Goblin Slayer

Volumen 9

Capítulo 1: Premonición de Destrucción

Parte 5

 

 

“Ahー, ¿qué haremos……?” La voz berrinchuda de la Arquera Elfa Superior resonó en la taberna. De hecho, ella estaba tumbada sobre la mesa y agitando sus manos y pies, se veía genuinamente como una niña.

“¿…… Realmente tienes dos mil años?”

Publicidad Y-AR

“Claーro, qué grosero.”

“……” El Chamán Enano exhalo muy perplejo y le dio un gran trago a su copa.

El sol ya había caído y una atmosfera vaga fluía entre los aventureros ebrios reunidos en la taberna.

Había mucha nieve, el viento soplaba fuertemente y hacia mucho frio. Solo aquellos faltos de dinero o bajo ‘circunstancias excepcionales’ salían de aventura en una noche como esta.

“Goblin Slayer también es un tipo desocupado.” La Caballera, que había estado hablando groseramente hasta hace poco, también termino derrotada por el alcohol.

Publicidad M-M3

Cabeceando en un mar de baba ella murmuraba “No se puede evitar” quejándose por alguna razón mientras le daba golpecitos al Guerrero Pesado.

“Maldición, ni siquiera los niños mejoran.”

No se veía al Chico Explorador, la Chica Druida, ni al Guerrero Ligero Medio Elfo junto al Guerrero Pesado, que estaba siendo increpado por la Caballera. Los tres jóvenes fueron puestos a dormir temprano, debido a esto el Guerrero Pesado fue el único compañero de copas de la Caballera de principio a fin.

“Estamos mejorando. Y eso no es motivo para que termines con resaca.”

“Bastardo…… cuando lleves a una señorita a la cama cárgala como a una princesa.”

“Dudo que seas una princesa, maldición……” El Guerrero Pesado subió las crujientes escaleras ignorando las quejas murmuradas por la Caballera.

Publicidad Y-M2

El Lancero, que vio aquello, dirigió su mirada hacia la Sacerdotisa. “¿No vas a ir a dormir, señorita? Hoy también trabajaste en el templo, ¿verdad?”

La Sacerdotisa dijo “Sí” con párpados pesados. “¿Sucede algo?”

“Solo curiosidad.” El Lancero dejó escapar un bostezo sin motivación. “Ya lo has esperado lo suficiente esta noche ¿No volverás a casa?”

“No, no es eso……” No es así. La Sacerdotisa bajó la mirada con sus mejillas avergonzadas debido a la sutil risa de la Bruja. Después de todo, es vergonzoso cuando los demás pueden ver a través de uno de esa manera. “P-pero, no puedo esperar sin hacer nada…… ¿no es así?”

La Arquera Elfa Superior se encogió de hombros al oír esas palabras de forma disimulada.

“¿Entonces harás tareas de oficina?” Dijo la Arquera Elfa Superior y dio un vistazo hacia la recepción vacía.

La Chica del Gremio ya no se encontraba ahí, había terminado su trabajó y regresó a sus aposentos saliendo hacia el camino cubierto de nieve, y la supervisora se había ido a casa igualmente.

Publicidad M-M1

Solo se vía al personal nocturno pasando sus plumas sobre los documentos mientras bebían un poco de un té.

“No hay suficientes miembros y es imposible continuar.”

“En ese caso……” El Sacerdote Lagarto, que estaba pegado a la chimenea, estiró su largo cuello haciendo pequeños círculos para relajar sus músculos. “¿Qué tal si nos dirigimos a una verdadera aventura?”

“Tampoco tenemos suficientes miembros, ¿sabesー?”

Miembros ── más precisamente debería decir vanguardias.

Goblin Slayer, la Sacerdotisa, la Arquera Elfa Superior, el Chamán Enano y el Sacerdote Lagarto.

Todos eran conscientes de que ser un grupo con tres hechiceros era todo un lujo. Sin embargo, este grupo solo tenía un miembro que servía solo para la vanguardia.

La Sacerdotisa dio un rápido vistazo al Sacerdote Lagarto. De ningún modo le diría que no confiaba en él.

Publicidad Y-M1

“Aun así, será difícil sin Goblin Slayer.”

“Aunque no sé si a ese rarito se le pueda llamar 『Guerrero』.” La Arquera Elfa Superior habló mal de él de forma simpática mientras se reía amistosamente.

La Sacerdotisa contuvo sus ganas de decir “Es verdad”, aunque sin poder negarlo.

── ¿Un guerrero?

Mientras ella pensaba en eso llevo la punta de sus delgados y largos dedos hacia su boca, e involuntariamente dirigió su mirada hacia el Lancero.

“…… Este, ustedes dos, ¿llevan mucho tiempo juntos?”

El Lancero dijo “¿Ah?” alzando una ceja “Haー…… ce, ya cinco o seis años…… ¿verdad?”

“Más…… o menos, ¿no?” En respuesta la Bruja entrecerró sus ojos de forma nostálgica y radiantemente aflojó sus mejillas. “¿Te…… interesa…… quizás?”

“E-este, bueno……” Siendo vista fijamente a los ojos, la Sacerdotisa vaciló nerviosamente.

Negarlo ── ¿no se vería un poco infantil?

“…… ¿U-un poco?”

“Fu, fu……” La Bruja divirtiéndose sacó una pipa de su abundante pecho y susurrando algo le dio un golpecito con la punta de su dedo. Encendió vagamente una tenue llama y sacudiendo lánguidamente su cuerpo inhaló profundamente.

Cuando abrió sus labios, como dando un beso, el dulce humo flotó en el aire en forma de aros.

“Eventual… mente…… ¿no?” La Bruja dijo riendo desde su garganta. “Tú, también…… eventualmente, ¿no?”

“…… Sí.” La Sacerdotisa asintió profundamente y bajó su mirada hacia su taza de leche tibia.

Eventualmente, ¿cuánto tiempo será eso?

¿Hasta que se vuelva una aventurera de rango Plata? ¿O hasta que pueda ser dejada sola sin preocuparse?

O quizás ── ¿hasta que pueda superar su complejo de inferioridad?

Como si viese a través de sí misma, la Sacerdotisa bebió sus penas junto con su leche.

“…… Oiga, disculpe.”

“¿¡Ah!?”

Fue en ese momento que fue llamada por una voz tímida.

La Sacerdotisa volteo hacia atrás tosiendo, y ahí estaban parados dos aventureros con quienes ya estaba muy familiarizada.

Eran la Aprendiz de Clérigo y el Guerrero Novato ── ambos de su misma edad y que estaban a punto de subir su rango.

El Guerrero Novato llevaba una armadura de cuero bastante común y un mazo ── más bien era una delgada y larga vara, y tenía también una espada en la cintura. Además, tenía un protector para su cabeza hecho de cuero, y una capa colgaba de sus hombros, podría decirse que ya era un guerrero bastante capaz.

Por otra parte, aunque no era notorio a simple vista, los movimientos de la Aprendiz de Clérigo habían mejorado bastante.

── Y yo ──……

De hecho, ¿cómo voy? La Sacerdotisa sonrió sin expresar sus sentimientos.

“¿Qué sucede?”

“En realidad nosotros, esta vez. Vamos a ser promovidos……” El Guerrero Novato dijo que recibió una oferta mientras se rascaba la mejilla.

La Sacerdotisa dijo “Vaya” con los ojos muy abiertos e inmediatamente junto ambas manos diciendo: “¡Felicidades!”

Publicidad M-M1

“Bueno, aunque es solo de Porcelana a Obsidiana.”

De décimo a noveno rango. ¿Y ella qué tal lo hizo peleando contra aquel ogro en esas profundas ruinas……?, no.

La Sacerdotisa fue promovida rápidamente porque fue rescatada por él y porque se unió a su actual grupo.

De lo contrario, incluso si ella hubiera sobrevivido en aquella primera cueva, iría al mismo paso que los dos jovencitos frente a ella.

Pero… ¿oh? Pensó la Sacerdotisa inclinando su cabeza.

En aquel momento la Aprendiz de Clérigo estaba muy feliz de mostrarle su progreso, pero ──……

“Te ves triste. ¿Qué pasa?”

“Es que” dijo la Aprendiz de Clérigo y frunció el ceño. “Si reportas tu aumento de rango al templo, te darán un oráculo……”

El oráculo es un mensaje, una profecía y una misión que los dioses dan a los creyentes.

Nadie es obligado a recibir uno, pero son pocos los que se atreven a rechazarlo.

Publicidad Y-M3

Tampoco es que haya beneficio en rechazarlo. Aunque da lo mismo para aquellos obsesionados con matar goblins.

Debido a esto, a la Sacerdotisa de inmediato se le vino algo a la mente.

“Había escuchado que pedir la prueba del Dios Supremo es muy difícil, pero…… ¿es eso verdad?”

“Así es.” La Aprendiz de Clérigo asintió y puso la misma cara que pondría una niña que perdió su camino a casa. “Tenemos que ir a las cumbres del norte, pero……”

“Nosotros siempre hemos estado en los alrededores de la ciudad, nunca hemos ido a las montañas nevadas. Como es de esperar, siento que moriremos a este paso.” Eso dijo el Guerrero Novato con una cara muy seria.

La Sacerdotisa puso sus dedos en sus labios y reflexiono haciendo “Hmm”.

Ya veo, de hecho, ellos mismos fueron a una batalla en las montañas nevadas durante el invierno del año pasado.

Esa fue una experiencia valiosa, y habría estado en problemas de no ser por la guía de sus compañeros.

Con toda sinceridad, ella estaba pensando en volver al templo a ayudar mientras esperaba, pero ──……

── ¿Qué haría él?

“…… ¿Goblins?”

“¿Qué?”

“No……” La Sacerdotisa rio amargamente sacudiendo la cabeza de lado a lado. Murmuró una palabra sin pensar. No tenía sentido.

No tenía sentido, pero era una palabra que impulsaba su espalda.

La Sacerdotisa repentinamente apretó las manos, resolvió sus pensamientos, bebió toda su leche y tomo su sonoro bastón en sus manos.

Publicidad M-M5

Al borde de su vista pudo ver a la Bruja asintiendo. Ella le asintió de vuelta.

“Yo, quiero ayudarlos.” Su voz sonó un poco emocionada. Respiró hondo una vez y luego dijo las siguientes palabras como si estuviera rezando. “Chicos, ¿podrían acompañarnos?”

“¡Una aventura!” La primera en responder fue la Arquera Elfa Superior. Declarando con las orejas y la mano derecha extendida, pateó la silla y se puso de pie. “¡Me uno! ¡Yendo a una aventura en su ausencia enorgullecerá a Orcbolg!”

“…… Bueno, no creo que a Corta-barbas le moleste que lo hagamos……” dijo el Chamán Enano mientras acomodaba las cosas sobre la mesa que la Arquera Elfa Superior había volcado.

Él se atiborró con toda la comida restante sobre la mesa, pensando que sería un desperdicio si no lo hacía, mientras movía su mandíbula para masticar la comida. Luego tomo un gran sorbo de licor y exhaló un eructo.

“¿Y qué hay de ti escamoso?”

“Poder depender de las personas es algo de lo que estar bastante agradecido. Rara vez sucede.” dijo el Sacerdote Lagarto solemnemente, como siempre, desde la chimenea para obtener calor. “Como sacerdote, no puedo negarme. Ni siquiera si me congelo o me quedo sin comida. Es por el bien de la civilización.”

La Arquera Elfa Superior encogió engreídamente sus hombros diciendo que estaría bien mientras hubiera queso.

“¿Entonces? ¿Qué hay del Enano? Como eres gordo estas tranquilo con el frío, ¿no?”

“Al parecer no cambiarias tus prejuicios incluso si te golpean en el trasero.” El Chamán Enano se levantó de golpe de la silla mientras limpiaba su blanca barba con su mano. “No tengo ganas de discutir……”

“¡Cierto! ¿Y eso?.” La Arquera Elfa Superior sacudió sus largas orejas dudosamente. “¿Qué hay de la recompensa?”

“Ah…” Quien dejó escapar su voz inconscientemente no fue nadie más que la Sacerdotisa.

── ¡No había pensado en eso……!

¿Qué hare?…… ¿Qué hare?

Sin encontrar una respuesta, la Sacerdotisa iba de derecha a izquierda confundida.

El gran coraje que había mostrado hace tan solo un momento se marchitó ligeramente.

Como resultado, ambos muchachos pusieron sus ojos llorosos. No tenían dinero.

Entonces ──……

“Dividan, la mitad…… ¿no?”

La oportuna ayuda llego brillantemente desde su costado.

Cuando la Sacerdotisa se volteó, la Bruja guiño un ojo como una niña traviesa.

“Llevémonos…… bien, ¿sí?”

“……Claro.”

El Lancero que observaba en silencio suspiró como si esto fuera algo inevitable.

“En estas exploraciones lo normal es que los objetos encontrados y lo obtenido se divida a la mitad, ¿cierto?”

“¡Ah, bien, entonces, entonces!” Con una reluciente cara emocionada el Guerrero Novato grito y empujo a la Aprendiz de Clérigo nerviosamente.

“Sin embargo, lo que nosotros necesitamos ── ¡No es más que lo que Dios nos dé!” Ella añadió esto en voz alta, Ignorando la cara fruncida de su compañero.

“Mhm” dijo el Chamán Enano satisfecho. “Eso está bien.”

“──” La Sacerdotisa no dijo nada.

Publicidad Y-AB

Se sentó de golpe en la silla y bajó la mirada hacia la taza en sus manos. Estaba vacía. No había nada.

Con la Arquera Elfa Superior al mando, los entusiasmados compañeros se prepararon alegremente causando un alboroto.

Ella estaba feliz por ese sentimiento. Aceptaron su propuesta. Sin embargo……

“……Partiremos mañana, cuando la nieve cese.”

La noche aún era larga y la nieve estaba ganando impulso.

5 4 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
7 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios