Assassins Pride (NL)

Volumen 1

Lección 03: Lo que Significa Vigilar

Parte 7

 

 

Desde los asientos para espectadores grandes ovaciones estallaron. Esa victoria absoluta que Elise había logrado por sí sola, era la muestra heroica que todo el público parecía estar esperando. Cuando Elise levantó su espada a lo alto e hizo que la luz se reflejara en la punta como para hacer un llamamiento, enormes aclamaciones se hincharon aún más.

La Ojou-sama y la sirvienta que estaban sentadas a la derecha de Kufa, ampliaron sus ojos con sorpresa ante tal actitud heroica.

–¡Hawaa…! Como se esperaba de Elise-sama, ¿¡No es asi!?

–S-Sí. Ciertamente fue magnifico, pero…

De alguna manera, siento que no se parece a Elly—

La voz de Melida quien murmuraba así, opacada por las abrumadoras voces de ánimo, no llego a ninguna parte. Con el entusiasmo sin señales de detenerse, Kufa puso un dedo en su mentón y pensó.

Como esperaba, eso supera el nivel en el que la actual Melida-sama puede hacer algo. Por ejemplo, incluso si elevara hasta el 100% su Tasa de Caos, no podría atravesar la defensa absoluta de Elise-sama. Y en el caso de que perdiera en un enfrentamiento directo, ¿Cómo lo juzgaría el Cliente…?

–¡La encontré! Melida-san, ¿Tienes un momento?

En ese momento, desde la parte trasera de los asientos para espectadores, llego una voz.

Al voltearse, cuatro estudiantes de primer año de Saint Frideswide estaban allí alineadas. A la cabeza, estaba la líder de la Unidad a la que Melida estaba perteneciendo por esta vez, la chica llamada Yuffie.

–Lo siento por interrumpirte en medio de tu comida. Lo de ahora, lo viste, ¿Cierto?

Enviando su mirada en dirección a la arena sobre el lago. Las otras tres miembros de la Unidad también tenían un aspecto intranquilo.

Eso también era natural. Porque su Unidad, incluyendo a Melida, en el siguiente enfrentamiento tendrían que ser oponentes de Elise.

–Vamos a tener una reunión, pero si está bien contigo, me preguntaba si también podrías participar, Melida-san.

–¿Eh? ¿T-También yo? ¿Están bien con eso…?

Los hombros de Melida saltaron y nerviosamente cambiaba su mirada entre el rostro de Kufa, las miembros de su Unidad y el sándwich en su mano. Kufa sonrió sin pensarlo y le dio una mirada a Emy, ella le regresó un asentimiento con una sonrisa y cerró la tapa de la canasta.

–Yo las acompañaré. ¿Vamos, Ojou-sama?

–C-Cierto. Sensei, me voy.

Melida se puso de pie con una actitud ligera y se unió al círculo de miembros de la Unidad. Kufa la vio partir mientras se iba caminando hacia el otro lado de la ola de personas acompañada por Emy, mientras sacudía un poco su mano.

Así, cuando sus espaldas desaparecieron, con un “Y ahora”, llamó a la persona en asiento en el lado contrario.

–¿Qué te ocurre, Rosetti-san? ¿No estas feliz con la actuación de tu discípula?

–…

La siempre ruidosa chica de pelirroja, solo miraba la arena con un rostro difícil. En la pequeña isla sobre el lago, Elise continuaba su apelación a la audiencia y los miembros de su Unidad, desde un lugar un poco distante, lanzaban miradas incomodas.

Rosetti, con una sensación de que ya no podía aguantar más, suspiró.

–Ciertamente estoy orgullosa, pero siento como si una parte mala mía también se la pasé sin querer, ¿Sabes?

–¿Parte mala?

–… No puedo trabajar en equipo.

Diciendo eso, Rosetti guardó silencio. Kufa también cerró su boca y regresó su mirada hacia la arena. Cuando lo hizo, con el ímpetu de un chihuahua, Rosetti rugió.

–¡Ya que claramente tengo ese aire de “Estoy preocupada”, deberías preguntarme por los detalles!

–Aah, eres una persona fastidiosa, ¿Sabes? Si quieres algún consejo solo dilo.

La ruidosa chica chihuahua gruñendo, finalmente comenzó a hablar con un tono malhumorado.

–… Para ser honesta, al principio no tenía pensado tomar este trabajo, ¿Sabes? Aunque diga eso, no es que me desagrade, recientemente me siento un poco deprimida. A mi aun me falta mucho y eso desde algún momento me ha estado preocupando un poco, me hace preguntarme si estoy en condición de enseñarle algo a alguien.

Gracias ٩(^ᴗ^)۶

–Si lo dices así, tu <Estado> desde hace varios meses hasta ahora no se ha aumentado mucho, ¿No?

–Cierto—Espera, de alguna manera sabes muchos detalles sobre mí, ¿No?

Ya que lo estaban mirando de frente, Kufa la despistó con una tos.

–Gajes del oficio—¿Y entonces?

–Ah, sí, y entonces, el origen de mi depresión también la sabes, ¿No es asi? La razón es que cuando entré a la Legión Crest, tuve que luchar en equipo y no sola después de todo. Hasta ahora yo, ya sea en los entrenamientos o torneos, siempre estuve sola. Al salir al campo de batalla, todos los que me rodeaban son enemigos. A los oponentes que se reflejan en mis ojos, a todos, debo atacarlos consistentemente. Pero cuando peleas en Unidades no es así.

Kufa asintió en silencio.

Assassins Pride Volumen 1 Capítulo 3 Parte 7 Novela Ligera

 

Como premisa, los Licántropos quienes eran el enemigo natural de la humanidad poseían grandes números y eran más fuertes que los humanos. Por esa razón el Gremio ejecutaba rigurosamente maniobras conjuntas, por medio de Unidades y Legiones.

Sin embargo, Rosetti, mientras que había ascendido a Noble por sí misma, originalmente era alguien del distrito de clase baja. Siendo predispuesta por esa experiencia, no pudo asistir a una escuela de formación para <Usuarios de Mana>.

Gracias ヽ(*≧ω≦)ノ

Naturalmente, sin alguien con quien formar una Unidad, solicitó su inscripción como una Unidad en solitario en el torneo unificado de academias, el más grande torneo de artes marciales para caballeros aprendices. Existía una anécdota que decía que logró una prodigiosa victoria en solitario.

Su valerosa figura quien ejecutó una gran lucha contra un gran número, incluso ahora era tema de conversación en el ámbito social.

–En la misión anterior a esta, en el momento en que salí hacia una batalla real… por error, ataqué a uno de mis aliados. No tuvo grandes heridas, pero no por esto está bien, ¿No? La verdad es que este trabajo actual, también puede tomarse como un castigo por eso.

–¿Es así?

–El líder de la Unidad me regañó con, “A ti ahora, no puedo confiarte mi espalda. Ve a estudiar desde el principio.”—Pero, ¿No piensas que es cruel? A pesar de que hasta ahora na~die quiso formar una Unidad conmigo, al entrar al Gremio, esta vez me dicen que es inútil porque no formé una Unidad~ ¡Eso no es por mi culpa!

–Tus superiores tampoco tienen la culpa, ¿Sabes?

–¡Lo sé, pero…!

Gracias ヾ(*⌒ヮ⌒*)ゞ

Su gesto al fruncir los labios, similar a Melida, era completamente como la de un niño pequeño.

–Al principio aun así me divertí un poco, pero—Elise-sama, justo como viste, ¿En que está pensando? ¿Qué piensa sobre mí? No lo entiendo bien. Yo, me pregunto si realmente soy adecuada para ser la tutora de esa chica. ¿Qué hago si piensa que soy una tutora inútil…?

–Ya veo. En cualquier área de trabajo hay problemas, ¿No?

Cuando empatizó con sus sentimientos, Rosetti, como un pez mordiendo el anzuelo, se dió la vuelta.

–… ¡Hey! ¡A pesar de todo, vamos a llevarnos bien! ¡Vamos a compartir nuestro sufrimiento!

–Me niego.

Gracias ٩(^ᴗ^)۶

–¿¡Eeeeeeh!? ¿¡Por qué!?

Ajeno a Rosetti quien estaba intolerablemente insatisfecha, Kufa mantuvo su rostro fresco hasta el final. Era lamentable, pero tambien estaba apuntando a que Melida fuera la más fuerte de esta generación con seriedad. No tenían el tiempo para estar haciendo amistad con su principal competidor.

En primer lugar, si lo pensaba bien, el que Kufa estuviera hablando con la tutora privada de la Casa secundaria de esa manera, desde el punto de vista del cliente, seguramente no sería una escena muy divertida.

Dándose cuenta ahora de eso, Kufa lanzó una mirada hacia el asiento de nobles en la parte posterior. Y entonces, frunció el ceño.

–¿No está…?

En ese lugar en el que deberían haber estado claramente hasta el primer enfrentamiento, las figuras de Sir Modrew y Felgus, ya no estaban. Felgus era un hombre muy ocupado. Era posible que se retirara con solo mostrar su rostro ligeramente y ver el primer enfrentamiento de Melida.

Sin embargo, sir Modrew era diferente. Él, quien estaba haciendo circular su astucia hacia los alrededores de Melida, ¿Se marchó olvidando los enfrentamientos restantes de Melida?

Recordando el momento en que se encontró con Felgus antes, la sensación de peligro relacionada a la Clase de Melida hizo que Kufa se levantara de su asiento. Al hacerlo, sintió que su manga fue agarrada desde un lado.

–¿Eh…? ¿A dónde vas?

Era Rosetti. La mirada hacia arriba llena de dependencia que le enviaba, estaba transmitiendo elocuentemente un “No me dejes sola”. Kufa, mientras suspiraba, colocó con naturalidad su mano sobre su cabeza.

–Regreso de inmediato. Y Emy-san también.

Dejando a Rosetti quien sujetaba su cabeza acariciada, Kufa se dió la vuelta.

Ok, son necesarios movimientos rápidos.

Kufa ocultó su presencia como para no ser percibido por la audiencia y con movimientos flexibles como los de una pantera, comenzó a buscar dentro del coliseo. Saliendo hacia una entrada lateral desde los asientos para los espectadores, por el frente de la sala de espera en la que muchas estudiantes se apretujaban, desde la puerta de ingreso sin ninguna presencia humana hacia la puerta de salida—

En la sombra de un edificio donde la luz de las lámparas a gas no llegaba, el dobladillo de un abrigo que recordaba haber visto se estaba agitando.

–… Esa chica… viste… su…

–¿Sin embargo… no… asesino…?

Parecía estar hablando con alguien. A causa de las aclamaciones que se escuchaban desde la arena y por sus bajas voces, no podía escucharlos bien.

¿Debo acercarme más?

Kufa dió un paso—y entonces se quedó rígido.

— —

Frente a sus ojos, alguien había preparado una red de alerta. Si se acercaba más, notarían su presencia.

¿Quién es? ¿Acaso la persona que habla con sir Modrew es…?

Mientras Kufa aumentaba su prudencia, ocultó su cuerpo tras la pared y buscó la presencia de su oponente. Las técnicas para hacer esto, eran una de las especialidades de la Clase <Samurái>. Expandiendo su área sensorial casi como si extendiera raíces, como para no hacer contacto con la red de alerta del enemigo, con una delicadeza como si pasara por el ojo de una aguja, iba extendiendo las manos de su conciencia. Llegando hasta la espalda de Modrew quien parecía un árbol seco y a la existencia dentro de la oscuridad que estaba del otro lado de este, justo antes de que le pudiera revelar su identidad—

Desde la salida, las estudiantes que habían terminado sus enfrentamientos salieron desbordándose. Antes de que se diera cuenta, los 15 minutos del torneo parecían haber transcurrido. Una gran cacofonía estalló hacia el pasillo que debería estar abandonado y la presencia enigmática que estaba a punto de capturar, se escapó desde sus dedos.

Para rematar, algunas estudiantes notaron la existencia de Kufa.

–¡Ara! ¿No es el tutor de Melida-sama?

–¡Es verdad! ¡Es Kufa-sama…! ¿Qué estará haciendo?

Gracias ٩(^ᴗ^)۶

Las chicas que sudaban sanamente se agolparon hacia Kufa quien estaba pegado a la pared en una extraña posición. Siendo un empleado de la Casa del Duque, además de ser un hombre joven, lo que era extraño en Saint Frideswide, Kufa se había vuelto famoso entre todas las estudiantes de primer año.

–¡Sensei, quiero que me dé lecciones a mí también sin falta!

–Como se esperaba, es gracias a tu guía que Melida-sama se volvió así de fuerte, ¿No es así?

–¡Más importante que eso Sensei, por favor ven a mi fiesta del té!

–O-Ojou-samas, me temo que…

Cuando Kufa intentaba explicarse, las chicas de 13 años que lo rodeaban, sonrieron.

–“ “ “ “ “¡Kufa-sama, tu rostro esta rojo!” ” ” ” ”

E-Estas mocosas.

Como diciendo que la figura de Kufa quien tensaba sus labios era interesante, las estudiantes se reían entre sí. Las chicas que se habían reunido en un grupo, después de eso fueron despiadadas. Incluso Kufa quien era un experto en cien batallas, estaba siendo tratado completamente como un juguete.

Desviando su mirada con una mezcla de resignación… Kufa, “Haa”, dejó caer sus hombros.

En ese momento, sin siquiera tener que decirlo, Modrew y la existencia enigmática, habían desaparecido repentinamente en la oscuridad.

***

 

 

Después de eso, el primer y segundo enfrentamiento de segundo año y el primer y segundo enfrentamiento de tercer año terminaron, y finalmente el tercer enfrentamiento de primer año donde las Unidades de Melida y Elise se enfrentarían abrió sus cortinas.

Gracias ヾ(*⌒ヮ⌒*)ゞ

Sin embargo, en conclusión—sin que Kufa alcanzara siquiera a preocuparse, ese mismo enfrentamiento se decidió en casi diez segundos. Sin mencionar un enfrentamiento directo entre Melida y Elise, en medio del enfrentamiento prácticamente ni siquiera chocaron las armas.

Justo después del inicio, Yuffie quien esta vez había incluido a Melida en su estrategia dió la señal e hizo marchar a cada una de sus miembros. Por otro lado, midiendo el momento en que lo miembros enemigos se dispersaron, Elise, se precipitó ignorando la estrategia de su propia Unidad. Sin importarle las interferencias u obstáculos, atravesó el campo de batalla en línea recta y en un parpadeo chocó contra Yuffie, la líder de la Unidad enemiga.

Acabando con ella con un ligero movimiento de su espada y con esa misma velocidad, suprimió el gran candelabro. El ganador fue decidido mientras que los espectadores aún estaban hirviendo por el inicio del enfrentamiento. Sin poder seguir el evento demasiado repentino, Melida y por supuesto las otras siete participantes también, solo pudieron mirar estupefactas.

Y entonces Elise, instituyendo el registro de victoria más corto en el torneo con treinta segundos, otra vez fue envuelta por grandes ovaciones que llenaron el interior del coliseo.

 

 

 

 


ELISE ANGEL

CLASE: <PALADIN>

HP: 756
MP: 80
Poder de Ataque: 68
Poder Defensivo: 76
Agilidad: 67
Apoyo en Ataque: 0-25%
Apoyo en Defensa: 0-50%
Presión de Pensamiento: 10%

HABILIDAD PRINCIPAL / ARTES: BENDICIÓN NV. 2 / HORNO AMPLIFICADOR NV. 1 / CONTRA MALDICIONES NV. 1 / SOL BRANDIS / LIPATRONA

VALORACIÓN GENERAL —– [1 – B]


<PALADIN>: Clase todo poderosa que se enorgullece de un alto nivel en todo, ya sea su propio poder de combate o habilidades de apoyo hacia sus aliados. Gracias a albergar la habilidad <Bendición> que es única entre todas las clases, sus artes para batallas continuas es inigualable. Como su efecto regenera gradualmente el HP y el MP perdido incluso de sus aliados, si hay un Paladín, el poder general de la unidad se aumenta de golpe.

APTITUD:
Ataque: A     Defensa: S     Agilidad: A
Artes Especiales: —
Apoyo en Ataque: B     Apoyo en Defensa: S


Deja un Comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificarme