Goblin Slayer

Volumen 9

Capítulo 2: Un Asesino de Goblins Errante

Parte 3

 

 

“Como pensaba, hay un vigilante nocturno.”

Goblin Slayer susurró mientras avanzaba arrastrándose por las sombras del pueblo abandonado.




Había un goblin, bajo las órdenes del ogro (cuyo nombre no recordaba) holgazaneando con rostro somnoliento.

Goblin Slayer tomó la boca de la criatura cercana por la espalda y lo hizo dormir rebanándole la garganta.

El cadáver había llegado a su escondite. Pero ahora bastaba con arrojarlo sobre la nieve en silencio.

La sangre derramada también debería ser cubierta de inmediato por la ventisca. La nieve no solo trae cosas malas.

“Vamos.”




“S-sí……” La Vaquera observó fugazmente cómo el cadáver del goblin era enterrado, y después lo siguió con confianza desde atrás. “…… ¿Vamos a buscar algo de alimento?”

“No puedo esperar mucho de la comida del pueblo.”




Goblin Slayer llegó a esa conclusión luego de ver la carne seca de la noche anterior.

Además, incluso si hubiera quedado algo comestible los goblins habrían puesto sus manos en ello hace mucho.

Gracias a la pantalla de nieve cayendo sobre ellos podía examinar calmadamente el estado de los goblins.

Era un hecho que la blanca oscuridad causada por la nevada era un aliado de los goblins.

Los humanos no podían ver en la oscuridad y eran débiles contra el frío.

La Vaquera que estaba pegada justo detrás de él vestía una manta, pero aun así estaba tiritando de frio.

Si intentara andar por ahí tranquilamente con un caso de metal, su piel se pondría pálida y el color de sus labios también sería malo.

── La caza era imposible.

El peso sobre ella era grande. Y la probabilidad de que un goblin los encontrara era alta.

No. Él sacudió su cabeza y corrigió sus pensamientos.

La probabilidad de que un goblin los encontrara era alta y el peso sobre ella era grande, así que no podía cometer un error.

Era el mismo error que cometió antes.

Equivocarse en el orden de sus prioridades podría dirigirlo a que ella muriera como resultado de ese error.

Y en la mayoría de los casos, un goblin no era algo por lo que esto debería terminar en la muerte.

“…… ¿Recuerdas los arándanos?” Dijo Goblin Slayer tratando de tener un tono desinteresado.

La Vaquera dijo “¿Eh?” perpleja por un instante, y de inmediato asintió “Sí”.

“Es la uva de los osos, ¿no? La fruta pequeña y roja. Había algunas en las afueras del pueblo, ¿verdad?”

“Aún podría haber frutas.” dijo Goblin Slayer. “Eso buscamos.” agrego y miró al cielo.

La nube de color plomo que continuaba soltando nieve era espesa, pesada y oscura.

El viento era fuerte y la cantidad de nieve que caía no cambiaba. No había señales de pájaros. Pero si hubiera.

“Si hubiera pájaros, debería haber frutas cerca.”

“Entiendo…… Pájaros, ¿verdad?” La Vaquera repitió con una expresión seria. “Arándanos…… ¿Qué más?”

“Buscamos iwatake.” (NOVA: También llamado ‘hongo de las rocas’, es un hongo comestible común en la cocina asiática. Aunque también se encuentra en Inglaterra y en Norte América, donde fue consumido por los primeros exploradores.)

“¿Iwatake……?”

Goblin Slayer pensó un poco y movió sus manos gesticulando torpemente.

“Un hongo plano y negro.”

“Ah, entiendo…… Entendido.” La Vaquera se rió diciendo “Eso, ¿verdad?”

Era una risa que no podría decirse que estaba entumecida por el frio y el miedo.

Aun así, Goblin Slayer asintió. “Sí” su voz tembló un poco. “Avancemos cuidándonos del entorno.”

Era algo que era innecesario decir.

Pero no pudo evitar decirlo.

***

 

 

No podían encender una fogata para derretir nieve, ni ir al pozo vigilado por los goblins.

La razón por la que ambos pudieron conseguir agua era porque en las afueras del pueblo había un lago congelado.

“…… Lo entiendo bien.”

“La nieve se apila de acuerdo al terreno…… Además, si hay un pozo de agua también hay canales subterráneos. Esto se usa en agricultura.”

Ante las palabras de la Vaquera, él dijo mientras clavaba la daga en el hielo y cortaba ávidamente.

“Los goblins no son conscientes de estas cosas.”

Durante el trabajo, el rol de la Vaquera era vigilar los alrededores.

Ella observa los alrededores mientras abrazaba sus hombros envueltos en una cobija y su cuerpo temblaba repetidamente.

“Sería un poco mejor si pudiéramos usar el pozo.”

“Los goblins también piensan eso.”

No se puede evitar. Diciendo eso, él continúo trabajando con la daga y terminó de hacer un hueco en el hielo.

Metió las manos y averiguó la condición del agua. No hay impurezas, parece agua limpia.

“¿Estará bien? Por las enfermedades y eso.”

“Había un pueblo, así que probablemente no debamos preocuparnos.”

Asintiendo, él sacó un tubo negro y delgado de su bolsa de lona.




Puso un extremo dentro del agua, y con el otro extremo en su boca chupó, llenando el tubo de agua y luego llevándola hacia el odre. (NOVA: El odre es un recipiente hecho de cuero, que, cosido y pegado por todas partes sirve para contener líquidos como agua, vino o aceite.)

Después puso el odre en un hueco en la nieve, que tenía preparado de antemano, el agua fluyo naturalmente dentro llenándolo poco a poco. (Zeth Ito: Aquí hacemos eso para robar gasolina de los carros xD) (NOVA: Jajajajaja)

La Vaquera, que observaba el trabajo mientras vigilaba, inclinó su cabeza con curiosidad.




“Este tubo, ¿es algún tipo de artículo mágico……?”




“El agua fluye por el tubo” dijo él. “El odre solo está más bajo que la superficie del agua.”




El agua siempre fluye de un lugar alto a un lugar bajo. Esa era la teoría, pero él fue torpe al explicarlo.

“Hum……” Sin estar convencida del todo, la Vaquera se sentó a su lado.

Él puso su mano en la espada en su cintura mientras vigilaba el entorno en silencio.

La Vaquera exhaló gentilmente. Aunque no demasiado, no podía resistir el querer estar a su lado. Si se separaban, ella seguramente moriría.

── Aunque no quería pensar así.

La Vaquera dejó salir esos sentimientos mezclados junto con su blanco aliento.

¿Qué tan fácil sería si solo dependiera de él y lo dejara todo en sus manos? ── Aunque ahora también lo estaba dejando todo en sus manos.

── Aunque si hiciera eso, todo terminaría, ¿verdad?

A pesar de lo que él pensara, para ella era así.

“¿Sabes muchas cosas?”

Sin embargo no pudo soportar el silencio, solo viendo entre los alrededores y él, y las palabras salieron.

“Estudié.”

Fue una respuesta corta.

“Ya veo.” dijo ella, y abrazó sus rodillas acercando su abundante pecho para soportar el frio. “Eres muy inteligente.”

“…… No.” Después de murmurar en voz baja sacudió la cabeza de lado a lado.

Ella no podía saber cuál era su expresión porque esta oculta detrás del casco metálico, pero parecía que su mirada se dirigía hacia el odre.

“El Maestro a menudo me decía ‘eres un estúpido’.”

“Maestro…… dices, ¿a ti?” Los ojos de la Vaquera parpadearon. Eso fue completamente inesperado. No lo pudo creer para nada.

Acercó un poco su cuerpo hacia él, cambió su dirección y dio un vistazo a su rostro.

Era el casco barato de siempre.

“No tengo imaginación” dijo él. “Por eso, muero de inmediato.”

“Mueres…… dices.” La Vaquera se quedó sin palabras, de alguna manera trató de buscarlas. “…… ¿No estas vivo?”

Sería un problema que no estuviera vivo. De inmediato esas se convirtieron en unas palabras muy desagradables en las que no quiso ni pensar.

“Por eso, me dijo que no intentara hacer algo que nadie era capaz de hacer.”

Ni tú puedes hacer eso.

¿Acaso crees que eres mejor que los demás?

Eres solo un estúpido más que encontrarías en cualquier parte, así que no puedes hacer más de lo que la gente ordinaria es capaz de hacer.

“Hum……” Los labios de la Vaquera se alzaron. Por alguna razón no estaba interesada. Sentía como que él fue engañado por un maestro a quien nunca le había visto la cara. “…… Si hubiera estado ahí, lo habría regañado.”

“Sin embargo, aprendí que la respuesta siempre estaba en mi bolsillo.”

“…… ¿Mm?”

Ella no pudo entender de inmediato el significado de esas misteriosas palabras.

Cuando ella inclinó su cabeza tiernamente, él se rió ── parecía que se reía.

“Pienso con todo mi ser y hago lo que puedo hacer…… eso creo.”

“Lo que puedes hacer……”

“Cualquier cosa.”

“Cualquier cosa……”




“Así es.”

Él extendió la mano hacia el odre y agitó el contenido. Entonces hizo un sonido áspero.

Se aseguró que el interior estaba completamente lleno y lo reemplazó con otro vacío.

El agua comenzó a acumularse nuevamente.

“Bebe.”

“Wa.” Él le arrojó el odre lleno. Ella lo atrapó suavemente con su pecho.

“Puedes comerlos. Aun nos moveremos.”

“Ah, sí.” La Vaquera asintió, y desenvolvió los arándanos envueltos en un pañuelo que había recogido en el camino. A pesar del sabor, era una cantidad que estaba lejos de poder llenar una bota alta. “…… ¿Y tú?”

“Tengo esto.”

Diciendo eso, él metió por la visera de su casco el negro y crujiente iwatake.

Hizo un sonido al masticarlo, pero para la Vaquera no se veía delicioso.

── Mejor dicho, ¿eso se podía comer……?

Ella murmuro “Hmm” y después dijo “Bien” y le arrebató la mitad de los hongos restantes.

Entonces dijo “Mm” mientras le pasaba la mitad de los arándanos.

“Hm……”

“¡Dividámoslo, a la mitad!”




La Vaquera no le dio posibilidad de negarse.

Ella arrojó el iwatake a su boca mientras él permanecía en silencio.

Debería reconocer la situación.

Nada había mejorado.

Pero el agua era fría, el iwatake duro, y los arándanos agridulces.

5 8 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
2 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios