, si no sigues ninguno de los 3 estilos se te considera guerrero, hasta si usas uno de los 3 estilos, cuando combates con cualquier otro arma también se te considera un guerrero.»

«Ehh, no sabía que los espadachines eran una categoría especial.»

O mejor dicho, los 3 estilos son lo especial; todavía recuerdo la técnica que usó Ghyslaine, fue increíble. Ni siquiera sé cuando atacó con su espada, hizo un pequeño movimiento y pam, la cabeza de su oponente acabó rodando por el suelo.

Cuando le pregunté al respecto, me dijo que es una técnica secreta del estilo Filo Celestial llamada Hoja de Luz.

«En ese caso, ¿los caballeros qué son?»

«Un caballero es un caballero. Si un reino o uno de sus Lords te contrata se te considera un caballero. Por lo general saben cálculo y el idioma, algunos hasta saben usar magia; pero por lo general son hijos de nobles con un orgullo altísimo.»

Seguramente tendrán esos conocimientos por haber ido al colegio, o eso creo.

«¿Por aquel entonces mi padre ya era un caballero?»

«No estoy muy segura, pero si no recuerdo mal, Paul se llamaba a sí mismo espadachín.»

«¿Y qué hay de los magos espadachines o guerreros de los que he oído hablar?»

«Esos son personas que además de combatir cuerpo a cuerpo con algún estilo o no, también saben magia, y son ellos mismos los que se otorgan algún título. Y como su posición en un grupo o su naturaleza varía mucho de una persona a otra, principalmente en su forma de luchar, son libres de llamarse como les venga en gana.»

«Oh~»

Eris parece encantada mientras escucha atentamente a Ghyslaine.

Espero que no le pida que la lleve a ningún Laberinto cercano… Me preocupa que decida convertirse en aventurera; personalmente creo que vivir rodeado de mujeres como si estuviera en un eroge sería mejor, de la raza feral en su caso. Eh… Ups, la idea era que Ghyslaine le explicara la importancia de manejar el idioma; y voy y dejo que mi curiosidad me pueda y altero el tema de conversación con mis preguntas.

Aunque parece que la parte positiva de este desliz es que Eris acabó viniendo al día siguiente pidiéndome que le enseñara cálculo e idioma, clases en las que Ghyslaine continúa contando alguno de sus problemas en el pasado para motivarla.

Aunque solo escuchándola se me revuelve el estómago, pero al menos, gracias a estas historias, Eris puede que consiga entender que estas materias son necesarias para la vida. Aunque es muy posible que venga a las clases solo para escuchar las historias de Ghyslaine que tanto le gustan. Pero en cualquier caso, si acaba saliendo bien no tengo problema en que ese sea su motivo.

Hace tiempo que se me ocurrió esta idea…. pero, sin el secuestro, es posible que a nuestra Ojou-sama no me prestara la menor atención durante las clases, ya que hasta después del incidente no dejó de mirarme como si fuera un insecto; por lo que no considero que haya sido algo innecesario.

En resumen, el resultado es suficientemente correcto.

***

 

 

En nuestra primera clase de cálculo, comienzo enseñándole las 4 operaciones aritméticas básicas, sumas, restas, multiplicaciones y divisiones, aunque ya que Eris durante un tiempo estuvo en la escuela, además de tener varios tutores particulares, ya conoce y maneja la suma para operaciones básicas.

«¡Ludeus!»

«¿Qué ocurre, Eris-kun?»

Señalo a Eris para que haga su pregunta al verla levantar su mano con fuerza.

«¿Para qué es necesario aprender a dividir?»

Tiene problemas para entender la utilidad de las divisiones y las restas, por no decir que las restas se le dan bastante mal. Me da miedo que verse tan atrancada con las cifras le haga desistir de aprender cálculo.

«No lo veas desde ese punto de vista, simplemente necesitas comprender que es la operación inversa a la multiplicación.»

«Pero lo que quiero saber es para qué sirve.»

«Entiendo, pues dime, si tienes 100 monedas de plata y necesitas repartirlas entre 5 personas, ¿cómo lo harías?»

Eris golpea la mesa con fuerza.

«¡Me estás diciendo lo mismo que me decía mi anterior tutor! ¡Lo que quiero saber es por qué! ¡¿Por qué tengo que repartirlas?! ¡¿Es necesario?!»

Al final me sale con semejante objeción; son palabras propias de niños, pero no me puedo dejar llevar por su ritmo, nos alejaríamos de lo importante.

«No lo sé, pregúntale a esas 5 personas, después de todo solo es útil si quieres repartir en partes iguales.»

«Has dicho útil, no necesario, en ese caso tampoco serían necesarias las restas, ¿no es cierto?»

«Solo cuando no desees usarlas, está claro que no son necesarias; pero que no quieras usarlas y que no seas capaz de usarlas son dos cosas totalmente diferentes.»

«Mumumuu…..»

Cuando digo las palabras no seas capaz de usarlas, la orgullosa Eris cierra la boca. Pero esto no soluciona el problema de raíz, si dejo que siga con estas ideas en las que escudarse, llegará el punto en el que no sea necesario aprender nada de cálculo.

Y para estos casos, mi única opción es Ghyslaine.

«Ghyslaine, ¿alguna vez tuviste problemas cuando intentaste repartir algo en partes iguales?»

«Hmm, vaya, en una ocasión en la que perdí gran parte de mis provisiones, intenté distribuir lo que todavía me quedaba para que me durase durante varios días, pero no lo conseguí. Al final, tuve que soportar 3 días sin comida ni bebida; pensé que no sobreviviría. Al segundo día, no pude soportarlo más, y decidí comerme los excrementos de criaturas mágicas, lo que me revolvió las tripas. Tuve que resistir las ganas de vomitar, el dolor de estómago y la diarrea, mientras me defendía del resto de criaturas mágicas que nos rodeaban—-»

La historia continúo durante 5 minutos, dándome ganas de vomitar. Mientras la escucho, comparo mi rostro pálido con la cara de satisfacción de Eris, cuyos ojos brillan casi como si contuvieran estrellas, que parece estar escuchando heroicidades.

«Y por este motivo, me gustaría aprender a dividir; por favor, continúa enseñándome.»

Escuchando estas palabras de Ghyslaine, Eris se ve casi obligada a continuar atendiendo en clase. Parece que el gusto de la familia de Sauros por las distintas razas ferales, no es solo por imitarlas, porque Eris continúa intentando hacerse amiga de Ghyslaine; y Eris escucha obedientemente todo cuanto Ghyslaine diga. Me recuerdan a un hermano pequeño siguiendo a todas partes a su hermana mayor, e imitándola sin importar lo que haga.

«En ese caso, continuad con los ejemplos repetitivos y aburridos, después resolved estos problemas; y por favor, si encontráis algo que no entendéis, preguntad.»

Y siguiendo este proceso, continuamos las clases poco a poco.

He de reconocer que Ghyslaine es una maestra excepcional también, cuando entrenamos con la espada señala los errores que cometo, y da una opinión sincera y objetiva. Paul me indicaba mis errores también, pero solo era capaz de decirme que había cometido un error, y no indicaba en medida alguna el tipo de error cometido ni en qué momento, y mucho menos me explicaba como corregirlo.

Hoy como un día más, tanto Eris como yo armados con espadas de madera nos enfrentamos en un combate de práctica, mientras Ghyslaine nos orienta al mismo tiempo como mejorar.

«Quédate con tu postura a la hora de avanzar y cargar, y mantén tus ojos sobre tu oponente.»

Crack.

La espada de madera que llevo en mis manos es alejada de mí por un golpe de la espada de Eris.

«Si te adelantas al ataque de tu oponente, presta atención a la dirección a la que se va a mover, y golpea en esa dirección. Pero recuerda que si eres más lento que tu oponente, evitará el golpe de tu espada.»

Incapaz de reaccionar a tiempo, recibo un golpe directo de la espada de Eris, el poderoso impacto atraviesa las armaduras rellenas de algodón y transfiere todo la fuerza a mi cuerpo.

«¡Tienes que reaccionar al lenguaje corporal de tu oponente para predecir sus movimientos!»

La espada de Eris me impacta nuevamente.

«¡Ludeus, no pienses, solo usa la cabeza! ¡Solo céntrate en averiguar donde va el enemigo a golpear con su espada!»

¿En qué quedamos? ¿quieres o no quieres que piense?

«¡Eris! ¡No te detengas! ¡Tu oponente aún no se ha dado por vencido!»

«¡Vale!»

Viendo que le sobra aliento para responder, me pregunto de qué estará hecha. He de admitir que esta chica tiene suficiente energía para destrozarme sin parar, y lo deja claro haciéndolo hasta que Ghyslaine la detiene.

Eris parece estar desquitándose del estrés acumulado durante la clase de cálculo, solo consigo devolver 1 de cada 8 ataques que me lanza, maldita sea.

Aunque este mes he podido notar como mi habilidad con la espada ha crecido de forma clara, debido principalmente a tener a Eris, una persona de más o menos mi nivel, como rival, lo que ha sido de gran ayuda. Y es que no importa en qué campo, tener a alguien cercano a tu nivel cerca te ayuda enormemente a crecer en ese campo.

Y aunque Eris sea bastante más fuerte que yo aun teniendo el mismo rango con el estilo, no es nadie comparada con Paul o Ghyslaine. En su caso, soy capaz de comprender lo que mi oponente está haciendo, y si puedo comprenderlo puedo derrotarle.

Antes me golpeó de esta forma, así que cubriré la zona del impacto de esta otra.

Consigo alcanzar conclusiones siguiendo un razonamiento silogístico parecido al anterior para mejorar. Contra Paul, nuestra diferencia en habilidad es tal que peco de prudente, hasta el punto de que soy incapaz de seguir su ritmo, por lo que acabo en el suelo de forma rápida y penosa. Y aun cuando escucho sus consejos, con tanta diferencia en nuestro nivel y mis bases, que soy incapaz de aplicarlos de ninguna forma, lo que me llevó a dudar sobre todas mis acciones en combate.  (NT: Silogismo: Razonamiento deductivo basado en la observación que utilizando dos premisas alcanza una conclusión. En este caso, el silogismo sería, Ludeos está luchando contra Eris + Eris utiliza el ataque X = Ludeus debe protegerse de X).

Sin embargo, cuando Ghyslaine me enseña algo, aunque la diferencia entre nosotros siga existiendo, sus explicaciones son suficientemente comprensibles para valerme de algo. Aunque como habla sobre atacar y defender al mismo tiempo, acabo teniendo dudas sobre como actuar.

Pero, con Eris como mi oponente, los pequeños cambios que realice según la situación implicará cambios en el resultado obtenido, y aunque llegue a dudar en algún momento, debido a que tenemos más o menos el mismo nivel, sigo siendo capaz de ir a la ofensiva en algunos momentos.

Es posible que algunas artimañas o técnicas no funcionen al día siguiente, o que Eris haga algo distinto y me acabe ganando, pero lo que un día soy incapaz de hacer lo puedo conseguir al día siguiente, o las técnicas que no conseguí aplicar se intentan al día siguiente; básicamente, cada día cuenta como experiencia y está claro que vamos mejorando.

Como imaginaba, tener alguien con quien competir da muchos beneficios y casi ningún penalizador, al fin y al cabo tan solo es un objetivo que perserguir y superar.

Es posible que si pusiéramos en números nuestra habilidad, la mejoría solo haya sido de 1 o 2 puntos, pero para la gente cuyos niveles estan bastante igualados, este cambio es importantísimo.

Y sin darnos cuenta, nos fuimos volviendo más hábiles. Aunque el crecimiento de Eris es con creces superior. Está claro que si un león y una cabra entrenan juntos, el león tardará menos en volverse un gran cazador que la cabra, pero habiendo entrenado con Paul desde que pude andar, esta diferencia me molesta.

«¡¡Todavía te falta para ganarme, Ludeus!!»

Eris se cruza de brazos y me mira por encima del hombro viéndome espatarrado en el suelo, aunque se lleva una reprimenda de Ghyslaine.

«No chulees, Eris, llevas más tiempo entrenando que él.»

Ghyslaine solo la llama por su nombre cuando estamos entrenando, según ella es necesario.

«¡Lo sé! ¡Y además sabe usar algo de magia!»

«Exacto.»

Eris solo valora mi habilidad como mago.

«Aunque es bastante raro, Ludeus, te bloqueas cuando vas a atacar a tu oponente…»

«Es porque me da miedo no estar seguro de como va a reaccionar el oponente.»

En cuanto termino de explicarme, Eris me da un puñetazo en la cabeza.

«¡¿Cómo?! ¡Eres patético! ¡Deja de inventarte excusas!»

Publicidad Y-M2

«No, Ludeus como mago, hace lo correcto.»

Ghyslaine añade de inmediato esa frase, consiguiendo que Eris afirme con la cabeza como una sabelotodo.

«¿En serio? ¡En ese caso no hay más remedio!»

¿Eh? ¿Por qué no había más remedio que darme un puñetazo?

«Lo siento, pero no sé como corregir tu indecisión frente a un oponente, eso es algo que tendrás que solucionar tú mismo.»

«Entiendo.»

Ahora mismo, cada vez que me enfrento a un oponente me tiemblan las piernas y me bloqueo, todavía me falta mucho por aprender.

«Pero puedo asegurar que gracias a tenerte como instructora, Ghyslaine, he conseguido mejorar.»

«Normal, después de todo Paul es del tipo instintivo, por lo que no es bueno enseñando.»

¡Ha dicho tipo instintivo! ¡Así que también categorizan de esta forma en este mundo!

«¿Qué es eso del tipo instintivo

«Son las personas que más que aprender conscientemnete como se realizan las técnicas, se dejan llevar por sus instintos y utilizan lo que sienten al aplicarlas para aprender.»

Respondo su pregunta, e inmediatamente pone cara de descontenta. Estoy casi seguro de que ella es de esta escuela.

«¿Qué problema tiene ser instintivo?»

Es bastante complicado responderle por lo obstinada que puede llegar a ser, y más si me pregunta si ser instintivo es bueno o malo; aunque como no soy el maestro de esta clase, dejaré que la profesora responda. Miro a Ghyslaine para indicarle que lo explique.

«No tienen ningún problema, pero por mucho talento que poseas, si no piensas con la cabeza no te volverás fuerte. Por otro lado, las personas instintivas no son las más idóneas para enseñar.»

«¿Por qué?»

«Porque no comprenden a la perfección las técnicas que usan, simplemente saben usarlas, y esto puede llevar a que no sepan aprender el resto de técnicas de superior nivel.»

De los labios de una Reina del Filo, hasta el nivel Avanzado, todo son principalmente aplicaciones básicas. Una vez que consigues comprender y aplicar las bases de un estilo, además de saber aplicarlas en varios contextos distintos es cuando puedes alcanzar el título de Santo (o Maestro, pero no pienso llamarlo así, nunca).

Básicamente, para llegar lejos, solo puedes depender de tu dedicación y talento… Aunque después de todo, sigues necesitando el talento.

«Yo también era una persona instintiva, pero cuando por fin comencé a pensar con la cabeza y comprender la teoría, fue cuando conseguí convertirme en Reina del Filo Celestial.»

«Sorprendente.»

Estoy realmente impresionado, ha sido capaz de corregir su forma de actuar hasta la fecha y finalmente consiguió resultados obvios, alcanzando una meta para nada sencillas.

«Ludeus, como Santo del Agua debes de comprender esto, ¿no es así?»

«En realidad, yo también soy bastante instintivo… aunque las técnicas de magia y de los estilos son muy diferentes, después de todo, mientras tengas magia obtienes resultados.»

«Oh, ya veo… Pero entiendes la importancia de las bases, ¿no es cierto?»

«Claro que veo lo importante que son, pero personalmente opino, que gracias a lo buena que era mi Shishou enseñándome fue por lo que fui capaz de alcanzar el rango de Santo.»

Ahora que lo pienso, siempre me digo a mí mismo que las bases son importantes, pero en realidad favorezco enormemente la Conjuración en silencio. En ese caso, ¿cuáles son las bases de la magia?

Durante nuestras clases, Roxy le daba más importancia al aprendizaje y desarrollo que a las bases, si me paro a pensarlo, Roxy era más bien superdotada y no le daba demasiada importancia a las bases tampoco.

Hmmmmm……

«¡Bah, como no tengo intención de volverme tan fuerte no tendré problema!»

Eris me saca de mis pensamientos con una frase tan engreída. Todavía recuerdo cuando en la secundaria dije algo como que no era importante aspirar a ser número 1 y dejé de esforzarme en lo que hacía.

Así que pienso corregirla en este mismo momento para que no cometa el mismo erro-

«Pero me esforzaré para ser tan fuerte como Ghyslaine y Ludeus.»

Bah, no es necesario, tiene un objetivo claro en mente y no se parece para nada a mi anterior yo.

***

 

 

Tras las clases de la mañana y la tarde, es hora de un descanso.

Hoy he decidido acercarme a la biblioteca, principalmente porque vi a Eris y Ghyslaine utilizando bastante material para las prácticas de magia, y se me ocurrió que en la biblioteca podría haber libros con conjuros. Aunque como no estoy seguro de dónde está, le pido a una sirvienta con orejas de perro que me guíe.

«Ah.»

Me cruzo con la esposa de Philip a mitad de camino, se llama Hilda y tiene el mismo pelo rojo fuego de Eris, además de un busto desbordante; parece que el buen desarrollo de Eris está asegurado. Nos presentaron hace tiempo, pero apenas hemos cruzado palabra.

A ver si lo recuerdo… era con la mano situada en el corazón.

«Señora, fantástico día para-»

«Tch.»

Hilda se molesta al verme e ignora mi saludo, dejándome paralizado a media reverencia.

«Ludeus-sama…»

«N-no te preocupes.»

La sirvienta con orejas de perro intenta animarme, pero la detengo haciendo un gesto con la mano.

He de reconocer que no esperaba semejante shock. ¿Acaso me odia? Pero si no le he hecho nada…. Ahora que lo pienso, da la impresión de que Eris es su única hija; olvídalo, si tuviera algún otro hijo, que resultara peor todavía que Eris, creo que mi carga de trabajo se multiplicaría por 4 o 5; mejor no cavar mi propia tumba.

Cuando llego a la biblioteca, me encuentro con Philip.

«¿Te interesan los libros?»

Philip me observa un tanto expectante, aunque no sé que es lo que espera de mí.

«Hmm, sí, bastante.»

«En ese caso, no te prives y disfruta de nuestra colección.»

Acepto su oferta y echo un vistazo a las estanterías, aunque en realidad no tengo nada que ande buscando concretamente. Mi idea anterior era ver si encontraba algún libro de hechizos como el que uso Roxy para aprender cumulonimbo o como el que le presté a Sylphy, pero todo lo que encuentro son textos relacionado con política, además que no puedo sacar libros de este lugar.

No tuve suerte y no encontré ninguno; después de todo, las guías de magia son rarezas en este mundo y no es como si pudieras encontrarlos en cualquier lugar.

Aunque lo que encontré fueron varios libros de historia en un rincón, así que si tengo tiempo libre aprovecharé para echarles un vistazo.

Publicidad Y-M1

***

 

 

Al día siguiente, después de las clases, me encuentro en mi habitación preparando el material para la clase del día siguiente, principalmente preguntas para cálculo, ejemplos de lectura y escritura para la lengua, junto con los conjuros para la práctica de magia.

Tengo intención de organizarme un calendario de enseñanza, porque sería un problema si me quedo con temas que enseñar de aquí a 5 años, así que por el momento las clases no avanzan tan rápido como me gustaría. En todo caso, para evitar contratiempos, estoy recapitulando el planning para enseñar magia.

Es casi que lo mismo que tuve que hacer para enseñar a Sylphy, y es que practicar a diario es muy importante, ya que en mi caso, al conjurar en silencio, se me acaban olvidando el texto de los hechizos. Los pocos hechizos que me sé de memoria son los de magia de Curación y Restituyente, pero nunca he memorizado los de magia ofensiva.  (NT: Magia Restituyente: Escuela de la magia de apoyo centrada en la eliminación y creación de venenos):

Los libros de aprendizaje sobre magia que tienen aquí incluyen el mismo material que el que tengo en casa, y es lo que están aprendiendo Eris y Ghyslaine.

Por lo que me han explicado, se han escrito cientos de libro sobre magia desde hace mil años, y aunque mucha gente aprendió magia siguiendo lo que indicaban estos libros, el material solo incluían los hechizos hasta nivel Avanzado, por lo que llegaba el momento en que era necesario buscar un tutor que te enseñara el resto; la mayoría de las veces el tutor no tenía nada nuevo que enseñarte, y alguien famoso suele cobrar caro los servicios.

Personalmente me extraña el número de ventas de estos libros, y es que por mucho que los puedas encontrar más libros en el mercado, la calidad de los libros no suele ser especialmente alta, por no decir que a la mayoría de las personas el tema tampoco le atrae. Si además contamos que en este mundo no se ha inventado la imprenta… no sé algo no me cuadra.

Según he oído, la última guía que se vendió en grandes cantidades fue hace 50 años, principalmente por los materiales tan baratos y el bajo coste, y gracias a eso el número de magos en la sociedad ha aumentado enormemente.

Publicidad Y-AB

¿Será que los magos están conquistando el mundo…? No creo, porque la nobleza de Asura está siendo enseñada muchísimo en este ámbito, en ese caso, ¿qué motivo pudo llevar a la popularidad de ventas de material de aprendizaje de magia…?

Mientras pienso, volteo las páginas y en la última página encuentro Publicado por la Universidad de Ranoa.

Qué bien se les dan los negocios…

Y así es como avanzan volando los días trabajando como tutor particular.

***

Ficha de Personaje

Nombre: Eris Boreas Greyrat
Posición: Nieta del Lord de Fedora
Personalidad: Agresiva
Su actitud conmigo: Consigo que me escuche
Idioma: Sabe escribir correctamente sus apellidos
Cálculo: Le cuestan las restas
Magia: Se está esforzando en aprender
Espada: Iniciada en el estilo del Filo Celestial
Etiqueta: Conoce el saludo común
Gente que le agrada: Su abuelo, Ghyslaine

4.8 15 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
2 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios