Goblin Slayer

Volumen 9

Capítulo 1: Premonición de Destrucción

Parte 4

 

 

Seguía nevando.

Solo el ruido de una rueda traqueteante resonaba en este mundo pintado de un blanco brillante.

Publicidad Y-AR

El origen de ese ruido era una carreta cuya sombra oscura se esparcía sobre este blanco mundo como una mancha.

Al lado de Goblin Slayer, quien sostenía las riendas en silencio, estaba una chica sentada sin decir una palabra.

── Más bien, ¿qué debería decir……?

Si lo pensaba bien, era la primera vez que ella viajaba con él de esta manera── aunque solo fuera por unos cuantos días.

Era diferente de aquella vez que fueron a la aldea natal de la Arquera Elfa Superior.

Publicidad M-M1

Era diferente de cuando iban juntos a hacer su entrega rutinaria todos los días.

── Era extraño.

La Vaquera corrigió su postura, ya que había estado abrazando sus rodillas, y suspiro.

Incluso se sentía como si siempre hubieran estado juntos en la ciudad fronteriza.

Finalmente, ella solo se quedó viéndolo fijamente en silencio. Aunque solo podía ver el casco de metal de siempre, que no permitía saber su expresión……

── ¿Qué cara estará haciendo……?

“Hey.”

“¿¡Fuee!?” La Vaquera se sorprendió por la voz que la llamó repentinamente mientras estaba hundida en sus pensamientos y sus hombros se estremecieron. “¿¡Q-qué!?”

“¿No tienes frío?”

“Eh, ah, ah…… n-no…… Tranquilo.”

“Ya veo.”

La Vaquera asintió y con eso la conversación fue interrumpida.

Publicidad M-M1

Solo el ruido traqueteante de las ruedas rozando con el eje resuenan por el camino otro instante más.

La Vaquera toca su abundante pecho con la punta de sus dedos vacilantemente. Inhala y exhala. Si pierde esta oportunidad, su relación será así por siempre.

“O-oye.”

“¿Qué?” Su voz es breve y baja.

Aunque sabía que esa era la misma voz de siempre, fue abatida en un instante.

“Este……” Las palabras se atoran en su garganta, cierra su boca y la vuelve a abrir. “N-normalmente, ¿de qué hablas……?”

“¿Normalmente?”

“Como, cuando vas de aventuras…… con todos.”

Él gruñó en voz baja, no respondió de inmediato. Estaba buscando las palabras correctas, como siempre.

“…… Nada en especial.” Pero la respuesta que él le devolvió fue muy corta.

Ya veo. La Vaquera murmuró y bajo su rostro.

Su capucha estaba cubierta de nieve y el frio gradualmente entraba en su cuerpo. Era un frio terrible.

“……………… Es que yo.”

“¿Eh?” La Vaquera parpadeó ante las palabras murmuradas repentinamente.

“Es que yo, soy malo para hablar.”

“…… Sí.” Entiendo. La Vaquera asintió. Quien sabe cómo era antes. Pero él ahora era así. Ella lo entendía un poco.

Publicidad M-M5

“Por eso.” Y él detuvo un poco sus palabras. “Por eso…… escucho lo que todos dicen, y contesto.”

“…… Ya veo.” La Vaquera repentinamente apartó su mirada de él y miró hacia el cielo.

La nieve revolotea nerviosamente hacia ellos desde las nubes color plomo formadas por el clima nublado.

El aliento exhalado por ellos se volvía vapor y se elevaba mientras se mezclaba en el aire.

“…… Bueno entonces.”

“Um.”

Mirando al cielo mientras volvía a parpadear, la Vaquera le lanzo una mirada fugaz de reojo. “¿Puedes…… hablar conmigo? De…… cualquier cosa.”

“Um.” Él respondió dos veces lo mismo.

Pero el rostro de la Vaquera se iluminó con entusiasmo. “¡Bien, bueno, este……! ¡Tuve un descanso hace unos días!”

“Sí.”

“Visité a la recepcionista y a los demás. La vi haciendo, tareas de oficina……”

Esa manera de hablar era como si ella estuviera presumiéndole nuevamente al hijo de sus vecinos.

Era una plática vaga. No tenía nada de especial o de particular. El clima diario y los cultivos, los animales de la granja. Lo que sucedió en la ciudad mientras él no estaba. El estado de los demás aventureros.

La voz brillante rebotaba en la nieve y se mezclaba y desaparecía con el sonido de las ruedas. El aire seguía igual de frio, pero a la Vaquera ya no le importaba.

Considerando que era un camino nevado, la distancia hasta el pueblo no era tanta.

Había personas esperando. Por eso no se podían retrasar sin una buena razón.

Pero, aun así ──……

── Creo que quiero estar así un poco más.

Pensando en tal cosa vergonzosa la Vaquera sacudió la cabeza de lado a lado. “Ah, ya sé. Ya casi es mediodía, ¿verdad? Si quieres comer deberías detenerte en algún lugar ──”

Publicidad Y-M1

La carreta se detuvo con un chirrido.

“¿……? ¿Eh, vamos a comer aquí?”

No hubo respuesta.

Él miraba hacia adelante conteniendo la respiración.

Enseguida el casco de metal se movió rápidamente hacia la derecha y hacia la izquierda.

¿Está viendo hacia aquí? No, no es así.

Su mirada se dirige hacia más allá de la Vaquera, hacia donde la ventisca se intensifica.

“¿E-este……?”

“── Esto es malo.” Dijo él inmediatamente sintiéndose inseguro.

De repente la blanca nieve se esparció como si volara desde el suelo.

“¿¡── Kya!?” El cuerpo de la Vaquera, con una mirada de desconcierto, fue hecho hacia un lado.

Algo perforó con un ruido sordo el lugar en el asiento donde, hasta hace un instante, había estado su cabeza.

¿¡── Es una lanza!……?

La Vaquera, que cayó sobre el campo nevado, se preguntaba porque no sintió el impacto.

No, la respuesta era clara. Él la había empujado fuera del asiento del conductor y abrazándola la protegió de la caída.

Ella al percatarse de que estaba entre sus brazos, endureció su cuerpo. “Eh, q-qué…… ¡¿Qué……!?”

“¡¡GROORBB!!”

Ese grito turbio fue la respuesta más elocuente a todas sus dudas.

“¡GBB! ¡GOROB!”

“¡GROBR!”

Sombras, sombras y más sombras se levantaban de la nieve, una tras otra, quitándose las telas que llevaban en la cabeza.

Horribles monstruos, con rostros distorsionados por el deseo, sostenían una gran variedad de armas.

Los enemigos más débiles de este mundo, con la misma capacidad física, astucia y fuerza que un niño humano.

“¿¡Go…… goblins……!?”

“¡── Por aquí!” Goblin Slayer no lo dudó ni un instante. Él agarro fuertemente la mano de la Vaquera y corrió como una flecha.

“¿¡L-los caballos y el equipaje……!?”

“Es inútil.”

── Había fracasado.

Originalmente él debió ignorar completamente el ataqué y correr a toda velocidad con la carreta, quitándose los goblins de encima.

Gracias a que── no, inmediatamente le puso fin a ese pensamiento.

La razón de su decisión era clara, esa respuesta estaba tomando su mano. No necesita pensar en nada más que en eso.

“¡Uno!”

“¡GGOORBG!”

Goblin Slayer se abalanzó hacia el pequeño diablillo que los acorralaba, golpeando su cuerpo entero.

Mientras el goblin aun no podía responder a la situación, lo apuñaló con su espada desenvainada en la boca del estómago.

El goblin atravesado, con un golpe letal, murió sin soltar un aliento.

Goblin Slayer extrajo su espada pateando al cadáver y continúo corriendo sin detenerse.

“¡GOR! ¡GOBG!”

“¡GBBGR!”

“¿¡Ah!?” Piedras pasaban volando, el rugido de los goblins, lanzas, un cadáver. Ella no sabía a cuál enfrentarse.

Goblin Slayer puso más fuerza en la mano que sostenía al oír los gritos de terror detrás de él.

No podía usar el escudo en su mano izquierda. Detrás también era peligroso. Se abrió paso siendo precavido. ¿Cuáles serían sus probabilidades?

Sentía que podía oír los dados siendo tirados en su cabeza. Maldijo al 《Destino》 y la 《Casualidad》.

Los gritos de agonía de los caballos siendo devorados vivos resonaban en la nieve.

Goblin Slayer dio un pequeño vistazo hacia atrás. Lo que vio fue el rostro de la Vaquera que parecía que iba a llorar en cualquier momento.

Él, que continuaba corriendo, no podía tomar otro camino.

“¡O-oye, ese niño está……!” La voz que tiraba de su mano era temblorosa. “¿Está muerto……?”

Goblin Slayer volteo hacia adelante sin decir nada y siguió corriendo.

No es que no quisiera decir nada. No podía decir nada.

Tampoco pudo volver a mirarle la cara.

Estaba agradecido de que los goblins estuvieran absortos en su saqueo a los caballos── aunque parezca increíble.

¿Con qué cara podría decírselo? Él se había olvidado que traía puesto un casco de metal.

Ni siquiera ella quería ponerse en riesgo ── no, ella no quería ponerlo en riego a él por los caballos.

¿Cómo podría discutirlo negándolo con una arrogante actitud?

“¡¡GOOROBG!!”

Por eso él se abalanzó contra todos los goblins frente a sus ojos.

Los goblins se acercaban corriendo sin esperar a sus compañeros para detenerlos por sí mismos.

Tan pronto como Goblin Slayer reconoció una de esas figuras arrojó su espada.

“¿¡!?”

El goblin murió con una espada saliendo de su cerebro, mirando hacia el cielo sin saber qué había pasado.

“¡Dos!”

Goblin Slayer recogió el mazo de la faja del goblin mientras corría. Estaba hecho de hueso. Probablemente estaba hecho de un fémur ── de un fémur humano.

Publicidad M-M2

“¡Uh…… u-uh……!” La Vaquera llevó su mano libre a su boca aguantando las náuseas.

No había tiempo para agacharse a vomitar. En cambio, ella sostuvo fuertemente su mano.

Si él soltara mi mano ── él definitivamente no lo haría, pero ── ¿qué pasaría?

Sintiendo que sería abandonada sola, tembló por razones distintas al frio.

Publicidad Y-M1

“¿Q-qué haremos……?” La Vaquera dijo eso con una voz incontenible. “La ciudad, está…… por allá, ¿cierto?”

Publicidad M-M2

“No podemos regresar.” Su respuesta fue indiferente y cortante. “Los goblins están emboscando el camino hacia la ciudad.”

“Entonces……”

Él dijo “Debería haber un pueblo cercano.” Y después añadió. “Hace mucho tiempo.”

La Vaquera tragó su saliva junto con sus palabras.

── Con tantos goblins.

¿Ese pueblo estará bien?

Ella sabía bien que si lo decía en voz alta solo lo preocuparía.

Además, estaba la nieve.

De todos modos, no creo que pueda volver caminando hasta la ciudad. Solo hay un camino.

── Si este fuera el caso para esa chica…

Si fuera la Sacerdotisa quien estuviera aquí con él, ¿qué habría hecho?

La Vaquera nunca pensó en querer volverse una aventurera.

Pero ahora ella lamentaba no haberse vuelto una.

Quizás, si ella fuera una aventurera ──……

“¡Ya vienen!”

“¡S-sí!” La Vaquera que mostraba signos de haber huido hacia sus pensamientos regresó a la realidad.

Al mismo tiempo que su voz, se oyeron dos voces turbias. Podía oírlas atravesando la ventisca.

“¡GOROGB!”

“¡GBG! ¡GOOBG!”

¡── Goblins!

Al ver a un solo aventurero y a una muchacha los goblins sienten que ya han ganado.

Se aproximan hirviendo en lujuria con rostros distorsionados por el regocijo.

A los ojos de la Vaquera, son seres repulsivos y parece ser suficiente para que ella deje escapar un grito.

Inesperadamente ella sintió que algo tibio se extendía desde la mitad inferior de su cuerpo y ella no supo qué hacer.

Pero no fue así para él.

“¡Tres!”

Mientras sostenía la mano de la Vaquera balanceo el mazo desde lo alto de cabeza hacia abajo, dejando como resultado un profundo hueco.

Los goblins y los humanos son físicamente diferentes. Hay una gran diferencia entre la longitud de sus brazos y piernas.

“¿¡ !?”

Sin poder cubrir la distancia que los separaba la cabeza del goblin fue pulverizada y su materia gris salió esparcida.

El cadáver se desplomo mientras era cubierto inmediatamente por la ventisca.

En compensación, el mazo en la mano de Goblin Slayer también fue despedazado. Los huesos son bastante frágiles.

“¡GGBBGRO!”

Al percibir la situación, el goblin elevó su sonrisa.

Su oponente ya no tenía armas. Había ganado. Iba a asesinarlo ── no, ¡a la muchacha frente a él la iba a……!

“¿¡ !?”

Pero eso no pasó.

Goblin Slayer tomó el extremo del hueso roto y sin vacilar lo clavó en el ojo del goblin.

El afilado fragmento de hueso penetro en el suave globo ocular y la delgada cavidad encefálica, revolviendo el cerebro del goblin.

Fue una muerte inmediata.

El goblin cayo dando una voltereta en el campo nevado y permaneció en el suelo convulsionándose.

Él inmediatamente aplasto la mano de ese cadáver, tomo la espada y ajusto su respiración.

“¿Podemos irnos?”

“…… Está, bien…… Tal vez.” La Vaquera no entendía qué estaba bien. Solo entendía que su rostro y apariencia se volvieron terriblemente miserables.

“Vamos.” Él debería haberlo notado, pero no dijo nada.

── Quizás, le preocupaba.

La Vaquera dijo “Sí” con una voz que parecía que iba a desaparecer y volvió a tomar su mano.

No podía pensar en soltar esa mano. Parecía que así había sido desde hacía mucho, mucho tiempo.

“¡¡GOROBG!!”

De nuevo se oyó un terrible grito. Él debía de haberlo notado desde hace algún tiempo.

Tirando de la mano de la Vaquera agito la espada sin vacilar tumbando a los enemigos que se camuflaban en la nieve.

Una cosa oscura cayó repentinamente dentro de la blanca nieve.

“¿¡GOROBOGO!?”

Gritos turbios ── no eran de una persona. Eran horribles y distorsionados, era la voz de un goblin.

Camuflado por el viento que soplaba violentamente, un goblin se movía y agitaba las manos. Una espada desenvainada recorrió el aire helado.

Se elevó una voz de dolor, y luego no se volvió a oír nada.

──── No.

Había una sombra que avanzaba casualmente sobre la nieve.

Era un aventurero.

Tenía un casco de metal de aspecto barato y una armadura de cuero ligeramente sucia. Un aventurero que tenía un pequeño escudo redondo atado al brazo y sostenía una espada de una extraña longitud.

Con su cuerpo teñido de rojo y blanco debido a los chorros de sangre y la nieve, el hombre que acaba de arrebatar una vida dice calmadamente.

“Cinco.”

Misericordiosa y despiadada, la hermosa nieve bailarina ya ha cubierto los cadáveres de los fallecidos.

No, tal vez la blanca nieve es solo hermosa y por eso está cubriendo el mundo.

Publicidad M-M1

En cualquier caso, el cadáver recién creado inmediatamente fue cubierto por un velo de nieve.

Como sea, mientras viva, para él un goblin muerto es algo trivial.

Caminando en silencio bajo la nevada mientras se mantenía alerta del entorno, él dijo en voz baja.

“Vamos.”

“S-sí…………”

La voz que respondió fue débil y temblorosa.

La chica, que desesperadamente lo seguía por detrás, continuó tras poner una cara pálida.

“¿E-estás bien…………?”

“No hay problema.” Respondió él, pensó un poco, y como si hubiera recordado algo añadió. “Estoy bien y los alrededores también.”

“Ya… veo……”

“¿Tú estás bien?”

Es una situación en la que no hay forma de relajarse. Pero aun así, ella forzosamente relajo sus tiesas mejillas.

No se parece al tipo de sonrisa que ella pondría habitualmente.

“Sí, estoy bien………… Tranquilo.”

Él asintió, bajó su cintura y comenzó a caminar sin dudarlo. Ella lo siguió cojeando detrás.

La joven, vigilando constantemente el entorno, no pudo ocultar su miedo.

Ella de pronto se tropezó con una madera a sus pies, se sorprendió y se estremeció.

Había árboles podridos bajo la nieve por todos lados. También piedras. Probablemente también huesos humanos.

Aquí había una aldea… hace mucho, mucho tiempo.

No es la aldea donde él y ella vivían.

Aquella aldea ya se ha vuelto un terreno baldío y se está construyendo un centro de entrenamiento sobre ella.

Es común que las aldeas sean destruidas. Por goblins, por epidemias, por dragones.

Publicidad M-AB

Él lo sabía. Ella también lo sabía.

Él lo entendía, pero ella aun no lo había experimentado.

El sonido del viento y la tormenta de nieve se mezclaron, y las risas vulgares de los goblins resonaban.

Gracias a eso── Ahora, ella finalmente comprendió lo que significaba entrar en el dominio de los goblins.

Goblin Slayer Volumen 9 Capítulo 1 Parte 4 Novela Ligera

5 5 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
5 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios